Posts Tagged ‘Add new tag

06
Dic
08

Un sistema lento, ineficaz y oscuro

No voy a opinar acerca del estancamiento de la causa de la barra brava de River porque desconozco los detalles. Sí puedo asegurar que los tiempos de la Justicia penal son un misterio. Algunos jueces actúan con rapidez y otro no. Es un sistema ineficaz, lento y complejo, que está repleto de oscuridades.

Al revisar el archivo, encontré que los hechos y protagonistas de los actos de violencia se repiten y son los mismos que hace diez años. Los nombres de Aguilar, Macri y la AFA, que tiene una estructura podrida, ya aparecieron en episodios anteriores y nunca se solucionó nada.

Para lograr una mayor celeridad en la Justicia será necesario unificar las causas en un organismo federal que tenga decisión y competencia para monitorear de cerca todos los episodios de violencia. Y es importante que no esté sujeto ni sospechado de intereses. No basta con Gallina y Castrilli.

El autor es el ex juez Víctor Perrotta que investigó a las barras brava y lo dijo el 8 de mayo del 2007. Apesar del tiempo transcurrido sigue siendo actual.

Anuncios
18
Jul
08

Hacés quilombo? juicio antes de salir de la cancha

La lucha contra la violencia en el fútbol podría entrar en una nueva era, utópica hace un tiempo, esperanzadora ahora, siempre y cuando lo prometido se haga realidad: para zafar de un juicio por violencia en el fútbol donde se la quería llevar al banquillo como organizadora máximo del evento, la AFA ofreció a la Justicia porteña una probation consistente en financiar la construcción de salas para juicios exprés a los barras en los estadios de River, San Lorenzo, Vélez y Huracán. Un acuerdo similar había firmado el viernes Boca, para no enfrentar un proceso en el cual se lo podía condenar a seis meses de inhabilitación del estadio y una multa de 100.000 pesos.

La historia se remonta al superclásico del Clausura 07 en la Bombonera, cuando el fiscal Martín Lapadú comprobó que mucha gente ingresó sin entradas ni cacheo, ante la mirada impávida de los controles y la Policía. Encima, en la bandeja visitante hubo un herido de arma blanca: el dirigente de River, Gustavo Lavezzari.

Con los videos bajo el brazo, realizó las actuaciones y llevó a juicio a los controles, a la Federal, pero también a la dirigencia de Boca por omisión de recaudos de organizador y a la AFA, teniendo en cuenta que la Corte Suprema en el fallo Mosca (remisero que resultó herido en un partido en Lanús) consideró que la casa madre también es responsable de los hechos de violencia que se producen en las canchas.

Grondona, en su indagatoria, rechazó todos los cargos, pero los abogados de la AFA, viendo lo que se venía, ofrecieron ayer una probation que ahora debe ser refrendada por el juez Norberto Circo.

La nueva modalidad permitirá llevar a juicio dentro de las 48 horas a cualquier barra que cometa un delito y sea captado in fraganti por las cámaras de seguridad de los estadios. Como habrá un fiscal en la cancha, éste le dará la orden a la Policía para que lo detengan y de allí se informará al juez de turno, que en dos días deberá hacer el juicio en la sala construida en cada club a dicho efecto.

“En Europa, con esta modalidad, el índice de delitos bajó muchísimo. Tiene un efecto real y simbólico fuerte”, dijo el fiscal Lapadú. Ojalá igual pase en la Argentina, donde las cámaras de seguridad a veces parecen manejadas por los propios barras.

Fuente: Olé
13
Jun
08

La amistad según alan

Si alguna vez fue verdad, más terrible es lo que hizo, planeó, ayudó a planear, consintió o permitió. Lo que sea que haya hecho.

16
May
08

La crisis de River no afecta a Aguilar

La bronca de los hinchas de River con sus jugadores por la traumática eliminación en la Copa quizá ceda un poco si el equipo sale campeón del Clausura. Es una posibilidad. En cambio, no parece factible que el título mejore la pésima imagen que tienen los socios (incluso, aquellos que lo votaron) del presidente José María Aguilar. Durante su segundo gobierno, iniciado en diciembre de 2005, ya retumbó un par de veces en el amplio hall del club el grito de “se va a acabar la dictadura de Aguilar…”. Pero ni el hastío con su gestión, ni siquiera el cachetazo que recibió la gente con el empate insólito de San Lorenzo en el Monumental, parecen conmover al oficialismo.

La oposición ya quiso desplazar a la conducción el año pasado. Un sector, liderado por Daniel Kiper y Carlos Lancioni, asistió a la última asamblea de representantes con un petitorio que, entre otros puntos, solicitaba la “remoción de la comisión directiva y de la comisión fiscalizadora”. El pedido no prosperó. Se hubieran necesitado dos tercios de los 150 miembros de la asamblea para lograrlo. Según el abogado Kiper, se juntaron apenas 45 firmas. Por entonces, River andaba mal en el fútbol, aunque no tan conmocionado como ahora. Nadie había arrojado maíz desde una platea, con la carga simbólica que esa conducta tiene. Su problema institucional más grave era consecuencia del asesinato de Gonzalo Acro y de una incontenible serie de enfrentamientos entre dos facciones de la barra brava. Un conflicto que está lejos de solucionarse en paz.

Pero lo peor no había finalizado para Aguilar y su reducido séquito de fieles. Al contrario, se agravaría. Las denuncias de integrantes de la barra que los incriminan (en el apoyo a uno u otro sector), la irrupción de un tercer grupo (la Banda del Oeste) en la pelea por el reparto de la torta y las siempre vigentes sospechas de corrupción le dieron más pasto a una oposición crítica, pero sin presencia suficiente en la asamblea para modificar el rumbo.

Acusaciones al oficialismo por sobreprecios, transferencias de jugadores, facturas apócrifas (Kiper señala que en el caso Skanska aparecieron algunas con membrete de River) y violencia (¡qué violencia!) colocaron a Aguilar a la defensiva. De pronto, dejó de vérselo en televisión o de escuchárselo en radio a ese personaje suficiente, que suele combinar su tono doctoral con la sanata que popularizó el recordado Fidel Pintos. Su discurso perdió eficacia. Sus actos lo condenaron ante los hinchas con y sin necesidad de pruebas. Algo muy parecido al desprestigio.

“Aguilar no va a renunciar. Tiene juicios por todos lados, de la AFIP, en la causa por los Borrachos del Tablón y en esos juicios lo defienden los abogados de River”, dice Carlos Ferreyra, un vocal de la comisión directiva que llegó con el presidente al gobierno y luego comprobó que debía enfrentarlo. Su sector, Concertación Riverplatense, sacó un comunicado el sábado pasado en el que denuncia: “Lo vivido en estos años no es casualidad, tiene origen en los métodos y desaciertos de la actual conducción, sorda e imperturbable ante la realidad y los consejos de mentes reflexivas, que sólo han querido ayudar a construir un River mejor”.

Horacio Roncagliolo, el más duro de todos los opositores, es pesimista sobre posibles cambios: “El adelantamiento de las elecciones sólo será posible si está de acuerdo el oficialismo. Ya hubo una asamblea donde se propuso el tema, pero no se consiguieron los votos suficientes. Aguilar maneja a la mayoría. Nosotros hemos hecho acciones comunes con Kiper, Lancioni y Caselli, aunque no dieron resultado”.

En River, el estatuto del club se transformó en un escrito sin demasiado valor jurídico. La comisión directiva no se reúne hace por lo menos dos meses. El jueves 8 de mayo, el jueves de la increíble eliminación en la Copa Libertadores, estaba prevista una sesión que no se realizó por el partido. Hoy, en esa comisión, son 17 los dirigentes que todavía le responden a Aguilar y ocho los que están en contra.

Fuente: Página/12



Pasaron por el blog desde el 23/8/07:

  • 4,325,724 visitas únicas
diciembre 2017
L M X J V S D
« Jul    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031