28
Ene
09

Una niebla enemiga que enmascara todo

Un vaho peligroso es cómplice de ese espiral de violencia e inseguridad que acobarda a la Argentina. A través del fútbol, quizás el manifiesto más auténtico de lo popular, se puede echar una mirada a la realidad del país.

Una sensación extraña, mezcla de incertidumbre y sospecha, se percibe tras chocar con los episodios de los últimos días. El crimen de un hincha de Boca delante de su familia como ajuste de cuentas de una pelea inútil por colonizar la tribuna, y la irrupción a tiros de 40 barrabravas de Newell´s en un intento de tomar la sede del club son el epítome de un sistema que huele a podrido.

verguenza400300308

¿Hay que convivir, sobrevivir o pudrirse con la violencia? Ayer hubo un hecho que aviva el debate: la Cámara Nacional de Casación Penal dejó en libertad a un barrabrava de River, procesado en la causa del asesinato de Gonzalo Acro. Es el segundo en una semana. Hay más: el mes que viene, investigados por el mismo caso, serían excarcelados los hermanos Alan y William Schlenker, también bajo una fianza millonaria de unos 100.000 pesos. Reunir dinero, para los violentos, no es imposible ni siquiera en tiempos de crisis mundial. Esto no es todo, advirtiendo que el terror va a continuar: próximamente dejaría la cárcel Rafael Di Zeo, el ex líder de la hinchada de Boca, que desde prisión ya insinuó venganza para díscolos y traidores.

En su obra literaria El país de las últimas cosas , el grandioso escritor norteamericano Paul Auster instruye a partir de la ficción sobre una civilización que se descompone. Algo así sucede en el fútbol tras repasar los recientes excesos de los barrabravas, sobre todo los producidos en Rosario.

La descomposición es gradual, y viene de antaño, mucho antes de la existencia de los Di Zeo o de los Schlenker. Data de antes que los mismos dirigentes de los clubes reconozcan que ellos mismos favorecen a la industria de violentos, como alguna vez, en un soplo de honestidad, lo manifestó Héctor Cavallero en relación a la feroz interna en Los Borrachos del Tablón .

El fútbol aprendió a convivir con la violencia y se tornó un lugar brutal. Los millones de pesos que genera la industria del fútbol ponen en la misma bolsa a jugadores, técnicos, dirigentes, políticos y barrabravas. Todos, y cada uno con mayor o menor responsabilidad, aportan su grano de arena para que el espectáculo continúe y nada se solucione. A su manera, todos ayudan para que la violencia no enmascaré la realidad, y la pelota siga rodando, tal vez a los tumbos, sobre un empedrado de impunidad.

Fuente: La Nación
Anuncios

0 Responses to “Una niebla enemiga que enmascara todo”



  1. Dejar un comentario

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


Pasaron por el blog desde el 23/8/07:

  • 4,289,329 visitas únicas
enero 2009
L M X J V S D
« Dic   Feb »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031  

A %d blogueros les gusta esto: