Posts Tagged ‘matute

05
Sep
08

La quema de los trofeos de guerra

Fue un problema interno de la barra después de un partido que jugamos con platense un viernes a la noche, tuvo que ver con que Matute se habia ido con santilli y la lucha por el poder de la barra derivó en el incendio de todos los trofeos de guerra que se tenían hasta entonces.
Asi y todo algunos trapos se salvaron pero se perdieron algunos hermosos: los dos de chicago, los de flamengo, the strongest, de san lorenzo, niuls, loma negra, chacarita, platense, boca, bombos de la 12 de quique, etc.

No fue en la utileria como se cree habitualmente, era otra dependencia del club donde guardaban antes las cosas.

12
Jul
08

Santilli y la barra

Consultado acerca de si los barras reciben un porcentaje de la venta de los pases de jugadores contestó que no lo sabe: “Se habla de eso, pero no tengo constancia”, respondió.

En cuanto a cómo era el trato en los tiempos en que él era el presidente con los barras, recordó: “Entonces el jefe era Matute, el famoso, quien fue seguido luego por ‘El Diariero’. Siempre existió en las barras de los clubes una lucha de poder basada en egos, en protagonismo, en poder. Y eso lo adquiría el que mejor pegaba, el más valiente. Ahora han cambiado las conductas. Pero siempre existió un concepto de conductas y límites y dentro de esos límites se sabía cuándo se perjudicaba a la institución”.

“Un presidente no puede obviar la existencia de líderes de la hinchada”, añadió.

También dijo que Matute no era empleado del club, en contraposición con la incorporación de barras como asalariados de River por parte de la actual conducción.

Por último sañaló que la honestidad de los directivos se transmite a los hinchas. “Una vez perdieron un partido en Ferro y quemaron la cancha. Nos sancionaron y llamé a la esposa, que era la única que podía dominarlo. Le dije a la señora, delante de él: ‘Tu marido se dedica a quemar la cancha y se la pasa tomando vino con sus compañeros’. La mujer lo agarró del oído y no apareció durante un mes”.

Fuente: infobae.com
04
Jun
08

Matute como mano de obra peronista

Conversando con un antiguo integrante de una Unidad Básica (lo llamaremos L.), nos contó una anécdota de Matute.

Corría el año 1984 y L. participaba de una interna peronista entre Ruckauf y Matera. Como buen militante se plegó a una de las tantas salidas proselitistas a pegar carteles de Ruckauf. Como ayuda llamaron a gente de la hinchada de Chacarita, que llegaron en un coche lleno de armas. “Lo único que le faltaba era una ametralladora antiaérea!” nos dijo. Lo mismo salieron a hacer los que apoyaban a Matera, de dónde consiguieron ayuda? De la gente comandada por Matute. Según me dice L., él lo conocía del barrio (Villa Crespo) se vieron mutuamente pegando carteles, pero ni lo saludó.

Al final del escrutinio, L. se quedó cerrando las últimas urnas y cuando estaba por salir, vió que lo estaban esperando Matute y varios de Los Borrachos del Tablón para fajarlo, no por estar con el otro político, sino sólo porque había estado con los de Chacarita.

Les pidió por favor a los policías que lo sacaran del colegio aunque sea con las urnas, porque si no lo mataban. Inclusive estuvo bastante tiempo durmiendo en lo de los padres, con tal de no volver al barrio y cruzarse con el capo de los 14.

02
Abr
08

El nuevo capo?

Le llevó 30 años coronarse. Constancia, por lo visto, no le falta. Más si se tiene en cuenta que hace cinco años fue echado literalmente de la barra por Adrián Rousseau y Alan Schlenker, cuando éstos lideraban juntos. Pero todo llega, podría ser su lema. Hay un nuevo jefe en la barra brava de River, su nombre de pila es Eduardo y su apodo es Joe. El mismo que según cuentan se pasea por el Monumental como si fuera su casa, y que por sus contactos políticos se quedó a la cabeza del trípode que maneja a Los Borrachos, que se completa con Caverna Godoy y Martín Araujo, alias Martín de Ramos. ¿Por qué fue ungido él? Porque los que conocen la interna dicen que por su historia es respetado y que sabe qué resortes tocar para salir indemne de cada batalla. De hecho, está absolutamente limpio de lo sucedido el domingo en Vélez. Y ése es un valor agregado.

basta.jpg
En el velatorio de Acro, atrás, Luisito.

Joe entró a la barra en el 77, cuando lideraba Matute y él recién dejaba la adolescencia. Cuadro del Justicialismo, pasó los 80 militando en la tribuna y en la calle y en los 90 creyó tener su premio. Con la fiebre menemista, se lo podía ver seguido en dependencias del PAMI y del Ministerio de Acción Social. Y en la tribuna, bajo el reino de Luisito y El Diariero, Joe pasó a ser el encargado de las banderas. Y cuando la barra quedó en manos del Zapatero, otro militante del Justicialismo, su ascenso no se frenó. Pasó a ser el número tres de la barra, debajo de éste y del Monito Saldivia. Pero la caída menemista también fue la suya: perdió poder afuera y adentro, y para el 02, cuando Alan y Adrián desbancaron al Zapatero, su lugar se volvió inestable. Un año después, lo invitaron a retirarse tras una discusión en un bar de Palermo donde una botella con pico cortado le determinó la salida.

Fuera de la tribuna, igual su nombre siguió ligado a River. Un alto dirigente, por esos días, lo cobijó bajo su paraguas y se lo podía ver rondando seguido la oficina de filiales. Ahí trabó relación con la gente de Hurlingham, que después sería clave en esta historia. Y esperó paciente su momento, yendo a la platea. La balanza empezó a inclinarse para su lado cuando Adrián y Alan se pelearon. Rousseau se quedó con los barras que eran empleados del club y buscó apoyo en la gente de Hurlingham para dar batalla. Y tras el crimen de Acro, Joe hizo su rentrée. Con Caverna y Martín de Ramos apuntados por la Policía, éstos necesitaban alguien que pudiera negociar en nombre del grupo. Y los de Hurlingham lo propusieron a él. El nombre fue aceptado y Joe no perdió tiempo: a la tribuna regresaron viejos barras como el hermano de Sandro (capo en los 70), Miguel Bomparola (mano derecha de Matute) y hasta el Zapatero y el Monito Saldivia, aunque en un lugar más retirado. Y hasta cambió el abogado que llevaba los casos de la barra: afuera Sebastián Rodríguez, que se quedó con Alan Schlenker, y también Ignacio Irurzun, letrado de Adrián Rousseau y los suyos. Y adentro Diego Valente, cuyo primer caso fue defender al Colimba. Cierto, antes del comienzo del torneo, Joe quiso apaciguar los ánimos e integrar a los del Oeste en una banda nueva, sin rencores. Pero éstos le pidieron la cabeza de dos de los suyos, Saviolita y Alexis de Villa Crespo, y no hubo caso. Entre la furia de las bases y el odio imparable, se desató la nueva guerra. Que lo encuentra en el lugar en el que siempre quiso estar, 30 años después de haberlo soñado.

Fuente: Olé



Pasaron por el blog desde el 23/8/07:

  • 4,288,496 visitas únicas
junio 2017
L M X J V S D
« Feb    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930