27
Jun
11

Incidentes del domingo trágico

Las primeras escaramuzas se produjeron en la tribuna local, cuando fanáticos comenzaron a bajar al sector que está casi al nivel del campo de juego, colgándose de las banderas, con la intención de invadir el césped.

Los bomberos contuvieron ese intento rociando las tribunas con las mangueras de alta presión, lo que dispersó en primer lugar a los pacíficos.

El partido se estaba jugando todavía pero ante la situación, el árbitro Sergio Pezzotta debió suspender el cotejo a los 44 minutos del segundo tiempo.

El plantel de River tuvo que ser rodeado por efectivos de seguridad privada y los de Belgrano se tuvieron que ir esquivando piedras.

Dentro del estadio, hubo destrozos en el museo pero también hubo enfrentamientos en los sectores de prensa y del Instituto secundario.

No faltaron los incendios de vehículos y otros focos ígneos, mientras que sonaban detonaciones por doquier y se hacían claramente audibles en las avenidas Udaondo y Del Libertador.

Cuando se desconcentraba el público de la tribuna popular local, una densa columna de humo asomó por detrás del sector del tablero y se debió al incendio de un patrullero.

En tanto, se registraron enfrentamientos entre los mismos hinchas del conjunto “millonario” en las plateas, mientras que otros agredieron a policías.

Tampoco se salvaron los periodistas y un móvil televisivo, que fue destrozado, mientras que también fueron quemados contenedores de residuos.

Dentro y fuera del estadio, cientos de hinchas del River destrozaron todo lo que encontraron a su alcance. Las autoridades sanitarias de Buenos Aires informaron de que 72 personas habían resultado heridas. Unos 15 de los heridos eran policías, cuatro de ellos de gravedad.

Los hinchas, y no sólo la barra brava Los Borrachos del Tablón, destrozaron los asientos del estadio, puertas y vidrios de la sede social del club, quemaron coches en el parking y camiones de la televisión que estaban apostados en las calles, rompieron escaparates de farmacias, verdulerías, casas de computación y otros comercios de los alrededores del estadio y los saquearon, quemaron cestos de residuos, rompieron las puertas de viviendas, agredieron a periodistas, policías y dirigentes de su club. La barra brava intentó sin éxito llegar al vestuario de los dueños de casa para agredir a sus jugadores.

Volaban las piedras y los vallados de seguridad. Algunos policías indefensos se protegían con sus palos, mientras los carros hidrantes mojaban al público. Ambulancias llegaban al estadio. Tres hombres llevaban en brazos a una mujer desmayada. Empleados de los comercios vecinos huían despavoridos entre vidrios de los escaparates. Unos hinchas querían agredir a un dirigente del River, a su esposa y a su hijo dentro del estadio. Una locura.

Un total de 72 personas resultaron heridas, dos de ellos de gravedad, como consecuencia de los graves incidentes ocurridos hoy luego de consumado el descenso de River Plate a la Primera B Nacional.
La información fue suministrada a Télam por la división Prensa de la Policía Federal Argentina, que aclaró que de esas 72 personas “25 son agentes de policía, que fueron derivados todos al Hospital Churruca”.
“Según las informaciones que tenemos, hay dos efectivos en grave estado, con sendos traumatismos de cráneo por impacto de proyectiles”, agregó el vocero consultado.
Según lo observado esta tarde por un cronista de Télam, uno de los agentes policiales recibió un duro impacto en el hombro, luego de que barras `millonarios` le arrojaran un cartel publicitario, mientras se producían refriegas ante la intención de los hinchas de invadir el hall central del estadio.
“Además de los policías también tenemos reportes de 47 personas con distintas lastimaduras que fueron atendidas en distintos hospitales como el Durand, Santojanni, Rivadavia, Fernández y Pirovano”, amplió la fuente consultada.

Imágenes de televisión mostraron a decenas de hinchas del club porteño lanzando objetos, rompiendo asientos, agrediéndose unos a otros, tratando de invadir el campo o golpear a policías.

Vehículos de canales de televisión o particulares también fueron atacados. Cientos de efectivos de los cuerpos de seguridad, junto a autos blindados, tuvieron que intervenir para contrarrestar los incidentes.

Con el agravante de que el lugar estaba repleto de decenas de miles de personas que fueron a ver a su club.

Todo esto llevó al fiscal Gustavo Galante a ordenar la clausura del estadio Monumental.

Pero la importancia de este encuentro, que tuvo amplia cobertura en los medios locales e internacionales, le dio una mayor exposición a una violencia que bien puede ser un incidente más de un problema estructural que tiene el fútbol argentino.

fuentes: elpais.com, ambito.com, elpatagonico.net, bbc
Anuncios

0 Responses to “Incidentes del domingo trágico”



  1. Dejar un comentario

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


Pasaron por el blog desde el 23/8/07:

  • 4,306,767 visitas únicas
junio 2011
L M X J V S D
« May   Jul »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930  

A %d blogueros les gusta esto: