Posts Tagged ‘caverna

26
Nov
14

La llamativa relación de River con Caverna Godoy, el N° 2 de los Borrachos del Tablón

El barra es uno de los heridos de la pelea de ayer en la confitería del Monumental; TyC Sports mostró las pertenencias que llevaba y que fueron encontradas por la policía

El canal TyC Sports difundió las pertenecías que llevaba Héctor Caverna Godoy, uno de los barras heridos ayer en la pelea de la confitería en el corazón del Monumental. El hombre llevaba consigo un carnet de empleado del club, pese a que ya no trabaja allí, su actual carnet de socio millonario y el abono con el que ingresa a la popular Sívori, así como una entrada para el superclásico de mañana ante Boca.

Caverna Godoy es el número dos de los Borrachos del Tablón y, sobre él, pesa el derecho de admisión y causas judiciales. Sin embargo, el abono del sistema Tu Lugar en el Monumental es actual y data de agosto de este año. La entrada para el partido ante Boca es la misma que los abonados pudieron renovar para el superclásico.

Según TyC Sports, desde la dirigencia de River, señalaron que para ellos, como la compra de las entradas se realiza por Internet, no es posible aplicar el derecha de admisión. Sin embargo, la queja ayer de la barra disidente era que sus carnets estaban bloqueados para adquirir entradas.

Anuncios
30
Sep
09

Los Borrachos emboscados por el Oeste

Las elecciones y el viaje a Sudáfrica relanzaron la pelea por el poder Borracho: la banda del Oeste atacó a la barra oficial y le robó 4 bombos en la zona Norte.

LaBandaDelOeste

El valor de imponerse en esta guerra de guerrillas es tan simbólico como el de los objetos con los que se alzaron los triunfadores. Porque los cuatros flamantes bombos con el 14 marcado a fuego, los dos redoblantes y ese bolso con tirantes no significan tanto si se miden en términos de dinero. Pero si se contabilizan en términos de poder, en cambio, se cotizan mucho más.

El ataque de la banda del Oeste a la barra oficial que lideran Joe, Martín y Caverna, el domingo después del partido en la zona de Olivos, adquirió una relevancia mayor porque, además, se convirtió en el primer capítulo de una nueva saga en la interminable historia de la lucha por el poder de los Borrachos del Tablón. Aunque no hubo denuncia formal, fuentes oficiales  confirmaron que la pelea en la que quienes hoy dominan los paravalanchas en la Sívori alta salieron heridos fue tan intensa que, por llamados de los vecinos, tuvo que intervenir un móvil de la comisaría 1° de Vicente López. Los agentes llegaron cuando había pasado todo. ¿Qué es todo? El robo, la rotura de los vidrios de la Traffic en la que viajaban Martín y los suyos y las agresiones que recibieron los ocupantes de los cuatro autos que la seguían. ¿Quienes los agredieron? Unos 15 integrantes del grupo del Oeste. Estos últimos, autodenominados “los verdaderos Borrachos” y en su momento ligados a Alan Schlenker, están reclutando gente para recuperar el terreno que perdieron después de la tremenda paliza recibida en la batalla de Liniers, antes del partido con Arsenal, aunque saben que aún no les da para volver a mandar en la tribuna.

en la sivori media

En el medio esperan agazapados los de Hurlingham, al mando de Cuqui, quienes están negociando con hombres ligados a Adrián Rosseau para sumarse a una lucha en la que, a dos meses de las elecciones y a nueve del viaje a Sudáfrica, ya se largó el todo contra todos. Con bombos y platillos.

Fuente: OLé
25
Oct
08

Caverna dixit

Fuente: agonzalitonolovamosaolvidar.ar.vg
25
Oct
08

Infiltrados uruguayos

En la barra de River nos confesaron que uno de los líderes será asesinado

“Esto se acaba cuando uno de los dos termine con un balazo en la cabeza” nos confesó un integrante de “Los Borrachos del Tablón”, refiriéndose a Alan Schlenker y Adrián Rosseau, los dos líderes de la barrabrava de River Plate que actualmente están procesados.

Por internet, integrantes de las facciones que luchan por el poder se habían amenazado con saldar cuentas en Uruguay, por eso anoche nos infiltramos entre ellos para conocer desde dentro mismo de la barra y de boca de los propios integrantes, cómo es la historia de esta guerrilla interna. El ingreso a la Colombes, pacífico, tuvo un fuerte vallado que nos aisló del resto y nos llevó hasta la puerta, donde el cacheo fue minucioso. Más de uno tuvo que dejar en la puerta alguna botella de cerveza o vino, y había policías por doquier. La barra de River ha superado en su fama de violenta a la mismísima “12” de Boca. Teniendo en cuenta el riesgo, concluimos que la mejor forma para infiltrarnos era una muy simple: ante la menor sospecha: “soy uruguayo, pero en Argentina soy hincha de River”. No íbamos a presentarnos ante ellos con el carné de periodista en una mano y el grabador en la otra.

Desde temprano, anduvimos intentando detectar quiénes eran los jefes y sus súbditos. Obvio que ninguno de ellos nos iba a dar información. Por el contrario, lo más seguro era que nos atacaran a trompadas. La idea era hacer contacto amistoso con algunos de la masa, y que no fuera agresivo. Otro requisito era que no estuvieran merqueados ni porreados, por las dudas. Hasta que, gracias al festejo del tempranero gol de Abreu pintó buen diálogo con dos flacos, aunque al rato, se fumaron el segundo de los requisitos, pero no importaba, porque la charla venía bien y los pibes conocían al detalle toda la interna. Nos contaron que el miércoles, en River-Vélez, hubo una feroz batalla entre los grupos que pugnan por el mando y que la amenaza quedó para el fin de semana cuando jugaron en Tucumán. “En Tucumán no pasó nada y acá tampoco va a pasar nada” nos aseguraron nuestros dos “amigos”, ambos de treinta y pico de años. “¿Sabés cómo es el lío?” nos dijo y nos detalló: “Es todo por guita. Este “bondi” viene de hace mucho, desde el Mundial, cuando el club le dio 60.000 pesos al Alan (Schlenker) y él viajó en clase VIP a Alemania, y no repartió la guita; entonces saltó Adrián (Rousseau) y lo curtió a trompadas en el gimnasio del club”. Mientras intentábamos memorizar lo que nos contaba uno de los flacos, el otro pitaba, y al pasarle el porro tomó la posta del relato de su amigo: “Ahí viene la venganza del quincho”. ¿Qué es eso?, preguntamos, y nos explicó que “Alan (Schlenker) y otros 15, “La banda de Palermo”, rodearon a Adrián (Rousseau) y se la dieron; y hasta tiraron unos cuetazos (disparos) al piso; entonces la banda de Adrián escuchó”, se acercaron y se armó batalla campal; y le dieron un cuetazo al ‘Gordo’ Neurona”. A causa de esta pelea, la barra quedó dividida en dos grupos: el de Adrián y el de Alan, secundado por su hermano William.

“Yorugua, ¿sabés cuánta plata manejan estos?”nos lanzó refiriéndose a los capos, y en tono de queja agregó “los jefes son todos de familias bien, de clase media; Alan y Adrián trabajaban de patovicas en boliches; no te creas que son de la villa”. “¿Y quién manda hoy en la barra? “Dicen que el jefe es Joe, pero todo está entreverado. Alan y Adrián lo habían echado de acá hace 5 años, pero Joe tiene poder por sus contactos políticos; acá hay gente que apoya a Caselli a la presidencia porque les conviene, para seguir currando”. “¿Y cuándo terminará esta guerra interna? “Mirá… desde la banda de Adrián dicen que tienen a uno que está dispuesto a cualquier cosa, porque está en estado terminal, sería Guillermo “Caverna” Godoy. Así que imaginate, esto se termina cuando boleteen a uno y gane el otro bando”.

¡Qué panorama!

Son millonarios de verdad

Las fuentes de financiación de los líderes de la barra brava de River son variadas: venta de drogas, reventa de entradas, su utilización como “grupos de choque” para diversas agrupaciones políticas, extorsión a jugadores y hasta se ha dicho que poseen el control del gimnasio del club. Tendrían una entrada fija de entre 60.000 y 80.000 pesos y se rumorea que cobrarían un porcentaje de las ventas de varios jugadores, como Higuaín y Carrizo. Todo ascendería a los $300.000 mensuales (cerca de 100.000 dólares), sumado al beneficio de tener los hoteles y los viajes al exterior pagos.

La historia oficial

¿Por qué hay divisiones en la interna de la “barra brava” de River que llevan a sus integrantes al punto de matarse entre sí? Conozcamos la historia.

El liderazgo era de Alan Schlenker y Adrián Rosseau, pero en 2007 diferencias económicas desataron una pelea que tiene su punto más sangriento el 8/8/2007, con la muerte cerebral de Gonzalo Acro, mano derecha de Rousseau, líder de uno de los bandos en los que se dividió la barra. Rosseau dijo que el asesinato estuvo planeado entre los Schlenker y “La Banda de Palermo” contratando a sicarios, y Schlenker contestó que era inocente.

El ataque “se veía venir”, nos aseguraron dentro de la barra brava, y nos explicaron que “los foros de internet donde participan los hinchas estaban llenos de amenazas cruzadas”. Que Acro haya sido el elegido no fue casual.

En “la Batalla de los Quinchos”, según la denominan ellos mismos -una pelea en los quinchos del club que terminó con heridos de bala- Acro y William Schlenker, hermano de Alan, empezaron una pelea donde William habría quedado muy mal parado ante sus semejantes.

Luego vinieron “La Emboscada del Playón” y “La Batalla de la Estación de Servicio”, dos peleas descomunales en las que Rousseau atacó a la Banda de Palermo “con ayuda de la barra de Italiano, que trajo varias ‘piernas’ (sicarios) y se escucharon unos cuantos tiros. Entonces el grupo de Alan se fue”.

La batalla dejó 8 heridos, entre ellos el “Rocky” y el “Urko”, que es “uno de los capos de la banda de Palermo, y no sabés lo que es su prontuario policial. Por eso en la hinchada es de los más respetados”, nos cuentan los flacos riverplatenses.

Al otro día, la Banda de Palermo bajo la orden de Alan, baleó la casa de los padres de Adrián y pintó: “La sangre derramada será vengada” en el colegio de las hijas del presidente Aguilar.

Hoy es la hinchada más peligrosa de la Argentina.

Fuente: ultimasnoticias.com.uy
19
Sep
08

No se aplacó nada

Es la historia de nunca acabar. Porque mientras el negocio se mantenga vivo, la pelea por liderar la barra de River seguirá latente. El miércoles en el Monumental se largó el primer episodio de la nueva lucha. Ante la inacción policial, hubo corridas y golpes entre dos de los tres grupos que aspiran a liderar a Los Borrachos del Tablón. Y volvieron muchos patovicas desaparecidos desde la gresca en la cancha de Vélez, en la previa contra Arsenal, del Apertura 08.

Si bien el poder oficial está en manos de Caverna, Martín de Ramos y Joe, aprovechando el río revuelto el Zapatero, viejo líder entre el 99 y el 02 y con relación con el Justicialismo de Capital, regresó y trajo gente de la zona sur (su base siempre estuvo en Constitución). Por eso tanta cara nueva en el paraavalanchas en los últimos meses. Ante esta situación, la gente de Caverna y Martín de Ramos hizo las paces con el grupo de zona Norte que lideraba el Tano Beto, con quienes estaban distanciados tras la gresca del Amalfitani. La prueba de la unión es que hoy dos miembros de la banda del Tano deberán declarar ante la Justicia por aquella batalla y serán defendidos por el abogado que suele asesorar a los capos de la barra oficial. Reunidos nuevamente, fueron a recuperar parte del terreno perdido. Dicen que sólo hubo algunos golpes como para dejar en claro que quieren retomar el poder sin armar una súper guerra. Pero avisan que si la gente del Sur no lo entiende, la próxima semana en Uruguay por la Sudamericana, las cosas se pondrán más tensas. Este grupo, además, mira con desconfianza a Joe, por su vieja relación con el Zapatero, aunque se sabe que en el mundo de Los Borrachos la lealtad vale menos que una acción de Lehman Brothers.

El tercer grupo en danza es el del Oeste. Hoy también uno de sus miembros deberá declarar ante la Justicia. Y si salen indemnes de la causa en Tribunales, dicen que volverán. Total, mientras desde la dirigencia política y deportiva nadie haga nada, la última curda seguirá sonando.

Fuente: Olé
09
Jul
08

Antiguos barras o no tanto

El Gallego Chofitol y Balá, capos a fines de los 90. Chofitol, por ejemplo, estuvo involucrado en la causa por el crimen del hincha de Independiente, Cristian Rousoulis. Y a Balá lo sacaron del avión en Porto Alegre (en julio del 98, visita a Gremio por la Mercosur) por disturbios en el vuelo y fue uno de los que apretaron a Ramón Díaz tras perder el súper del Clausura 99. Regresado a la barra se alió con los Schlenker y terminó procesado pero libre, por la causa Acro.

Luis Luisito Pereyra, comandó la barra en parte de los 90 junto al Diariero y Ramón Barrios, tras el asesinato del hincha de independiente Cristian Roussoulis estuvo encarcelado junto a los antes nombrados un par de años y actualmente es colaborador en el futbol infantil riverplatense.

El Mono o  Monito Saldivia, quien tras la caída de Luis Pereyra, Edgar Butassi y Ramón Barrios —condenados por delitos relacionados al crimen de Rousoulis— encabezaba junto con El Zapatero (ahora puntero político en la zona oeste) una banda vinculada al Justicialismo que no pudo ganarle el poder a los Patovicas.

El Turco del Oeste, en el 2006 quiso volver sin suerte: ni con la ayuda de Richard y la Bruja, hombres de Palermo, logró desbancar a Alan y Adrián. De hecho, en un enfrentamiento en Saavedra, Richard terminó con la cara rota y la Bruja sufrió un corte en el muslo, hecho por Caverna.

Fuente: Olé
02
Jul
08

El único procesado

No debe haber pelea de barras con imágenes más nítidas que las tomadas el 30 de marzo de este año en Vélez, cuando en medio de la guerra de Los Borrachos del Tablón, la fracción “oficial” atacó a La Banda del Oeste, previo al partido con Arsenal, generando una gresca infernal en la que participaron más de 100 barras. Pero los auxiliares de la Justicia andan remolones a la hora de identificar gente y recién ahora la Justicia tiene a su primer procesado firme: se trata de Alexis Rodrigo Cárdenas, un histórico de la barra, al que la Cámara le confirmó el proceso por lesiones leves y graves. En cambio, el otro imputado que quedaba, el Tano Beto Scarinci, fue beneficiado con una falta de mérito porque si bien está en el medio de la refriega, no se lo ve pegando.

Alexis estaba en guerra hace tiempo con los del Oeste. Fue uno de los agredidos en Moreno el 24/9/07, tras Tigre–River, y cuando antes del inicio del Clausura las fracciones intentaron la unidad, los del Oeste pidieron su cabeza y la de Saviolita. Y ante la negativa de la gente de Joe, Caverna y Martín de Ramos, la interna recrudeció.

Ahora para la Justicia es el único culpable de lo ocurrido en el Amalfitani, porque se lo ve pegándole a Amadeo Bellino, el barra que terminó con politraumatismos varios. Mientras, el resto de los violentos se ríe. Si con tantas imágenes no los sacaron, piensan, nunca los van a sacar. Razón, claro, no les falta.

Fuente: Olé



Pasaron por el blog desde el 23/8/07:

  • 4,325,038 visitas únicas
diciembre 2017
L M X J V S D
« Jul    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031