15
Dic
10

Ricardo Richard El Gordo Gerino

Ricardo Diego Gerino tenía pensado ir ayer a la cancha de Lanús a ver ganar a su River. Diez días atrás, el sábado 4, había viajado a Santa Fe con la fracción de la barra que lleva el pomposo nombre de “200 guerreros”, que intenta tomar el control de la tribuna que perdió hace tres largos años en manos del grupo denominado “la banda oficial”, cuyos líderes son Martín Araujo y Eduardo, alias Joe, este último con vínculos cercanos al gobierno a través de su relación con el dirigente Federico Saravia, y por haber hecho toda su militancia en la Unidad Básica de Las Cañitas, que responde al secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno. Pero aquel sábado 4 no tuvo suerte: la policía santafesina detuvo al grupo y no lo dejó llegar, para evitar un choque entre ambos bandos. Y ayer tampoco pudo decir presente en la popular: el domingo se enteró que Alejandro Rivaud, un ex agente de Conductas Delictivas de la Federal, lo identificó en la comisaría 36 participando de los incidentes ocurridos en el Parque Indoamericano y decidió refugiarse en la casa de un amigo en Flores Sur , esperando a ver hasta qué punto se complicaba su situación. Al cierre de esta edición, no estaba imputado de delito alguno en la causa 48.328/2010 que lleva el juez Eliseo Otero, donde se investiga lo ocurrido.

¿Qué hacía Gerino allí? Richard es un hombre de la zona. Se crió en Soldati y si bien desde hace varios años vive a una cuadra de la plaza Misericordia, en el corazón de Flores, parte de su familia sigue habitando los monoblocks cercanos al Indoamericano.

Tatuador de profesión (trabajó en un local de una galería de Santa Fe al 1700 hasta que puso su negocio propio en una galería sobre la avenida Rivadavia), tiene relación estrecha con la barra de Huracán, ya que parte de esta forma a su vez la barra de Deportivo Español y como en un juego de muñecas rusas, parte de esta integra el grupo “la banda del Oeste”, de la barra de River. Todo estos pesados del fútbol sumados a un grupo de La Doce con asiento en Lugano, dominan territorialmente los negocios poco santos de la zona y arman torneos de fútbol 11 en el Indoamericano los fines de semana, que dejan una suculenta ganancia, ya que cada equipo debe oblar 250 pesos por participar y además tienen como otra fuente de ingreso el expendio de comidas y bebidas en dichas jornadas. Una fuente que conoce los movimientos de los barras asegura que uno de los implicados confesó sobre el por qué de la agresión a los ocupantes del Parque que “ son ellos o nosotros.

Si los dejamos crecer, en tres meses son competencia para nuestros negocios”. La mayoría de estos, además, tienen vinculación con el gremio Municipal. De hecho, Julio Capella, el barra de Huracán que aparece disparando en las imágenes tomadas por los canales de TV, es empleado de la Obra Social del Gobierno de la Ciudad (entró bajo el gobierno de Jorge Telerman) y fue miembro de la junta electoral de Sutecba, el sindicato municipal que regentea Amadeo Genta. Y su tío es el que tiene verdadero peso en el sindicato.

Acá las responsabilidades políticas comienzan a bifurcarse: Genta es a nivel nacional espada de Hugo Moyano, pero a nivel local hace negocios con quien detente el poder, en este caso el PRO. A su vez, Gerino jugó fuerte en las últimas elecciones de River para Antonio Caselli, el candidato a presidente que perdió con Daniel Pasarella. Antonio es hijo de Cacho Caselli, quien tuvo distintos cargos en el gobierno de Menem, es un nexo entre la Argentina y el Vaticano y hoy es antikirchnerista. ¿Esto dice algo sobre la orientación política de Gerino? Es relativo: los barras trabajan como mercenarios, ofreciéndose al mejor postor. De hecho, en la interna de River el mayor aliado de Gerino es el Turco Martín Stambuli, que lidera a los barras de River de Fuerte Apache y quien hasta hace poco trabajó en el Registro Nacional de las Personas. Porque al igual que Capella, que al mismo tiempo que trabajaba para el municipio era miembro de la ONG de barras kirchneristas Hinchadas Unidas Argentinas, los barras juegan para quien les de impunidad y la posibilidad de desarrollar sus actividades. La utopía de la ideología, es un cuento en el que jamás han abrevado.

 

fuente: clarín
Anuncios

0 Responses to “Ricardo Richard El Gordo Gerino”



  1. Dejar un comentario

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


Pasaron por el blog desde el 23/8/07:

  • 4,293,876 visitas únicas
diciembre 2010
L M X J V S D
« Nov   Ene »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  

A %d blogueros les gusta esto: