Archive for the 'Crimen del dealer 2001' Category



12
Jul
13

Alan Schlenker, asesino libre, que sigue sumando causas

El ex jefe de la barra brava de River, Alan Schlenker, homicida condenado a prisión perpetua por el asesinato de Gonzalo Acro, será juzgado por otro crimen cometido hace 11 años en el que está acusado de ejecutar de ocho balazos a un “dealer”que había asaltado y baleado a su hermano. 

 

Mientras espera que la Cámara lo absuelva (?) o le baje el martillo definitivo por el crimen de Gonzalo Acro, Alan Schlenker suma otra preocupación: irá a juicio acusado de asesinar a un dealer de una villa de Munro.

El hecho ocurrió el 11/5/01 en la villa Borges y tuvo como víctima a Mario Sanzi, un vendedor de drogas apodado Gordo Popó. Según el fiscal Patricio Ferrari, avalado por el juez Ricardo Costa, Alan fue hasta el lugar con un amigo a buscar venganza porque dos días antes el dealer había baleado a su hermano William (también condenado a prisión perpetua y libre por el caso Acro) en una transacción por estupefacientes. 

El fiscal Ferrari acreditó que al momento del hecho, Schlenker tenía registrada legalmente una pistola Bersa Thunder 9 milímetros, misma marca y modelo con la que, según una pericia, fue disparada una bala extraída del cadáver de Sanzi.

Sin embargo, esa pistola nunca pudo ser secuestrada para un cotejo balístico porque fue denunciada como robada (?) por Schlenker…

 

fuente: gonzalitopresente
Anuncios
12
Oct
12

CONDENADO PERO LIBRE POR ACRO, SCHLENKER A JUICIO POR OTRO CRIMEN

El ex jefe de la barra brava de River, Alan Schlenker, condenado a prisión perpetua pero aún libre por el asesinato de Gonzalo Acro, enfrentará otro juicio por un crimen cometido hace 11 años y en el que está acusado de haber ejecutado de ocho balazos a un “dealer” que había asaltado y baleado a su hermano William en una villa de Vicente López.
Fuentes judiciales informaron hoy a Télam que el fiscal de San Isidro Patricio Ferrari formuló el requerimiento, y el juez de Garantías Ricardo Costa elevó a juicio la causa, para que sea sorteado el tribunal oral que sustancie el debate.
El hecho ocurrió el 11 de mayo de 2001 en el cruce de las calles Valle Grande y Ramón Castro de la villa Borges de la localidad bonaerense de Munro, partido de Vicente López, y tuvo como víctima al vendedor de drogas Mario Alfredo Sanzi (19), alias “El gordo Popo”, según el requerimiento de elevación a juicio, al que accedió Télam.
Por este caso, Schlenker (36) fue detenido el año pasado en medio de un escándalo cuando se desarrollaba una de las audiencias del juicio por el crimen de Acro ante el Tribunal Oral en lo Criminal 15 de Capital Federal, aunque luego de ser indagado y procesado, fue excarcelado bajo una fianza de 160.000 pesos.
Schlenker enfrenta en esta causa una acusación como coautor del delito de homicidio simple agravado por el uso de arma de fuego, cuya pena máxima es de 25 años de prisión.
Como compañero en el banquillo de los acusados y con la misma imputación, estará un amigo de su hermano William, Sebastián Ricardo Lombardi (32), alias “Lomba” y de profesión abogado, que según la investigación fue quien acompañó al ex líder de “Los Borrachos del Tablón” hasta la villa Borges a cometer el crimen porque sabía quién había baleado a su hermano.
Para el fiscal Ferrari, el móvil del crimen fue “la venganza”, ya que, según su investigación, dos días antes del homicidio, el menor de los hermanos Schlenker había ido junto a su amigo Lombardi a comprar droga a la villa Borges y terminó engañado -le vendieron pasto en vez de marihuana-, robado y baleado por Sanzi.
La causa -que estaba parada y sin sospechosos desde el 2001-, se reactivó el año pasado cuando el propio padre de Gonzalo Acro, Alberto Acro, se presentó ante la Justicia de San Isidro y denunció que cuando su hijo aún estaba con vida le comentó que Alan “tenía una muerte en la villa Borges”.
El padre de Acro también se encargó de presentar ante la Justicia de San Isidro al testigo de identidad reservada clave que declaró haber presenciado el crimen de Sanzi y reconoció al mayor de los Schlenker como el autor material del asesinato y al menor como uno de los jóvenes que dos días antes había sido baleado por “Popo”.
Según consta en la causa, este testigo declaró que un miércoles él estaba con “Popo” cuando dos jóvenes a los que en la villa se denomina “conchetos” llegaron en un auto para comprar droga.
El testigo dijo que Sanzi no tenía marihuana para vender pero de todas formas les dio “pasto envuelto en un papel y les cobró” y que luego se metió por la ventanilla, les robó las billeteras y un bolso con ropa y finalmente baleó al conductor por accidente cuando levantó un arma que se le había caído.
En la causa está acreditado que William Schlenker fue baleado la madrugada del 9 de mayo de 2001 y asistido en el Hospital de Vicente López y luego en la clínica La Trinidad de San Isidro, pero en ese expediente el menor de los hermanos y su acompañante, Lombardi, declararon que fueron asaltados al pasar por la villa.
El mismo testigo contó que dos noches más tarde de aquel episodio, también se encontraba con Sanzi en las calles de la villa Borges cuando se acercó un Alfa Romeo para comprar droga con dos ocupantes a quienes “Popo” les dijo que no tenía nada para vender y que se retiraran.
Explicó que quien estaba en el asiento del acompañante sacó un arma “con silenciador”, se la puso a él en la frente y luego le apuntó a Sanzi, le dijo “ahora vas a ver”, primero le pegó un único tiro con el que su amigo se desplomó y luego le siguió disparando “hasta que se le acabaron las balas”.
Incluso dijo que cuando el asesino vació el cargador, el conductor del auto le alcanzó al tirador otra pistola, sin silenciador, con la que siguió disparando hasta contra el propio testigo, que logró escapar corriendo e ileso.
Por último, dijo que al ver en los medios las fotografías de los hermanos Schlenker por el caso Acro, reconoció a Alan como el asesino, y a William como el chico que fue a comprar droga y terminó baleado por “Popo” y aclaró que declaraba a 10 años de ocurrido el hecho porque en su momento tuvo miedo pero ahora quería Justicia.
Pero otro testigo vinculado al caso Acro, Adrián Rousseau, enemigo de los Schlenker por ser el ex líder de la facción rival de la barra de River, fue quien terminó contando en esta causa que el propio Alan le había confesado la autoría del crimen del “dealer” cuando en esa época, 2001, todavía mantenían una amistad.
“Me contó que le vació el cargador de la nueve milímetros. El ventidos llevaba el silenciador y era un arma `trucha`. Le efectuaron muchos disparos, creo que hasta le dispararon por la espalda”, declaró Rousseau en la causa.
El fiscal Ferrari acreditó que al momento del hecho, Schlenker tenía registrada legalmente una pistola Bersa Thunder 9 milímetros, misma marca y modelo con la que, según una pericia, fue disparada una bala extraída del cadáver de Sanzi.
Sin embargo, esa pistola nunca pudo ser secuestrada para un cotejo balístico porque fue denunciada como robada por Schlenker.
Rousseau también dijo que el propio Alan se jactaba de haber cometido el crimen “para que piensen que es pesado”.
Schlenker se defendió en su indagatoria negando la autoría del crimen y cuestionando los testimonios de Rousseau y Acro padre -con quienes mantienen una enemistad manifiesta-, dijo que el testigo reservado era “plantado” y que él era víctima de un “complot” que tenía como objetivo impedirle llegar a ser dirigente de River.

 

fuente: Télam
30
Jun
11

Alan Schlenker: “Vamos a ser absueltos y se va a demostrar que nada tenemos que ver”

El ex jefe de la barra de River y su hermano William están acusados de ser los ideológos del asesinato del hincha Gonzalo Acro. Esta mañana, Alan fue liberado en otra causa que lo investiga por el crimen de un vendedor de drogas.

 

El ex jefe de la barra de River “Los Borrachos del Tablón”, Alan Schlenker, aseguró que tanto él como su hermano William van “a ser absueltos” en el juicio que se les sigue por el asesinato del hincha Gonzalo Acro, ocurrido en Villa Urquiza en 2007.

“Vamos a ser absueltos y se va a demostrar que nada tenemos que ver con este caso”, dijo a la salida de los tribunales porteños, donde se desarrollaron los alegatos del juicio oral por el homicidio de Acro.

El abogado Juan Martín Cerolini solicitó al Tribunal Oral Criminal 15 porteño que absuelva a William al basarse en los mismos argumentos usados el lunes último por la defensa de su hermano Alan, que planteó flagrantes violaciones a su derecho de defensa en esta causa.

Esta mañana, Alan fue excarcelado en la causa que lo investiga por el crimen de Mario Sanzi, un supuesto “dealer” de drogas, el 11 de mayo de 2001 en la villa Borges de Munro, partido de Vicente López.

La excarcelación se produjo después de que la defensa del acusado acreditó los 160 mil pesos de fianza que le había impuesto la semana pasada el juez de Garantías de San Isidro Ricardo Costa.

fuente: tn
24
Jun
11

El fiscal apeló la excarcelación de Alan Schlenker por riesgo de fuga

El fiscal de San Isidro Patricio Ferrari apeló hoy la excarcelación que le fue otorgada al ex jefe de la barra brava de River, Alan Schlenker, en la causa en la que está acusado de haber asesinado hace 10 años en Munro a un supuesto “dealer” de drogas, informaron fuentes judiciales.

Los mismos voceros indicaron que la defensa de Alan intentaba hoy acreditar los 160.000 pesos de fianza para que su cliente recupere la libertad en las próximas horas.

En su presentación ante la Cámara de Apelaciones y Garantías de San Isidro, Ferrari insistió en que Schlenker podría obstaculizar la investigación y en que hay riesgo de fuga.

Además, criticó al juez de Garantías Ricardo Costa por el bajo monto de la fianza impuesta para la situación económica del imputado -160.000 pesos- y por haber desestimado con la excarcelación todos los argumentos que en su momento el mismo magistrado avaló para detenerlo en el marco de esta causa.

“El señor Juez de Garantías, a través del dispositivo en análisis, pone en crisis el cumplimiento de las obligaciones propias del Ministerio Público Fiscal, ya que los peligros de entorpecimiento de la investigación y el peligro cierto y real de fuga no se ven neutralizados al otorgar la libertad al imputado”, dice el escrito del fiscal, al que tuvo acceso Télam.

Al mencionar los antecedentes de Schlenker, Ferrari mencionó que fue condenado en 2002 a una pena de un año y ocho meses de prisión de ejecución condicional por lesiones graves y daño, y que actualmente está siendo juzgado por el Tribunal Oral 15 de Capital por el crimen de Gonzalo Acro, donde la querella le pidió una condena de prisión perpetua y la fiscalía 17 años de cárcel.

También mencionó como un ejemplo de obstaculización de la justicia, el hecho de que la noche previa al allanamiento en el departamento de la avenida Del Libertador 8008, de Núñez, donde vivía, “diferentes personas ingresaron al domicilio llevándose consigo diversos bienes (cajas, bolsos, bolsas, CPU de computadora)”.

“El pasado 30 de mayo, el mismo Juez de Garantías ordenó la detención del nombrado por los argumentos que expone en su extenso decisorio, entre otras cosas, el monto de la pena en expectativa y los peligros procesales que introdujo este Ministerio para tan sólo algo más de 20 días después entender, sorprendentemente ni más ni menos que todo lo contrario”, sostuvo Ferrari.

Sobre los 160.000 pesos de fianza, el fiscal señaló que “a todas luces, impresiona irrisorio el monto fijado a título de caución real por el Magistrado respecto del encartado”.

“Impresiona desacertado y como se dijo irrisorio pues a poco que se observe que el mismo era usuario al momento del hecho de una camioneta 4×4 marca VW Amarok, por su sola venta, si efectivamente fuera de su propiedad, generaría casi total del pago de la suma fijada como caución”, agrega el texto.

Finalmente, el fiscal afirmó que “no existen dudas que el encierro preventivo es la única manera de neutralizar el riesgo de entorpecimiento de la pesquisa”.

En esta causa, Schlenker está acusado de haber matado a balazos al supuesto vendedor de drogas Mario Sanzi, el 11 de mayo de 2001, en la villa Borges, de Munro, partido de Vicente López.

Según la investigación, dos días antes del crimen, el hermano de Alan, William Schlenker, había ido a comprar droga a la villa Borges de Munro y terminó engañado -le vendieron pasto en vez de marihuana-, asaltado y baleado por Sanzi.

Siempre según la acusación del fiscal, aquel 11 de mayo Alan fue a la villa a buscar a Sanzi y vengó a su hermano asesinándolo de ocho balazos con dos pistolas distintas, una calibre 9 milímetros y otra 22 con silenciador.

La causa se reactivó hace cuatro meses, cuando se presentó como testigo el padre de Acro, declaró que su hijo le había contado que Alan había matado a un “dealer” en Munro y luego fue encontrado un testigo de identidad reservada que también incriminó a Schlenker.

 

fuente: online911
22
Jun
11

EXCARCELAN A ALAN SCHLENKER

El ex jefe de Los Borrachos del Tablón recibió el “beneficio” de parte del juez de San Isidro Ricardo Costa, que le impuso una fianza de 160 mil pesos. Es por el asesinato de Mario Sanzi, ocurrido en el 2001. La versión indicaba que se trataba de un crimen que había cometido para vengar a su hermano, William.

Alan Schlenker recuperará la libertad. No, no tiene nada que ver con el juicio de Gonzalo Acro, se trata del otro crimen por el cual fue detenido, hace 15 días, el ex jefe de Los Borrachos del Tablón.

Se trata del asesinato de Mario Sanzi, que, según una acusación de Adrián Rosseau, Alan habría cometido para vengar a su hermano, William, quien habría sido estafado por esta persona. El hecho sucedió en Munro, en 2001.

Finalmente, y luego que el fiscal Patricio Ferrari lo imputara, el juez de San Isidro, Ricardo Costa, decidió que podía salir en libertad, previo pago de una fianza de 160 mil pesos.

Eso sí, nada tiene que ver esta excarcelación con el crimen de Gonzalo Acro. En ese juicio, Alan afronta un pedido de cadena perpetua y otro de 17 años de prisión. La resolución de ese proceso se conocería a fin de mes.

 

fuente: diarioshow.com
08
Jun
11

Alan Schlenker volverá a declarar mañana en la causa por el crimen de un narco

El ex jefe de barra brava de River Plate Alan Schlenker volverá a declarar mañana en la causa en la que está preso por el crimen de un vendedor de drogas, ocurrido en mayo de 2001 en la villa Borges de la ciudad de Munro, presuntamente -según la denuncia- para vengar a su hermano que fue herido de un disparo cuando habría ido a comprar estupefacientes.

Schlenker declaró el vienes pasado ante el juez de Garantías de San Isidro Ricardo Costa y el fiscal Patricio Ferrari y negó las acusaciones, pero mañana dará precisiones sobre su versión y aceptará contestar preguntas, informaron a DyN allegados a la defensa.

El ex jefe de “Los Borrachos del Tablón” declarará por la tarde, ya que a la mañana estará presente en el inicio de los alegatos del juicio por el crimen de Gonzalo Acro, donde la querella pedirá que sea condenado a prisión perpetua como instigador del hecho.

Schlenker, quien sigue detenido en la DDI de San Isidro a la espera de ser trasladado al penal de Campana, está acusado de haber asesinado de ocho tiros a Carlos Sansi, señalado como vendedor de drogas, supuestamente para vengar a su hermano William, también ex integrante de la barra, que días antes habría ido a comprar droga a la villa y en una discusión con el vendedor recibió un disparo en la pierna.

La causa se reactivó 10 años después porque una testigo de identidad reservada declaró que vio a Alan dispararle a Sansi.

También Adrián Rousseau, que lideraba la barra con Alan hasta que se distanciaron, declaró que Schlenker se jactaba de haber matado a una persona en la villa. Alberto Acro, padre de Gonzalo, dijo que su hijo le contó que Alan decía eso en la barra.

En tanto, William Schlenker solicitó ser querellante en la causa luego de que la persona de identidad reservada también declaró que fue testigo del hecho en el que el barra fue herido al ir a comprar droga a la villa, informaron allegados a la defensa.

William pidió formar parte del expediente porque no pudo reconocer a sus agresores y pretende ser tenido como damnificado para avanzar en la investigación, informaron allegados a la defensa.

El barra negó que haya ido a comprar droga y su versión fue que mientras manejaba su auto fue abordado por cuatro jóvenes que le rompieron una ventanilla, le sacaron el estéreo y la billetera y le pegaron un tiro.

 

fuente: dyn
07
Jun
11

Te lo cuento en Rousseau

Adrián Rousseau fue quien reactivó la causa por la que Schlenker está preso, con patrocinio del abogado de Acro.

El juicio por el crimen de Gonzalo Acro había comenzado hacía dos semanas. Las primeras audiencias eran de resultado incierto. De hecho, aún hoy, a solo cinco días de comenzar los alegatos, la situación de los hermanos Schlenker no está definida. En buena parte por algunas deficiencias en las estrategias de las partes. Fue entonces cuando como anticipó Olé ayer, Aníbal Mathis, abogado de la querella, armó un nuevo plan: reactivar una vieja causa por asesinato de diez años atrás que, según su parecer, podía involucrar a Alan Schlenker. Así, el padre de Gonzalo Acro se presentó ante el fiscal Patricio Ferrari y declaró que su hijo le había contado en su momento que Alan se jactaba de haber asesinado a un dealer, Matías Sanzi, en la villa Borges de Munro, como represalia por una agresión de éste a William Schlenker. Una semana después, quien fue a la fiscalía de San Isidro con idéntica versión fue Adrián Rousseau, acérrimo enemigo de Schlenker. Y hasta aseguró que lo había matado con un arma 9 milímetros. Pero como eran dichos de terceros sin pruebas concluyentes, el fiscal desechó las denuncias. Hasta que 10 días después apareció un testigo de identidad reservada que aseguró haber estado presente en esos hechos, el ataque de Sanzi a William y la posterior venganza de Alan, que terminó con el crimen del dealer. Más, dijo que a Sanzi lo atacaron desde un auto y que no había declarado antes por miedo y que ahora reconocía a Schlenker ras haberlo visto en TV. Con este nuevo escenario, el abogado de la familia Acro también se constituyó como letrado de la madre de Sanzi e impulsó la causa que ahora llevó a Schlenker a prisión.

La causa, como se ve, tiene aristas curiosas y da para pensar que Rousseau sabía de este supuesto hecho con anterioridad, pero esperó hasta este exacto momento en que el juicio de Acro entraba en su fase final para darle un golpe de timón al caso, que dejara expuesto a Schlenker ante la opinión pública. El mayor de los hermanos ayer no declaró porque fue trasladado a San Isidro por la tarde, donde quedó alojado en prisión para ser indagado mañana por la tarde. Cuando lo haga y aunque sus abogados pidieron la excarcelación, seguramente quedará detenido al menos por una semana hasta que el juez resuelva su situación. Por la mañana volverá a Tribunales por el juicio de Acro, acusado de instigador. Claro que ahora lo hará con otra espada de Damocles sobre su cabeza. Si esta tiene filo, el corte será profundo. Pero si es sólo de cotillón, lo habrán ayudado a victimizarse y mejorar así su situación.

“Me contó que le vació el cargador de la (pistola) 9 milímetros. El (revolver) 22 llevaba el silenciador y era un arma `trucha`. Le efectuaron muchos disparos, creo que hasta le dispararon por la espalda”, afirmó Rousseau según fuentes judiciales.

La declaración de uno de los ex líderes de la barra brava de River como testigo fue tomada por el fiscal de San Isidro Patricio Ferrari, y fue una de las pruebas para que el miércoles pasado quedara detenido por el asesinato de Mario Sanzi (21).

Rousseau, quien por entonces era amigo de los Schlenker y luego se enfrentó a ellos por el liderazgo de la barra brava, declaró ante el fiscal que Alan le contó que a su hermano William le quisieron robar y le pegaron un tiro cuando iba manejando cerca de una villa en Munro y frenó por un lomo de burro.

“Allí se le acercaron unas personas por la ventana y le quisieron robar la billetera, él se negó y comenzaron a forcejear hasta que esta persona que le quiso robar le pegó un tiro, por el que le tuvieron que sacar un pedazo del estómago”, dijo el ex miembro de la hinchada riverplatense que le contó Alan.

El ex jefe de la barra aseguró que Alan le reveló el crimen el mismo día que ocurrió o al siguiente, mientras ambos estaban en una clínica en San Isidro donde William estaba internado por el tiro y su familia lo acompañaba.

fuente: olé, el dia .com.ar



Pasaron por el blog desde el 23/8/07:

  • 4,320,055 visitas únicas
noviembre 2017
L M X J V S D
« Jul    
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930