Archivos para 30 abril 2008

30
Abr
08

Los verdaderos Borrachos del Tablón

Estos son los verdaderos Borrachos del Tablón. A no confundirse. LBDT es el nombre propio de la hinchada riverplatense, no el sinónimo de asesinos o delincuentes. Para nosotros éstos hinchas son más “barra” que los que entraron con facas y cinturones al amalfitani. Ésta es la verdadera barra, hinchas autoconvocados con el solo fin de ir a alentar, por un rato nomás, a sus jugadores en la concentración previo partido copero.

Esto es ser hincha de River Plate.

El banderazo según Olé:

El que no salta es un Bostero/ el que no salta es un Bostero”. Falcao, como desde el primer minuto, es el que dirige al resto. A su lado, Augusto Fernández y Nicolás Sánchez golpean sus manos contra la parecita de cemento. Un poco más allá, Carrizo revolea una bandera igualita a la que tiene el colombiano, mientras Ortega, Abelairas y Alexis aplauden y el pibe Ríos y Rosales intentan hacer foco con sus celulares para retratar el momento. Todos saltan, todos agitan, especialmente esos 300 hinchas de distintas agrupaciones que se autoconvocaron para realizar un banderazo en apoyo al plantel y le dan un colorido especial a la noche. Hay bombos, bengalas, petardos. Hay gritos contra Boca, deseos de ganar la Copa. Hay aplausos y fiesta. Mucha fiesta.
El playón interno del Monumental, justo debajo de la concentración, se transforma en una popular. Sin barras. Apenas con fanáticos que entienden que es necesario ratificar la banca para el equipo antes de tres partidos que pueden decidir el futuro de este River. Entonces empiezan las ovaciones individuales. El “Orteeega, Orteeega” obliga al Burrito a saludar, de arranque, tímidamente. Aunque se suelta al escuchar el “vení, vení/ cantá conmigo/ que un amigo vas a encontrar/ que de la mano/ de Ariel Ortega/ todos la vuelta vamos a dar”. Ahí sí, al jujeño se le dibuja una sonrisa tan grande como la de Falcao cuando arranca el “oh, le, le/ oh,la, la/Falcao es de River/de River no se va” para demostrarle su gratitud por haberse quedado aunque lo esperara su selección.

Las Paredes, Bernal, Munro, Solano… Se pueden ver más de 20 banderas colgadas sobre el alambrado de las canchas de tenis del club. Casi tantas como jugadores que se le animan al frío y, sorprendidos, aplauden, agradecen. El Profe Ortega y el doctor Seveso tampoco se pierden el espectáculo. Eso sí: salen con un par de camperas para repartir. No sea cosa que alguno se resfríe. ¿Simeone? No aparece. Y eso que la banda lo espera. “Que salga el Cholo/ lo queremos saludar/ que salga el Cholo, lo queremos saludar”, le gritan. Pero como los segundos pasan y el técnico ni se asoma, la mira se posa sobre Buonanotte. “Enaaano, Enaaano”, rugen. Todos juntos. Y vuelan los trapos. Y hay aplausos arriba y abajo.

29
Abr
08

Ahora Olé usa nuestro blog

Después de usarle tantas info y fotos a Olé para nuestro blog, ahora fueron ellos los que usaron una foto exclusiva nuestra (ver detalle ) para mostrar dónde estaba Juan José Paz y así derribar la versión de la policía que decía que no había entrado a la cancha.

Para ver la entrada original donde aparece la foto, clickear acá.

29
Abr
08

Ningún epiléptico

Elena mira la foto una vez más, se restriega los ojos ya rojos y repite, para que no queden dudas, que sí, que ése es su hijo, Juan José Paz, 38 años, DNI 21.052.456, que salió de terapia intensiva el sábado pasado y que contra todos los pronósticos se está recuperando favorablemente. Y se enoja cuando el periodista insiste: “¿Está segura que es su hijo? Porque la Policía dijo que se golpeó antes del partido, fuera de la cancha, por un ataque de epilepsia”.

Paz, en el Amalfitani, sentado arriba de Amadeo Bellino, otro de los heridos. Le habrían pegado en la boca de salida de la popu.

-Soy la madre, ¿no? Es mi Juan. Mirá, tiene la gorrita azul, la remera… y acá entró todo desnudo, lo mandaron desnudo desde el Vélez Sarsfield (el primer hospital donde recaló). A mí algunos de sus amigos ya me habían dicho de que lo habían golpeado adentro. Y una vecina, en la feria, me dijo que la Policía mentía, que lo habían visto dentro de la cancha. Pero como él todavía no puede contar nada, yo no sabía. Pero este es mi Juan. Así que no se golpeó afuera como decían, porque yo lo veo sentadito ahí adentro.
Las palabras de Elena suenan fuertes en el pasillo del tercer piso del hospital Fernández donde Juan José Paz se sobrepone a dos cirugías cerebrales practicadas para salvarle la vida. Paz, miembro de La Banda del Oeste, fue el herido más grave de la batalla que ocurrió en la popular local previa al partido entre River y Arsenal en el estadio de Vélez. La Policía, ante el escepticismo de todos, determinó que no había siquiera ingresado a la cancha. El parte oficial de la Federal afirma: “Paz tuvo un traumatismo de cráneo producto de que 15 metros antes de llegar al precacheo de la platea local cayó pesadamente al suelo habiendo sufrido convulsiones, labrándose actuaciones por accidente simple“. Pero Elena mira la foto y dice: “Mi Juan no es epiléptico. Lo único que tiene es diabetes. Nunca tuvo convulsiones. Y mírelo, si acá está sentadito en la tribuna”.

Paz está ahora acostado en su camilla. Lo cuidan sus padres y sus dos hermanas menores. Los médicos cuentan que aún tiene amnesia por conmoción y que a veces reconoce a ciertas personas que lo visitan, y otras no. Pero que se está recuperando bien. La familia aún no accionó judicialmente para que se descubra lo que verdaderamente ocurrió. “Nosotros lo único que queremos es que se ponga bien. Una vez que suceda eso, si él quiere ir a la Justicia, irá. Adónde estoy segura de que volverá es a la cancha: es su enfermedad”, dice Elena, mientras aprieta la foto una vez más.

La madre de Paz mira la foto y no duda: “Ese es mi hijo”. Si bien la gorrita le tapa parte del rostro, Elena lo reconoce a él y a la ropa que vestía el día del lío en Vélez.

Se sabía

Las imágenes de aquel 30 de marzo fueron elocuentes. Y como la prensa venía avisando que ello podría ocurrir desde dos horas antes de que sucediera, siempre se habló de zona liberada. La Policía lo negó, pero dos nuevos elementos a los que accedió Olé parecen contradecirla: un informe previo de una brigada de la Federal daba cuenta de lo que podría ocurrir. “Los del Oeste irán a la cancha y no se descarta la posibilidad de que en el interior del estadio o en la misma tribuna pudieran generarse enfrentamientos entre ambos bandos para ostentar la titularidad de la barra”, se lee. Y Beto, capo de la popu riverplatense, en su indagatoria declaró expresamente: “Cuando supe que estaban los del Oeste, les avisé a los policías que hicieran algo para que no hubiera problemas, pero ellos dijeron que no podían hacer nada y en ese mismo momento liberaron dos molinetes y toda la gente ingresó corriendo, incluso los que no tenían entradas”. Lo que implica que no hubo cacheo para esta fracción y eso explica las imágenes de barras munidos con facas. Con todo esto, la Federal parece haber cambiado de opinión: Asuntos Internos abrió un sumario y ya separó a un oficial de inteligencia ligado a la barra de River.

Tomá Rodriguez, arreglate

El viernes la jueza Pombo le envió la causa por la batalla de Liniers al juez Rodríguez, que entiende en todos los procesos de Los Borrachos. Y ayer el magistrado la aceptó y la sumó a la de quinchos, playón y el caso Acro, entre otras. Para hacerlo sostuvo que había un imputado en común (Alexis Carabajal) y que todo era por la interna de la barra.

Fuente: Olé
28
Abr
08

La barra el 27 de abril

Nuevamente sin popular, una pseudo barra se ubicó en la Sívori media, el único sector del Monumental que no mostró claros. Y dale que va con el súper. “Con entrada o sin entrada, a La Boca vamo’ igual” y “las dos bandejas, la puta que los parió”, pidieron más lugar en la tribuna visitante, aunque está definido que los hinchas de River sólo tendrán una bandeja.

“Ponga huevo, huevo Millonario, ponga huevo, huevo sin cesar, que el domingo, cueste lo que cueste, el domingo tenemos que ganaaar…“, fue el hit con el que las 14 mil almas de River recibieron al equipo. No fue “que esta tarde” o “que en la Copa”, sino “el domingo…”.

Fue una situación ambiental tan intensa como atemporal. No importó el calendario. De hecho, el único cantito que hizo referencia al encuentro frente al San Lorenzo de Ramón Díaz y D’Alessandro fue ¡un mix!: “Cómo gritan, cómo alientan, los Borrachos del Tablón, vamos a copar La Boca y ganarle al Ciclón…”, a los cinco minutos del segundo tiempo, justo después de que Buonanotte metiera el 2-1.

28
Abr
08

24 de los de más de 100 con derecho de admisión

26
Abr
08

Fábrica de asesinos…

Muy interesante artículo de un diario de Honduras:

La anécdota es contundente: expertos de seguridad en el fútbol inglés viajaron a comienzos del nuevo siglo a Argentina; la intención era que, con su experiencia, colaboren para que disminuya la violencia en las canchas. Comenzaron a interiorizarse sobre la problemática, cuando se enteraron de un dato específico dijeron: “No, esto no tiene solución”. Armaron sus valijas y se fueron. ¿De qué dato se enteraron? La relación de barra bravas con sectores más allá de las tribunas, como la dirigencia de los clubes y hasta la clase política. (…)

La nota completa acá.

26
Abr
08

Cada uno atiende su juego

Se está dando lo mismo que pasó con el caso Acro. Acá cada uno atiende su juego y nadie aporta pruebas contundentes. Entonces, todos los barras piden quedar libres”. Así  resumieron altas fuentes judiciales la causa a cargo del juzgado 45 que investiga la batalla del 30 de marzo en Vélez, cuando River jugó con Arsenal. Y en la que ayer tres presuntos barras pidieron la excarcelación. Por lo de Acro, a otros dos -Pablo Alvarez, Bebote, jefe de la barra de Independiente; y Eduardo del Valle, Monzón– se les dictó anteayer la falta de mérito.

Un dato que explica cómo cada uno atiende su juego: un oficial de la Policía Federal con mucho peso, al que apodarían El francés, y que debería haber conocido a todos los barras que participaron de la pelea por el puesto que ocupa, sólo identificó a unos pocos barras que aparecen en las fotos.

Y hay más. Una denuncia anónima -vía carta- llegó, por sorteo, al juzgado 34. Allí se acusa a un directivo de River de haber pagado una suma a la Policía para que le liberara la zona a los barras en cancha de Vélez para que se pudieran pelear ahí. Y se asegura que la barra de River, la oficial, no la del Oeste, esperó en el cementerio de Ciudadela la orden de ingresar a la cancha para pelearse con la Banda del Oeste. Sin embargo la barra de River se juntó ese día en el Mc Donald’s de la avenida Libertador, próximo a River, y llegó directo al estadio.

En ese orden, el Tano Beto, señalado como uno de los nuevos jefes de la barra de River, se entregó el martes en el juzgado 45. Ayer fue trasladado a Marcos Paz. Al Tano Beto le dieron a elegir dónde situarse, si del lado de la gente que respondía a Alan Schlenker o del de Adrián Rousseau. Insólito. Además, el barra presentó un pedido de apelación por su detención y varios testigos que certifican que él no pegó ese día. El último dato: la jueza del juzgado 45, María Fontbona de Pombo, tiene como pruebas los videos de los canales de televisión. ¿Que pasó con las cámaras de Vélez? Según pudo saber este diario, la filmación no sirve para ver en detalle la pelea: alguien cambió la manera de enfocar…

Denuncia a Castrilli

El abogado Juan Manuel Lugones, representando a Salvemos al Fútbol y Familiares de Víctimas del Fútbol Argentino, denunció a Javier Castrilli. Fue por Alan Schlenker, quien dijo que la barrabrava de River contó “con la complicidad y el encubrimiento de Castrilli”.

Fuente: Clarín.com



Pasaron por el blog desde el 23/8/07:

  • 4,288,620 visitas únicas
abril 2008
L M X J V S D
« Mar   May »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
282930