Archivo para 10/07/17

10
Jul
17

Schlenker: “La barra de River hoy es un desastre”

Exclusivo. Desde prisión, Alan Schlenker, ex capo de Los Borrachos del Tablón condenado a perpetua por el crimen de Gonzalo Acro, cuenta cómo son sus días en el encierro, denuncia irregularidades en la causa y asegura: “La mafia de Aguilar me arruinó la vida”.

Fabricio Abatte

abattef@lmneuquen.com.ar

No es un nene de pecho. Más allá de su título universitario y de la imagen de chico bien, que difiere del prototipo del barra que se adueñó de las tribunas en las últimas décadas a fuerza de violencia, aclara que le gustan las piñas (“somos peleadores”) y un video que promociona desde la cárcel lo muestra agitando a su gente camino a La Boca y peleándose salvajemente con policías en una tribuna de otro país.

Se muestra como una víctima de “la mafia de Aguilar”, el controvertido ex presidente del club, y denuncia irregularidades en la causa por la que está preso. Alan Schlenker, ex líder de Los Borrachos del Tablón, cumple una condena a prisión perpetua por el crimen de Gonzalo Acro, el hincha del Millo asesinado el 9 de agosto de 2007, y aceptó charlar mano a mano con LM Neuquén. Fue él quien llamó desde el Servicio Penitenciario de Azul a la redacción para contar su versión.

Quedó aún más complicado luego de que se lo ligara al crimen de un dealer.

-¿Cómo es tu vida en prisión?

Estar preso es algo terrible que no se lo deseo a nadie y que no te deja nada. Yo siempre fui hiperactivo, trabajé, estudié… Estar acá es algo completamente inútil. Más siendo inocente y habiendo sido condenado sin pruebas, ahí está como me pisotearon la cabeza estos mafiosos que manejan la justicia. Me arruinaron la vida.

-¿Cómo te tratan los presos hinchas de Boca?

No me hacen nada. Yo no cargo, así que tampoco me cargan.

-¿Del mundo River fue a verte alguien importante?

No, sólo vinieron familiares y amigos. Tengo un hijo de cuatro años. Viene cada dos o tres meses porque está en Córdoba, la mamá es médica, cuesta organizar, son muchos kilómetros. Todos los días hablo una o dos veces con él.

Es fundamental que miren el documental ‘¿Hincha o barrabrava?’

-¿Te arrepentís de algo?

Sólo me arrepiento de haberme enfrentado con José María Aguilar. Hay que aclararle a la gente del sur que no estoy preso por subirme a un paravalanchas, por haber sido de una barra, estoy preso por haber enfrentado al poder y a una mafia que lideraba él. Está todo muy claro, es todo muy lineal.

-¿Cómo ves a la actual barra de River?

Lo único que recibo son comentarios de la gente de River, que están todos muy disconformes con esta barra, son un desastre. No han aprendido nada de nosotros, que éramos barras a la antigua, que de locales no generábamos incidentes; si nos teníamos que pelear de visitante para defender a la gente, lo hacíamos. Yo siempre aclaré que éramos peleadores, de locales no íbamos a buscar a nadie, ahora si de visitante nos venían a moler a palos la Policía con la barra local, nos defendíamos. Hay que diferenciar las cosas.

Tras las rejas. Alan cumple su pena en el Servicio Penitenciario de Azul. Desde allí se comunicó con LMN como estaba pactado.

-Se te considera instigador del crimen de Acro y te involucran en la muerte de un dealer. ¿Cómo convencés a la Justicia para no pasar el resto de tu vida encerrado?

Es que las dos causas son impulsadas por la barra oficial de Aguilar, en aquel entonces con el mismo abogado querellante, y los denunciantes son el papá de Acro, que dio falso testimonio, y Adrián Rousseau (otro líder barra famoso), el brazo armado de Aguilar.

-¿Cuál sería la maniobra que denunciás?

El tema es así. Aguilar estaba imputado por asociación ilícita y administración fraudulenta en perjuicio de River, junto con un grupo de la barra. La Cámara de Apelaciones, como yo lo estaba enfrentando, le confirmó el procesamiento a él, a Mario Israel y a varios dirigentes en febrero de 2011, pero en cambio a mí me sobreseyó.

Sólo me arrepiento de haberme enfrentado con Aguilar.

Me presenté en el juzgado que llevaba las causas a declarar en calidad de testigo en contra de esta organización mafiosa. No sólo que el juzgado no me tomó declaración, siendo que tenía un montón de pruebas con las que los arruinaba… El 14 de abril de ese año se presentó en los Tribunales de San Isidro, dominio del abogado que operaba con ellos, el papá de Gonzalo Acro a decir que yo había matado a un dealer en el 2001, ¡diez años atrás! Con ese crimen se mueven todos los hilos de la mafia y me meten preso el día que yo había pedido declarar en el juicio de Acro. Me ensucian doblemente.

-¿Y cómo siguió todo?

Con el tiempo, Aguilar y la barra brava oficial de River consiguieron la impunidad y por prescripción fueron sobreseídos y esas dos causas se fueron retroalimentando. Los jueces del Tribunal Oral 15 vieron cómo me llevaban detenido por un crimen de 2011 en cadena nacional. Declaré ante el juez de Instrucción y me excarcelaron. Denuncié por falso testimonio al papá de Acro y a una testigo, prima del abogado de Aguilar, que la plantaron ahí para incriminarme. Cometió 30 contradicciones groseras que están probadas. La Cámara de San Isidro me dio la razón, me dijo ‘hay elementos para investigarlos por falso testimonio agravado’, porque yo terminé preso, son penas de hasta 10 años de prisión. Pero esa causa cayó en manos de un narco fiscal que es el número dos del narco fiscal de San Isidro, socios del narco abogado que responde a Aguilar. ¿Qué hicieron ? Cajonearon la denuncia. Con toda esa mafia estoy luchando. Todo está probado y documentado. Es terrible.

No sabría decir qué relación tienen los barras con el gobierno actual. Con el gobierno anterior, la barra se metió con Aníbal, con Cristina, han puesto banderas a favor, han actuado para el kirchnerismo a cambio de dinero e impunidad.

 

fuente: lmneuquen.com

 

Anuncios



Pasaron por el blog desde el 23/8/07:

  • 4,306,770 visitas únicas
julio 2017
L M X J V S D
« Feb    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31