24
Sep
14

“ME ARREPIENTO DE ESTE AMOR….”

El Colimba en 08, tras ser agredido por los del Oeste.

El Colimba Di Muzzio fue ladero de Adrián Rousseau hasta 2010. Fuera de los Borrachos, dio detalles en la Justicia sobre la reventa involucrando a CD y barras.

Los colimbas se divierten fue un hit de Olmedo y Porcel filmado en 1986. Durante varios años, Héctor Daniel Di Muzio, alias Colimba, siguió al pie de la letra el argumento de la peli: la pasaba bomba haciendo negocio con la barra de River, de la que fue miembro en toda la década pasada hasta que tras varias causas judiciales, quedó fuera a mediados de 2010. Despechado y a sabiendas de la existencia de la causa por reventa de entradas, el Colimba, quien secundaba a Adrián Rousseau en la tribuna, rompió el silencio y se convirtió en el primer arrepentido del proceso. Y en sede judicial hizo una declaración considerada fundamental, donde acusa a los capos y a la dirigencia de ser socios en el negocio de la reventa.

“Empecé a ir a River a los 13 años y me hice amigo de Héctor Caverna Godoy, el Uruguayo Gustavo Larrain, al que también lo conocía como Pecho Paloma, y Martín Araujo, a quien le decíamos Martín de Ramos o Jazmín. Ellos me dieron un carnet que siempre estaba al día. Los tres dirigen hoy la barra y manejan toda la reventa de entradas, que consiguen por medio de la dirigencia. Siempre antes de cada partido, les bajaban tickets para todos los sectores, incluyendo plateas laterales altas y bajas, que se colocaban en reventa por distintos canales, siendo el principal los alrededores del estadio, donde hay un acuerdo con la Policía para poder trabajar tranquilos. Después, en la zona del estacionamiento, los revendedores que son como 50 les rinden la plata a Araujo, Caverna y Larrain. Así fue hasta que yo me mantuve en la barra en junio de 2010”, declaró Di Muzio en la fiscalía contravencional de Núñez a cargo del doctor Norberto Brotto, y cuyas actuaciones fueron anexadas al proceso que llevó el fiscal Campagnoli.

Los dichos del Colimba tuvieron su correlato en la realidad: a partir de su testimonio, la Policía montó una guardia en los partidos de River y descubrió un ejército de 57 revendedores que trabajaban en el radio del Monumental y que tenían una oficina en Udaondo y Ricchieri, al lado de la iglesia de la zona. A éstos les decomisaron los tickets y la mayoría, resultó ser de protocolo, lo que también dio crédito a la declaración de Di Muzio sobre la injerencia de la dirigencia en el negocio.

El Colimba no fue un barra más. Conectado a la intendencia de Vicente López, cayó detenido dos veces por violencia en el fútbol y una vez por reventa de entradas. Y en 08 fue agredido por la facción del Oeste, que lo consideraba el ladero más fiel de Adrián Rousseau por entonces.


0 Responses to ““ME ARREPIENTO DE ESTE AMOR….””



  1. Dejar un comentario

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


Pasaron por el blog desde el 23/8/07:

  • 4,237,601 visitas únicas
septiembre 2014
L M X J V S D
« Ago   Oct »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
2930  

A %d blogueros les gusta esto: