Archive for the 'Crimen del dealer 2001' Category

04
May
15

Rechazan excarcelar a Schlenker por el asesinato de “dealer”

Alan Schlenker, exlíder de la barra brava de River condenado a 12 años de prisión por el homicidio de un “dealer” en 2001 en una villa de la localidad bonaerense de Munro, continuará detenido en el marco de esa causa luego de que el Tribunal de Casación penal bonaerense desestimara un planteo de “habeas corpus” presentado por su defensa, informaron fuentes judiciales.

El fallo es de la Sala 4 del mencionado tribunal y lleva la firma de los jueces Mario Eduardo Kohan y Carlos Ángel Natiello.

Se trata de nuevo revés para la defensa del exjefe de “Los Borrachos del Tablón”, ya que la Sala 3 de la Cámara de Apelaciones de San Isidro ya había rechazado el mismo planteo en una instancia previa.

De esta manera, Schlenker (38) continuará detenido en la alcaidía de Melchor Romero, cumpliendo la pena de 12 años de prisión que el pasado 6 de abril le impuso el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 6 de San Isidro por el homicidio de Alfredo Sanzi (19), alias “el Gordo Popo”.

“Si bien es cierto que toda persona acusada de la comisión de un ilícito tiene derecho a su libertad corporal y ambulatoria mientras una sentencia firme en su contra no haga cesar su presunción de inocencia, también lo es la posibilidad del juez de privársela en forma preventiva siempre que la prisión tenga una duración razonable y en tanto concurran motivos razonables”, dice el juez Kohan en su resolución.

Además, como “peligros procesales”, el magistrado menciona no sólo la pena impuesta al condenado (12 años de prisión), sino también circunstancias personales del mismo, como ser, los recursos económicos que presenta que le han permitido viajar por el mundo.

También se tuvo en cuenta para rechazar el planteo “las anteriores condenas que registra” Schlenker y se hace mención a la “prisión perpetua” que tiene por el crimen del hincha Gonzalo Acro, “proceso en el cual había permanecido prófugo por el lapso de un mes y programado una posible fuga”, según señala el fallo.

Uno de los abogado de Schlenker, Martín Cerolini, aseguró a Télam que antes de presentar otro recurso para intentar excarcelar a su cliente en esta causa, “la defensa va a esperar la resolución del 6 de mayo de Casación Penal de Capital Federal por el homicidio de Acro”, cometido en 2007.

La causa por el crimen de Sanzi se reactivó 10 años después, cuando el padre de Acro se presentó ante la Justicia y denunció que su hijo le contó que Alan “tenía una muerte en la villa Borges” de Munro, partido de Vicente López.

En el juicio se estableció que el 9 de mayo de 2001 el hermano del condenado, William Schlenker (34), fue a comprar droga a la villa y terminó asaltado y baleado por Sanzi, que le vendió “pasto envuelto en papel”.

Dos noches más tarde y con el fin de vengar a su hermano, Alan se acercó a la villa en un Alfa Romeo con la excusa de comprar droga y encontró a Sanzi.

De acuerdo a la testigo clave de la causa, Alan estaba en el asiento del acompañante, sacó un arma “con silenciador”, la apuntó a ella y luego a su primo, el “Gordo Popo” Sanzi, a quien le dijo “ahora vas a ver”, le pegó un único tiro y después le siguió disparando con dos armas distintas -una con silenciador-, “hasta que se le acabaron las balas”.

En el juicio también declaró Adrián Rousseau, el otro exlíder de “Los Borrachos del Tablón” enfrentado con los Schlenker, quien aseguró ante el TOC 6 que cuando fue a visitar a William a la clínica, el mayor de ellos le dijo que no podían pasar más de tres días para vengarse del autor de ese hecho.

Añadió que días después estaba en la confitería del club River junto a Acro y que Alan les dijo que al autor del asalto a su hermano le había “vaciado” el cargador de su pistola 9 milímetros y que también le disparó con un arma calibre .22.

fuente: ambito.com

Anuncios
07
Abr
15

Doce años tras las barras

Alan Schlenker, ex líder de la barra brava de River, fue condenado ayer a doce años de prisión como coautor del asesinato con ocho balazos de un dealer en 2001, en una villa de la localidad bonaerense de Munro. En la causa fue determinante la declaración de una “testigo clave”. Excarcelado bajo fianza por una condena en suspenso por otro crimen, el de Gonzalo Acro, el barrabrava de 38 años fue detenido y trasladado con esposas por orden del tribunal. El abogado defensor pedirá un hábeas corpus y su “inmediata libertad” porque “no hay suficientes elementos para condenarlo”.

Alan Schlenker había llegado libre a los tribunales pese a que tiene una condena a prisión perpetua por el crimen del hincha riverplatense Gonzalo Acro, cometido en 2007. En esa causa la sentencia aún no está firme y por eso fue excarcelado bajo fianza. Pero el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 6 de San Isidro ordenó su inmediata detención, por lo que fue trasladado por primera vez esposado desde los tribunales de Ituzaingo 340. Los jueces Federico Tuya, María Angélica Etcheverry y Débora Ramírez coincidieron en que Schlenker fue el coautor del “homicidio agravado por el uso de arma de fuego” en perjuicio de Alfredo Sanzi, alias el Gordo Popó.

El ex integrante de Los Borrachos del Tablón aguardó el veredicto junto a sus abogados, Juan Martín Cerolini y Sebastián Rodríguez. El ahora condenado negaba con la cabeza a medida que escuchaba la sentencia durante la audiencia en la que solamente estuvo presente el periodismo. Una vez finalizada la lectura, fue esposado por la policía.

Tras el fallo, el abogado Rodríguez afirmó que pedirán un hábeas corpus para que le otorguen la “inmediata libertad”, porque consideró que durante todo el proceso su defendido “estuvo a derecho” y la sentencia todavía no está firme. “No tenía la obligación de venir al veredicto y vino igual”, indicó el letrado, quien aseguró que “no había elementos para condenarlo”.

Según el abogado, Schlenker es “totalmente inocente” y no hay “ni un elemento de prueba que lo indique como autor o partícipe del homicidio”. En ese sentido, Rodríguez afirmó que se trató de una causa con “varios elementos armados” de lo que el acusado denominó la “barra oficial”. “Hubo declaraciones de Alberto Acro (padre de Gonzalo) y Adrián Rousseau en una causa de la que no son parte, con la particularidad de que el abogado de la familia Acro es el que representó a la familia Sanzi”, subrayó el letrado, quien también se refirió a la condena como “instigador” del homicidio de Acro, que es revisada por la Cámara Nacional de Casación desde hace más de tres años. Dijo que “no hay elementos para confirmarla”.

La causa por el crimen de Sanzi se reactivó diez años después, cuando el padre de Acro se presentó ante la Justicia y denunció que su hijo le contó que Alan “tenía una muerte en la Villa Borges”. En la audiencia se estableció que el hermano de Alan, William (de 34 años), fue baleado el 9 de mayo de 2001, aunque éste y su acompañante, Ricardo Lombardi, alias Lomba, declararon que fueron asaltados al pasar por la villa.

Según el relato de la prima de la víctima, ella estaba con Sanzi cuando dos jóvenes llegaron en un auto para comprar marihuana; pero el muchacho les vendió “pasto envuelto en un papel”, luego los asaltó y baleó por accidente al conductor. La “testigo clave” contó que dos noches más tarde del episodio se acercó a ellos un Alfa Romeo con dos ocupantes, a quienes reconoció luego como Alan Schlenker y Lombardi. Ambos también pretendían comprar droga. Alan sacó un arma “con silenciador”, le apuntó a ella y luego a Sanzi, a quien le pegó primero un único tiro y después siguió disparando “hasta que se le acabaron las balas”.

fuente: pagina/12

07
Mar
15

Un perito balístico complicó a Alan Schlenker por el crimen del “dealer”

RousseauSchlenker278Un perito balístico declaró ayer jueves en el juicio al ex jefe barra brava de River, Alan Schlenker, por el crimen de un “dealer” que en 2001 fue asesinado a balazos en una villa de la localidad bonaerense de Munro, que hay un 99 por ciento de probabilidades de que los disparos que recibió la víctima hayan sido efectuados con una pistola del mismo calibre, marca y modelo que la del acusado. Así lo declaró el licenciado Marcelino Cottier, director de Criminalística de la Superintendencia de la Policía Científica, ante el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 6 de San Isidro, a cargo del debate por el homicidio de Mario Alfredo Sanzi (19), alias “el Gordo Popó”.

El perito aseguró que en base al análisis de las estrías de los proyectiles obtenidos en la autopsia al cuerpo de Sanzi, hay un 99,03 por ciento de probabilidades de que una de las armas empleadas para cometer el crimen haya sido una pistola calibre 9 milímetros, marca Bersa y modelo Thunder, como la que Alan tenía registrada en el Renar al momento del hecho. Esta pistola nunca fue secuestrada por los investigadores para cotejarla con los proyectiles ya que el acusado denunció que se la robaron, aunque las sospechas apuntan a que, en realidad, la enterró para hacerla desparecer. De acuerdo a los peritos, en el ataque a Sanzi también se utilizó un arma calibre .22, la cual tampoco fue hallada.

Anteriormente, Alberto Acro, padre de Gonzalo, el hincha de River asesinado a balazos en 2007 en el barrio porteño de Villa Urquiza por una interna en “Los Borrachos del Tablón”, y otro de los ex jefes de la barra brava millonaria, Adrián Rousseau, apuntaron contra Schlenker como el autor del homicidio de Sanzi. Mientras que en una audiencia anterior del debate, una testigo presencial del homicidio reconoció a Alan Schlenker como el autor de los disparos que mataron al “Gordo Popó”.

Sin embargo, el imputado sostiene que él es inocente y que se trata de una causa “armada” por el padre de Acro y Rousseau. Alan Schlenker (38) llegó al debate acusado por los fiscales Patricio Ferrari y Matías López Vidal del delito de “homicidio agravado por el uso de arma de fuego” en perjuicio de Sanzi, quien el 11 de mayo de 2001 fue asesinado de ocho balazos en la villa Borges.

fuente: continental.com.ar

05
Mar
15

Tablones muy flojitos

Alan Schlenker con sus letrados Cerolini y Rodríguez.

Schlenker venía mal en el juicio pero su enemigo Rousseau lo quiso hundir y terminó ayudándolo.

Alan Schlenker está siendo juzgado en San Isidro por el crimen de un dealer de la Villa Borges de Munro, cometido en 2001. Si bien el ex jefe de la barra de River siempre se manifestó inocente y aseguró que la causa fue armada para perjudicarlo en el juicio de Acro (el caso recién salió a la luz cuando se discutía su suerte en ese proceso que terminó condenándolo a cadena perpetua), en la primera audiencia del debate la prima del asesinado se había mantenido firme, aún con algunos puntos oscuros en su declaración, en que Schlenker era el homicida. Ayer el turno fue de otro familiar del dealer, que tuvo varias contradicciones pero apuntó también a Alan, el padre de Acro que mantuvo sus dichos contra quien está condenado por instigar el crimen de su hijo, y Adrián Rousseau, antes íntimo amigo y ahora enemigo de su ex ladero del paraavalanchas.

Y fue este último quien intentando hundir a Schlenker, terminó ayudándolo. Porque si bien su relato tuvo lujos de detalles sobre cómo se enteró del homicidio (entre otras cosas dijo: “Me lo contó el propio Alan, él me dijo que lo había matado porque el dealer había atacado a su hermano, después enterró el arma en Córdoba, tenía dos pistolas con silenciador”) después demostró poseer una memoria muy selectiva para rememorar otros detalles, a punto tal que el Tribunal dos veces le puntualizó que podían acusarlo de falso testimonio, dando la sensación de que fue con un libreto demasiado armado. Se verá hasta donde pesa en el proceso este paso en falso.

fuente: ole

05
Mar
15

Declara Alan Schlenker en causa por homicidio

El ex jefe de la barra brava de River, Alan Schlenker, comenzó a ser juzgado en San Isidro por el crimen de un dealer cometido en 2001 en una villa de la localidad bonaerense de Munro, pero aseguró que es “inocente” y que se trata de una “causa armada por la barra oficial” del club de Núñez y por el padre de Gonzalo Acro, el hincha por cuyo crimen está condenado a prisión perpetua.
285047

El juicio comenzó en el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 6 de San Isidro, ubicado en avenida Del Libertador al 16.532, donde la policía montó un operativo de seguridad por temor a que el ex líder de “Los Borrachos del Tablón” llegara acompañado por otros barrabravas.

Schlenker está acusado de haber sido el autor material del homicidio de Mario Alfredo Sanzi (19), alias “el gordo Popo”, un vendedor de drogas que apareció asesinado de ocho balazos el 11 de mayo de 2001 en la villa Borges, en Munro, partido de Vicente López.

Los fiscales Patricio Ferrari y Matías López Vidal lo acusan por “homicidio simple agravado por el uso de arma de fuego”, delito que tiene una pena máxina de 25 años, y establecieron en la instrucción que el móvil del crimen fue una venganza porque Sanzi había asaltado y baleado a su hermano menor, William Schlenker, cuando fue a comprar droga al mencionado barrio de Vicente López.

“Lo que está evidenciado es que los que armaron esta causa son los de la barra brava oficial”, dijo en la puerta del TOC 6 de San Isidro.

“En el transcurso de esta investigación está demostrada mi inocencia. Esta causa ni siquiera tendría que haber llegado a juicio oral, pero lo que pasa es que soy Alan Schlenker”, agregó.

Según Schlenker, “lo más importante es que no existe relación entre el robo que sufriera” su hermano “y el crimen de Sanzi”.

“La barra oficial está en mi contra y me tira todas las causas que puede. No es la primera vez que Adrián Rousseau (ex líder de la otra facción de la barra de River) me mete preso”, dijo el imputado y agregó que “uno de los testigos de identidad reservada que lo incriminan “es Matías Goñi, actual capo de la barra”.

Schlenker también cuestionó a Alberto Acro, padre de Gonzalo, el hincha asesinado a balazos en agosto de 2007 en el barrio de Villa Urquiza en el marco de una interna de “Los Borrachos del Tablón”.

Por el crimen de Acro, el 8 de septiembre del 2011, tanto Alan como su hermano William y otros barras, fueron condenados por el Tribunal Oral en lo Criminal 15 porteño a prisión perpetua, aunque se encuentran libres porque el falló aún no está firme.

Acro padre fue quien en 2011 reactivó la causa por el crimen de Sanzi cuando se presentó en los tribunales de San Isidro y denunció que cuando su hijo aún estaba con vida le comentó que Alan “tenía una muerte en la villa Borges” y presentó al testigo de identidad reservada que lo incriminó.

Alan aseguró hoy que “en la Fiscalía de Delitos Complejos de San Isidro están siendo investigados Alberto Acro y el testigo de identidad reservada”.

“Todos lamentamos la muerte de Gonzalo, pero Alberto porque hayan matado su hijo no tiene derecho a mentir y el falso testimonio es un delito que tiene pena de hasta 10 años de prisión”, dijo Schlenker.

Según consta en la causa, el testigo presentado por Acro padre declaró que un miércoles él estaba con “Popo” cuando dos jóvenes a los que en la villa se denomina “conchetos” llegaron en un automóvil para comprar droga, pero la víctima les vendió “pasto envuelto en un papel” y luego los asaltó y baleó por accidente al conductor.

En la causa está acreditado que William Schlenker fue baleado la madrugada del 9 de mayo de 2001 y asistido en el Hospital de Vicente López y luego en la clínica La Trinidad de San Isidro, pero en ese expediente el menor de los hermanos y su acompañante, Ricardo Lombardi, alias “Lomba” -también imputado en el crimen de Sanzi, pero aún no llegó a juicio-, declararon que fueron asaltados al pasar por la villa.

El mismo testigo contó que dos noches más tarde de aquel episodio, también se encontraba con Sanzi en las calles de la villa Borges cuando se acercó un Alfa Romeo para comprar droga con dos ocupantes, a quienes reconoció luego como Alan y “Lomba”.

Según el testigo, Alan estaba en el asiento del acompañante, sacó un arma “con silenciador”, se la puso a él en la frente y luego le apuntó a Sanzi, le dijo “ahora vas a ver”, le pegó un único tiro con el que su amigo se desplomó y luego le siguió disparando “hasta que se le acabaron las balas”.

Incluso dijo que cuando el asesino vació el cargador, el conductor del auto le alcanzó al tirador otra pistola, sin silenciador, con la que siguió disparando hasta contra el propio testigo, que logró escapar corriendo e ileso.

Por último, dijo que al ver en los medios las fotografías de los hermanos Schlenker por el caso Acro, reconoció a Alan como el asesino, y a William como el chico que fue baleado cuando fue a comprar droga.

fuente: diario26

05
Mar
15

Acro y Rousseau complicaron a Schlenker

Alberto Acro, cuyo hijo fue asesinado a balazos en 2007 en el barrio porteño de Villa Urquiza por una interna en Los Borrachos del Tablón, ratificó ante el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 6 de San Isidro que Gonzalo le había contado que Alan había matado a alguien en la villa Borges, en dicha localidad del partido de Vicente López.

En ese sentido, Rousseau declaró que dos o tres días después del crimen del “dealer” Mario Alfredo Sanzi (19), alias “el Gordo Popó”, él estaba en la confitería del club River junto a Gonzalo y Alan (38) cuando éste les dijo que a la víctima le había “vaciado” el cargador de su pistola 9 milímetros y que también le disparó con un revólver .22.

En su testimonial de hoy, Rousseau recordó que antes de eso, Alan lo llamó para contarle que habían asaltado y baleado a su hermano William (34).

Explicó que cuando fue a visitar al baleado a la clínica, el mayor de los Schlenker le dijo que no podían pasar más de dos o tres días para vengarse del autor de ese hecho, indicó el vocero consultado.

El debate se reanudará mañana con una serie de declaraciones, entre ellas, la de un perito balístico que determinó que el plomo extraído del cuerpo del “Gordo Popó” pertenecía a una pistola 9 milímetros Bersa Thunder, del mismo calibre, marca y modelo que la que Alan tenía registrada.

Sin embargo, esta arma nunca fue secuestrada por los pesquisas ya que el acusado denunció que se la robaron aunque la sospecha es que, en realidad, la enterró.

Por su parte, Alan se mostró tranquilo al retirarse esta tarde del TOC 6 de San Isidro donde aseguró ante la prensa que los testigos incurrieron en “contradicciones y reticencias“.

El olor a armado (de la causa) quedó plasmado en el recinto”, expresó el imputado que dijo que no sabe cuando va a declarar en el juicio.

JUZGADO-SCHLENKER-DETENIDO-ASESINATO-COMETIDO_IECIMA20110601_0073_13Alberto-Acro-Gonzalo-sentencia-barras_OLEIMA20110908_0088_5

Alan, que señala a Rousseau y a Acro padre como quienes armaron esta causa en su contra, recordó que la testigo presencial que lo reconoció ayer dijo que el tirador tenía “pelo largo y atado con una colita” cuando él llevaba el cabello corto desde los primeros meses de 2001.

Sobre esta cuestión, la fuente judicial consultada aclaró que la testigo clave sólo habló de que el tirador tenía “una gorrita cap (sic)”.

El mayor de los Schlenker llegó al debate acusado por los fiscales Patricio Ferrari y Matías López Vidal del delito de “homicidio agravado por el uso de arma de fuegoen perjuicio de Sanzi, quien el 11 de mayo de 2001 fue asesinado de ocho balazos en la villa Borges.

De acuerdo a la acusación, el móvil del crimen fue una venganza porque “el Gordo Popó” había asaltado y baleado a William cuando éste fue a comprar marihuana a la mencionada villa.

En 2011, tanto Alan como William, y otros ex barras de River, fueron condenados por el TOC 15 porteño a prisión perpetua, aunque se encuentran libres porque el fallo aún no está firme.

fuente:crónica

02
Mar
15

Schlenker: “Esta causa fue armada por la barra oficial”

0008184281

El ex líder de Los Borrachos del Tablón habló con Crónica en la previa del juicio por el asesinato de un hombre en presunto ajuste de cuentas, hizo su descargo y aseguró su profundo deseo de que “la verdad tiene que salir a la luz”.

Alan Schlenker comenzará un nuevo juicio oral en los tribunales de San Isidro, acusado del crimen de un hombre en un supuesto ajuste de cuentas. En diálogo exclusivo con “Crónica” rersaltó que se trata de una causa armada, en la que acusó de la misma a la barra oficial de River. “Pienso que la verdad tiene que salir a la luz”, aseguró.

“Lamentablemente mañana (por el lunes) comienza un nuevo juicio oral. El mismo día en el que yo estaba declarando por el juicio del caso Acro fui detenido, armándose toda una parodia del tema y luego de haber leído todo el expediente puedo transmitir que la causa que se me armó es un insulto a la inteligencia de cualquiera que la lea, que se trata de una burda maniobra de la barra oficial y una causa armada por ellos. Hay contradicciones muy fuertes que puedo comparar porque hay gente que ha declarado bajo juramento en el caso Acro y que después salió a tirarme este muerto, siendo evidente que mienten. Un ejemplo de esto es que el abogado de la familia Acro, que es el doctor Aníbal Mathis, es el mismo abogado querellante que en este caso”.

Y continuó: “Lo más fuerte y contundente es que el papá de Gonzalo Acro, Alberto Acro, declaró en 2007 ante el juez de Instrucción y en 2011, en el juicio, que su hijo era más que reservado. Ante una pregunta del Tribunal Oral a Alberto, contestó que no sabía más nada relevante para aportar a la causa.También se encargó de remarcar que todas las acusaciones que hacía sobre mi persona en los medios se las había dicho Adrián Rousseau y que lo había ido a buscar al trabajo y a la casa para llenarle la cabeza. Todo eso lo hizo bajo juramento. Posteriormente, Alberto Acro apareció en los Tribunales de San Isidro diciendo que su hijo, cuando aún vivía, le había contado que yo tenía una muerte en Munro y que había conseguido un testigo de identidad reservada para declarar como tal”.

Continuando con su argumentación, contó: “Me parece algo insólito. Por este motivo yo le inicié una acción por falso testimonio que además se está investigado. El testigo de identidad reservada que va de la mano con Alberto Acro dice que me vio a mí matar a Sansi (Mario Carlos Sansi). Que yo le apoyé un arma en la frente y que le disparé de muy corta distancia vaciándole el cargador de la misma. Si uno se pone a leer la investigación y las pericias, ellas indican que al menos fueron disparadas dos armas distintas, de dos calibres diferentes y que los mismos fueron efectuados de larga distancia. Las contradicciones son tremendas. No hay dudas de que todo esto fue armado por la barra oficial y Anibal Mathis, el abogado de ellos a la cabeza”.

Por último, Schlenker contó: “Otra dato que es muy importante en todo esto es que en el caso Acro llevaron un testigo de identidad reservada, lo sentaron ante el fiscal y él mismo indicó que me tenía mucho miedo y que en ese estado no podía declarar, por lo que indicó que cuando a mí me detuvieran él iba a declarar y a aportar información. Ese mismo día yo quedé detenido… El tema es que este sujeto era nada más ni nada menos que el capo de la barra de River, a quien nadie conocía en ese momento y se llama Matías Goñi. Y si uno investiga en Internet quién es, se van a dar cuenta de que se trata de alguien que es íntimo amigo de Rousseau y Mathis”, cerró.

fuente: crónica




Pasaron por el blog desde el 23/8/07:

  • 4,325,582 visitas únicas
diciembre 2017
L M X J V S D
« Jul    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031