19
Abr
11

Un buen ataque, la mejor defensa

Los Schlenker quedaron bien parados luego de que sus Abogados desarticularan a un testigo clave del caso Acro.

¿Qué vale más: un dato o una sensación? La pregunta quedó flotando en el juicio por el crimen de Gonzalo Acro tras el testimonio de Rubén Rodríguez, alias Rubencito, el barra de River que era un testigo clave para sostener la acusación como instigadores contra los hermanos Schlenker y Maximiliano Lococo. Porque Rubencito fue quien pasó aquella noche fatal con ellos, dando un paseo por la zona del Bajo y tomando un helado casi a la hora del crimen. Y el día después, cuando supo lo que había ocurrido, declaró que se sintió usado como coartada para cubrir la supuesta autoría intelectual del homicidio.

Ayer, en la etapa oral, Rubencito ratificó aquella sensación. De entrada aseguró que era amigo de Gonzalo y de Gastón Matera y no más de Alan, William y Pluto porque “le hicieron a un amigo algo que yo no le haría nunca”. La frase cayó como una bomba cuya onda expansiva siguió un rato, mientras el testigo contaba que “el día después del ataque me llamó Alan y me dijo que me acordara de lo que habíamos hecho anoche y me sentí usado” y que “un mes antes de lo ocurrido, Alan me dijo que no hablara más con Matera o Gonzalo y tuve miedo por mí y por mi familia. ¿Por qué? Y, a Gonzalo lo mataron…”.

Si la audiencia hubiese terminado ahí, quizá en este momento estaríamos hablando de otra cosa. Pero claro, no terminó ahí. Porque al toque, Mariano Cúneo Libarona, abogado de Alan, y Juan Cerolini, letrado de William, lo acribillaron con datos que Rubencito parecía haber omitido u olvidado. Entonces, la bomba empezó a perder valor. Rubencito debió aceptar que Alan le había dicho “acordate de lo que hicimos porque ya están hablando giladas”, lo que cambia bastante el sentido de la frase y reconoció que aunque había asegurado que no quería saber más nada con ellos desde los incidentes de los quinchos y el playón, había tenido 40 comunicaciones radiales con Alan durante julio (sin especificar la duración de las mismas, dato no menor) y dos el día anterior al crimen, que se produjo el 7 de agosto del 2007. Y que seguía yendo a bailar con ellos y hasta había participado del cumpleaños de Pluto, una semana atrás. Sensaciones contra datos.

Lo que se reforzó aún más con el último ítem. Mientras Rubencito había dicho que la noche del crimen hicieron un corto viaje por avenida Del Libertador, está probado que hubo una recorrida mucho más amplia que llegó hasta la Costanera Sur y Barracas. Y confesó que los hermanos Schlenker y Pluto hablaban por handy pero dijo “no saber de qué ni con quien”, lo que entonces sonó poco convincente. Y terminó su testimonio con un “yo me sentí involucrado en algo que ellos sabían y yo no, pero no tengo pruebas”.

En ese momento, Alan Schlenker sabía que tenía ganada la pelea por puntos y fue por más. Por eso pidió ser careado con Rubencito, quien adujo no estar emocionalmente equilibrado en ese momento, por lo que el encuentro se pospuso para mañana. Entonces se verá qué pasa. Pero en la Justicia valen más los datos que las sensaciones. Y en este rubro, aunque el juicio es largo y nada está dicho, ayer los Schlenker sacaron una luz de ventaja.

Por lo pronto, tanto la fiscalía como la querella solicitaron que se determine los motivos por los que Rodríguez sufrió una crisis nerviosa, para saber si guarda relación con sus dichos respecto de lo que pudo recordar de ese día.Incluso, la defensa de Alan adelantó que su cliente ampliará su declaración indagatoria una vez realizado el careo con Rodríguez.

En la audiencia de ayer, también declaró como testigo Andrea Galera, ex novia de William Schlenker. quien aclaró que es “mentira” que su entonces pareja haya perdido una pelea mano a mano con Gonzalo Acro en lo que se conoció como la “Batalla de los quinchos”, enfrentamiento entre facciones de la barra brava de River que hubo en febrero de 2007.

Según la joven, ese día de febrero por la noche se encontró para cenar con William y “no tenía nada”, sólo “lastimada la mano”.

La joven sí hizo alusión, a raíz de una de las preguntas de la querella, a una pelea por teléfono que tuvo con William, luego de que éste apareciera fotografiado con la vedette Moria Casán, pero no se avanzó sobre el tema porque la defensa pidió no avanzar sobre cuestiones íntimas.

En tanto, para hoy estaba prevista la declaración testimonial de Guillermo “Caverna” Godoy, actual jefe de “Los Borrachos del Tablón”, pero su abogado informó que se encuentra internado, sin dar precisiones de los motivos.

“Algo le pasó en La Plata porque lo vi dirigiendo la hinchada”, dijo en tono irónico el abogado defensor Salvador Heredia en referencia al partido que River jugó  en esa ciudad frente a Gimnasia y Esgrima.

fuente: olé, deportes.terra.com, notio.com.ar
Anuncios

0 Responses to “Un buen ataque, la mejor defensa”



  1. Dejar un comentario

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


Pasaron por el blog desde el 23/8/07:

  • 4,282,285 visitas únicas
abril 2011
L M X J V S D
« Mar   May »
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930  

A %d blogueros les gusta esto: