Archive for the 'Integrantes de la barra' Category

27
sep
12

2 Borrachos ayer y hoy

21
ene
12

Cabeza de Turco

En un hecho ajeno al fútbol, fue asesinado Martín Stambuli, líder de la Banda del Oeste de River.

Una vida de barra. Así podría definirse la existencia de Sergio Martín Stambuli, el Turco del Oeste, que de sus 33 años pasó casi 15 como líder de una de las bandas más peligrosas de Los Borrachos del Talbón: la del Oeste, que agrupa a la gente de Ciudadela, de donde él era, Morón, Merlo y toda la franja del tren Sarmiento del Conurbano. Paradójicamente, su vida terminó en un hecho violento no vinculado a la tribuna: fue asesinado cuando buscaba cobrar una deuda por un negocio poco claro que tenía en la zona de Luján. Hasta allí había ido con Mariano Teha, un amigo suyo al que la Policía lo sindica como un hombre de temer. De hecho, ambos eran socios en actividades que muchos no dudan en calificar como no santas.

Stambuli había ingresado a la barra a fines de los 90 y sumó su grupo al de Rousseau y Schlenker cuando éstos le ganaron la tribuna al Zapatero Rodríguez y el Monito Saldivia. La convivencia duró algo más de dos años: la ambición del Turco de llegar a la cima terminó con una guerra en Parque Saavedra, de donde se fue derrotado. Ahí afincó sus petates en All Boys y en el Registro Nacional de las Personas, segundo hogar de muchos barras de River y al que ingresó por un ex ministro con poder durante la presidencia de Duhalde.

Cuando la barra volvió a dividirse tras el crimen de Gonzalo Acro, quiso regresar. Y se puso otra vez a la cabeza del Oeste. Sin banca de la dirigencia ni en la Federal y la política, que jugaron para la otra facción, largó una guerra de guerrillas. Así produjo innumerables hechos de violencia y consiguió en diciembre de 2010 instalar por un partido a su grupo en la tribuna, en la cancha de Lanús. Fue la única. Después volvió a quedar afuera aunque sin darse por vencido y aún con derecho de admisión, siguió la guerra a los tiros. Y uno de ellos, por otros motivos, terminó ayer con una vida de violencia.

 

fuente: olé
20
ene
12

Quién era “El Turco del Oeste”

Sergio Stambuli lideraba el sector de Fuerte Apache, el mismo que quería quedarse con el control de la popular del “Millonario”. Antes fue ladero de Alan Schlenker y Adrián Rousseau. Tras la muerte de Gonzalo Acro, tomó poder por su propia cuenta. Y, al igual que otros integrantes de “Los Borrachos”, supo tener un trabajo en el Registro Nacional de las Personas (RENAPER).

“Stambuli venía trabajando desde la época de (Carlos) Corach en el RENAPER, desde el menemismo”, cuenta Juan Manuel Lugones, coordinador del Movimiento Fútbol en Paz en Argentina, en una charla con 442. En 2004, Lugones denunció que tanto el “Turco del Oeste” como otros barras de River trabajaban dentro de ese organismo del Estado y aseguró que Aníbal Fernández tenía conocimiento de ello, algo de lo que tuvo que retractarse tras una querella del entonces ministro del Interior.

“Yo había dicho que Aníbal Fernández sabía que trabajaba ahí, él era el ministro que avalaba los contratos”, explicó Lugones, quien reconoció que tuvo que ensayar un “pedido de disculpas” al actual senador y presidente del club Quilmes.

Según el abogado, que suele representar a familiares de víctimas de las violencia en el fútbol, “había un grupo muy grande de Los Borrachos del Tablón en el RENAPER” y dice que incluso llegaron a tener un director en el organismo.”Todos ellos estaban sostenidos por el gremio UPCN”, asegura. De hecho, otro de los barras de River que trabajaba en ese lugar era Carlos El Negro López, histórico delegado de la Unión del Personal Civil de la Nación (UPCN).

A López lo echaron en 2007, cuando se comprobó que había utilizado un auto oficial del RENAPER para ayudar a escapar al grupo de Rousseau tras la emboscada a los de Alan Schlenker en el playón del Monumental, tras aquel partido con Independiente.

Lugones recuerda que los barrabravas millonarios una vez enfrentaron a sus “pares” de Nueva Chicago -otra de las barras que “suenan” por estos días- dentro del organismo: “Cuando Chicago estaba en Primera, hubo una batalla sobre Figueroa Alcorta y dejaron a uno de River medio muerto; después la batalla siguió adentro del RENAPER”.

Al “Turco del Oeste”, como se lo conocía en las tribunas de River a Sergio Martín Stambuli, hallado hoy en un zanjón con un balazo en la cabeza, se le terminó temprano su carrera como barrabrava. Pero en poco tiempo llegó a comandar a la banda de Fuerte Apache, parte del ejército de “Los Borrachos del Tablón”, respondiendo igualmente ante otros jefes, entre ellos Alan Schlenker y Adrián Rousseau.

Ciudadela y los alrededores de Fuerte Apache fueron sus dominios, pero en el universo tribunero riverplatense siempre tuvo superiores.

Cuando en 2002 la barra dirimía a modo de la “Guerra Fría” quién o quiénes iban a ser sus jefes, desde la tercera línea Alan Schlenker y Adrián Rousseau, conocidos como “la Banda de los Patovicas”, de clase alta y residentes en Belgrano, midieron fuerzas en Rosario y se impusieron al grupo del “Monito” Albino Saldivia y Alejandro Flores, alias “El Zapatero”.

Allí fue cuando Stambuli se alió como dominador de Fuerte Apache, siendo lugarteniente de los nuevos jefes tribuneros. Fueron tiempos en que el barra se sintió con dominios; hasta se asegura que junto a Rousseau comandaron en 2004 una paliza a un grupo de pungas en la popular riverplatense.

Pero el tiempo de disputas entre los Patovicas, que incluyó el asesinato de Gonzalo Acro en 2007 -y por el cual los hermanos Alan y William Schlenker fueron condenados a prisión perpetua pendiente de confirmación-, volvió a erosionar la verticalidad tribunera.

Fue así como Rousseau terminó echando a Stambuli, que se quedó con el dominio de la porción de hinchas de Fuerte Apache.

Pero en la zona oeste empezó a dominar otro hombre, Martín Araujo, alias “Martín de Ramos”, procesado en la causa por amenazas al árbitro Sergio Pezzotta el día del descenso de River a la B.

Stambuli, el “Turco del Oeste”

Martín Stambuli Laborda, alias “El Turco del Oeste”, llegó a comandar la vieja “Banda del Oeste”, una facción de la barra brava de River. Líder de los hinchas millonarios de la zona de Fuerte Apache, en un principio fue parte de “Los Borrachos del Tablón”, donde siempre estuvo subordinado ante otros jefes, entre ellos Alan Schlenker y Adrián Rousseau. Y, al igual que otros integrantes de “Los Borrachos”, supo tener un trabajo en el Registro Nacional de las Personas (RENAPER).

“Stambuli venía trabajando desde la época de (Carlos) Corach en el RENAPER, desde el menemismo”, cuenta Juan Manuel Lugones, coordinador del Movimiento Fútbol en Paz en Argentina, en una charla con 442. En 2004, Lugones denunció que tanto el “Turco del Oeste” como otros barras de River trabajaban dentro de ese organismo del Estado y aseguró que Aníbal Fernández tenía conocimiento de ello, algo de lo que tuvo que retractarse tras una querella del entonces ministro del Interior.

“Yo había dicho que Aníbal Fernández sabía que trabajaba ahí, él era el ministro que avalaba los contratos”, explicó Lugones, quien reconoció que tuvo que ensayar un “pedido de disculpas” al actual senador y presidente del club Quilmes.

Según el abogado, que suele representar a familiares de víctimas de las violencia en el fútbol, “había un grupo muy grande de Los Borrachos del Tablón en el RENAPER” y dice que incluso llegaron a tener un director en el organismo.”Todos ellos estaban sostenidos por el gremio UPCN”, asegura. De hecho, otro de los barras de River que trabajaba en ese lugar era Carlos El Negro López, histórico delegado de la Unión del Personal Civil de la Nación (UPCN).

A López lo echaron en 2007, cuando se comprobó que había utilizado un auto oficial del RENAPER para ayudar a escapar al grupo de Rousseau tras la emboscada a los de Alan Schlenker en el playón del Monumental, tras aquel partido con Independiente.

Lugones recuerda que los barrabravas millonarios una vez enfrentaron a sus “pares” de Nueva Chicago -otra de las barras que “suenan” por estos días- dentro del organismo: “Cuando Chicago estaba en Primera, hubo una batalla sobre Figueroa Alcorta y dejaron a uno de River medio muerto; después la batalla siguió adentro del RENAPER”.

Eso fue en 2002, cuando la barra del club de Nuñez dirimía quién o quiénes iban a ser sus jefes. En aquel entonces, Schlenker y Rousseau, conocidos como la banda de “Los Patovicas”, de clase alta y residentes en Belgrano, midieron fuerzas en Rosario y se impusieron al grupo del “Monito” Albino Saldivia y Alejandro Flores, alias “El Zapatero”.  Allí fue cuando Stambuli se alió como dominador de Fuerte Apache, pero a su vez lugarteniente de los nuevos jefes tribuneros.

Pero el asesinato de Gonzalo Acro en 2007, por el cual los hermanos Alan y William Schlenker están con una condena a prisión perpetua pendiente de confirmación, volvió a erosionar la verticalidad tribunera. Rousseau terminó echando a Stambuli, que se quedó con el dominio de la porción de hinchas de Fuerte Apache.

En la zona oeste empezó a dominar otro hombre, Martín Araujo, alias “Martín de Ramos”, procesado en la causa por amenazas al árbitro Sergio Pezzota el día del descenso de River a la B.  Esta nueva “Banda del Oeste” terminó desplazando a la de Stambuli, que prometió volver con todo.

La interna de la barra tuvo capítulos para destacar durante 2011 y el “Turco del Oeste” fue protagonista en algunos de ellos. En marzo, luego de un cruce de agresiones mutuas con otro grupo, a Stambuli le balearon la casa. Después, lo emboscaron en Ciudadela y le pegaron dos tiros, uno en cada pierna.

Un par de meses después, Sergio Ferreyra, ex barra brava devenido en representante de jugadores y presuntamente vinculado a Stambuli, fue apuñalado en la puerta del estadio Monumental. “No vengas más al club porque te vamos a matar igual que a tu amigo, el Turco del Oeste“, contó Ferreyra que le dijeron los agresores, entre los que estaban “Caverna” Godoy y Martín Araujo.

Al parecer, lo acusaban de haberse juntado con Stambuli y de haber filtrado la reunión que algunos barras habían tenido con Facundo Moyano, en la cual “Los Borrachos del Tablón” habrían acordado sumarse a los actos de la Juventud Sindical.

Ferreyra negó una reunión con “El Turco” y aseguró que ese día se había juntado con el “Pato” Turnes, hermano del vicepresidente de River. Y reveló parte del contenido de la charla que ambos mantuvieron: “Me dijo que el Turco les estaba haciendo piquetes en la puerta y que por su culpa le estaban investigando las cuentas a él y a su hermano. Y que si yo lo paraba me conectaban con alguien que manejaba entradas…, ahí me cuenta también el lío por la reunión con Moyano. Raro, ¿no?”.

En abril del año pasado, unos 200 integrantes de la “Banda del Oeste” bloquearon los accesos al club sobre la avenida Figueroa Alcorta, en un banderazo para reclamar que se les levantara el derecho de admisión que les impedía ingresar los días de partido al Monumental. Allí, hicieron volar panfletos y ataron banderas en contra de la Comisión Directiva de Daniel Passarella. “Fuera de River gente de Aguilar como Adrián Rousseau y Diego Turnes” y “Adrián Rousseau y Diego Turnes S.A. Passarella abrí los ojos”, acusaban.

“Detrás de lo que pasó hay una cuestión política. Algún muchachito que dice querer mucho al club, en verdad me quiere perjudicar. Nosotros ponemos las entradas a la venta para todo el público”, respondió Passarella en aquel entonces. Ocho días después, “La Banda del Oeste” volvió al Monumental con su protesta, pero esta vez cantaron a favor del Kaiser y centraron sus acusaciones contra Rousseau y Turnes.

El día que el “Turco del Oeste” se enfrentó a “La 12″

El “Turco del Oeste” era un reconocido barra de River que siempre pujó por manejar la hinchada del “Millonario” y estaba presente cada vez que se generaba un combate con otras hinchadas.

En el recordado enfrentamiento del 2002 en Mar del Plata, Sergio Stambuli tomó la lanza con “Líder” del Oeste para enfrentarse con “La 12″ mano a mano. Sin embargo, el resto de la barra decidió atacar por arriba y se encontraron los dos solos rodeados de hinchas de Boca, por lo que después de tirar un par de piñas no tuvo más remedio que tirarse a la fosa.

Pasado un rato, el “Turco” volvió a la tribuna todo mojado y con un cuchillo para hacerle frente a la hinchada, pero el combate ya era mano a mano entre las dos barras en el playón.

Stambuli siempre quiso hacerse cargo de la barra, pero lo mantuvieron en un segundo plano al considerarlo muy violento y poco estratega. Inclusive dentro de “La Banda del Oeste” quienes tenían el poder eran Cristian y Martín de Ramos. El Turco había entrado a la hinchada principios de los ’90 siendo un adolescente cuando el Diariero y ‘Luisito’ manejaban los hilos de los Borrachos del Tablón.

fuente: infobae.com, 442, ambito.com
15
dic
10

Ricardo Richard El Gordo Gerino

Ricardo Diego Gerino tenía pensado ir ayer a la cancha de Lanús a ver ganar a su River. Diez días atrás, el sábado 4, había viajado a Santa Fe con la fracción de la barra que lleva el pomposo nombre de “200 guerreros”, que intenta tomar el control de la tribuna que perdió hace tres largos años en manos del grupo denominado “la banda oficial”, cuyos líderes son Martín Araujo y Eduardo, alias Joe, este último con vínculos cercanos al gobierno a través de su relación con el dirigente Federico Saravia, y por haber hecho toda su militancia en la Unidad Básica de Las Cañitas, que responde al secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno. Pero aquel sábado 4 no tuvo suerte: la policía santafesina detuvo al grupo y no lo dejó llegar, para evitar un choque entre ambos bandos. Y ayer tampoco pudo decir presente en la popular: el domingo se enteró que Alejandro Rivaud, un ex agente de Conductas Delictivas de la Federal, lo identificó en la comisaría 36 participando de los incidentes ocurridos en el Parque Indoamericano y decidió refugiarse en la casa de un amigo en Flores Sur , esperando a ver hasta qué punto se complicaba su situación. Al cierre de esta edición, no estaba imputado de delito alguno en la causa 48.328/2010 que lleva el juez Eliseo Otero, donde se investiga lo ocurrido.

¿Qué hacía Gerino allí? Richard es un hombre de la zona. Se crió en Soldati y si bien desde hace varios años vive a una cuadra de la plaza Misericordia, en el corazón de Flores, parte de su familia sigue habitando los monoblocks cercanos al Indoamericano.

Tatuador de profesión (trabajó en un local de una galería de Santa Fe al 1700 hasta que puso su negocio propio en una galería sobre la avenida Rivadavia), tiene relación estrecha con la barra de Huracán, ya que parte de esta forma a su vez la barra de Deportivo Español y como en un juego de muñecas rusas, parte de esta integra el grupo “la banda del Oeste”, de la barra de River. Todo estos pesados del fútbol sumados a un grupo de La Doce con asiento en Lugano, dominan territorialmente los negocios poco santos de la zona y arman torneos de fútbol 11 en el Indoamericano los fines de semana, que dejan una suculenta ganancia, ya que cada equipo debe oblar 250 pesos por participar y además tienen como otra fuente de ingreso el expendio de comidas y bebidas en dichas jornadas. Una fuente que conoce los movimientos de los barras asegura que uno de los implicados confesó sobre el por qué de la agresión a los ocupantes del Parque que “ son ellos o nosotros.

Si los dejamos crecer, en tres meses son competencia para nuestros negocios”. La mayoría de estos, además, tienen vinculación con el gremio Municipal. De hecho, Julio Capella, el barra de Huracán que aparece disparando en las imágenes tomadas por los canales de TV, es empleado de la Obra Social del Gobierno de la Ciudad (entró bajo el gobierno de Jorge Telerman) y fue miembro de la junta electoral de Sutecba, el sindicato municipal que regentea Amadeo Genta. Y su tío es el que tiene verdadero peso en el sindicato.

Acá las responsabilidades políticas comienzan a bifurcarse: Genta es a nivel nacional espada de Hugo Moyano, pero a nivel local hace negocios con quien detente el poder, en este caso el PRO. A su vez, Gerino jugó fuerte en las últimas elecciones de River para Antonio Caselli, el candidato a presidente que perdió con Daniel Pasarella. Antonio es hijo de Cacho Caselli, quien tuvo distintos cargos en el gobierno de Menem, es un nexo entre la Argentina y el Vaticano y hoy es antikirchnerista. ¿Esto dice algo sobre la orientación política de Gerino? Es relativo: los barras trabajan como mercenarios, ofreciéndose al mejor postor. De hecho, en la interna de River el mayor aliado de Gerino es el Turco Martín Stambuli, que lidera a los barras de River de Fuerte Apache y quien hasta hace poco trabajó en el Registro Nacional de las Personas. Porque al igual que Capella, que al mismo tiempo que trabajaba para el municipio era miembro de la ONG de barras kirchneristas Hinchadas Unidas Argentinas, los barras juegan para quien les de impunidad y la posibilidad de desarrollar sus actividades. La utopía de la ideología, es un cuento en el que jamás han abrevado.

 

fuente: clarín
03
nov
10

Analizando a Los Patovicas de Hurlingam

Primero conocidos como La Banda de Hurlingham y ahora como Los Patovicas de Hurlingham, tienen a su principal referente a Alberto Scarinci más conocido como El Tano Beto, que había vuelto a la barra de la mano de Adrián en plena división, llevando a su gente de la zona que los autodenomina. Cuando Adrián dejó de ir a la cancha en forma forzada, quedó como uno de los referentes, hasta La Batalla del Fortín, en la que quedó expuesto y según él fue víctima de una cama del triunvirato, que se había erigido como cabeza de LBDT, para sacarlo del medio.
Desde ese entonces se habla de que quiere volver con todo y hacerse del liderazgo absoluto, cosa que nunca tuvo en LBDT pero sí en la barra del Deportivo Italiano.
Dos de sus laderos principales son Cuqui y Toti. El primero es un viejo integrante de la barra, que ya hace varios años se le aplicó derecho de admisión y había salido escrachado en diarios y revistas, por lo que había dejado de ir a la cancha. Durante la división no tomó partido por ninguno de los dos bandos, ya que tenía buena relación tanto con Adrián como con Alan. Eso fue hasta la batalla en liniers en la que estuvo metido en medio de la gresca, con otro amigo patova también de la barra del Tano, Ariel.
Toti, es líder de una banda de Bella Vista que también se hizo con la barra de Italiano. Muchos dicen que no se anda con chiquitas, a punto tal que lo sindican como quien le puso un arma en la cabeza a Gustavo Britos, delantero de Italiano, cuando su equipo se fue al descenso.El 9/5/10 hubo una cumbre en una Petrobrás de Hurlingham y de ahí fueron todos a comer un asado a Bella Vista donde hubo 150 violentos identificados con los ya nombrados Tano Beto y Cuqui de Haedo, Bin Laden, los barras de KM 30 y los de Flores de Capital. El anfitrión fue Toti, cuya mano derecha era Johny.
Johny es Jonathan Walmeiker, el único herido en la Batalla de la General Paz el 24/5, primer enfrentamiento de los de Hurlingham con una fracción de la barra oficial comandada por Ale de Budge (todavía no está claro quién atacó a quién). Ahora se dice que fue golpeado por sus propios compañeros de bando por buche, lo único que faltaba.
Durante el mundial, Beto lo cagó a palos a Caverna, lo que había originado la supuesta salida de Joe de la barra, cosa que no es cierta ya que los domingos se los ve liderando a los barras en el Monumental.

Durante la semana tienen presencia en varios sectores del club, e inclusive amenazaron a un dirigente de la actual comisión dentro de un club de barrio donde juega el hijo.
El 8/8 vs tigre,  entre 100 y 150 barras del grupo vestidos con una camiseta que rezaba “200 guerreros vuelven”, intentaron entrar al Monumental, pero aunque tenían entradas a algunos les prohibieron la entrada, entonces se retiraron todos al grito de “vamos a volver…”
Se dice que parte de La Banda del Oeste estaría integrada con ellos como para tratar de desbancar del liderazgo a Caverna y a Martin de Ramos, pero nada está confirmado, más cuando la tración está a la vuelta de la esquina.

04
dic
09

Darío Santilli antes y ahora

Darío Santilli 2009

En cuanto al tema de los barras, ¿cómo se puede solucionar?

La violencia es un tema muy complejo. Si bien los clubes tienen una alta responsabilidad, para cambiar necesitamos trabajar todos juntos. Hay que moverse en el ámbito judicial, policial y el de seguridad. Hay veces en que hemos visto operativos con 150 detenidos, a los cuales a la semana siguiente uno los ve de nuevo en la cancha. En ese caso la policía actúa, el club actúa y donde se falla es en lo judicial. Entonces, más allá de la complejidad, hay cosas que se pueden hacer, pero si los clubes apañan, financian, otorgan entradas y todo lo demás, también es muy difícil lograrlo si ves que de este lado tenés un club que convive, financia, integra y estimula.

¿Por qué algunos dirigentes apoyan a los barras?

Hay diversos motivos. Si vos no podés combatirlos estás obligado a negociar. En algunos casos son cómplices los dirigentes y en otros son víctimas. Hay elementos para combatir, lo que se necesita es acompañar esos elementos con reglas de juego claras.

Fuente: eter.com.ar

Darío Santilli en los 80´s

Conocido como  “el Colorado Darío” , paró en los 80 en la barra con mayor protagonismo que su hermano Diego. Se dice que de visitante los trapos se guardaban en su camioneta y las malas lenguas comentan, que pasaba la merca que después se repartían El Diariero, Jirafa y el Chino de Urquiza. Después de meterse en política, nunca más apareció.

15
nov
09

Barras en subte

Kruger no es Freddy, pero sí parece sacado de una película de Quentin Tarantino. Se trata del hermano de Fabián “La Topadora” Kruger, un barrabrava de Boca condenado por coacción agravada. Los trabajadores del subte cuentan que lo atacó a trompadas al delegado Néstor Segovia en una asamblea, lo sacaron a la calle y le pidieron al jefe del taller de Constitución que le diera su pase a otra línea. Ya no está más en la C; lo trasladaron a la H. Julio Valenzuela se desempeña en el taller Canning de la línea D y es integrante de la Banda del Oeste, uno de los grupos en que están divididos Los Borrachos del Tablón de River. Sus compañeros de sector, cuando le preguntan por la UTA, dicen que les contesta: “Me pusieron por algo y no tengo por qué responder”.

(…)

Para leer la nota completa, acá.




Pasaron por el blog desde el 23/8/07:

  • 3,692,638 visitas únicas
septiembre 2014
L M X J V S D
« ago    
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
2930  

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.