Posts Tagged ‘colo luna

14
Mar
09

Yo no fuí

Una semana se tomó Ariel Luna junto a su abogado, Salvador Heredia, para diseñar la estrategia de defensa que desplegará por el crimen de Gonzalo Acro desde esta mañana, cuando enfrente al juez Luis Rodríguez. Y tomaron la decisión que se venía vislumbrando en las últimas horas: negar todo. Según averiguó Olé, el Colo hará primero una larga exposición y recién después aceptará preguntas. Y en su monólogo reconocerá que estuvo presente en el lugar y a la hora del hecho (lo que está comprobado por el rastreo de su teléfono celular), pero afirmará: “Yo no lo maté, yo no fui el autor de los disparos que terminaron con la vida de Acro. El que lo hizo fue Luciano”. Por eso, su estrategia será atacar el testimonio de Gastón Matera, el otro barra que acompañaba a Acro aquella noche y que lo identificó como el asesino.

¿Cómo hará para desdecirse del video que filmó autoincriminándose? Dirá que mintió por plata y agregará que el video se filmó en Europa y que fueron dos personas, una mujer y un hombre, a hacerlo. No dará sus nombres pero tirará una pista, diciendo que quien lo ordenó fue alguien muy vinculado a River. En Tribunales, igual, no le dan mucha trascendencia a esta estrategia: un imputado puede mentir y en el juzgado 11 están convencidos de las pruebas que incriminan a Luna, la más fuerte el testimonio de Matera. Los que sí van a desencantarse con esta declaración de Luna serán los otros acusados en la causa, ya que se suponía que si el Colo ratificaba sus dichos, ellos aliviarían sus situaciones. No sólo no pasará esto sino que complicará a los cuatro que estuvieron en el lugar del hecho, ya que abrirá el juego sobre quién fue el asesino. Un juego que, igual, para la Justicia ya está cerrado.

imagen486

Sigue el cruce Luna – Schlenker

El sábado el abogado de Luna dijo que darían al juez el nombre de quien mandó a hacer el video y todas las miradas se posaron sobre la familia Schlenker. Ante eso, Alan dijo sentirse extorsionado y ahora su letrado, Sebastián Rodríguez, afirmó: “Esperamos con ansias que Luna declare todo con lujo de detalles. Incluso que aclare lo del video aportando nombres, lugar y fecha. Porque los Schlenker estaban detenidos mientras él vacaciona por Europa con su familia”. Picante.

Ariel “Colo” Luna, aseguró este viernes ser “inocente” del hecho y acusó a un supuesto integrante de la barra brava del club de haber matado al joven, informó su abogado, Salvador Heredia.

En su declaración indagatoria ante el juez de instrucción porteño Luis Rodríguez, Luna dijo que un tal “Luciano”, alias “Wity“, le pidió que lo acompañara a la casa de Acro en Villa Urquiza y que mientras él lo esperaba en la esquina, se produjo el enfrentamiento en el que el hincha murió en 2007.

“Soy inocente, yo no maté a Acro”, afirmó Luna ante el magistrado en una extensa defensa que duró cuatro horas para intentar desacreditar todas las acusaciones que hay en su contra.

Pese a que no aportó su apellido, Luna dijo que conocía al tal Luciano de ir a jugar a la pelota los martes y jueves a un campo y que esa noche fue con otras tres personas hasta el lugar donde luego se produjo el crimen.

“El contó que nunca se bajó de la camioneta en la que lo llevaron y pudo probar que (ese vehículo) no pertenecía en ese momento a su esposa, Verónica Romero, sino que ella ya lo había vendido antes”, explicó Heredia a Télam.

Sin la presencia del fiscal José María Campagnoli ni de la querella, Luna acusó a Osvaldo Gastón Matera, herido en el mismo enfrentamiento en el que murió Acro, de haber “mentido” cuando lo acusó ante el juez de haber sido quien disparó contra su amigo.

Agregó que Matera faltó a la verdad al señalar que los ocupantes de la camioneta estaban “encapuchados”, ya nadie se encontraba en esa condición, según dijo Heredia.

En otro tramo de su indagatoria, Luna aseguró que le tenía “simpatía” a Acro y que el juez puede buscar información de interés para la causa en una computadora que quedó en una casa en la que vivía en Italia, donde fue detenido.

Respecto del famoso video en el que se declaraba culpable del crimen, reiteró la versión de que todo lo que dijo es “falso”, que lo grabó porque le ofrecieron 500.000 dólares y que aceptó hacerlo porque necesitaba el dinero para enviarle a su familia.

Después de hablar cuatro horas, Luna pidió continuar declarando el lunes y ser trasladado desde la cárcel de Ezeiza a otro penal, ya que dijo haber tenido “problemas” con el personal penitenciario.

Por su parte, el juez Rodríguez ordenó que Luna sea sometido a una revisación psicológica y médica.

La detención de Luna se concretó el 24 de diciembre tras un allanamiento realizado entre grupos especiales de la policía italiana, con la colaboración del Departamento de Prevención de la Violencia en el Fútbol y de Interpol, en la localidad de Picaso Palolo, ciudad de Ostia, a unos 20 kilómetro de Roma.

En el momento de la detención, el hombre se encontraba con una mujer que era su pareja y no se resistió.

“Colo” Luna había llegado a Europa tras escapar del país a través de la provincia de Misiones, cruzar a Brasil y desde allí tomar un vuelo hacia España, donde durante algunos meses integró una banda que asaltaba bancos.

Días antes de la detención, se había conocido en Buenos Aires un video en el que el joven se hacía totalmente responsable del crimen de Acro, e intentaba desvincular del hecho a los hermanos Alan y William Schenkler, jefes de una de las facciones de la barra brava “millonaria”.

En la indagatoria de este viernes, el abogado Heredia aseguró que los Schlenker “no fueron mencionados” y que Luna dijo que no participó de ninguno de los enfrentamientos más famosos de la hinchada: “La Batalla de los Quinchos” y “La Batalla del Playón”.

El crimen de Acro se registró el 9 de agosto de 2007 en el barrio porteño de Villa Urquiza, cuando el joven se retiraba de un gimnasio de la zona junto a su amigo Matera y fue sorprendido por varios jóvenes que lo atacaron a balazos.

Desde un principio, la investigación apuntó a un crimen vinculado a la interna que vivía la hinchada de River “Los borrachos del tablón”, en la que dos grupos se disputaban el liderazgo.

Fuente: Olé, Télam
05
Dic
08

Matera vs Luna

buscados_pfa_causa_river_333151529

La confesión de Ariel Luna sobre que él fue el autor de los disparos que terminaron con la vida de Gonzalo Acro, reactivaron la causa por el homicidio. Y si bien en Tribunales no le dan valor legal al video que envió desde la clandestinidad, quisieron contrastar una vez más si su cuentito tiene alguna dosis de verosimilitud. Porque contra toda evidencia, Luna esgrimió como defensa que fue a discutir con Acro, que tenía el arma apuntando hacia abajo, que se produjo un forcejeo y “pasó lo que pasó”. Así, el juez Luis Rodríguez llamó a declarar nuevamente a Gastón Matera, quien acompañaba a Gonzalo aquella noche fatal y que resultó herido con un balazo en el omóplato. Y Matera, que también integraba la barra de River, destrozó punto por punto los dichos de Luna y ratificó su versión, constatada también por los forenses.

“No hubo ningún enfrentamiento ni forcejeo. El vino directamente disparando sin mediar palabras”, afirmó en su nueva declaración producida el miércoles. Así, la situación de Luna sigue siendo la de homicidio premeditado. Cabe recordar que la pericia forense demuestró que no hubo pelea, ya que en el cuerpo de Acro no hay rastros de ella, y si bien tiene un balazo ascendente en la pierna, tiene dos en la base del cráneo, típicos tiros de ejecución de una víctima.

El video de Luna, además, le dio pie al juez para ratificar que Matías Kraft estaba en la escena del crimen. Porque al no tener ninguna prueba concluyente, el magistrado se cuidó siempre de nombrarlo como el quinto hombre de la emboscada. Pero Luna le zanjó el problema al cuasi admitir que Kevin fue uno de los que “no lo pudieron parar”. Kraft, al igual que Oveja Pintos y Luna, continúa prófugo desde noviembre del 2007.

Fuente: Olé
02
Dic
08

Los violentos reaparecen cuando quieren

(…)

Había que verlo a Ariel Luna, alias Colo, adjudicándose la muerte de
Acro, desde la clandestinidad y detrás de un par de anteojos que lo
transformaban en un ser indefenso y en el más estudioso de la clase.

(…)

2008_11_27_302399-_-d20-dyn-cortada

Por otra parte, el video aparecido de un barra de River, a propósito de
la interna entre sus barras,  vuelve a ubicar en la mira el sonado caso
de la muerte de uno de sus líderes, en un hecho que tiene detenidos e
imputados, pero que, como siempre, carece de lo más importante, una
investigación judicial seria y de la cual derive la verdad de los
hechos tal y cómo sucedieron. Puede decirse en líneas generales que los
problemas entre las distintas facciones de Los Borrachos del Tablón se
han apaciguado en los últimos tiempos, pero también es interesante
revisar cuál es la actitud de la gente común ante su ingreso a la
popular y la sugestiva desaparición de todo tipo de disconformismo de
los barras respecto de la actualidad del equipo y del manejo
institucional por parte de sus máximos dirigentes. La ?política de
integración? que tanto pregonó el presidente millonario, José María
Aguilar, con su habitual y florida dialéctica, parece haberse instalado
mágicamente por el estadio Monumental, independientemente de la que por
ahora es la peor actuación de la historia del equipo de Nuñez.

(…)

Para ver la nota completa, clickear acá.

Fuente: La Nación
26
Nov
08

Lo que dijo el padre de Gonzalo

Alberto Acro consideró que existe una conexión entre Ariel Luna, autor del video que pretende esclarecer el crimen del hincha de River, y los detenidos

Alberto Acro, padre de Gonzalo, el barrabrava de River asesinado el 7 de agosto del año pasado, insinuó que pudo haber dinero en el medio para que en las últimas horas haya aparecido el polémico video, en el que Ariel Luna, uno de los sospechosos del crimen, se hace cargo de ser el autor material.

“No lo puedo probar”, lamentó Acro padre en declaraciones televisivas, aunque luego reflexionó que “hay una conexión entre Luna y los que están presos”, en referencia a los hermanos Schlenker, Pablo Girón, Maximiliano Lococo y Sergio Piñeyro.

A su vez, especuló con que el presidente de River, José María Aguilar, podría ser quien ponga el dinero para pagarles los abogados a Schlenker: “Alan cuando se entregó dijo barbaridades de Aguilar. Después, nunca más habló. Es para sospechar que algún arreglo hubo”.

Al ser consultado sobre si creía que Adrián Rousseau es el asesino de su hijo, Alberto Acro sostuvo: “Creo que no”. Aunque luego indicó: “Alan y Adrián antes eran muy amigos, son la misma basura”.

“Rousseau estuvo viniendo al principio, supuestamente para consolarme, pero quería información, saber cómo me iba a mover yo. Hasta que me fui dando cuenta y lo eché. Él quiere plata y plata y defender su posición”, disparó.

“No sé si tiene validez. Pero crea un impacto en los medios que a la gente le queda como que son todos inocentes. Porque dice que Alan, ´Cuca´, Kevin, los detenidos, ninguno hizo nada”, expresó el padre del muchacho asesinado.
Alberto Acro sostuvo que siente “un dolor tan grande” que no sabe diferenciarlo de la bronca.
“Mi hijo, con mi señora y mi hija eran lo más grande que tuve en mi vida. Y esto me hace remover todo”, señaló el hombre, quien terminó quebrado en una entrevista telefónica con el canal de cable TN.
Para Alberto Acro, “lo peor es que la gente cree” el testimonio de Ariel Luna, difundido hoy por un diario al que mandó un video con su “confesión”.
Yo creo que a (José María) Aguilar (presidente de River) no le conviene la muerte de mi hijo. Y a Adrián (Rousseau) y a Alan (Schlenker) los protege. Saben muchas cosas. Cuando Alan se entregó, habló barbaridades de Aguilar. Dijo que Adrián era el brazo armado de Aguilar. Y después nunca más habló. Yo no sé quién les paga los abogados”, expresó.
Además, añadió: “Yo no puedo estar seguro que Adrián no tuvo nada que ver. Adrián y Alan en un momento eran amigos. Son la misma basura”.
“He visto que dirigentes de River han ido al velatorio de uno de estos pobres chicos asesinados en Rodríguez. A mí no vinieron ni a darme el pésame. Ahora no sirve”, comentó luego.
Citó que Rousseau estuvo yendo a visitarlo, supuestamente con la finalidad de consolarlo.
“Hasta que me di cuenta de que quería información y lo eché. Con la turbación inicial no veía lo que deseaba. Pero hoy sé que Adrián quiere plata y defender su posición”, acusó.
De todas maneras, contó que no le interesa lo que pase con él sino saber quiénes fueron los asesinos de mi hijo y que “alguna vez haya justicia de verdad en la Argentina”.

Fuente: infobae.com, La Mañana Neuquén
26
Nov
08

“Yo le disparé a Gonzalo Acro”

portada

Está más flaco, demacrado, y se tiñó el pelo de morocho. Usa lentes de alta graduación, cuando antes andaba con los de contacto. Si uno lo compara con una foto de un año atrás, parece otra persona. La transformación no tiene que ver con un tema de moda sino con tratar de pasar inadvertido para una Policía que lo busca desde hace tiempo pero extrañamente no lo puede encontrar. Es Ariel Alberto Luna, alias Colo. Es el asesino de Gonzalo Acro. El que le disparó a la pierna para bajarlo y lo remató con un balazo en la sien. Dicen que nadie sabe su paradero. Eso dicen, pero parece difícil de creer cuando Luna se toma su tiempo para grabar un video casero y hacerlo llegar por manos anónimas a Olé. En ese video, Luna se hace cargo del crimen e intenta despegar al resto de los imputados. A los Schlenker, a Pluto, Oveja, Kevin y Cuca. ¿Por qué? Simple: desde que Gastón Matera, el amigo herido de Acro en ese hecho, lo apuntó como autor material del homicidio, sabe que la pena que caerá sobre su cabeza no baja de los 25 años de prisión. Y en caso de que suceda eso, prefiere pasarlos con un dineral suficiente para él y su gente. ¿Si logrará el objetivo? Nadie lo sabe, pero es la única carta que al resto le queda por jugar. Y por lo visto, han decidido ponerla sobre la mesa.

Esta es, entonces, la confesión de un asesino. Que dice algunas cosas coherentes y otras fácilmente refutables. Y cuya elaboración
tuvo una trama secreta. En esta nota, su palabra y las consecuencias.

“Soy Ariel Luna y decidí hacer esto porque estoy podrido de que hagan una historia de lo que pasó. Yo toda la vida fui y seré de la calle y tengo códigos. En esta causa que armaron Adrián y Aguilar, y compró todo el mundo, se ensució a gente que nada tenía que ver y se dijeron muchas cosas y por eso decido hablar. Nadie armó nada, nadie mandó a matar a nadie, nadie organizó nada. Empezaba el campeonato y tanto ellos como nosotros estábamos viendo qué hacía el otro grupo, cuántas piernas se juntaban, si iban a ir a la tribuna, qué sé yo, varias cosas, las que pasan día a día en una cancha. Nosotros nos enteramos de que se juntaban cerca de la casa de Adrián y que algunos entrenaban en un gimnasio de Villa Urquiza. Esa noche fuimos a lo de Rousseau y después al gimnasio. Yo me quedé en la esquina y vi venir a dos. Uno era Gonzalo Acro. Discutimos y él se me vino encima, me tiró una trompada, forcejeamos. Ahí yo saqué el arma y traté de defenderme. La tenía apuntando hacia abajo, cuando forcejeamos la levanto y cuando la otra persona (por Matera) me la quiere sacar, pasó lo que pasó. El otro salió corriendo y yo me subí a una Ford Courier gris, con vidrios negros, y me fui. Eso fue lo que pasó. Nadie me mandó ni me pagó para matar a nadie, ni sabían que yo andaba armado. Pero cuando ellos fueron a lastimarnos a la cancha de River (se refiere a la batalla del playón del 6/5/07) estaba mi hijo en el medio de todo ese problema. Desde ese día yo decidí andar armado, también por problemas que traía de la cárcel y otras cosas. Y bueno, pasó lo que pasó, pero Alan, William y Pluto, que están detenidos, no tienen nada que ver, ni sabían que estábamos ahí. Y el Oveja, Cuca y Kevin (acusados de estar en el lugar del crimen junto a Luna) son personas que no están acostumbradas a estas cosas y no estaban de acuerdo con que yo llevara armas ni nada. Por eso pasó lo que pasó y no lo pudieron impedir. Fue un accidente y nada más”.

violencia

El monólogo de cuatro minutos está hecho en una sola toma y, por los saltos temporales que presenta, editado. Y tiene una función clara: tratar de convencer a la Justicia de que sólo iban a pegarle un susto a Acro y que él lo mató casi sin darse cuenta. La estrategia tiene un basamento en el Código Penal que dice que en un crimen no planificado, cada uno responde sólo por lo que fue a hacer. Bajo ese paraguas, Oveja Pintos, Kevin Kraft, Cuca Girón y Sergio Piñeyro sólo serían responsables por lesiones, porque supuestamente sólo le iban a pegar a Gonzalo. ¿Esto es cierto? Hay un dato que lo abona y consta en la causa: uno de los prófugos llamó a su abogado diez minutos después del crimen. Y se supone que nadie hace eso a menos que vaya a participar de una golpiza y la cosa termine mal, en homicidio. Pero el Código también dice otra cosa: uno debe imaginarse lo que puede ocurrir. Y si va acompañado por tipos con un prontuario extenso y de armas tomar, como Luna, que una apretada termine en asesinato es factible. Tomando este punto, todos vuelven a responder por el homicidio y nadie zafa.

La situación de los Schlenker y Lococo podría, en cambio, verse beneficiada. A ellos los incrimina el hecho de haberse juntado en una pizzería con Cuca, Kevin y Piñeyro horas antes del crimen, los cruces de llamadas que tuvieron con quienes estuvieron en la esquina fatal (aunque no hay contenido de las mismas), más el testimonio de Rubén Rodríguez, alias Rubencito, diciendo que los tres lo llevaron a tomar un helado para usarlo como coartada. Estos son indicios fuertes de que pudieron haber instigado el crimen, suficientes para mandarlos a juicio, pero a la hora de la verdad se necesitan pruebas concretas. Con Luna diciendo que los Schlenker no tenían nada que ver, si el resto de los imputados repite lo mismo, sus chances de obtener una pena menor, o hasta zafar, se acrecientan. Claro que para esto, Luna deberá presentarse ante la Justicia a ratificar lo que dice su video, algo que por ahora no parece que vaya a suceder. Y si la Policía sigue extrañamente sin agarrarlo… Además, en el banquillo no podrá esgrimir la teoría del accidente: por pericia forense está probado que a Acro lo bajaron de un tiro en la pierna y lo remataron en el piso. Y tampoco hay evidencias de forcejeo ni Matera habló nunca de ello. Cierto es que este video alínea a todos los imputados bajo una misma estrategia y anula la posibilidad de que se acusen entre ellos, algo que Cuca ya había hecho contra Alan en una entrevista con Olé, que luego ratificó ante la Justicia. Es, en definitiva, la única carta que les queda. Si es as de espadas o cuatro de copas, se sabrá en nueve meses, cuando el Tribunal Oral 15 haga parir el debate y trate, de una vez por todas, de imponer justicia.

Fuente: Olé
23
Abr
08

Dos que zafaron

El círculo por el crimen de Gonzalo Acro va cerrándose. Y varios que estaban apuntados en un primer momento para quedarse adentro, están respirando. Ahora les tocó el turno a Pablo Alvarez, Bebote, capo de la barra de Independiente hasta el año pasado, y a Eduardo del Valle, alias Monzón, miembro de la fracción Schlenker de Los Borrachos del Tablón. Ambos estaban en la línea de fuego del juez Luis Rodríguez quien, de hecho, les había dictado la captura y pensaba ponerlos tras las rejas. Pero después de que la Cámara le dijo que para tomar esas medidas debía tener pruebas suficientes, bajó un cambio. Ambos barras se presentaron, declararon y en el último mes, el magistrado intentó chequear todo el material para ver si podía comprometerlos. Pero no encontró nada contundente y por eso ahora les dictó la falta de mérito, que si bien no es un sobreseimiento los deja cerca de quedar desvinculados de la causa. Así, el caso parece ceñirse a ocho personas. Alan y William Schlenker y Pluto Lococo, considerados autores intelectuales y presos en Marcos Paz, Sergio Piñeiro, también preso en ese penal y acusado de haber estado en el lugar del hecho, y los prófugos Pablo Cucaracha Girón, Matías Kevin Kraft, Rubén Oveja Pintos y Ariel Colorado Luna, a quienes se les imputa la autoría material del asesinato.

Sobre esta decisión del juez, Alan había apelado su procesamiento a la Cámara, pero ayer recibió otro revés: la Sala IV decidió que su pedido era improcedente y que debe seguir tras los barrotes hasta el juicio oral, que se estima se realizará recién en el 2009. Le queda como alternativa recurrir a la Corte Suprema, aunque las chances de que prospere son nulas.

28
Feb
08

A la sombra hasta el juicio

Hubo un plan. Y hubo un cerebro de ese diabólico plan. Y ese cerebro, según la Justicia, tiene nombre y apellido: Alan Schlenker. La Sala IV de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal le bajó el martillo a la coartada del barra y a sus esperanzas de quedar libre: en un fallo de 14 hojas, determinó que considera fundada la hipótesis de que Alan instigó el crimen de Gonzalo Acro en el marco de la lucha por mantener el poder en Los Borrachos del Tablón. Y la misma actitud tomó para con William Schlenker y Maximiliano Pluto Lococo. Por lo tanto, confirmó que los tres seguirán presos en el penal de Marcos Paz hasta que se realice el juicio oral, algo que recién ocurriría el próximo año, y que en esa instancia enfrentarán un cargo que incluye la chance de ser condenados a reclusión perpetua, la máxima sanción que prevé el Código Penal.

0227_schlenker2_468_687088226.jpg

Así, la Cámara ratificó lo realizado por el juez Rodríguez con respecto a los tres, aunque les cambió la calificación: de coautores pasaron a ser instigadores, una figura relacionada con la autoría intelectual. Y se basó para ello en las comunicaciones telefónicas, pero mucho más en la reunión que tuvieron los Schlenker y Pluto con Kevin, Cuca y el Pelado Piñeiro, tres horas antes del crimen. Ese cónclave que se produjo en una pizzería de Vuelta de Obligado y Monroe es la prueba clave, para la Justicia, de que hubo un plan y se ejecutó acabadamente. También, la Cámara avaló los dichos del barra Rubencito que dijo que esa noche, los Schlenker y Pluto lo convocaron para poder tener una coartada. Y con estos elementos, les pintó a medida el traje a raya a los barras.

¿Por qué los llamados telefónicos que no sirvieron para imputar a otros barras (Balá, el Gato Spinelli, Raba Torres, Rocky Raposo, Urko Berón, Monzón Del Valle) sí lo fueron para ellos? Porque la de los Schlenker y Pluto son analizadas a la luz de la reunión en la pizzería de horas antes del crimen. “Las llamadas en forma aislada nada parecerían aportar. Pero analizadas dentro del contexto adquieren otro cariz, especialmente analizando el encuentro entre los ejecutores y los imputados. Esas llamadas tenían por fin convocar y después asegurarse la concurrencia de los autores materiales del crimen, para su posterior desarrollo. Lo que también fue seguido por la misma vía. Un dato relevante fue la mendacidad de los imputados, que negaron usar equipos Nextel, cuando se probó lo contrario”, se lee en el fallo.

Las llamadas a las que hacen referencia son en su mayoría de Pluto y William con Cuca y Oveja. Y las hay en horarios clave (hay cuatro entre las 22,15 y las 23,38, y el crimen se materializó a las 23,10). Y Alan, para la Cámara, los usó a ellos para seguir la marcha de un plan minuciosamente armado. En su indagatoria, el mayor de los Schlenker aseguró que los de Palermo actuaban con independencia absoluta. Ese será su argumento para intentar, en el juicio oral, no ser condenado. Pero hasta esa instancia, su destino es Marcos Paz porque como escribieron los jueces, “no es preciso en esta instancia arribar a un juicio de certeza, sino que resulta suficiente con que se encuentre conformado el juicio de probabilidad que ya existe para que el proceso avance hacia el juicio oral”.

La Cámara, además, subió el monto de los embargos de 250.000 a 500.000 pesos. Otro indicio de que tienen más que sospechas sobre que todo, lo planearon los Schlenker.

Y tres zafaron

El juez Rodríguez había, en su momento, dictado la falta de mérito contra Emanuel Raposo, Christian Spinelli y Gastón Matera, porque no encontró pruebas que los vincularan al asesinato de Gonzalo Acro. Pero para la familia Acro, éstos tres sí tenían que ver: ellos sostienen que Matera fue el entregador y Rocky y el Gato participaron del plan criminal. Por eso, habían apelado la decisión del juez. Pero ayer, la Cámara confirmó todo lo actuado en primera instancia y así, el trío seguirá gozando de la libertad aunque siguen vinculados al proceso, por si en algún momento surge alguna prueba que pueda volver a comprometerlos. A Rocky el fin de semana le mandaron tres coronas como mensaje. Esto, claro, aún no terminó.

Fuente: Olé



Pasaron por el blog desde el 23/8/07:

  • 4,288,369 visitas únicas
junio 2017
L M X J V S D
« Feb    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930