13
Ago
08

Habla el padre de Gonzalo

A las 23,09 del 7/8/07, Gonzalo Acro salió del gimnasio al que iba en Villa Urquiza, acompañado de Gastón Matera. Un minuto después, tres balazos, uno en la cadera para tumbarlo y dos en la sien para rematarlo, lo dejaban en estado irreversible. El 9/8, fallecía. A un año de su deceso, la causa judicial tiene en prisión a los hermanos Schlenker como presuntos instigadores, a Pluto Lococo, Sergio Piñeiro y Cuca Girón como partícipes, y a Oveja Pintos, Kevin Kraft y Ariel Luna como prófugos. Los cinco primeros irán a juicio y de ser encontrados culpables, podrían recibir perpetua. Alberto, padre de Gonzalo, trata que la voz no se le quiebre y dice: “Los quiero a todos adentro. Hasta los que tienen falta de mérito, porque para mí lo armaron todos. Y que se pudran en la cárcel”.

–¿Por qué a su hijo?

–Creo que era envidiado por su perfil, los jefes lo veían como un enemigo a futuro… mi hijo era distinto, no tenía prontuario. Y si hubiera querido manejar la barra, lo hubiese hecho. Por voluntad, temple, inteligencia. Pero no quería, sabía que estaba llena de traidores y no se abrió para no quedar como un cobarde. Pero nunca imaginó lo que pasaría. Por algo no tomó precauciones, como Rousseau, que andaba armado y saltaba de casa en casa.

–¿Rousseau era tan amigo y no le advirtió?

–Rousseau es una hiena, es igual a Alan con la salvedad de que éste está sindicado como quien mandó a matar a mi hijo. En la cara le dije a Adrián: “¿Por qué a mi hijo y no a vos?”. Y no supo responderme.

–¿Usted desconocía el lugar en que se movía?

–El no hablaba mucho, creo que nos quería proteger. Además, nunca pensé que esto era un entramado tan… yo formé parte de una barra e íbamos a alentar por amor a River. No había guita ni nada.

–¿Podría ser que usted no lo parara porque estaba orgulloso de verlo en el paraavalanchas?

–Yo estaba orgulloso de él como persona. No tomaba alcohol, no se drogaba, era periodista recibido, le faltaba una materia para ser profesor de inglés. Y en River, trabajaba. Ganaba esa plata que Olé publicó, pero por las horas extras.

–Su hijo estuvo involucrado en la causa de quinchos y playón, donde no hubo muertos de milagro. ¿Ahí no lo paró?

–El tenía 29 años y su carácter. La madre se lo pedía por favor, pero ¿qué hacía, atarlo a una cama? Y lo de quinchos… William lo fue a pelear y mi hijo le dio una paliza. Yo creo que ahí hay un motivo grande.

–En playón casi matan a dos de la banda de Palermo. Su hijo estaba en el grupo agresor…

–Mi hijo estaba pero sin armas. Y eso me lo dijo el que llevaba los cuchillos y después en el juzgado mintió (se refiere a Caverna, que en la causa declaró que quien hirió a Balá fue Acro). Mi hijo sólo fue a juntar las banderas.

–Hay dos teorías sobre el crimen. Una, que fueron a darle un susto y a uno se le salió la cadena, y otra que quien lo habría instigado separó a Luna y le dijo: “Lo quiero muerto”. ¿En cuál cree?

–En que todos sabían que iban a matarlo. Y si alguno lo desconoce, que no tape a nadie y lo diga, porque va a comerse perpetua.

–¿Qué cree de Matera?

–Que fue el entregador. Por algo lo dejaron vivo. Le tiraron un balazo para crearle una coartada. En cambio a mi hijo le pegaron tres, se aseguraron de matarlo. Y más: un día Matera vino a buscarlo a casa y Gonzalo le dijo: “¿Qué, viniste a entregarme?”. El sabía que el otro se manejaba al mejor postor.

–Dijo que en la barra había muchos intereses. ¿No cree que a su hijo lo mataron por dinero?

–No. Mi hijo no tocaba un peso de River.

–Pero en un allanamiento al barra Matías Goñi le secuestraron $ 60.000 y declaró que eran de su hijo. ¿No le sorprende?

–Cómo me va a sorprender, si él ganaba bien en River y no gastaba nada.

–¿No piensa que era plata de pases de jugadores u otra cosa?

–No. Porque él no recibía nada. El negocio lo tenían Adrián y Alan. Cómo será que Rousseau no sabía siquiera cómo formaba River. Mi hijo conocía hasta cómo formaba la Cuarta.

–Una parte de la barra se autotitula “la banda de Gonzalo”. ¿Qué piensa?

–Que son todos iguales. Banda de Gonzalo… por qué no fueron a buscar a los asesinos si eran tan amigos, en vez de ir a buscar a los del Oeste. Están todos por conveniencia.

–¿Con la dirigencia de River habló?

–Me ignoran. Ni siquiera mandaron una flor al entierro. Vaya uno a saber cuál es su cargo de conciencia. Alan antes de entregarse habló de Aguilar y después cayó. ¿Qué debo pensar, que hizo componendas?

–¿Si estuviera frente a Aguilar, qué le diría?

–Que aunque no directamente, él también es culpable de la muerte de mi hijo.

–¿Y a Schlenker?

–…creo que no hablaría. Me gustaría encontrármelo en un cuarto solo, sin armas, y ahí si me mata me hace un favor. Y si lo mato, el favor me lo hago yo.

Fuente: Olé
Anuncios

0 Responses to “Habla el padre de Gonzalo”



  1. Dejar un comentario

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


Pasaron por el blog desde el 23/8/07:

  • 4,288,324 visitas únicas
agosto 2008
L M X J V S D
« Jul   Sep »
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031

A %d blogueros les gusta esto: