Posts Tagged ‘causa acro

06
Jun
16

Barra de River amenazó con matarse si sigue preso

WILLIAMWilliam Schelenker, uno de los  condenados por el crimen del barrabrava de River Gonzalo Acro, le envió desde la cárcel una advertencia al tribunal que le dictó prisión perpetua: se quitará la vida si no queda libre en dos meses.

El menor de los hermanos condenados por el crimen ocurrido en 2007 (el mayor es Alan) se comunicó telefónicamente con el tribunal oral número 15 para anunciar que se suicidará en el penal de Marcos Paz, donde está alojado.

El mes pasado, la Cámara Federal de Casación Penal confirmó la condena dictada por el tribunal en 2011 y ordenó la inmediata detención del menor de los Schlenker, quien estaba en libertad.

Schlenker insiste en que es inocente del crimen de Acro y apeló la condena ante la Corte Suprema de Justicia, que no tiene  plazos para pronunciarse aunque tratándose de una causa con detenidos, debería hacerlo relativamente rápido.

Ante el llamado de Schlekner, el Tribunal comunicó al Complejo Penitenciario Federal 2 y a la Dirección General del Servicio Penitenciario Federala fin de que en forma urgente se dispongan las medidas necesarias para resguardar la integridad física” del condenado.

El hermano mayor, Alan Schlenker, está alojado en una cárcel de la localidad bonaerense de Azul, cumpliendo una condena por otro homicidio, a la que se agregó la confirmación por el crimen de  Acro.

08
Sep
11

Las condenas del caso Acro

Perpetua para todos

Después de 1.461 días, por fin hubo sentencia por el caso Acro, asesinado en la interna de Los Borrachos del Tablón: prisión perpetua para los hermanos Schlenker (siguen en libertad hasta que haya una sentencia firme) y tres imputados más, que ya estaban en prisión. Uno, Lococo, recibió diez años.

Pasaron 1.461 días. Sí, y por fin llegó la Justicia por el asesinato de Gonzalo Acro, quien recibió tres balazos el 7 de agosto de 2007 cuando salía de un gimnasio en Villa Urquiza. Todo, en el marco de la pelea interna de Los Borrachos del Tablón. Corrió mucha agua bajo el puente y llegó el día de la sentencia: prisión perpetua para Ariel Luna (había confesado), el homicida, Rubén Pintos,  Pablo Cucaracha Girón y los hermanos Schenkler, William y Alan. El único que zafó es Maximiliano Lococo, a quien le dieron 10 años.

Eso sí, la sentencia no la cumplirán todos de la misma forma: los tres acusados de ser autores materiales seguirán detenidos, mientras que los Schlenker (que estaban en libertad) podrán apelar la sentencia de primera instancia, que por ahora no está firme. Es decir: se los acusa de haber participado del asesinato pero pueden seguir libres hasta que se confirme la sentencia.

Después de la sentencia, el papá dijo que “por lo menos alguna vez se hizo justicia en este país. Pero mi vida terminó con la muerte de mi hijo”, explicó Alberto, el papá de Acro en los Tribunales, satisfecho por la sentencia pero confesando su eterno dolor. “Algo de paz logré”, cerró.

“El fallo es correcto”, se sumó Aníbal Mathis, abogado de la familia Acro. Y luego explicó que para Lococo (instigador, condenado por 10 años) “también pedimos perpetua porque pensamos que tenía una participación primaria. Pero el tribunal entendió que era secundaria, en una semana están los fundamentos. Nuestro equipo estaba convencido de la condena yo me preguntaba si los jueces tendrían el valor de condenarlos”.

Un fallo histórico en un asesinato que se dio en el contexto de las barras del fútbol. En este caso de Los Borrachos del Tablón, que terminó con el asesinato de Gonzalo Acro. Por ahora, tres van a prisión y dos (los Schlenker), en forma inédita, todavía siguen en libertad hasta que se confirme la sentencia.

fuente: olé

Perpetua a los hermanos Schlenker y a otros tres barras de River

Es la pena más dura en la historia por episodios de violencia vinculados con el fútbol. Ariel “Colo” Luna (autor material), Rubén “Oveja” Pintos y Pablo Girón también recibieron la condena de por vida. Martín “Pluto” Lococo fue sentenciado a diez años.

El Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 15 conformado por Javier Anzoátegui, Hugo Decaría y Héctor Grieben dio a conocer hoy la sentencia a los implicados por el asesinato de Gonzalo Acro, el barra de River que fue baleado a la salida de un gimnasio en 2007. Alan y William Schlenker (instigadores del crímen), y Ariel “Colo” Luna (autor material), Rubén “Oveja” Pintos y Pablo Girón (coautores del asesinato) fueron sentenciados a cadena perpetua.

Además, Martín “Pluto” Lococo recibió 10 años de prisión, considerado participe secundario del homicidio.

Es la pena más dura en la historia para casos de violencia vinculados con el fútbol desde la sentencia a José “El Abuelo” Barrita, jefe de “La Doce”, quien recibió 13 años de prisión en 1997 por el asesinato de dos hinchas de River luego de un Superclásico en La Bombonera, en 1994.

Sin embargo, los condenados Alan y William Schlenker permanecerán en libertad hasta que la sentencia quede firme. Un proceso que puede tardar entre 3 y 5 años, según informó, Aníbal Mathis, abogado de la familia Acro.

Los otros tres condenados de ser autores materiales seguirán detenidos, mientras que los Schlenker (que estaban en libertad) apelarán ante la Cámara la sentencia de primera instancia.

“Por lo menos alguna vez se hizo justicia en este país. Pero mi vida terminó con la muerte de mi hijo”, dijo Alberto Acro en Tribunales tras conocerse el fallo.

fuente: clarín

El papá de Gonzalo celebró la decisión del tribunal: “Por fin se hizo justicia”

Alberto Acro, papá del hincha asesinado por los barras de River, celebró la decisión del tribunal de condenar a prisión perpetua a los hermanos y a los autores materiales del crimen. En tanto, el abogado de la familia aseguró que los Schlenker entrarán a prisión “en 4 años”

El papá de Gonzalo celebró la decisión del tribunal: "Por fin se hizo justicia"

Tras conocer el veredicto que condenó a cadena perpetua a cinco de los seis acusados por el crimen de Gonzalo Acro, su padre, Alberto, celebró: “Por fin se hizo justicia. Por lo menos alguna vez se hizo justicia en este país“.

En ese sentido, el padre del joven asesinado a la salida de un gimnasio consideró haber logrado “algo de paz” tras el veredicto, ya que, según reveló, tuvieron “miedo” de que la Justicia no condenara a los acusados por el crimen.

Los Schlenker no irán a la cárcel

El abogado de la familia Acro, Aníbal Mathis, adelantó que los hermanos Alan y William Schlenker recién entrarán a prisión cuando la Justicia deje firme la sentencia, lo que puede ocurrir “en unos cuatro años“.

“Quedarán en libertad. Es lo que la ley dice porque la condena no está firme. Es un derecho que tienen y me parece correcto“, explicó el letrado defensor tras conocer la sentencia. De todas formas, Mathis aclaró: “No creo que se fuguen, porque hasta ahora estuvieron siempre a derecho“.

Por último, el abogado celebró el fallo, ya que dudaban “si los jueces tendrían el valor de condenar a estos muchachos“.

fuente: infobae
07
Nov
09

Bronca en la familia Acro

Imagen342El abogado de los allegados a la víctima, Aníbal Mathis, calificó como “una barbaridad” la decisión judicial de liberar a los hermanos William y Alan. “El mensaje del fallo es tremendo”, tildó el representante legal.

Aníbal Mathis es el letrado de la familia del hincha de River asesinado Gonzalo Acro. Y ante liberación de los hermanos William y Alan Schlenker, involucrados en el caso, salió a confesar el malestar que siente la familia. Y dijo: “Es un mensaje muy malo a la sociedad“, se refirió a la excarcelación que dispuso el tribunal oral.

El mensaje que deja este fallo es tremendo. La sociedad interpreta que personas acusadas de homicidio agravado, un delito que tiene la pena máxima de prisión perpetua, son excarcelados“, manifestó Mathis a DyN.

El abogado, además, admitió que el Código Procesal no le da margen a la querella para recurrir el fallo.

La indignación también pasa porque el tribunal aceptó la liberación cuando anteriormente siete jueces la rechazaron. Por eso, admitió el abogado defensor, los familiares “están destruidos, al ver que los asesinos de su hijo están en la calle“.

 

Fuente: diarioshow.com
12
Sep
08

Tira a mamá del tren

Si Hollywood decidiera hacer una nueva versión de “Tirá a mamá del tren”, bien podrían llamar a la familia Schlenker para protagonizarla. Alejandra Belmartino, la madre de Alan y William, dio una nota a Crónica TV donde acusó al juez Rodríguez, que entiende en el caso Acro, a la Sala IV de la Cámara y a los abogados de su hijo de estar comprados por el club y por Adrián para “fabricarles pruebas y mantenerlos en prisión”. Presentó para ello supuestas escuchas telefónicas que acreditarían el ilícito, donde se menciona en el mismo hasta a un ministro de la Nación. Pero la trama es bastante más oscura. Belmartino ya había hecho esa denuncia en el juzgado 47, tres meses atrás, pero ante la falta de pruebas la causa no avanzó. Y ayer, tras su aparición televisiva, fue su propio hijo, el supuesto damnificado de la confabulación, el que salió a desmentirla. “Mi madre está siendo estafada por un barra de River llamado Jorge. Por este motivo, mi padre ya le ha iniciado una causa judicial. Insisto en mi inocencia pero la Cámara de Casación es el lugar competente donde se está estudiando mi reclamo”, escribió Alan en una carta distribuida a los medios de comunicación.

Fuente: Olé
28
Ago
08

Escándalo!

Meses atrás, Urgente24 ventiló que había resultado inexplicable porqué Alan Schenkler cambió de patrocinante legal 48 horas antes de presentarse (despidió a Marcelo Rochetti), y de hecho modificó el día (lo anticipó 24 horas) para entregarse a la Justicia (con el patrocinio de Sebastián Rodríguez y Roberto Ribas).

La conducta de Ribas nunca fue clara, pero Schenkler deberá hacerse cargo de su error, que incluyó el no recibir a Rochetti cuando éste fue a pedirle explicaciones en la cárcel.

La novedad es que las escuchas telefónicas divulgadas sobre la medianoche de la víspera, en Crónica TV, por la abogada Alejandra Belmartino, madre de Alan Schenkler, compromete seriamente a ambos abogados, Rodríguez y Ribas, como trabajando para Adrián Rousseau, el rival de Schenkler en la disputa interna de ‘barrabravas’ apadrinados por los dirigentes de River Plate, durante la presidencia de José María Aguilar.

De confirmarse estas escuchas telefónicas, ameritaría una denuncia contra ambos ante el Tribunal de Ética del Colegio Público de Abogados para quitarles la matrícula correspondiente: no se puede patrocinar a un cliente y, a sus espaldas, trabajar para el adversario de ese cliente.

Luego, las denuncias y las escuchas telefónicas de Belmartino resultan terribles. No solamente porque incluyen un intento de secuestro, de parte de Rousseau y con el conocimiento de Rodríguez, de otro ‘barrabrava‘, de nombre Gastón, que días después murió misteriosamente atropellado a la salida de un hospital bonaerense donde se había atendido por las heridas sufridas durante la golpiza recibida, sino porque Rodríguez aparece informando a Rousseau de dónde localizar a una persona que éste buscaba para amedrentar, y le dice que vaya tranquilo, que la zona está ‘segura‘.

Inclusive, Rousseau luego le explicó que falló porque el individuo buscado escapó por una calle de tierra; y más adelante el abogado Rodríguez le pide, ante otro ‘procedimiento‘ (obtener una documentación) que no fallara como en el pasado.

Por supuesto que provoca dudas la acusación de Belmartino contra Aguilar que éste se enojó con Alan porque el ‘barrabrava‘ había decidido ‘reciclarse‘ como candidato en las elecciones que River Plate realizará en el año 2009, pero es muy grave el contenido de las denuncias y las escuchas telefónicas.

Por ejemplo, cuando Rousseau afirma que debe cortar porque está ingresando al Ministerio de Interior. El jefe de la cartera por entonces era Aníbal Fernández y se llamaba Ministerio de Interior y Seguridad.

Adrián Rousseau precisamente estaba ya acusado de colaborar con la inseguridad en espectáculos deportivos.

La abogada Marta Belmartino reveló detalles de la causa e inculpó directamente al presidente de River Plate de sobornar a la Justicia para que no sea imparcial y benefecie a Adrián Rousseau en detrimento de sus hijos.

Ella dijo dijo tener escuchas telefónicas que sostenían que directivos de River Plate han pagado dinero a la Justicia de Instrucción y a la Cámara de Apelaciones para perjudicar a los hermanos Schenkler.

Es más, dijo que un policía apodado ‘el Francés’, que una vez acompañó a su hijo William hasta su domicilio, trabajaba en el Juzgado de Instrucción 11 que entiende en la causa.

El tal ‘Francés‘ ya fue citado por Urgente24 en ocasión de la golpiza que un sector de ‘barrabravas’ de River le propinó a otro, en el estadio de Vélez Sarfield. Ese tal ‘Francés‘, quien se desempeña en la Policía Federal Argentina, habría garantizado la ‘zona liberada’.

La abogada argumentó que han liberado a las 9 personas que estaban en la zona del asesinato de Acro, pero que a sus hijos, que han acreditado que esa noche estaban en Puerto Madero, los dejaron en prisión supuestamente a pedido de Aguilar.

Ella habló de la ‘Banda de Aguilar y Rousseau’ y de ‘los Encapuchados del Playón’ como la banda sobreviviente de la fragmentación que sufrió la ex ‘Los Borrachos del Tablón’, y sostuvo que a Gonzalo Acro lo asesinaron porque iba a ser asumir como sucesor de Rousseau en el manejo de ‘la Caja’ (producto de favores, prebendas y donaciones de directivos de River Plate) cuando Aguilar consideró necesario correr de escena a Rousseau.

Por un lado, el juez Luis Rodríguez debería ser investigado por el Consejo de la Magistratura, por su propio bien, si es que es inocente, porque, de lo contrario, el ejercicio de la aplicación de la ley resultará insostenible por las imputaciones existente; y si fuesen ciertas las denuncias, no puede continuar al frente de un Juzgado.

Por otra parte, Crónica TV debería volver a difundir el documental en un horario más accesible para el público.

Fuente: Urgente24
28
Ago
08

La mamá contra la mafia

El presidente de River Plate, José María Aguilar, recibió duras acusaciones por parte de la madre de los hermanos Alan y William Schlenker, ambos procesados como presuntos coautores del asesinato de Gonzalo Acro, al señalar que tiene conocimiento de que el dirigente pagó para que a su hijo mayor lo priven de la libertad.

Alejandra Belmartino también afirmó que Adrián Rousseau, líder del grupo antagónico en la barra de River, responde a Aguilar. La mujer acusó, además, a los abogados Roberto Ribas y Sebastián Rodríguez, actual y ex defensor de Alan, de haber boicoteado a su hijo en lugar de protegerlo. Balmartino, abogada recibida en la Universidad de Buenos Aires con postgrado en Harvard, sostuvo que Aguilar habría asumido costos económicos para que Alan Schlenker quedara detenido.

Las acusaciones. “Ha llegado a mi conocimiento que el señor José María Aguilar ha pagado sumas de dinero para privar de la libertad a Alan Schlenker y tengo pruebas que van a demostrar esas circunstancias”, subrayó la mujer en una extensa entrevista al canal Crónica TV.

La madre de Alan consideró innegable la relación entre la máxima autoridad de River y Rousseau, el cabecilla de un grupo de la barra que se convirtió en antagónico de los Schlenker.

Balmartino definió a “la banda de Rousseau” como “una extensión de hecho de Aguilar”. La abogada salió a defender a sus hijos, quienes están alojados en el penal de Marcos Paz.

Entre otras cosas, aludió a supuestas escuchas telefónicas y mencionó entre ellas comunicaciones entre Aguilar y Rousseau.

El crimen de Acro. Acro tenía 29 años cuando fue baleado el 7 de agosto de 2007 a la salida de un gimnasio en el barrio porteño de Villa Urquiza y falleció dos días después en el hospital Pirovano.

Por esta causa hay en la actualidad cinco detenidos, los hermanos Schlenker, Martín “Pluto” Lococo, Sergio “Pelado” Piñeyro y Pablo “Cuca” Girón.

También hay tres prófugos, Matías “Kevin” Kraft, Rubén “Oveja” Pintos y Alberto “Colo” Luna, éste último sospechado por el juez que llevó adelante la investigación, Luis Rodríguez, de ser quien disparó el arma que acabó con la vida de Acro.

Boicot. Balmartino fue muy profunda cuando les apuntó a los abogados defensores de Alan, ya que afirmó que Ribas y Sebastián Rodríguez lo “boicotearon” en lugar de protegerlo. “Esta mafia ha reclutado a los abogados de Alan. Tanto la mafia como la Justicia sabía que ni Alan ni William ni Pluto tenían que ver con la muerte de Acro”, resaltó la mujer.

También en lo concerniente a los abogados la madre de los acusados argumentó que dispone de escuchas telefónicas.

“Alan, William, Pluto y una cuarta persona que vamos a llamar R estaban dando vueltas en auto. De haber planeado un asesinato habrían buscado una coartada, se hubieran mostrado en un lugar fijo”, remarcó Balmartino.

Más allá de subrayar que los Schlenker de ninguna manera tuvieron relación con el crimen de Acro, aclaró que está convencida de que quien disparó fue “un loquito” y que lo que iba a ser un susto terminó de la peor manera.

Balmartino advirtió que por su posición “está recibiendo amenazas concretas”, pero desconoce “de quién”.

La letrada puntualizó que si tuviera la oportunidad le pediría al ministro de Justicia, Aníbal Fernández, “que designe juez” para la causa.

Detalló también que lo que más desea “es justicia, para Gonzalo, una vida joven que se ha perdido; para Alan, para William, para ´Pluto´, que está ahí como un perejil, y para los policías y los gendarmes que han ayudado a Rousseau”.

Fuente: La Nación
08
Ago
08

A un año del crimen

Dijo La Razón:

LOS HERMANOS SCHLENKER ESTAN DETENIDOS

Un año de la muerte de Acro

“Paz y justicia”, enuncia, a modo de reclamo, la página oficial de Gonzalo Acro, un sitio que ideó la familia del hincha de River asesinado en un confuso episodio… Hoy se cumple un año desde su muerte, un año desde que fue interceptado cuando salía de un gimnasio de Villa Urquiza, un año en el que la Justicia detuvo a los hermanos Schlenker como los ideólogos del crimen y a Pablo “Cucaracha” Girón como supuesto autor material.

Dijo Mdzonline:

2007: Fútbol

A la medianoche de aquel día, Martín Gonzalo Acro, uno de los líderes de la barrabrava de River, finalizó su clase de boxeo en un gimnasio ubicado en el barrio porteño Villa Urquiza- y salió caminando junto a su amigo Osvaldo Gastón Matera.

Doblaron por una calle cercana y fueron sorprendidos por tres personas, según indicaron las primeras versiones policiales. Los desconocidos, quienes habrían descendido de una camioneta, no dijeron ni una sola palabra y empezaron a dispararles.  Finalmente ACRO falleció y ese hecho marco una gran tormenta en el seno de la Comisión Directiva Millonaria.

Dijo Infobae.com:

Se cumple un año del crimen de Gonzalo Acro

El caso continúa impune y los familiares, desde el sitio que lleva el nombre del hincha, ofrecen 50 mil pesos de recompensa por datos que ayuden a esclarecer el caso. Hay tres prófugos
Se cumple un año exacto desde el asesinato de Gonzalo Acro, el 8 de agosto de 2007, y la justicia todavía no logró dar con Ariel Colo Luna, Matías Kevin Kraft y Rubén Oveja Pintos sospechosos de haber participado del crimen.

La familia de Acro todavía busca esclarecer el caso y para eso ofrecen desde la web que lleva el nombre de Gonzalo (www.gonzaloacro.com) 50 mil pesos de recompensa para quien aporte datos que pueda contribuir para poner a disposición de la justicia y otros 20 mil para “toda persona que aporte datos o información que permitan el total esclarecimiento del crimen”.

Hace un año Los Borrachos del Tablón mantuvieron una brutal interna por el control de la barra y los jueces del tribunal 15, integrado por Ricardo Galli, Héctor Grieben y Elena Do Pico Ferrell pondrán en juicio oral y público a Alan y William Schlenker (instigadores), Sergio Pelado Piñeiro y Maximiliano Pluto Locococ (coautores).

Dijo Clarín:

En http://www.gonzaloacro.com, la familia del barra de River Gonzalo Acro ofrece 50 mil pesos para quien “aporte datos que puedan contribuir para poner a disposición de la Justicia” a Ariel Colo Luna, Matías Kevin Kraft y Rubén Oveja Pintos. Luna, Kraft y Pintos son los tres sospechosos de haber participado del asesinato de Acro que todavía permanecen prófugos. Los Acro también ofrecen 20 mil pesos “a toda persona que aporte datos o información que permitan el total esclarecimiento del crimen”, el único por encargo y uno de los más emblemáticos de la violencia de los barras en el fútbol argentino. A un año exacto de su muerte, ocurrida en el marco de la brutal interna que mantuvieron Los Borrachos del Tablón, el caso continúa impune. Antes de fin de año, el Tribunal 15, integrado por los jueces Ricardo Galli, Héctor Grieben y Elena Do Pico Farrell, estará a cargo del juicio oral y público que pondrá en el banquillo a los cuatro implicados: los hermanos Alan y William Schlenker (instigadores), Sergio Pelado Piñeiro y Maximiliano Pluto Lococo (coautores). El mismo Tribunal podría juzgar a Pablo Cuca Girón, considerado coautor del crimen por haber hecho de campana la noche en que Acro recibió dos balazos en la cabeza y otro en una pierna.

En los doce meses que pasaron desde su muerte, el escenario de la violencia en las canchas se modificó de un modo más coyuntural que profundo por una razón excluyente: salvo honrosas excepciones, entre las que podría mencionarse a Rosario Central, acaso el único club que desde hace unos meses combate seriamente a los violentos, las relaciones peligrosas entre los dirigentes y los barras se mantienen firmes. Y mientras esos vínculos funcionales a unos y otros se mantengan, los barras seguirán viviendo de sus negocios espurios y desparramando sangre. Lo grave es que, ocurran en mayor o en menor medida, sus métodos mafiosos y violentos no se detendrán.

Incluso antes del asesinato de Acro, la ola de violencia en las canchas había experimentado una merma. Sin embargo, que el porcentaje de disturbios haya decaído no evitó que, luego del caso Acro, se produjeran otras dos muertes vinculadas al fútbol. El 11 de noviembre de 2007 fue asesinado Daniel Margarone, un barra de Central al que le dieron un balazo en la cabeza por una aparente disputa por el poder de la hinchada. Ese mismo día también mataron a Damián Muñoz, un hincha de Independiente Rivadavia, durante un partido con Belgrano, pero el móvil habría sido una disputa familiar. Y el 15 de marzo de este año asesinaron de un balazo a Emanuel Alvarez, un hincha de Vélez que participaba de una caravana hacia la cancha de San Lorenzo.

También en 2008, uno de los cambios sustanciales en el mapa de la violencia fue el crecimiento de La violencia no paga, un programa impulsado por Nuevo Horizonte para el Mundo, ONG que ya reclutó bajo su ala a 40 hinchadas de todas las categorías, especialmente del Ascenso. Créase o no, 160 barras de esas 40 hinchadas ya acordaron un pacto de paz en las canchas. El protagonismo creciente de esta ONG desnuda cada vez más la ausencia del Estado en este sentido, reflejada principalmente en la prohibición de público visitante en el fútbol de los sábados.

En todo caso, que los barras sigan ocupando las tribunas significa que la violencia puede volver a entregar noticias trágicas en el momento menos pensado.

Cómo está hoy la barra brava de River

El asesinato de Gonzalo Acro produjo un cimbronazo en la barra brava de River. La feroz disputa por el poder de Los Borrachos del Tablón no se detuvo después de la muerte de Acro, luego de la cual se produjeron nuevos episodios violentos. Pero hubo dos de ellos que se destacaron por la violencia desplegada. El primero de esos choques se produjo el 29 de agosto de 2007 en el estacionamiento del Carrefour de Vicente López, entre los grupos que respondían a Alan Schlenker y Adrián Rousseau, de quien Acro era lugarteniente. Y el segundo tuvo lugar el 30 de marzo de este año, antes del partido que River le ganó a Arsenal en la cancha de Vélez. Ese día, el grupo que respondía a Rousseau desalojó a golpes de la tribuna a La Banda del Oeste, grupo que pretendía quedarse con el liderazgo de la hinchada. A partir de entonces, La Banda del Oeste se fue alejando de las canchas hasta cederle definitivamente el lugar protagónico al grupo que comandan Joe, Martín de Ezeiza y Caverna. En realidad, estos tres barras lideran a la hinchada desde las sombras porque sobre ellos pesa el derecho de admisión y no pueden ir a las canchas. Por eso, estudian estrategias junto a sus abogados para presentar recursos de amparo que les permitan volver a los paravalanchas.

Con los hermanos Alan y William Schlenker presos en el penal de Marcos Paz por el caso Acro, y con Rousseau comprometido con la Justicia por distintas causas, la barra intenta volver a tomar impulso. Los dirigentes aseguran que no les dan entradas de favor, y ellos afirman que su actual y única fuente de ingreso son las rifas que organizan.

Por lo pronto, recién en la última fecha del Clausura, cuando el equipo festejó el título en la cancha de Banfield, la barra volvió a ocupar el centro de la popular con toda su parafernalia de banderas, sombrillas y bombos.




Pasaron por el blog desde el 23/8/07:

  • 4,279,726 visitas únicas
mayo 2017
L M X J V S D
« Feb    
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031