03
May
11

William: “Yo no fuí” – Goñi:“El móvil fue el odio de William hacia Gonzalo”

La declaración de Schlenker se extendió casi cuatro horas en el juicio que se le sigue a él, a su hermano Alan y a otros cuatro barrabravas de “Los Borrachos del Tablón”, ante el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 15 porteño.

El abogado defensor de este imputado, Juan Martín Cerolini, dijo a Télam que su defendido respondió todas las preguntas que le hicieron y que “quedó demostrado que no tuvo ninguna participación en el asesinato de Acro”.

En su declaración indagatoria, William aseguró que en la “batalla de los quinchos” él venció a golpes a Acro y que después de esa pelea nunca más lo vio, con lo que intentó demostrar que no hubo ninguna venganza de parte suya contra la víctima.

Sin embargo, el abogado de la familia Acro, Aníbal Mathis, señaló a Télam que ante la declaración del acusado quedó en evidencia “el perfil de un perfecto criminal”.

“Nos sorprendió que William dijera que se preparó para la pelea, que aumentó ocho kilos, que se rapó para que no lo agarren de los pelos, que se puso unas zapatillas especiales”, dijo Mathis y agregó que parecía la declaración de un “killer”.

Schlenker aseguró ayer que el ex presidente de River Plate José María Aguilar “apañaba a Rousseau”, quien, según dijo, “tiene varios bienes y no sabe como los obtuvo”.

Expresó que en los días previos al homicidio iba a la casa de Rousseau para vigilarlo “por curiosidad” y que su intención era “sacarlo de la tribuna”.

La audiencia continuará el próximo miércoles a partir de las 10, con las declaraciones testimoniales del periodista deportivo Gastón Recondo; Luciano Chousal, amigo de Rousseau, y Roberto Bogado, de la filial San Miguel.

Además de los hermanos Schlenker, son juzgados Ariel “Colo” Luna, Pablo “Cucaracha” Girón, Martín “Pluto” Lococo y Rubén “Oveja” Pintos.

Todos están acusados de “homicidio calificado por el concurso premeditado de dos o más personas” y de “tentativa de homicidio” del amigo que acompañaba a Acro esa noche, Gastón Matera, quien resultó herido de un tiro en la espalda.

El ataque a Acro fue cometido cerca de las 23 del 7 de agosto de 2007, en el barrio porteño de Villa Urquiza, cuando el hincha se retiraba de un gimnasio junto a Matera.

Acro recibió dos balazos en la cabeza y uno en la pierna izquierda y murió el 9 de agosto en el hospital Pirovano.

Desde un principio, los investigadores sospecharon que se había tratado de un enfrentamiento entre dos facciones de la barrabrava “millonaria”.

El menor de los hermanos Schlenker declaró ante el Tribunal Oral Criminal N° 15 y se desvinculó del crimen de agosto de 2007, en donde Acro recibió un disparo en su cabeza, al tiempo que cargó contra Rousseau, de quien dijo que tiene una “excelente relación con (Daniel) Passarella” y otros dirigentes del club millonario.

En su relato, William Schlenker aseguró no haber instigado el crimen, y se abocó a desmentir una versión instalada sobre que él que asegura que previo al crimen, había perdido una pelea mano a mano con Acro en la llamada “batalla de los quinchos”.

Schlenker dio detalles de esa pelea entre facciones de River Plate, en la cual en la vereda de enfrente estaba Adrián Rousseau, y aseguró que él ganó “por puntos” una riña que mantuvo con Acro.

“Queríamos con Alan (su hermano) ir a pegarle a Rousseau, y cuando llegamos a los quinchos Alan empezó a pelearse con Adrián y yo me peleé con cinco en distintos momentos porque ellos querían evitar que mi hermano le ganara la pelea a Adrián, para que no quedara mal parado”, empezó su relato William.

A raíz de la riña, “Alan le hinchó un ojo y la boca a Rousseau”, y William –según dijera el mismo- le ganó la pelea a Acro.

“Si yo hubiera perdido la pelea no lo hubiera mandado a matar. Hubiera pedido revancha y me habría preparado para eso. Es ridículo pensar que yo mandé a matar a Gonzalo”, aclaró el acusado, quien junto a su hermano Alan y otros presuntos barras bravas está siendo juzgado desde hace semanas por homicidio.

También aclaró que no tuvo “celos” con Acro a raíz de que ambos, en distintos momentos, compartieron una relación amorosa con una joven llamada Sabrina Rigaccio, y hasta se encargó de minimizar la cuestión: “no sé a quién de los dos le importaba menos”.

William también aprovechó para criticar a su rival Adrián Rousseau, quien “nunca trabajó” y sin embargo tiene “un hotel, un kiosco, dos departamentos en Belgrano, y una camioneta”, entre otros bienes, según detallara el acusado.

La llegada de Rousseau al club coincide con la asunción a la presidencia de José María Aguilar, aseguró William Schlenker, quien a su vez afirmó que su rival tiene una “excelente relación con (Daniel) Passarella” y otros dirigentes del club millonario.

“El móvil fue el odio de William hacia Gonzalo”

Matías Goñi, íntimo de Acro, dijo que el crimen fue en venganza por lo de quinchos. Insólito, adujo no ser barra ni conocer la guerra interna. Así desinfló su testimonio.

Cuando alguien cuenta una verdad a medias, ¿pesa más lo que dice o lo que calla? Menuda tarea tiene el Tribunal 15 en el juicio por el crimen de Gonzalo Acro para separar la paja del trigo y llegar a saber qué ocurrió exactamente la noche del 7/8/07, cuando lo asesinaron. Porque la mayoría de los testigos afirman lo que les conviene, y silencian lo que los perjudica. Esta vez fue el turno de Matías Goñi, íntimo amigo de Acro, quien aseguró sin titubear que el móvil del homicidio fue el odio que William Schlenker le tenía a Gonzalo, pero cuyo testimonio se desinfló cuando negó ser barra, aún cuando formó la empresa “Del Tablón SRL” junto a Alan Schlenker para vender merchandising de Los Borrachos y cuando está procesado en la causa del playón como uno de los agresores. Sí, insólito.

La declaración de Goñi era muy esperada, porque no había hablado en la etapa de Instrucción y porque tenía un amplio saber sobre la barra, donde se lo conocía como el Diarierito. Y se despachó con todo: “Yo sé la verdad del homicidio. William odiaba a Gonzalo. Primero porque salía con una chica llamada Sabrina que en realidad amaba a Acro. Y después porque Gonzalo lo rompió todo el día de quinchos (11/2/07). Ese es el móvil del crimen. Gonzalo después de aquella pelea me dijo que los Schlenker lo iban a querer matar. Ellos sabían donde entrenaba y los de Palermo (imputados como autores materiales del crimen) respondían a los hermanos. Un año y medio después del hecho, la novia de Alan fue a ver a Ale Kung (otro barra) para que ensucie a los de Palermo. Alan se jactaba siempre de que iba a cometer el crimen perfecto”.

El relato era potente. Pero perdió fuerza cuando dijo que a la cancha iba solo y no con Los Borrachos (Goñi era empleado del club y parte del grupo que respondía a Adrián Rousseau), que no sabía por qué había una interna en la barra ni quienes eran los capos de la banda de Palermo. Y que no estaba al tanto de la serie de incidentes la semana previa al homicidio ni de la idea de Acro de volver a la cancha a recuperar la tribuna junto a Adrián y 300 soldados, lo que reconoció la propia novia de Acro y lo que parece ser la hipótesis más creíble de por qué lo mataron.

fuente: télam, 26noticias.com.ar
Anuncios

0 Responses to “William: “Yo no fuí” – Goñi:“El móvil fue el odio de William hacia Gonzalo””



  1. Dejar un comentario

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


Pasaron por el blog desde el 23/8/07:

  • 4,306,909 visitas únicas
mayo 2011
L M X J V S D
« Abr   Jun »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  

A %d blogueros les gusta esto: