Archive for the 'La interna' Category



27
nov
14

Cinco…bertura

Héctor Caverna Godoy sigue siendo socio pleno y le vendieron una popu a su nombre.

La Policía cree haber identificado en los videos de la batalla a cinco capos de la disidente. Por ahora los acusan de delitos excarcelables.

De funcionar, cinco cámaras debían haber tomado la saga de terror del ataque de la facción disidente de Los Borrachos del Tablón contra la barra oficial. Pero tres no funcionaban. No importa: con las dos restantes y un trabajo de hormiga, los técnicos de la Policía Federal identificaron, o al menos eso creen, a cinco capos de los que quieren recuperar la tribuna. Y le enviaron la información a la fiscal correccional Claudia Katop, quien también vio las imágenes en una oficina del Monumental. Ahora la pelota la tiene la Justicia.

Según los peritos policiales, las fisonomías de cinco agresores se corresponden con las de Ariel Pato Calvici, Alejandro Zapatero Flores, Alexis Saviolita Cárdenas, Hernán el clonTaboada y Richard Gerino. Fuentes cercanas a los imputados dicen que ellos son inocentes y lo demostrarán cuando la fiscal los cite. Y podría ser pronto, ya que en Tribunales se esperan novedades importantes antes del fin de semana.

De cualquier manera, la fiscal caratuló la causa como lesiones leves y daños, que tiene pena conjunta máxima de dos años, por lo que es excarcelable. Claro que la causa daría un vuelco importante en las próximas horas: ayer le dieron el alta en una clínica de Belgrano a Héctor Caverna Godoy y éste se presentaría como damnificado, asegurando que también le robaron sus pertenencias. En ese caso, la causa pasaría a ser robo en poblado y en banda, cuya pena va de tres a diez años y te manda de una adentro. El alta médica de Caverna habla de golpes en todo el cuerpo y una herida de arma blanca en su pierna izquierda. Y faltan agregar los partes del hospital Pirovano sobre Martín de Soldati Vallejos y Gustavo Tachero Luzzi, donde uno tiene comprometido un ojo y otro está muy golpeado. En ese caso las lesiones pasarían de leves a graves con penas de hasta seis años.

La Policía, además, cree que puede sacar los rostros de otros tres barras que supuestamente habrían participado del ataque: el Santiagueño, Alan el Motoquero y el Negro López. Ojalá hagan lo mismo con los violentos de la oficial y limpien a River, alguna vez, de barras.

fuente: olé

26
nov
14

Quiénes son los barras agredidos en River

  • Conocé a quién responden y por qué fueron agredidos el martes en el club. Una interna que recién comenzó.

Por

Desde hace meses, la interna de la barra de River es uno de los temas que más preocupan en los pasillos del Monumental. Pintadas amenazantes, visitas y agresiones a familiares de barras, insultos desde una tribuna a otra en el propio estadio. No faltaba mucho para que, en algún momento, explotara todo. Y, lamentablemente para los socios del Millonario, ocurrió dentro del club.

La llegada de cerca de 200 integrantes de la barra “disidente” tenía un objetivo principal: encontrar a Martín Araujo, el jefe de Los Borrachos del Tablón. Sin embargo, el líder de la barra no estaba, pero sí estaban los denominados “pesados”, que integran la primera línea. Es decir, la más poderosa de la barra.

El grupo que llegó armado primero se topó con “Joe”, histórico barrabrava y a pesar de que lo agredieron, siguieron en busca de su objetivo. Al no encontrarse con Araujo, agredieron a Hector Guillermo Godoy, alias “Caverna”, el ‘segundo’. Este personaje tiene derecho de admisión para los partidos del Millonario (pero sí puede transitar en el club), pero tenía la credencial de “Tu Lugar en el Monumental”, el sistema que los socios usan para ingresar al Monumental.

confiteria-monumental.jpg

A su vez, el grupo liderado por Ariel el Pato Calvici (ex de la barra oficial), agredió a Gustavo Lizzi, alias el “Tachero”. En marzo, fue detenido junto a Araujo con 70 pases para el estacionamiento. Es el que más sufrió el ataque.

Sin conformarse, se dirigieron al gimnasio del club, donde generalmente está gran parte de la facción oficial. Allí golpearon salvajemente a Juan Martín Vallejos, alias “Martín de Soldati”, quien en 2010 fue detenido por tenencia de drogas, según revela Clarín. Recibió un golpe en la cabeza con una mancuerna y le rompieron el auto, que estaba estacionado en el espacio que tienen los dirigentes.

En el mismo lugar, también estaba Gustavo Larraín, alias “El uruguayo”, quien también fue detenido en 2010 -con armas de guerra- y estuvo involucrado con las amenazas a Sergio Pezzotta, el día del descenso. Además de Araujo, otro de los que faltó del grupo ‘pesado’ fue Matías Goñi. ¿Quién es? El mismo que blanqueó su relación con el Gobierno y aseguró que “mientras esté Cristina”, no les pasará nada.

¿Por qué fueron el martes al Monumental? Porque ese día, justamente, se entregaban las entradas internas para el Superclásico del jueves ante Boca. En este clima, los hinchas deberán ir al Monumental y tomar los recaudos necesarios, ya que, como siempre, los violentos van a estar.

26
nov
14

River: quién es quién en la barra

La interna estalló en febrero de 2007, en la batalla de los quinchos en la previa de un partido ante Lanús en el estadio Monumental por el Torneo Clausura. Los Borrachos del Tablón estaban divididos entre el bando de Adrián Rousseau y el de los hermanos Alan y William Schlenker, que en agosto de ese año iba a perpetrar el asesinato de Gonzalo Acro.

Desde 2008, el liderazgo se lo reparten Eduardo “Joe” Ferreyra, Héctor “Caverna” Godoy y Martín “de Ramos” Araujo. El primero destinado a cuestiones políticas, los otros dos ejecutantes del poder en la tribuna. En la vereda de enfrente se encuentra la Banda del Oeste, que además cuenta con el apoyo de Los Patovicas, responsables de las agresiones de ayer en la confitería del club.

La Banda del Oeste está integrada por unos 250 barras que fueron desplazados de la hinchada tras el asesinato de Acro. Son hinchas que formaron parte de la barra oficial en los 90 y tuvieron mucho peso en el primer lustro de los 2000.

Este año consiguieron el apoyo de Los Patovicas de Hurlingham, un grupo que en su momento había tomado distancia, liderado por Darío Velardez, alias “Toti” y jefe de la barra de Sportivo Italiano. Otro de los hombres de peso es Ariel “Pato” Calvici, quien hasta el torneo pasado pertenecía a los Borrachos del Tablón pero peleó con Araujo y Caverna y cambió de bando. Es uno de los apuntados como autor del ataque de ayer.

Calvici, “El Zapatero” y “Líder”, fueron a pedir entradas a la oficina de socios y se las negaron. Ya con el dato de que un grupo de los Borrachos del Tablón estaban en la confitería, se dirigieron allí y comenzó la batalla.

Eduardo Joe Ferreyra

Es uno de los cabecillas de la barra oficial, militó en la Unidad Básica del secretario de Comercio Interior Guillermo Moreno, en Las Cañitas, y es el jefe político de los Borrachos del Tablón.

Por sus contactos, en la tribuna se pueden ver banderas con la leyenda “Clarín Miente” y a favor del Fútbol Para Todos. También tiene relación con Facundo Moyano. Estuvo en el derecho de admisión pero salió de la lista.

Ingresó en la barra en el 77, cuando el capo era “Matute”. Su influencia fue creciendo hasta 2002 cuando Rousseau lo echó.

Héctor Guillermo “Caverna” Godoy

Es actualmente uno de los jefes de la barra brava “oficial” de River. Uno de los cuatro heridos tras el enfrentamiento en la confitería, quedó internado en el hospital Pirovano. Fue empleado del club durante la gestión de José María Aguilar y lo despidieron tras la batalla de los quinchos.

La dirigencia tuvo que incluirlo en el listado del derecho de admisión hace dos años, cuando un hincha fue asesinado en el ingreso a la popular local y el Ministerio de Seguridad la clausuró. A pesar de la prohibición, varias veces fue citado a declarar por presenciar partidos en el Monumental.

En marzo fue detenido dentro de las instalaciones de la entidad de Núñez con el jefe de la Barra, Martín Araujo, durante un operativo previo a un partido, con 200 carnets de socios en su poder, entradas para vender, gas pimienta, facas, doce teléfonos celulares y más de $7.000 en efectivo.

Gustavo “El Uruguayo” Larrain

Es otro ex empleado del club y testigo en el juicio por el asesinato de Acro, fue herido ayer en la gresca y fue atendido en una clínica privada. Integraba la lista del derecho de admisión hasta que salió de ella tras el acuerdo con el Gobierno en el Superclásico del Clausura 09, cuando Los Borrachos y La Doce pusieron telones a favor del Fútbol para Todos.

En 2010 fue detenido con armas de guerra cuando regresaba en un micro de la barra de la cancha de Banfield y es uno de los procesados por el apriete al árbitro Sergio Pezzotta en 2011 en el encuentro por la Promoción con Belgrano.

Juan Martín “de Soldati” Vallejos

Era un hombre de confianza de Adrián Rousseau, ex líder de Los Borrachos del Tablón, y actualmente es parte de los Borrachos del Tablón. En la batalla de la confitería recibió un fierrazo en la cabeza y le destrozaron el auto.

Gustavo “El Tachero” Luzzi

Tiene derecho de admisión pero los dirigentes de River no lo suspendieron como socio, por lo que puede transitar libremente por los pasillos del club, salvo los días de partido. Fue detenido junto a Godoy y Araujo en marzo con 70 carnets truchos. Quedó internado con politraumatismos tras el ataque de este martes.

Martín “De Ramos” Soldati

Es el líder de Los Borrachos del Tablón. En el momento de la batalla de la confitería no estaba en el lugar. Fue empleado del club en la administración de José María Aguilar y lo echaron tras la gresca de los quinchos en febrero de 2007, él terminó con Rousseau y en noviembre copó la tribuna.

Se investiga si tiene contacto con Daniel Whebe, un hincha de Boca prófugo, señalado por Mauro Martín (ex líder de la 12) como quien golpeó a Ernesto Cirino provocándole la caída y la muerte.

No puede ingresar a la cancha ni acercarse a 300 metros del estadio y está procesado por el apriete al árbitro Sergio Pezzotta en junio de 2011. En marzo de este año fue detenido junto a Godoy y Luzzi con armas y carnets truchos.

Detenidos con armas

Araujo, Luzzi y Godoy fueron detenidos junto a otros integrantes de la cúpula de la barra de River adentro del estacionamiento del Monumental. En su poder se registraron armas blancas, una cantidad importante de dinero en efectivo y carnets del club.

La Banda del Oeste contra la policía

En septiembre la facción disidente mantuvo un enfrentamiento con la fuerzas de seguridad en la puerta del estadio cuando intentaron ingresar a la tribuna Centenario sin entradas. Finalmente todos lograron el acceso gracias a la intermediación de Diego Rodríguez, hermano de la Ministra de Seguridad de la Nación, María Cecilia Rodríguez.

fuente: infobae

26
nov
14

La barra brava de River: una historia de sangre y muerte

Desde “la batalla de los quinchos”, el 11 de febrero de 2007, el club de Núñez convive con el terror.

Todos quieren ese lugar. La tribuna Sívori que ocupan Los Borrachos del Tablón, motivo de disputas. / M CARROLL

Los problemas de violencia en la barra de River vienen desde hace rato. De los tiempos en que José María Aguilar era el presidente y los barras se paseaban por el club, como ocurre por estos días y como sucedió también durante la gestión de Daniel Passarella.

El primer hecho que desató una interna feroz de “Los Borrachos del Tablón” fue lo que se conoció como “la batalla de los quinchos”. Ese episodio expuso la grieta que se había producido entre los líderes Alan Schlenker y Adrián Rosseau, después del Mundial de Alemania 2006 y cuya pelea se habría originado en el reparto de dinero. Ese día -11 de febrero de 2007-, en la previa de la primera fecha del Clausura de aquel año, que River jugó ante Lanús, en los quinchos del club, mientras las familias almorzaban, De los puñetazos y puntapiés pasaron a cuchillazos y tiros al piso que dejaron un saldo de un herido de bala y tres más de arma blanca. Esa causa prescribió en la Justicia el año pasado.

Otro combate que dejó huellas violentas fue la “Batalla del Playón”, el 6 de mayo de 2007, después de un partido con Independiente. Los que la pasaron peor aquel día fueron, según la Justicia, integrantes del bando liderado por Alan Schlenker. Esa vez corrió sangre por el playón externo cuando los barras bajaron de la tribuna Sívori alta.

El caso testigo que terminó en muerte fue el asesinato de Gonzalo Acro. Cuando salía de un gimnasio de Villa Urquiza, el 7 de agosto de 2007, este barra cercano a Rousseau fue baleado por Ariel “Colo” Luna -barra que respondía a los Schlenker- en tres oportunidades, una en una pierna y dos en la cabeza, según determinaron las investigaciones judiciales. Por el crimen, el 8 de septiembre de 2011, el Tribunal Oral en lo Criminal 15 condenó a cadena perpetua a Luna como autor material, a Rubén Pintos y a Pablo Girón como coautores, y a los hermanos Alan y William Schlenker como instigadores. Mientras que Martín Lococo recibió una pena de 10 años por partícipe secundario. El fallo no quedó firme y lo revisa la Cámara Nacional de Casación Penal, por lo que los Schlenker y Lococo fueron excarcelados. La causa espera por una resolución final.

Poquito después del asesinato de Acro, más violencia. Un herido de bala y otros de arma blanca fue el saldo de la batalla en el estacionamiento de un supermercado de Vicente López, sobre la Avenida Del Libertador. Sucedió tres horas antes de que River recibiera a Estudiantes de La Plata, cuando la facción liderada por Rousseau fue atacada por el bando rival.

Otra tarde opacada por la violencia sucedió el 30 de marzo de 2008 en la cancha de Vélez, en donde River hizo de local ante Arsenal. La pelea, ante la vista de todos, se generó antes del partido, cuando el grupo que respondía a Adrián Rousseau ingresó a la tribuna local y se encontró que en la misma estaban ubicados los miembros de la “Banda del Oeste”. Fue una batalla campal que dejó varios heridos, entre ellos un tal Juan José Paz, quien estuvo 20 días en coma.

fuente: clarin

26
nov
14

Barran con todos

La barra disidente atacó a la oficial en la confitería del Monumental buscando entradas. Hubo nueve heridos, entre ellos la madre de un jugador de Inferiores.

TAPA_OLEIMA20141126_0065_20

El nene, con la 10 de River, salía del club de la mano de su viejo. Y pispeando sillas tiradas, manchas de sangre, vidrios rotos y otras secuelas de la batalla que recién había terminado, preguntó con naturalidad: “¿Papá, se peleó la barra grande con la chiquita?”.

Aunque parezca increíble, es así, pibe: lo que pasó en la confitería del club entre las 16.56 y las 17.03 fue un ataque exprés de la barra disidente a la oficial en busca no sólo de entradas para el superclásico. Una obra maestra del terror que dejó al menos ocho barrabravas heridos, además de la madre de un jugador de la Cuarta con el labio roto por un sillazo. Un operativo comando que duró exactamente siete minutos. Y en el que el grupo conocido como Los Patovicas, que lidera el Pato Ariel, copó el club para atacar a los integrantes de la cúpula de Los Borrachos del Tablón que en ese momento estaban adentro, algunos sentados en una de las mesas interiores de La Máquina, y otros en el gimnasio. Alrededor de 70 fueron los agresores, aunque el comunicado oficial de River hable de “una horda de más de 100”. Ingresaron a través del estacionamiento, varios encapuchados, todos con palos y facas, sin oposición posible de los tres empleados de seguridad. Y tuvieron los objetivos claros, porque un ratito antes, el Pato Calvici, el Zapatero y Líder, según la Policía los cabecillas de la emboscada y quienes antes habían recibido una negativa ante su pedido de boletos en la Oficina de Socios, habían mandado a identificar a Joe, Caverna Godoy, número dos de Los Borrachos, y el Tachero Luzzi (estos últimos tienen derecho de admisión, pero el club no los suspendió como socios) para dar comienzo al operativo. ¿Cómo? Por medio de handies, un par de barras especialmente elegidos por ser desconocidos en la interna, actuaron como avanzada y desde la confitería les avisaron a sus referentes que la presa estaba lista, demostrando la cuidada ingeniería logística que formó parte del detallado plan. Al grito de “entregá los carnets, entregá los carnets”, el malón de disidentes se les fue encima a Caverna y los suyos. Allí un tal Mauro, de la zona de Tigre, intentó defenderlos. Fue en vano: en clara superioridad numérica, Los Patovicas empezaron el feroz ataque mientras padres que esperaban a sus hijos, socios, alumnos del Instituto y chicos de Infantiles que cubrían el 70% de la confitería no podían creer lo que veían a su alrededor. Al mismo tiempo y ratificando la organización, otro grupo agredió a cuatro barras (entre ellos el Uruguayo y Martín de Soldati), en el gimnasio. Si bien terminó internado en una clínica privada luego de haber recibido un puntazo superficial, ser asistido en la enfermería del club e irse caminando, Caverna no se llevó la peor parte. Hubo dos que fueron heridos de gravedad: el Tachero y Martín de Soldati, ambos trasladados al Pirovano con traumatismo de cráneo. Al primero lo estaban operando al cierre de esta edición y al segundo lo tenían en observación con el tabique nasal y el labio rotos al igual que el auto: su Peugeot 307 negro, que estaba en el estacionamiento, también integró el inventario de los destrozos. Detenidos, hasta ahora, no hay ninguno. Identificados, aseguran desde la Justicia, alrededor de 30 Porque si bien tres cámaras ubicadas en lugares centrales no funcionaban porque estar “en mantenimiento”, con una que registró imágenes del ingreso a la confitería pudieron individualizar a varios que estaban a cara decubierta. Por eso, en las próximas horas se esperan órdenes de detención al por mayor. Y que, de una vez por todas, alguien haga algo y barran con todos.

fuente: olé
26
nov
14

Las tremendas imágenes del enfrentamiento entre barras de River en la confitería del club

A través de las redes sociales comenzaron a circular fotos y videos de los minutos posteriores al enfrentamiento

Las tremendas imágenes del enfrentamiento entre barras de River en la confitería del club

BUENOS AIRES.- No caben dudas que la jornada de ayer fue muy triste para el Mundo River. Durante las primeras horas de la mañana se conoció la lamentable noticia del fallecimiento de la madre de Marcelo Gallardo, quien peleaba contra el cáncer hace varios meses. Luego, por la tarde, un choque debarras en la confitería del club terminó de cerrar un día nefasto.

Mientras algunos integrantes de la “Los Borachos del Tablón” se encontraban en la confitería del Estadio Monumental, como lo hacen todos los días, fueron sorprendidos por aproximadamente cien contrincantes de la “barra disidente”, quienes pretenden tomar el poder de la tribuna.

A horas del Superclásico revancha por las semifinales de la Copa Sudamericana, los violentos dieron un mensaje: quieren los mismos beneficios que “Los Borrachos del Tablón” en el partido más importante del año, donde la barra más recauda con sus “negocios”.

Según testigos de la batalla, socios inocentes que se encontraban disfrutando del club, estos cien barras ingresaron encapuchados y con palos. Algunos aseguran que también hubo facas, las que fueron utilizadas para herir a los cabecillas de “Los Borrachos del Tablón”.

Durante el enfrentamiento fueron heridos “Caverna” Godoy, el “Uruguayo” Larrain y el “Tachero” Luzzi; este último es quien está más complicado respecto a su estado de salud. A través de las redes sociales comenzaron a circular imágenes y videos de los minutos posteriores a esta triste batalla. (Redacción El Intransigente)

imagen
imagen
imagen
imagen
imagen
imagen
imagen
imagen
26
nov
14

Alertas que no quisieron escuchar: cómo creció la violencia en las tribunas del Monumental

Pasaron de la palabra al acto, de agredir a los policías a la pelea adentro del Monumental; desde 2013 que la Centenario alta, popular visitante, la ocupa el grupo disidente y los insultos son moneda corriente

A horas de jugar la revancha del superclásico contra Boca, en Núñez no puede pensar en otra cosa que la violencia barrabrava. La pelea de ayer adentro del Monumental fue un capítulo más en una feroz interna que no deja en paz a River.

Todo este tiempo sonaron alarmas que nadie supo escuchar. Desde la decisión de AFA de jugar sin público visitante, la Centenario alta, escenario habitual para los hinchas de otros clubes, se pobló de simpatizantes millonarios.

En julio de 2013, durante la despedida de Ariel Ortega, dieron la primera señal. Un grupo de cincuenta personas ingresó a la Centenario alta a los golpes, corrieron a los hinchas que estaban en el medio de ella y ocuparon ese lugar, cantando cómo si fuesen Los Borrachos del Tablón.

En noviembre de 2013, previo a las elecciones, su presencia se hizo más fuerte. Un grupo -no más de 30 personas- entraron a la popular con una bandera: “Nosotros somos la historia”. Empezó siendo un grupo reducido, pero partido a partido fue creciendo. Se terminó de conformar el grupo “disidente”, con hinchas que quedaron relegados en el reparto del poder. Son integrantes de una vieja facción, “la Banda del Oeste” y los “Patovicas de Hurlingham”. Hoy son liderados por “Pato Ariel”, quien hasta el campeonato pasado militaba con Los Borrachos del Tablón, pero una pelea con el uno y el dos (Martín Araujo y Héctor Godoy, ayer agredido en el Monumental) lo hizo alejarse y unirse al otro bando.

En marzo de este año hicieron su primer gran aparición: con entradas, como cualquier otro hincha, ocuparon el centro de la popular visitante y cantaron contra la barrabrava “oficial”, quienes al finalizar el partido buscaron cruzarse con este grupo, pero todo terminó con la policía separando ambos bandos.

En agosto de este año, la barra brava “disidente” tuvo otra muestra de poderío: en la semana robaron una bandera y contra Defensa y Justicia ingresaron a la cancha pese al gran operativo, con casi 1000 policías, similar al del superclásico. En septiembre, el primer cruce: la barra chocó con la policía. Ese día, las dos facciones, al terminar el partido, se quedaron amenazándose unos a otros.

Con todos estos antecedentes, sin haberlos podido parar cuando el grupo era realmente pequeño, en River decidieron jugar con visitantes pese a no tenerlos. Para evitar cualquier cruce entre los barras, para ingresar a la Sívori alta (los Borrachos del Tablón), sólo se puede hacer por el puente Labruna. A la Centenario por Lidoro Quinteros, tal como hacían los visitantes al Monumental. Los operativos en River se hicieron cada vez más intensos y las quejas de los hinchas “comunes” por el maltrato de la policía, moneda corriente en cada partido.

Ausentes en el último superclásico, la barra brava disidente tuvo ayer, casi como un golpe comando, un nuevo round en una pelea que parece no terminar aquí. Las excusas dirigenciales son moneda corriente, pero 120 barras ingresaron ayer al club a buscar a un puñado de otros barras, que caminaban por los anillos del Monumental y se ejercitan en su gimnasio.

Mientras, River se jugará mañana un partido trascendental, la vuelta de la Copa Sudamericana contra Boca, una revancha que espera hace 10 años. Para los violentos, las revanchas no se hacen esperar




Pasaron por el blog desde el 23/8/07:

  • 3,861,418 visitas únicas
diciembre 2014
L M X J V S D
« nov    
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.