Archivo para 30 junio 2011

30
Jun
11

Apriete a Pezzotta: piden detener a dirigentes, barras y un policía

El fiscal de Saavedra, José María Campagnoli, pidió hoy la detención de ocho personas, entre las que se encuentran cuatro dirigentes y tres barras bravas de River, además de un policía, todos por la presunta participación en el apriete que sufrió el árbitro Sergio Pezzotta en el entretiempo del partido revancha entre River y Belgrano por la Promoción.

El fiscal Campagnoli tomó la determinación en el marco de la investigación por las amenazas e intimidaciones a Pezotta, y el pedido fue solicitado a la jueza de instrucción Wilma López.

El fiscal recibió ayer el testimonio espontáneo de un testigo que dice haber presenciado toda la secuencia ocurrida el domingo en el Monumental y describió la forma en que los barras accedieron al anillo del Estadio por la puerta Maratón y llegaron, con la supuesta connivencia de la seguridad pública y privada, hasta el vestuario de Pezzotta.

Campagnoli pidió las detenciones del secretario de River Daniel Bravo; del virtual responsable de la seguridad interna del club, Gabriel Riccio; de Francisco “Jajo” Bierniakowicz, supuesto vínculo con los barras bravas; del vocal suplente Néstor Morelli; y de los barras bravas Martín Araujo (alias “Martín de Ramos”), Héctor “Caverna” Godoy y Gustavo “El Uruguayo” Larrain, según confirmó la agencia DyN.

Campagnoli confeccionó el pedido de detención y lo remitió al juzgado de instrucción número ocho, a cargo de la jueza Yamile Bernan, pero como ya había previamente una investigación en curso, el expediente fue remitido a su colega Wilma López, la misma que investigó el crimen del militante del PO Mariano Ferreyra a manos de una supuesta patota de la Unión Ferroviaria.

En el marco de esa causa, el fiscal de instrucción Marcelo Retes le pidió a la Policía Federal que analice las imágenes de los barras bravas circulando por el interior del estadio hasta el vestuario de Pezzotta.

Retes reclamó la identificación de los individuos que se observan en la filmación a la División de Delitos Tecnológicos y Análisis Criminal de Policía Federal, como medida previa a efectuar un requerimiento de medidas de prueba.

fuente: tn
Anuncios
30
Jun
11

Alan Schlenker: “Vamos a ser absueltos y se va a demostrar que nada tenemos que ver”

El ex jefe de la barra de River y su hermano William están acusados de ser los ideológos del asesinato del hincha Gonzalo Acro. Esta mañana, Alan fue liberado en otra causa que lo investiga por el crimen de un vendedor de drogas.

 

El ex jefe de la barra de River “Los Borrachos del Tablón”, Alan Schlenker, aseguró que tanto él como su hermano William van “a ser absueltos” en el juicio que se les sigue por el asesinato del hincha Gonzalo Acro, ocurrido en Villa Urquiza en 2007.

“Vamos a ser absueltos y se va a demostrar que nada tenemos que ver con este caso”, dijo a la salida de los tribunales porteños, donde se desarrollaron los alegatos del juicio oral por el homicidio de Acro.

El abogado Juan Martín Cerolini solicitó al Tribunal Oral Criminal 15 porteño que absuelva a William al basarse en los mismos argumentos usados el lunes último por la defensa de su hermano Alan, que planteó flagrantes violaciones a su derecho de defensa en esta causa.

Esta mañana, Alan fue excarcelado en la causa que lo investiga por el crimen de Mario Sanzi, un supuesto “dealer” de drogas, el 11 de mayo de 2001 en la villa Borges de Munro, partido de Vicente López.

La excarcelación se produjo después de que la defensa del acusado acreditó los 160 mil pesos de fianza que le había impuesto la semana pasada el juez de Garantías de San Isidro Ricardo Costa.

fuente: tn
30
Jun
11

El apriete

Olé accedió a más imágenes donde se observa que toda la primera plana de Los Borrachos comandó la amenaza. Quiénes son y qué dirigentes están apuntados.

El escándalo crece hora tras hora. Después de que Olé publicara en exclusiva las imágenes de las cámaras de seguridad donde se ve cómo cuatro hombres del riñón de Daniel Passarella ayudaron a Los Borrachos del Tablón para amenazar a Sergio Pezzotta en el entretiempo del partido con Belgrano, la Policía trabaja junto a la Justicia y el Ministerio de Seguridad para identificar a los participantes de la apretada. La tarea no es muy difícil: ayer Olé identificó a los hombres de la dirigencia, cuyos nombres ya están en la denuncia penal, y ahora, con nuevas imágenes, quedó al descubierto la primera plana de Los Borrachos del Tablón.

En el video se ve a Martín Araujo, alias Martín de Ramos, como líder de la movida. Araujo fue empleado del club en la administración de José María Aguilar y lo echaron tras la gresca de los quinchos de 2/07, cuando la barra se partió a tiros entre el grupo de Alan Schlenker y Adrián Rousseau. Araujo terminó con Adrián y copó la tribuna en 11/07, tras el crimen de Gonzalo Acro.

Junto a él se ve a Gustavo Larrain, el Uruguayo, otro ex empleado y testigo en el juicio por el asesinato de Acro. El Uruguayo integraba la lista del derecho de admisión hasta que salió de ella tras el acuerdo con el Gobierno en el Súper del Clausura 09, cuando Los Borrachos y La Doce pusieron telones a favor del Fútbol para Todos (que aún no se había instaurado) a cambio de volver a la cancha. En la foto hay otros barras que tenían derecho de admisión, como Chimi, ex empleado de la época de Aguilar, y da la sensación de que Héctor Caverna Godoy también es de la partida. Godoy, ex empleado, monitoreó el ingreso de los barras al campo de juego en el partido de ida de la Promoción.

El deschave no queda ahí: en el grupo se destacan el Gordo Ale, líder del grupo de Budge, y el Golo, violento que tiene una cicatriz en su labio y es el nexo de Los Borrachos con el sindicato de Camioneros.

Por último, la imagen trae a un hombre clave en la barra a fines de los 90 y que volvió con todo hace un año: Alejandro Flores, el Zapatero, cuadro del PJ Capital en Constitución. Junto a él caminan por el hall Flavio, que trabaja en la facultad de Derecho y el Bruja, pero no el histórico de Flores, sino uno que ingresó hace años a la barra.

Además, los funcionarios investigan un anónimo que les llegó y que plantea una hipótesis inquietante: según la denuncia, un altísimo dirigente de River, apenas por debajo de Passarella en la toma de decisiones, llamó a un grupo de barras que revista en la Anses y le pidió molestar al plantel de Belgrano en la noche del sábado, a cambio de un dinero que les fue entregado el viernes por la tarde en Libertador y Olleros, frente a una estación de servicio. La plata la habría acercado un ex capo de la barra, que bajó de una Hilux negra, y cuya sombra moscovita es omnipresente en la tribuna de River. Por esto ya se pidieron cruces de teléfonos y videos que comprobarían que la red de relación dirigencia-barra es aún más grande de lo que se creía.

Radiografía de un poderoso

Riccio está siempre.

La primera imagen a la que accedió Olé era elocuente. Allí, Gabriel Riccio, el hombre fuerte de Seguridad en River aún cuando no figura en la planta de empleados de la institución, le da órdenes a quienes tratarán con los barras. Riccio comenzó a tener influencia en River cuando Los Borrachos volvieron del Mundial de Alemania.

Ahí, a sabiendas de que el Coprosede que lideraba Mario Gallina los tenía en la mira, ofreció sus servicios para hacerles más fácil la vida con las fuerzas de Seguridad, según consta en varias denuncias judiciales donde también se lo sindica como hombre de Mario Israel, el todopoderoso secretario de Aguilar.

De Riccio se dice que es cercano a la SIDE y a la Bonaerense. De hecho lo acusaron de permitir a Adrián Rousseau burlar el derecho de admisión en Avellaneda, en el Apertura 06, contra el Rojo.

Tras la victoria de Passarella, Riccio siguió en River. Según el sitio web Urgente 24, impulsó bajar el contrato con la empresa de seguridad privada Siseg, para contratar a otra, American Guard, que no estaba habilitada, lo que generó un escándalo. Aún así, se mantuvo. Y como se ve, con mucho poder.

fuente: olé
29
Jun
11

Imágenes del descontrol, furia e impotencia

29
Jun
11

“Háganlo ahora, pero háganlo rápido”

La Justicia ya tiene las pruebas de que la apretada a Pezzotta fue armada entre la barra y la dirigencia. Por ese video, River se expone a una clausura de 20 fechas y la quita de… ¡18 puntos!

El refrán dice que una imagen vale más que mil palabras. Pues bien, ahora el dicho puede tener variantes nefastas para River. Una imagen puede valer 20 fechas de clausura del Monumental y 18 puntos de descuento para el torneo de la B Nacional. Porque como nunca queda comprobada la connivencia entre los dirigentes de un club y su barra, en este caso para amenazar a un árbitro de muerte en caso de que no les conceda un penal. Las instantáneas a las que accedió Olé y que ya están en manos de la Justicia y del Ministerio de Seguridad de la Nación, son contundentes: cuatro hombres de estrecha confianza del presidente Daniel Passarella le franquean el ingreso en el entretiempo a un grupo de ocho barras para que vayan a apretar a Sergio Pezzotta. Más: en la denuncia presentada ante la fiscalía de Saavedra, un miembro de la Unidad de Coordinación de Seguridad y Prevención de la Violencia en Espectáculos Futbolísticos (Ucpevef) declaró que un compañero suyo escuchó en el entretiempo al secretario del club, Daniel Bravo, decir por teléfono: “Háganlo ahora, pero háganlo rápido”. Por eso la Justicia analiza cruzar los llamados de este dirigente ante la sospecha de que el diálogo podría haber sido dirigido a uno de los capos de Los Borrachos del Tablón.

La hipótesis judicial se apoya en lo que anticipó ayer Olé y se comprobó con el video grabado por las cámaras del estadio. En ellas se ve a Gabriel Riccio, el hombre fuerte de seguridad de River, hablando con dos subalternos, Francisco Bierniakowicz y Néstor Morelli. Bierniakowicz es Jajo, el nexo de la dirigencia con la barra en la gestión Passarella (sería el encargado de darles las entradas). De hecho, ingresó al club por su amistad con la familia del Kaiser, que nació a partir de la triste coincidencia de haber perdido ambos un familiar muy querido.

Mientras, Morelli es vocal suplente, pero con un trabajo más importante que lo que dice su cargo: es el encargado del estadio. Su apodo es Bebote y viajó al Mundial de Sudáfrica gracias a un pasaje de la AFA que era para el presidente de la institución pero que éste cedió gentilmente.

En el video se los ve a ambos hablar con Riccio y en la escena posterior, Jajo conversa con Martín Araujo, el jefe de Los Borrachos del Tablón. Ahí le explica lo que había ocurrido: no pueden ingresar por el hall principal ya que la Policía custodia el lugar, pero sí por la puerta Maratón, que es abierta por Morelli y otro colaborador de la seguridad riverplatense, José, alias el Chino, quienes además los acompañan por todo el anillo interno hasta llegar a la antesala del vestuario del árbitro. Si usted se preguntaba por qué los policías se abrían de par en par, en las imágenes que acompañan la nota tiene la respuesta.

Entre los barras presentes estaba toda la cúpula: además de Araujo, las imágenes muestran a Héctor Caverna Godoy, Gustavo Uruguayo Larrain y el Goro, nexo con el sindicato de Camioneros. Por este material la gente de Seguridad Deportiva pidió 20 fechas de clausura del Monumental (así River jugaría en otro estadio toda la temporada), medida que estaba a la firma hasta que un llamado desde Presidencia de la Nación frenó todo y la decisión pasó para hoy. El video, además, complica a la AFA: José Luis Meiszner había dicho que a Chicago le habían sacado 18 puntos porque se comprobó la connivencia barra-dirigencia y que eso no estaba en discusión con River. Ahora, debe pensar diferente.

28
Jun
11

Pezzotta amenazado en el entretiempo

El árbitro Sergio Pezzotta fue amenazado de muerte en su propio vestuario por la barra brava de River Plate en el entretiempo del partido que el equipo de Núñez empató con Belgrano de Córdoba 1-1, resultado que lo condenó al descenso al Nacional B. “Si no nos cobrás un penal no salís vivo”, le dijeron los barras a Pezzotta, según consta en su informe, le aseguró ayer a la agencia Télam un integrante del Tribunal de Disciplina de la AFA y confirmó el titular del SADRA Guillermo Marconi en diálogo con radio La Red.

“Te vamos a matar, cobrá un penal o te vamos a matar”, insistieron los hinchas locales. Pezzotta, que había ignorado un clarísimo penal a favor de River en el primer tiempo (1-0 parcial para los de Juan José López), cobró uno a falta de 20 minutos para el final, con el partido 1-1, que el arquero de Belgrano, Juan Carlos Olave, le atajó al delantero local Mariano Pavone.

Antes de salir al segundo tiempo Pezzotta le informó de la agresión a los encargados del operativo policial en el estadio, quienes le cambiaron la custodia personal al árbitro. En el informe, además, el juez informó que dio por terminado el partido a los 44 minutos del segundo tiempo por “falta de garantías” de seguridad.

Guillermo Marconi agregó que “a Pezzotta le dijeron en el entretiempo que River tenía que ganar o salían todos muertos” y marcó que en ese momento desaparecieron los polícias que debían proteger el vestuario del árbitro. Además, defendió al arbitraje argentino y destacó que “nadie culpó a Pezzotta por el descenso de River y así quedó demostrada la honestidad del arbitraje argentino”.

El titular del Sindicato de Arbitros Deportivos de la República Argentina (Sadra), Guillermo Marconi, denunció que en los vestuarios de River “había una zona liberada por la policía para llegar hasta el árbitro Sergio Pezzotta y lo aprovecharon los barrabravas para amenazarlo”.

“Que la policía libere una zona en los vestuarios durante el entretiempo del partido con Belgrano, con 60.000 personas en el estadio, para que barrabravas identificados con la ropa de River vayan a amenazar de muerte a Pezzotta es una locura”, enfatizó Marconi en una entrevista con el programa radial Deportivo Télam.

“Por eso, además de la instancia deportiva en el Tribunal de Disciplina de AFA, fuimos a la Justicia a través del Ministerio de Seguridad. Por lo pronto, ya relevaron a los responsables del operativo de ese día”, indicó.

Pezzotta está con custodia policial en su casa de Rosario después de que estos barras le señalaran que si no cobraba un penal y River se iba al descenso, lo iban a matar cuando terminara el partido con Belgrano del pasado domingo.

“River está muy complicado en todos los aspectos, porque tiene tres expedientes abiertos por hechos de violencia. El primero por los hinchas que ingresaron al campo de juego de Belgrano en Córdoba para amenazar a sus jugadores, el segundo por los incidentes en el Monumental y el tercero por lo de Pezzotta”, enunció.

“Pezzota se bancó las amenazas y salió a dirigir el segundo tiempo cuando podía haber suspendido directamente el partido. Pese a eso jugó bien y no incidió en el marcador, porque River descendió por cuestiones deportivas y nada más”, remarcó Marconi.

Sergio Pezzotta, el árbitro que el pasado domingo dirigió el partido entre River Plate y Belgrano, denunció que el durante el entretiempo un grupo de hinchas de la parcialidad “millonaria” irrumpió en su descanso y lo amenazó de muerte.

“Si no nos cobrás un penal, no salís vivo”, dijeron los barrabravas, según señaló el referí a un integrante del Tribunal de Disciplina de la AFA.

La versión fue confirmada por Guillermo Marconi, titular de Sadra (Sindicatos de Árbitros) a Cadena 3.

“Entraron 12 personas al camarín”, confirmó y dijo que en la puerta había personal de seguridad, pero que “en determinado momento desapareció”.

“No hubo ni exhibición de armas ni agresión de hecho. Hubo una amenaza clara: ‘Si River no gana vos no salís vivo de acá‘”, agregó Marconi.

Según Pezzota, los violentos insistieron: “Te vamos a matar. Cobrá un penal o te vamos a matar”.

fuente: La Capital, Canchallena, Cadena3
28
Jun
11

La defensa de Alan Schlenker pidió la absolución por el homicidio de Gonzalo Acro

Este lunes, la defensa de Alan Schenkler expuso su alegato ante los integrantes del Tribunal Oral en lo Criminal Nº 15, en el juicio por el homicidio de Gonzalo Acro, ocurrido en el 2007.

En primer lugar había alegado la querella, que solicitó la pena de prisión perpetua para los seis imputados.

En la audiencia posterior, se produjo la exposición del Ministerio Público Fiscal, que pidió la pena de 20 años de prisión para Ariel Luna, 18 para Pablo Girón, y 17 para Alan Schlenker, William Schlenker, Martín Lococo y Rubén Pintos. Todos fueron acusados por el fiscal como coautores de “homicidio simple con dolo eventual agravado por el uso de arma de fuego, en concurso material con lesiones leves”.

El cronograma de los alegatos de las defensas es el siguiente:

27 de junio: Alan Schenkler

30 de junio: William Schenkler

5 de julio: Pablo Girón

7 de julio: Rubén Pintos

12 de julio: Martín Lococo

15 de julio: Ariel Luna

La defensa de Alan Schlenker, el exlíder de la barra brava de River Plate acusado del crimen del hincha “millonario” Gonzalo Acro, en 2007, pidió hoy en su alegato que su asistido sea absuelto y denunció que se violó su derecho de defensa.

El alegato fue presenciado por el propio acusado, quien llegó a la audiencia detenido, ya que está preso en el penal de Campana por otra causa que instruye la Justicia de San Isidro por un homicidio cometido hace 10 años en un asentamiento de Munro.

“Llegaremos a la irrefutable conclusión de que Alan Schlenker no puede ser penado” por el crimen de Acro, dijo el defensor Mariano Cúneo Libarona a poco de iniciar su exposición ante el Tribunal Oral Criminal 15 porteño, que juzga a Alan Schlenker, a su hermano William y a otras cuatro personas por el asesinato del hincha.

Cúneo Libarona definió al denominado Caso Acro como “un típico caso de estudio de la Facultad”, ya que “hay flagrantes violaciones del derecho de defensa en juicio”.

Según el defensor, en ninguna instancia de la instrucción de la causa ni tampoco durante el debate que se lleva adelante se le adjudicó un hecho preciso a Alan Schlenker, ni cuando lo acusaron de la instigación del crimen ni cuando el fiscal le dijo que lo acusaría como coautor de homicidio.

Además, el letrado, dijo que en el debate oral “se violó el principio de congruencia”, ya que su asistido llegó a juicio acusado de instigar un crimen y luego se lo acusó de la coautoría, lo que implicó, a criterio de la defensa, modificar el hecho y la calificación del delito.

Por tal motivo, para Cúneo Libarona, su cliente sufrió la violación de su derecho de defensa en juicio.

El letrado expresó que “el imputado debe saber de qué se lo acusa para poder defenderse” y recordó que su asistido se dedicó a responder a cada cuestión planteada durante el juicio.

Dijo que a su defendido “nunca lo acusaron de algo concreto, no se le especificó cómo influyó él en cada una de las circunstancias” y además cuestionó duramente al juez que instruyó la causa, Luis Rodríguez, a quien calificó de “cabeza dura”.

“No se sabe qué es lo que pasó; se supone, se huele, se imagina pero no hay certeza”, expresó Cúneo Libarona poco antes finalizar su parte del alegato, para darle turno a su socio, Gastón Avrutín Suárez, quien realizó la valoración de las pruebas surgidas a lo largo del debate que comenzó en marzo.

Según Avrutín Suárez, durante todo el juicio las partes acusadoras ensayaron distintos móviles posibles por los cuales Alan Schlenker pudo haber participado del crimen, si bien a su criterio ninguno quedó probado.

La estrategia por parte de la defensa en esta parte del alegato fue separarse de la “Banda de Palermo”, entre los que están los imputados Ariel “Colo” Luna, presunto autor material del crimen, Rubén “Oveja” Pintos y Pablo “Cuca” Girón, sindicados coautores del ataque.

“Alan Schlenker no manejaba las vidas de los de Palermo, ellos eran independientes”, dijo Avrutín Suárez en referencia a la teoría de la querella de que aquel fue el instigador del crimen dando la orden del ataque.

Finalmente, retomó el alegato Cúneo Libarona, quien consideró que las pruebas “no resisten el análisis”, por lo que intentó desbaratar las acusaciones propuestas por la querella y la fiscalía.

Con respecto al presunto rol de “instigador” adjudicado por la querella, Cúneo Libarona consideró que es imposible probar que Schlenker haya dado la orden de atacar a Acro.

“De hecho, el mismo fiscal rechaza la teoría de la instigación”, dijo el defensor de Schlenker, sobre el representante del ministerio público en este caso, Gustavo Gerlero, quien asignó a todos los imputados el rol de “coautores de homicidio simple con dolo eventual”.

Para Cúneo Libarona, su asistido no puede ser caracterizado como coautor del homicidio, ya que está probado que no se encontraba en la escena del crimen, para lo que citó una abundante jurisprudencia y estudios legales que apoyan esa interpretación.

En tanto, William Schlenker –quien tendrá su alegato el próximo jueves- y Martín “Pluto” Lococo llegaron al juicio por el crimen de Acro acusados de ser instigadores.

Para la fiscalía “hubo un acuerdo de voluntades” entre todos los imputados para atacar a Acro, por lo que los acusó a todos de coautores materiales de “homicidio simple” y pidió 17 años de prisión para los Schlenker y Lococo.

También solicitó 18 años para Girón, 20 para Luna y 21 a Pintos, a quien se le unificaría la condena con otra que tiene pendiente.

La querella, en cambio, solicitó prisión perpetua para todos los imputados por “homicidio agravado en concurso real de dos o más personas”.

El ataque a Acro ocurrió cerca de las 23 del 6 de agosto de 2007, en la esquina de Bauness y Cullen, del barrio de Villa Urquiza, cuando el hincha se retiraba de un gimnasio junto a su amigo Gastón Matera.

El abogado Mariano Cúneo Libarona pidió hoy la absolución del ex barra brava de River Plate Alan Schlenker en la causa en la que está acusado por el homicidio de Gonzalo Acro, lugarteniente de un líder de una facción antagónica de “Los borrachos del tablón”.

Por su parte, Alan Schlenker, quien todavía no fue excarcelado en otra causa en la que está acusado por otro homicidio, ratificó hoy que, después de que sea absuelto, cosa que dio por segura, se alejará de River y desistirá de sus aspiraciones de ser presidente de la institución de Núñez.

El mayor de los Schlenker había declarado la semana pasada ante la Justicia de Garantías de San Isidro, que, en virtud de “todas las falsas acusaciones” en su contra, y pese “al amor por River”, decidía alejarse del club. “Se lo prometí a mi familia y lo voy a cumplir. Esta es la quinta muerte que me quieren atribuir. Sé que voy a salir absuelto porque soy inocente. Pero me van a inventar cualquier cosa; capaz que mañana le ponen un kilo de drogas a mi abuelita para complicarme”, dijo Schlenker, en un breve contacto con DyN durante un cuarto intermedio en el alegato de su defensa.

Schlenker, quien lució la cabeza rapada, a diferencia de las audiencias anteriores, recalcó que la decisión “no tiene nada que ver con el descenso de River”. “Esto quiero dejarlo muy en claro: tomé esta decisión antes de que estuviéramos en la Promoción. Lamentablemente, el descenso no hace más que confirmar que lo que veníamos denunciando en el club era todo cierto y aquí están los resultados”, indicó.

Sus abogados, Cúneo Libarona y Marcelo Avrutín Suárez, al formular hoy los alegatos de la defensa, apuntaron a destruir las acusaciones tanto de la querella (la familia Acro) que pidió para él prisión perpetua cuanto las del fiscal Gustavo Gerlero, quien reclamó 17 años de prisión.

Con un perfil sumamente técnico, Cúneo Libarona atacó la supuesta “falta de congruencia” de la acusación fiscal, ya que Alan Schlenker llegó al juicio acusado de ser “instigador” del crimen, pero en el alegato pasó a ser “coautor”.

Además, sobre él pesaba una acusación por “dolo directo” que en el alegato fiscal se transformó en “dolo eventual”. Antes de ceder el tramo de análisis de la prueba a su colega Avrutín Suárez, Cúneo Libarona anticipó que pediría la absolución para su defendido.

fuente: télam, centro de información judicial, infobae



Pasaron por el blog desde el 23/8/07:

  • 4,325,724 visitas únicas
junio 2011
L M X J V S D
« May   Jul »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930