22
Ene
10

Zafando, siguen zafando

Hubo tiros, pero no pasó nada. Hubo heridos de bala y arma blanca, y socios encerrados en el vestuario temiendo por su vida, pero no pasó nada. Hubo, en pleno club, un domingo en la previa de un partido, una gresca que dejó al desnudo todas las complicidades entre los barras, la dirigencia, los políticos y la Policía. ¿Pero sabe qué? No pasó ni pasará nada. En medio de la feria judicial, el juez Alejandro Cilleruelo sobreseyó a Adrián Rousseau, Alexis Neurona Decoste y Christian Ghisletti por la gresca de los quinchos, el enfrentamiento de Los Borrachos del Tablón del 11/2/07, primer choque de una guerra que después se cobraría la vida de Gonzalo Acro. El juez entendió que la causa estaba prescripta porque pasaron más de dos años sin que fuera elevada a juicio, aunque en su fallo nada dice de las maniobras dilatorias que la defensa llevó adelante y que la Justicia, de una u otra manera, convalidó. Así, si un caso emblemático con procesamientos confirmados por Cámara e innumerables pruebas, termina sin culpables, la lucha contra la violencia está perdida.

La historia es simple: el 11/2/07 ocurrió la batalla y el 16/5/07 los barras fueron indagados y al tiempo procesados por lesiones leves en riña. Según el Código Procesal, para delitos como éste, con penas menores a los tres años, si la causa no va a juicio 24 meses tras el llamado a indagatoria, queda prescripta. El Código también marca que la prescripción se interrumpe si el acusado comete un nuevo delito. A Rousseau se le abrieron, tras quinchos, tres causas más: batalla del playón (6/5/07), enfrentamiento en la Lugones (13/8/07) y asociación ilícita (9/9/07). En la primera está procesado por lesiones graves, en la segunda requerido a juicio por daños y resistencia y en la tercera sólo imputado. Pero al no tener sentencia, el juez considera que no hay delito y por eso no interrumpen la prescripción. ¿Qué pasa en quinchos si Adrián mañana es encontrado culpable en playón, por caso? Nada, ya fue sobreseído y nadie puede ser juzgado dos veces por el mismo delito.

El fiscal Campagnoli tiene ahora hasta el 3/2/10 para apelar la decisión de Cilleruello. Más allá de esto, sorprende que una causa con procesamientos firmes desde el 21/12/07, haya estado un año y medio parada con chicanas hasta que se cumpliera el plazo de prescripción. Por entonces, el juez de la misma era Luis Rodríguez. Si fue un descuido o una cadena de casualidades, ya no importa.

La decisión de Cilleruello trae otra sorpresa más. No alcanza por ahora a los hermanos Schlenker, también procesados por lesiones leves y esperando juicio por el crimen de Acro. Pero como en éste tampoco tienen sentencia, deberían correr la misma suerte que Rousseau y compañía. Eso pedirá su abogado en las próximas horas. Para que quinchos sea ya completo, un hecho que, para la Justicia, jamás existió.

Fuente: Olé
Anuncios

0 Responses to “Zafando, siguen zafando”



  1. Dejar un comentario

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


Pasaron por el blog desde el 23/8/07:

  • 4,288,324 visitas únicas
enero 2010
L M X J V S D
« Dic   Feb »
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031

A %d blogueros les gusta esto: