Posts Tagged ‘william

08
sep
11

Las condenas del caso Acro

Perpetua para todos

Después de 1.461 días, por fin hubo sentencia por el caso Acro, asesinado en la interna de Los Borrachos del Tablón: prisión perpetua para los hermanos Schlenker (siguen en libertad hasta que haya una sentencia firme) y tres imputados más, que ya estaban en prisión. Uno, Lococo, recibió diez años.

Pasaron 1.461 días. Sí, y por fin llegó la Justicia por el asesinato de Gonzalo Acro, quien recibió tres balazos el 7 de agosto de 2007 cuando salía de un gimnasio en Villa Urquiza. Todo, en el marco de la pelea interna de Los Borrachos del Tablón. Corrió mucha agua bajo el puente y llegó el día de la sentencia: prisión perpetua para Ariel Luna (había confesado), el homicida, Rubén Pintos,  Pablo Cucaracha Girón y los hermanos Schenkler, William y Alan. El único que zafó es Maximiliano Lococo, a quien le dieron 10 años.

Eso sí, la sentencia no la cumplirán todos de la misma forma: los tres acusados de ser autores materiales seguirán detenidos, mientras que los Schlenker (que estaban en libertad) podrán apelar la sentencia de primera instancia, que por ahora no está firme. Es decir: se los acusa de haber participado del asesinato pero pueden seguir libres hasta que se confirme la sentencia.

Después de la sentencia, el papá dijo que “por lo menos alguna vez se hizo justicia en este país. Pero mi vida terminó con la muerte de mi hijo”, explicó Alberto, el papá de Acro en los Tribunales, satisfecho por la sentencia pero confesando su eterno dolor. “Algo de paz logré”, cerró.

“El fallo es correcto”, se sumó Aníbal Mathis, abogado de la familia Acro. Y luego explicó que para Lococo (instigador, condenado por 10 años) “también pedimos perpetua porque pensamos que tenía una participación primaria. Pero el tribunal entendió que era secundaria, en una semana están los fundamentos. Nuestro equipo estaba convencido de la condena yo me preguntaba si los jueces tendrían el valor de condenarlos”.

Un fallo histórico en un asesinato que se dio en el contexto de las barras del fútbol. En este caso de Los Borrachos del Tablón, que terminó con el asesinato de Gonzalo Acro. Por ahora, tres van a prisión y dos (los Schlenker), en forma inédita, todavía siguen en libertad hasta que se confirme la sentencia.

fuente: olé

Perpetua a los hermanos Schlenker y a otros tres barras de River

Es la pena más dura en la historia por episodios de violencia vinculados con el fútbol. Ariel “Colo” Luna (autor material), Rubén “Oveja” Pintos y Pablo Girón también recibieron la condena de por vida. Martín “Pluto” Lococo fue sentenciado a diez años.

El Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 15 conformado por Javier Anzoátegui, Hugo Decaría y Héctor Grieben dio a conocer hoy la sentencia a los implicados por el asesinato de Gonzalo Acro, el barra de River que fue baleado a la salida de un gimnasio en 2007. Alan y William Schlenker (instigadores del crímen), y Ariel “Colo” Luna (autor material), Rubén “Oveja” Pintos y Pablo Girón (coautores del asesinato) fueron sentenciados a cadena perpetua.

Además, Martín “Pluto” Lococo recibió 10 años de prisión, considerado participe secundario del homicidio.

Es la pena más dura en la historia para casos de violencia vinculados con el fútbol desde la sentencia a José “El Abuelo” Barrita, jefe de “La Doce”, quien recibió 13 años de prisión en 1997 por el asesinato de dos hinchas de River luego de un Superclásico en La Bombonera, en 1994.

Sin embargo, los condenados Alan y William Schlenker permanecerán en libertad hasta que la sentencia quede firme. Un proceso que puede tardar entre 3 y 5 años, según informó, Aníbal Mathis, abogado de la familia Acro.

Los otros tres condenados de ser autores materiales seguirán detenidos, mientras que los Schlenker (que estaban en libertad) apelarán ante la Cámara la sentencia de primera instancia.

“Por lo menos alguna vez se hizo justicia en este país. Pero mi vida terminó con la muerte de mi hijo”, dijo Alberto Acro en Tribunales tras conocerse el fallo.

fuente: clarín

El papá de Gonzalo celebró la decisión del tribunal: “Por fin se hizo justicia”

Alberto Acro, papá del hincha asesinado por los barras de River, celebró la decisión del tribunal de condenar a prisión perpetua a los hermanos y a los autores materiales del crimen. En tanto, el abogado de la familia aseguró que los Schlenker entrarán a prisión “en 4 años”

El papá de Gonzalo celebró la decisión del tribunal: "Por fin se hizo justicia"

Tras conocer el veredicto que condenó a cadena perpetua a cinco de los seis acusados por el crimen de Gonzalo Acro, su padre, Alberto, celebró: “Por fin se hizo justicia. Por lo menos alguna vez se hizo justicia en este país“.

En ese sentido, el padre del joven asesinado a la salida de un gimnasio consideró haber logrado “algo de paz” tras el veredicto, ya que, según reveló, tuvieron “miedo” de que la Justicia no condenara a los acusados por el crimen.

Los Schlenker no irán a la cárcel

El abogado de la familia Acro, Aníbal Mathis, adelantó que los hermanos Alan y William Schlenker recién entrarán a prisión cuando la Justicia deje firme la sentencia, lo que puede ocurrir “en unos cuatro años“.

“Quedarán en libertad. Es lo que la ley dice porque la condena no está firme. Es un derecho que tienen y me parece correcto“, explicó el letrado defensor tras conocer la sentencia. De todas formas, Mathis aclaró: “No creo que se fuguen, porque hasta ahora estuvieron siempre a derecho“.

Por último, el abogado celebró el fallo, ya que dudaban “si los jueces tendrían el valor de condenar a estos muchachos“.

fuente: infobae
12
abr
11

Declaró Adrián

Adrián Rousseau, sindicado líder de la facción de la de a la que pertenecía Gonzalo Acro cuando fue asesinado en 2007, en Villa Urquiza, declaró este martes en el juicio por el caso y apuntó contra Alan Schlenker, de los siete imputados.

“Gonzalo le dijo a Matías: ´si me pasa algo fue Alan´”, aseguró el testigo ante el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 15 porteño respecto de lo que le contó antes del crimen Matías Goñi, quien, a su vez, era como un “hermano” de la víctima.

Rousseau, con una remera roja de mangas cortas y un pantalón de jean negro, se retiró cerca de las 17.45 de los tribunales acompañado de su abogado Ignacio Irurzún y sin hacer declaraciones a la prensa.

El testigo relató que se enteró de la muerte de Acro por un llamado del actual jefe de la barra, Guillermo “Caverna” Godoy, y que al llegar al Hospital Pirovano quiso comunicarse con Alan. “Quería insultarlo porque tenía una sospecha de que lo que le había pasado a Gonzalo tenía que ver con todo ese grupo, Pintos, Luna, Girón, Lococo. Alan era el que llevaba a ese grupo, era el jefe según el comentario de todo el mundo”, expresó.

La referencia fue a Pablo “Cucaracha” Girón, Rubén “Oveja” Pintos y Ariel “El Colo” Luna, quien junto a Sergio “Pelado” Piñeyro fueron acusados de estar en el lugar de los hechos y Luna de el autor material del asesinato. En tanto, Martín “Pluto” Lococo y Alan y William Schlenker están sospechados de ser los autores intelectuales del crimen.

Rousseau comenzó su declaración con mucha reticencia y contestando “no sé” ante preguntas de respuestas obvias vinculadas a su en la barra de River. “Hasta que hubo problemas no me enteré de la existencia de ‘Los Borrachos del Tablón’”, dijo en referencia a la muerte de Acro.

Luego dijo que era “la de River” pero por lo que se sabe “de público conocimiento”. “Un grupo sectorizado de la popular”, definió a la barra, y dijo “yo estaba ahí”. Pero cuando se le preguntó si él era un referente de la barra contestó: “Yo no me considero nada”.

La postura de Rousseau llegó al que el presidente del Tribunal, Héctor Grieben, le dijo “no conteste algo que no es la verdad”, a lo que el testigo le respondió “no tengo por qué mentir”.

Acro fue asesinado la noche del 6 de agosto de 2007 cuando salía de un de Villa Urquiza con Osvaldo Matera, también barra de River, quien señaló a Luna como el autor de los disparos.

Adrián Rousseau, indicado como líder de la facción de la barra brava de River a la que pertenecía Gonzalo Acro, declaró como testigo en el juicio que se les sigue a siete miembros de la otra hinchada millonaria por el asesinato del joven en 2007.

Trascendió que durante su alegato, afirmó: “no conozco a los borrachos del tablón”, y al retirarse de Tribunales no realizó declaraciones.

Antes de ingresar, su abogado, Mariano Irurzun, explicó que se le solicitó al tribual que se limite al interrogatorio por este caso, para que su defendido no corra el riesgo de incriminarse en otras causas en las que sí está imputado.

Se espera un día clave en el juicio que se sigue para esclarecer el asesinato de Martín Gonzalo Acro, ocurrido en agosto de 2007, a la salida de un gimnasio de Villa Urquiza.

Hoy comparecieron ante el Tribunal Oral en lo Criminal Nº15 nueve testigos más entre los que resalta el ex jefe de Los Borrachos del Tablón, Adrián Rosseau. Antes de la interna que partió la barra en dos, Adrián, junto a Alan y William Schlenker eran los tres líderes de la barra Millonaria.

Luego del Mundial 2006, en Alemania, todo se rompió, dicen que por un “vuelto” que habría quedado de lo recaudado para ir a la cita mundialista, producto de, entre otras cosas reventa de los recitales de U2 (2006) y Rolling Stones (2005) , antes del Mundial.

La cuestión es que al regreso de Alemania todo se quebró y los hermanos Schlenker fueron por su lado y Adrián por el suyo. A este último grupo pertenecía Gonzalo Acro. Incluso, algunos conocedores de la interna Millonaria aseguran que a Acro se lo quiso asustar para enviarle un mensaje a Adrián, pero Acro terminó asesinado y todo empeoró.

Se espera que sus dichos certifiquen la relación entre los hermanos Schlenker y el Colo Luna, principal imputado –y cada vez más complicado- por el crimen, ya que él habría sido el autor material de los disparos.

Además de Rosseau (cuyo nombre sigue vinculado a negocios turbios en Núñez) declararán ocho testigos más, entre los que se destaca la palabra de Laura Viñas, ex pareja de Acro, quien podrá confirmar la relación de su pareja con la barra.

“Alan era la cabeza, el que llevaba a ese grupo a la cancha, según comentarios de la gente”, agregó en la reducida sala de los Tribunales de Lavalle y Libertad.

Rousseau relató que antes lo sentía a Alan Schlenker como “un hermano, un amigo íntimo”, y que tras la “Batalla de los quinchos”, donde las facciones se enfrentaron en las inmediaciones de la cancha el 11 de febrero de 2007, la amistad entre ellos se terminó y se convirtió en una “enemistad”.

Si bien Rousseau no abundó en detalles de por qué se quebró la amistado con Alan Schlenker, dijo que fue cuando éste lo fue a buscar para pegarle en aquel incidente de febrero de 2007 por motivos que aseguró desconocer.

Sobre Acro dijo que tenían “una relación de amistad” y que tras ser asesinado él intentó comunicarse con Alan “para insultarlo porque pienso que lo que le pasó a Gonzalo tenía que ver con todo ese grupo”, en referencia a los demás imputados: Wiliam Schlenker, Pablo “Cucaracha” Girón, Sergio “Pelado” Piñeyro, Ariel “Colo” Luna, Martín “Pluto” Lococo y Rubén “Oveja”Pintos.

“Era obvio que ellos estaban armados, hay que ver el prontuario que tiene cada uno”, dijo sobre ese grupo, quienes según la investigación integraban la denominada “Banda de Palermo” en la hinchada.

Antes del asesinato de Acro, el 6 de agosto de 2007 en Villa Urquiza, Rousseau recordó que le balearon su domicilio unos desconocidos y que incluso fue víctima del robo de unos 10 mil dólares.

“Yo estaba en un gimnasio a unas diez cuadras cuando pasó lo de Gonzalo”, recordó Rousseau, quien mencionó que ese día a las ocho había hablado con la víctima y acordaron ir a cenar horas más tarde, cuando ocurrió el crimen.

El ex líder de “Los Borrachos del Tablón” dijo que un amigo de Acro le avisó de la balacera, un tal Guillermo Godoy, quien ahora es sindicado como líder de la barra brava de River Plate.

Ante varias preguntas de las partes sobre si él era un “referente” de la hinchada, Rousseau dijo: “no me considero nada”, y dijo que desde el incidente de los quinchos, en febrero de 2007, nunca más fue a la cancha de River.

En el juicio, caracterizado por la presencia de una fuerte custodia, todos los imputados mantuvieron la mirada atenta a Rousseau, pero más aún los hermanos William y Alan Schlenker, quienes permanentemente le sugerían preguntas a sus respectivos abogados para que ellos se la formularan al testigo.

fuente: minutouno.com, diarioshow, 26noticias
07
nov
09

Bronca en la familia Acro

Imagen342El abogado de los allegados a la víctima, Aníbal Mathis, calificó como “una barbaridad” la decisión judicial de liberar a los hermanos William y Alan. “El mensaje del fallo es tremendo”, tildó el representante legal.

Aníbal Mathis es el letrado de la familia del hincha de River asesinado Gonzalo Acro. Y ante liberación de los hermanos William y Alan Schlenker, involucrados en el caso, salió a confesar el malestar que siente la familia. Y dijo: “Es un mensaje muy malo a la sociedad“, se refirió a la excarcelación que dispuso el tribunal oral.

El mensaje que deja este fallo es tremendo. La sociedad interpreta que personas acusadas de homicidio agravado, un delito que tiene la pena máxima de prisión perpetua, son excarcelados“, manifestó Mathis a DyN.

El abogado, además, admitió que el Código Procesal no le da margen a la querella para recurrir el fallo.

La indignación también pasa porque el tribunal aceptó la liberación cuando anteriormente siete jueces la rechazaron. Por eso, admitió el abogado defensor, los familiares “están destruidos, al ver que los asesinos de su hijo están en la calle“.

 

Fuente: diarioshow.com
19
ago
09

No no

Los abogados de los hermanos Alan y William Schlenker y Adrián Rousseau tenían por objetivo separar al fiscal José María Campagnoli de las causas de Los Borrachos del Tablón. Y presentaron su recusación por presunta enemistad manifiesta. Pero el juez Luis Rodríguez rechazó el escrito y confirmó que Campagnoli seguirá al frente de todos los procesos que los involucran.

Fuente: Olé
12
ago
09

Adrián a juicio oral

f014fh01El ex jefe de la barra de River Plate Adrián Rousseau comenzará a ser juzgado el próximo 15 de septiembre por su presunta participación en un enfrentamiento entre la hinchada y la Policía Federal tras un partido del equipo millonario y Oriente Petrolero, de Bolivia, en enero de 2006.

Fuentes judiciales informaron hoy que el Tribunal Oral Criminal 15 fijó esa fecha para comenzar a juzgar a Rousseau por los delitos de resistencia a la autoridad, daño, lesiones leves e instigación a la formación de grupos destinados a cometer alguno de los delitos previstos en la ley “De la Rúa” de espectáculos deportivos.

El hecho, conocido como la “batalla de Oriente Petrolero”, ocurrió el 26 de enero de 2006 tras el partido de Copa Libertadores en el que River goleó por 6 a 0 al equipo boliviano cuando un grupo de la barra brava se enfrentó con la Guardia de Infantería de la Policía Federal que trataba de evitar que dos hinchas del equipo visitante fueran agredidos.portada 6 a 0 oriente petrolero 06

En el enfrentamiento fueron heridos el subinspector Matías López Bohigas y el cabo Fabián Fernández, quienes identificaron a Rousseau como la persona que lideraba a los barras.

Rousseau lideraba la barra de River “Los borrachos del tablón”, junto a Alan Schlenker, hasta que se pelearon y se generaron dos grupos que se enfrentaron en varias oportunidades y esa división llevó presuntamente al asesinato de Gonzalo Acro, en agosto de 2007.

Por los enfrentamientos conocidos como la “batalla de los quinchos” y “la batalla del playón”, Rousseau también será juzgado y una unificación de penas podría llevarlo a la cárcel.

El tribunal que tendrá a cargo el juicio es el mismo que juzgará a Alan Schlenker, su hermano Williams y otros barras bravas por el asesinato de Acro.

El procesamiento de primera instancia de Rousseau ya había sido confirmado por la Sala IV de la Cámara del Crimen el año pasado, integrada por los jueces jueces Marcelo Lucini, Alberto Seijas y Alberto González.

Los magistrados le atribuyeron resistencia a la autoridad, daño, lesiones leves e instigación a la formación de grupos destinados a cometer delitos previstos por la llamada “Ley de la Rúa”, que reprime la violencia en espectáculos deportivos.

Durante la pelea, fueron heridos el subinspector Matías López Bohigas y el cabo Fabián Fernández, quienes después de ser remitidos al hospital Churruca identificaron como el líder de los atacantes a Rousseau, aunque el defensor de éste, Ignacio Irurzún, había objetado esos reconocimientos realizados, según dijo, “sobre la base de fotografías, nunca de modo directo”.

El letrado ironizó sobre una de las acusaciones que pesan sobre su cliente: “Es extraordinario que alguien vaya a juicio por instigación en una causa en la que no hay instigados. ¿A quiénes instigó, dónde están, cómo se llaman?”, se preguntó.

El 26 de enero de 2006, la Guardia de Infantería intervino para evitar que los barras de River golpearan a dos hinchas visitantes, pero sólo lograron que todos ellos, armados con cintos con hebillas y elementos extensibles tipo “resorteras”, se unieran contra los policías, a quienes arrojaron vallas, caños metálicos y difusores químicos presurizados del tipo PPQ.

Fuente: Télam, Dym.
03
abr
09

River es como un espejo

Muchos ven que la pelea que hoy vive la barrabrava de Boca se parece a una remake de la que sufrió la de River hace casi dos años y que derivó en la muerte de Martín Gonzalo Acro y el posterior cambio de mando ante la salida de los por entonces líderes, Alan Schlenker y Adrián Rousseau.

Los que conocen ambas barras aseguran que en realidad el botín es más grande en Boca que en River. Desde bien adentro de la Policía Federal  explicaron: “En Boca estuvieron siempre más organizados. Estaba en su momento la Fundación número 12 y Rafa Di Zeo dijo varias veces que él tenía el teléfono de los que manejan el poder“. Lo seguro es que en Boca, además de las entradas, el estacionamiento, y los viajes, el manejo de los turistas deseosos de visitar La Bombonera fue siempre gran parte del negocio.

645780

Alan Schlenker y Rousseau manejaron la barrabrava de River desde 2002 y durante casi 5 años. La pelea entre ellos empezó a darse a la hora de repartir los lugares para ir el Mundial 2006. Esos lugares llegaron con la venía –dinero y forma de solventar el viaje mediante entrega de entradas y merchandising de la Selección para llevar a Alemania–, de altos poderes políticos y del club. Y hoy ese tema ya quedó de lado y no se investiga, porque el crimen de Martín Gonzalo Acro desvió la atención.

El 11 de febrero de 2007 la unión se terminó de romper y William Schlenker, hermano de Alan, y Gonzalo Acro, mano derecha de Adrián, se trompearon en la denominada Batalla de Los Quinchos que desató la guerra en la que no faltaron armas blancas y de fuego. Todo siguió en La Batalla del Playón, en La del Supermercado, y en varios hechos aislados, como la balacera que se dio en casa de Rousseau. Y su punto más fuerte fue el 7 de agosto cuando en Villa Urquiza emboscaron a Acro a la salida de un gimnasio y lo asesinaron a sangre fría.

Después de ese episodio todo cambió en la barra de River. Alan y William terminaron presos, hoy siguen en esa condición a la espera del juicio oral. Y varios barras de La Banda de Palermo, siempre vinculada a los hermanos Schlenker, liderada por Ariel El Colo Luna y Pablo Cucaracha Girón, principales sospechosos del crimen de Acro, siguieron el mismo camino. Hubo acusaciones, un video en el que Luna se proclamaba autor de los disparos contra Acro y que ahora, tras ser extraditado desde Italia, desmintió. Por estas horas, el Colo –dijo que hizo el video porque le prometieron dinero– seguirá declarando ante el juez Rodríguez.

El liderazgo actual es de Martín de Ezeiza y Joe. Los dos respondían antes a Rousseau, que está libre, pero no tiene espacio porque perdió poder. Hoy esta barra aparece más tranquila y no hay internas. Al menos por ahora, claro.

Fuente: Clarín
01
dic
08

Tratando de zafar

lunaacro278

Con la intención de mejorar la situación judicial de los hermanos Alan y William Schlenker, sus abogados presentaron en el Tribunal Oral N° 15 el video en el que Ariel Luna asegura haber sido el autor del asesinato de Gonzalo Acro.

“Si bien este video no es lo mismo que una declaración ante la Justicia, es importante porque desvincula a Alan Schlenker y otras personas de lo ocurrido”, dijo Roberto Ribas, letrado que defiende a Alan, detenido en la cárcel de Marcos Paz.

La abuela de los Schlenker, Nelly Martínez, contó, según la agencia Télam, que en su domicilio de Barrancas de Belgrano recibió un sobre con dos copias (A y B) de un mismo video y una carta escrita supuestamente por Luna. En la nota se leía: “Esto que mandé es una prueba vital para ser presentada en el juzgado y en la prensa”.

Fuente: La Nación
30
nov
08

Video a domicilio

1730384-1

Vender pochoclo puede ser un buen negocio por estas horas en Tribunales. Porque el video que ayer fue presentado en exclusiva por Olé, en el que Ariel Luna confiesa que fue el autor de los disparos que terminaron con la vida de Gonzalo Acro, ya está en poder de todos los encargados del caso: el Tribunal Oral 15, que realizará en 2009 el juicio a los imputados que están presos (los hermanos Alan y William Schlenker, Pablo Cuca Girón, Maximiliano Pluto Lococo y Sergio Piñeiro), el juzgado de Instrucción 11, que llevó la causa y aún tiene la investigación sobre los tres prófugos (Luna, Matías Kevin Kraft y Rubén Oveja Pintos) y la Cámara de Casación, que analiza un recurso extraordinario presentado por Alan Schlenker para bajar su procesamiento y recobrar su libertad. De lo que decida cada uno, corre la suerte de todos los implicados en el crimen de Acro.

¿Qué puede pasar? Tal como adelantó Olé, la estrategia de la defensa es que Luna se haga cargo de todo, ya que es el más complicado en el caso porque ya fue sindicado por Gastón Matera, herido en el hecho, como el autor de los disparos. Su versión de que fueron a asustarlo y él lo mató casi sin darse cuenta tiene una razón legal: el Código Penal dice que en un crimen no planificado, cada uno responde sólo por lo que fue a hacer. Ante esto, Oveja, Kevin, Cuca y Piñeiro sólo serían responsables por lesiones, porque supuestamente sólo le iban a pegar a Gonzalo. Pero el código también dice otra cosa: uno debe imaginarse lo que puede ocurrir, más si va acompañado por gente con prontuario extenso y de armas tomar, como Luna. Así, todos vuelven a responder por el crimen.

La situación de los Schlenker y Lococo podría, en cambio, verse beneficiada. Con Luna diciendo que ellos no tenían nada que ver, si el resto de los imputados repite lo mismo, sus chances de obtener una pena menor, o hasta zafar, se acrecientan. Claro que para esto, Luna deberá presentarse ante la Justicia a ratificar lo que dice su video porque por si sólo éste no sería tomado como prueba. De hecho, el abogado de los Acro, Aníbal Mathis, presentará un escrito para que la cinta no sea considerada. Igual, los dichos de Luna no encuentran constancia en la causa, más cuando habla de la forma en que se produjo el crimen. El dice que fue accidental en medio de un forcejeo, cuando ya está probado que fue a sangre fría y sin mediar palabra.

El video original llegó a manos de la abuela de los Schlenker el martes, mismo día que lo recibió Olé, quedó en el Tribunal Oral y tiene inscripta las huellas digitales de Luna como prueba de autenticidad. Dos copias fueron remitidas al juzgado 11 y a Casación, que evaluarán su contenido. “Dejaron en la portería de mi casa un sobre que tenía una cinta A, que decían que es la original y una B, que es la copia, con una carta firmada por Luna pidiendo que lo entregue a la Justicia”, contó Nelly Martínez.

Ahora llegará el tiempo de la evaluación. Y se verá si cómo dice la familia Acro, “el video está armado y no resiste análisis” o como dice el abogado de Alan, Sebastián Rodríguez, “esto demuestra que el crimen fue en venganza por el ataque de playón, del grupo de Acro al de Palermo, y Alan no tiene nada que ver”. Como fuera, todos seguirán presos hasta el juicio oral. Y los prófugos, quizá algún día la Policía los encuentre. Quizá.

El padre de Gonzalo:

Como puede, la familia Acro intenta rehacer su vida al tiempo que clama por justicia, una justicia que parece llegará recién para el segundo semestre de 2009. Y ayer, el que salió a responder la estrategia de la defensa de los imputados de mostrar a Luna como único culpable del crimen, fue Alberto Acro, el padre de Gonzalo. Y fue terminante: “Todo lo que dice ese asesino en el video es falso. A mi hijo lo fueron a matar, no a asustar, y todos sabían bien a qué iban. Esto ya está probado en la causa por lo que no sé si este video tiene validez. Crea impacto en los medios, pero para mí no cambia nada. Por eso espero que alguna vez haya justicia de verdad en la Argentina”, refirió en declaraciones radiales”. Y sobre el por qué de la aparición de este video de Luna autoincriminándose justo en este momento, Alberto Acro aseguró que “esto demuestra por sobre todas las cosas que hay una conexión entre el Colorado y los que están presos. Seguro que los Schlenker le pagaron para que diga estas cosas y los despegue del caso. Y los prófugos también. Pero no van a poder zafar, las pruebas son contundentes y todos van a ir a juicio. Nada me va a devolver a mi hijo, pero quiero que quienes me lo sacaron paguen por lo que hicieron. Y que lo hagan todos: quien apretó el gatillo, quienes lo acompañaron para eso y quienes dirigieron toda la operación a distancia”.

El padre de Gonzalo también dejó entrever sus dudas sobre la actuación de la dirigencia del club en todo el caso. “Cuando Alan se entregó, habló barbaridades de Aguilar. Y después misteriosamente no dijo más. Me da qué pensar”.

Juan Cerolini, abogado de William Schlenker:

La presentación del video de Luna en la Justicia nos parece un paso gigantesco para demostrar lo que venimos diciendo desde que comenzó la causa: William no mandó a matar a nadie. Esta confesión del supuesto autor material es un indicio más de que nuestro defendido no tiene nada que ver. Sólo lo involucran por un par de llamados de los cuales ni siquiera tienen el contenido de las charlas. Son presunciones sin certezas que se caerán en el juicio oral.

Anibal Mathis, abogado de los Acro:

El video que grabó Ariel Luna puede tener impacto mediático, pero su peso procesal en la causa es nulo. Haremos una presentación ante la Justicia para que no sea tomado como prueba. Si tiene algo para decir, que se presente y lo hago ante el juez, como se debe. Igual, es una vergüenza que lleve prófugo más de un año, pueda grabar un video y enviarlo a Olé y la Policía sigua sin encontrarlo. Quizá sea momento para que pongan a Gendarmería a buscarlo.

Fuente: Olé
26
nov
08

“Yo le disparé a Gonzalo Acro”

portada

Está más flaco, demacrado, y se tiñó el pelo de morocho. Usa lentes de alta graduación, cuando antes andaba con los de contacto. Si uno lo compara con una foto de un año atrás, parece otra persona. La transformación no tiene que ver con un tema de moda sino con tratar de pasar inadvertido para una Policía que lo busca desde hace tiempo pero extrañamente no lo puede encontrar. Es Ariel Alberto Luna, alias Colo. Es el asesino de Gonzalo Acro. El que le disparó a la pierna para bajarlo y lo remató con un balazo en la sien. Dicen que nadie sabe su paradero. Eso dicen, pero parece difícil de creer cuando Luna se toma su tiempo para grabar un video casero y hacerlo llegar por manos anónimas a Olé. En ese video, Luna se hace cargo del crimen e intenta despegar al resto de los imputados. A los Schlenker, a Pluto, Oveja, Kevin y Cuca. ¿Por qué? Simple: desde que Gastón Matera, el amigo herido de Acro en ese hecho, lo apuntó como autor material del homicidio, sabe que la pena que caerá sobre su cabeza no baja de los 25 años de prisión. Y en caso de que suceda eso, prefiere pasarlos con un dineral suficiente para él y su gente. ¿Si logrará el objetivo? Nadie lo sabe, pero es la única carta que al resto le queda por jugar. Y por lo visto, han decidido ponerla sobre la mesa.

Esta es, entonces, la confesión de un asesino. Que dice algunas cosas coherentes y otras fácilmente refutables. Y cuya elaboración
tuvo una trama secreta. En esta nota, su palabra y las consecuencias.

“Soy Ariel Luna y decidí hacer esto porque estoy podrido de que hagan una historia de lo que pasó. Yo toda la vida fui y seré de la calle y tengo códigos. En esta causa que armaron Adrián y Aguilar, y compró todo el mundo, se ensució a gente que nada tenía que ver y se dijeron muchas cosas y por eso decido hablar. Nadie armó nada, nadie mandó a matar a nadie, nadie organizó nada. Empezaba el campeonato y tanto ellos como nosotros estábamos viendo qué hacía el otro grupo, cuántas piernas se juntaban, si iban a ir a la tribuna, qué sé yo, varias cosas, las que pasan día a día en una cancha. Nosotros nos enteramos de que se juntaban cerca de la casa de Adrián y que algunos entrenaban en un gimnasio de Villa Urquiza. Esa noche fuimos a lo de Rousseau y después al gimnasio. Yo me quedé en la esquina y vi venir a dos. Uno era Gonzalo Acro. Discutimos y él se me vino encima, me tiró una trompada, forcejeamos. Ahí yo saqué el arma y traté de defenderme. La tenía apuntando hacia abajo, cuando forcejeamos la levanto y cuando la otra persona (por Matera) me la quiere sacar, pasó lo que pasó. El otro salió corriendo y yo me subí a una Ford Courier gris, con vidrios negros, y me fui. Eso fue lo que pasó. Nadie me mandó ni me pagó para matar a nadie, ni sabían que yo andaba armado. Pero cuando ellos fueron a lastimarnos a la cancha de River (se refiere a la batalla del playón del 6/5/07) estaba mi hijo en el medio de todo ese problema. Desde ese día yo decidí andar armado, también por problemas que traía de la cárcel y otras cosas. Y bueno, pasó lo que pasó, pero Alan, William y Pluto, que están detenidos, no tienen nada que ver, ni sabían que estábamos ahí. Y el Oveja, Cuca y Kevin (acusados de estar en el lugar del crimen junto a Luna) son personas que no están acostumbradas a estas cosas y no estaban de acuerdo con que yo llevara armas ni nada. Por eso pasó lo que pasó y no lo pudieron impedir. Fue un accidente y nada más”.

violencia

El monólogo de cuatro minutos está hecho en una sola toma y, por los saltos temporales que presenta, editado. Y tiene una función clara: tratar de convencer a la Justicia de que sólo iban a pegarle un susto a Acro y que él lo mató casi sin darse cuenta. La estrategia tiene un basamento en el Código Penal que dice que en un crimen no planificado, cada uno responde sólo por lo que fue a hacer. Bajo ese paraguas, Oveja Pintos, Kevin Kraft, Cuca Girón y Sergio Piñeyro sólo serían responsables por lesiones, porque supuestamente sólo le iban a pegar a Gonzalo. ¿Esto es cierto? Hay un dato que lo abona y consta en la causa: uno de los prófugos llamó a su abogado diez minutos después del crimen. Y se supone que nadie hace eso a menos que vaya a participar de una golpiza y la cosa termine mal, en homicidio. Pero el Código también dice otra cosa: uno debe imaginarse lo que puede ocurrir. Y si va acompañado por tipos con un prontuario extenso y de armas tomar, como Luna, que una apretada termine en asesinato es factible. Tomando este punto, todos vuelven a responder por el homicidio y nadie zafa.

La situación de los Schlenker y Lococo podría, en cambio, verse beneficiada. A ellos los incrimina el hecho de haberse juntado en una pizzería con Cuca, Kevin y Piñeyro horas antes del crimen, los cruces de llamadas que tuvieron con quienes estuvieron en la esquina fatal (aunque no hay contenido de las mismas), más el testimonio de Rubén Rodríguez, alias Rubencito, diciendo que los tres lo llevaron a tomar un helado para usarlo como coartada. Estos son indicios fuertes de que pudieron haber instigado el crimen, suficientes para mandarlos a juicio, pero a la hora de la verdad se necesitan pruebas concretas. Con Luna diciendo que los Schlenker no tenían nada que ver, si el resto de los imputados repite lo mismo, sus chances de obtener una pena menor, o hasta zafar, se acrecientan. Claro que para esto, Luna deberá presentarse ante la Justicia a ratificar lo que dice su video, algo que por ahora no parece que vaya a suceder. Y si la Policía sigue extrañamente sin agarrarlo… Además, en el banquillo no podrá esgrimir la teoría del accidente: por pericia forense está probado que a Acro lo bajaron de un tiro en la pierna y lo remataron en el piso. Y tampoco hay evidencias de forcejeo ni Matera habló nunca de ello. Cierto es que este video alínea a todos los imputados bajo una misma estrategia y anula la posibilidad de que se acusen entre ellos, algo que Cuca ya había hecho contra Alan en una entrevista con Olé, que luego ratificó ante la Justicia. Es, en definitiva, la única carta que les queda. Si es as de espadas o cuatro de copas, se sabrá en nueve meses, cuando el Tribunal Oral 15 haga parir el debate y trate, de una vez por todas, de imponer justicia.

Fuente: Olé
25
oct
08

William en huelga de hambre

El barrabrava Wiliam Schlenker está haciendo una huelga de hambre en protesta porque la Justicia decidió realizar el juicio contra el crimen de Gonzalo Acro recién para el próximo año.

Los médicos del Servicio Penitenciario están preocupados por la salud del hermano de Alan. El barra, que está implicado por el asesinato del otro hincha de River Acro, ya bajó 30 kilosy su estado de salud es delicado, ya que dejó de comer hace más de dos meses.
El barra está desconforme con que el juicio sobre el caso Acro esté planeado para el próximo año y adelantó que no sabe si llegará con vida al juicio “en estas condiciones de desnutrición”, publica el diario deportivo Olé.
William declaró ante los jueces: “Hace 75 días dejé de comer, cuando me enteré de que el juicio oral se haría recién en el 2009.Estoy preso en base a suposiciones del juez de instrucción. Los llamados entre miembros de la barra eran habituales, me elevaron a jefe y nunca lo fui, no se determinó el móvil. Es cierto que tanto Alan como yo nos hemos agarrado a trompadas contra uno o contra varios, pero no tiramos tiros ni usamos cuchillos para pelear. Somos los principales perjudicados con el crimen. ¿Acaso no se dan cuenta? A Gonzalo lo atacaron con códigos de chorro, no con códigos de cancha. Lo único que pido es que se haga el juicio cuanto antes, ya que no se si llegaré con vida en estas condiciones de desnutrición”.
Aunque William haga huelga de hambre parece que no va a lograr su cometido ya que los jueces tendrían todo diseñado para que el juicio se lleve adelante en 2009. El Tribunal escuchó sus argumentos y según fuentes del Palacio, ordenaron que se le hagan nuevas pericias médicas y psicológicas para comprobar el estado de su sistema inmunológico, antes de decidir. Claro que por más presión que meta William con su decisión de abandonarse y no consumir alimentos, la chance de que el juicio oral se acelere y se realice este año es prácticamente nula. Porque los jueces ya tienen agendados todos los debates que se realizarán de aquí hasta enero, cuando empieza la feria judicial.
|| Fuente: Minutouno-AM03



Pasaron por el blog desde el 23/8/07:

  • 3,629,863 visitas únicas
abril 2014
L M X J V S D
« mar    
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
282930  

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.