10
Dic
08

Colegio de animales

La policia mexicana se lleva a un hincha de Pumas. Fue en un choque con barras de América, en el 2005. Algo inusual alli.

La policía mexicana se lleva a un hincha de Pumas. Fue en un choque con barras de América, en el 2005. Algo inusual allí.

En México están alarmados. La centenaria y famosa convivencia pacífica entre hinchas de distintos clubes se terminó. Y la escalada de violencia llegó a tal punto que la Federación Mexicana de Fútbol decidió tomar medidas urgentes, entre ellas la clausura de estadios y un registro de hinchas violentos. “Se busca que el fútbol vuelva a ser familiar, como hasta hace poco tiempo”, declaró el secretario de la FMF, Decio de María.


En Colombia están alarmados. Las peleas entre las barras cobraron en los dos últimos años una violencia y una inteligencia organizativa inusual. Lo que eran pequeñas riñas pasaron a ser guerras generalizadas dentro y fuera de los estadios, con emboscadas en las carreteras que unen Cali con Medellín.

En Argentina están alarmados, pero no sorprendidos. Según informes que manejan en Seguridad en Espectáculos Futbolísticos y en la Policía Federal, nuestros barras encontraron un nuevo nicho para hacer negocios con la violencia: exportar sus métodos a Latinoamérica. Así, asesoraron y armaron barras de equipos de México y Colombia, tanto en la faz organizativa como en la musical. Les enseñaron cómo recaudar fondos producto de la extorsión a las dirigencias y los planteles, cómo obtener ganancias de las reventas de entradas y la forma de cobrar peaje a los vendedores informales de merchandising. Y la maestría en barrabrava no sale gratis: se cobra en dólares.

“El año pasado hubo un congreso sobre violencia en el fútbol en Pachuca y otro en Cali. Ahí fue cuando nos enteramos de la problemática y la gente de seguridad de esos países nos pusieron al tanto de lo que estaba ocurriendo”, le confirmó a Olé un hombre del Gobierno. “Nos mostraron fotos de un partido en Colombia donde mezclados con las barras había argentinos con camisetas de Chacarita, Boca y River dándoles órdenes y explicándoles logística de cancha”.

El aumento de los índices de violencia en ambos países demuestra que los alumnos aprobaron la materia. El año pasado, Di Zeo había admitido que asesoraban a ultras del exterior. “La Doce, para los barras de todo el mundo, es Harvard. Vienen acá a aprender”, afirmó mientras mostraba a cámara al supuesto jefe de una barra española.

Los estudiantes más aventajados resultaron ser los de Pumas, Tigres y América en México, y los equipos de Cali en Colombia. De hecho, el jefe de Pumas, apodado Nariz, estuvo dos veces en Buenos Aires parando en el hotel Intercontinental y aprendiendo in situ con la gente de Boca. Una vez hecho el intercambio en presencia, el asesoramiento continúa vía Internet, donde hasta les mandan canciones de cancha en formato mp3 con la música que se escucha aquí, pero con letras adaptadas para cada realidad. Eso provocó un problema adicional. Cuando los Auténticos Decadentes tocaron en Monterrey, los hinchas de los Rayados cantaban con letra de cancha y los de Tigres, también. Se agarraron y el recital se suspendió. Bizarro, ¿no? Sí, pero real.

ROBERTO VARGAS. Editor Soccermanía, México
Aprendieron de argentinos
México tuvo un fútbol en paz hasta no hace tantos años. Pero cada vez la situación es más parecida a la de Argentina. La primera hinchada que tuvo aporte argentino fue la del Pachuca, que contrató a un integrante de Boca que también estuvo en el Saprissa de Costa Rica, y que les enseñó cantitos y a manejarse en la tribuna. Pero son pacíficos. El problema grande está en Pumas, que se convirtió en la más violenta, tiene varios argentinos y a uno de los jefes lo llaman Chacarita. Y los del América están en la misma. Hace seis meses se agarraron en la carretera del DF, como si fuera la Panamericana de Argentina.
MARCO GARCES. Diario El País, de Cali
Todo suena argentino
En los últimos dos años, la violencia en el fútbol colombiano cambió para peor. Hay muchas más situaciones de fuerza en las canchas, es organizada y también se traslada afuera, con emboscadas a las hinchadas rivales. Eso es nuevo para nosotros, y sumado a que en este tiempo se comenzaron a escuchar las mismas canciones de estadio que en la Argentina, sorprendió mucho. Aquí se cree que las relaciones entre las barras de ambos países se hicieron fuerte en esa época por los cruces en las Copas.

Barras publicos

Pura adrenalina, el “barra tour”

Es una de las maneras en que se financia La Doce: junto con agencias de turismo, cobran unos 150 dólares por turista para pasar una tarde con la barra e ir a la cancha con ella.

Los Borrachos del merchandising

Antes del Mundial, los de River comercializaron llaveros, fotitos y otras “reliquias” para financiar su viaje al Mundial. ¿Dónde vendían? Dentro del club.

Fuente: Olé

Anuncios

0 Responses to “Colegio de animales”



  1. Dejar un comentario

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


Pasaron por el blog desde el 23/8/07:

  • 4,299,012 visitas únicas
diciembre 2008
L M X J V S D
« Nov   Ene »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  

A %d blogueros les gusta esto: