Posts Tagged ‘osvaldo matera

10
Dic
08

Lugar del crimen

lugar-del-crimen-detalles

Lo que se decía hace 16 meses:

En el pasillo del Hospital Pirovano, mientras uno de los suyos agonizaba, Adrián Rousseau, jefe de uno de los bandos que se disputan el liderazgo de la barra brava de River, dijo: “Es lo de siempre, la interna”. Es decir, una nueva pelea de los denominados “Los Borrachos del Tablón”. Este episodio dejó dos jóvenes heridos, de 28 y 29 años -uno de ellos, muy grave- y una ardua investigación.

Como consecuencia del incidente, ayer a la tarde el fiscal del caso, José María Campagnoli, se reunió con jefes policiales para unificar información acerca de diversos “enfrentamientos entre facciones” de la hinchada, ya que son “una preocupación”, informó la agencia de noticias Télam. Este suceso ocurrió anteayer, a las 23, en Villa Urquiza, cuando los dos heridos y la novia de uno de ellos salían de un gimnasio situado en Pedro Rivera 5158, donde los dos barras practicaban boxeo.

En ese momento Martín Gonzalo Acro, de 29 años y ex empleado de River, y su compañero Osvaldo Matera, de 28, fueron interceptados por tres hombres que circulaban, según se supone, en un Fiat Duna bordó. Acro y Matera intentaron escaparse, pero en Cullen y Bauness, frente a un colegio religioso y a dos cuadras de la estación de trenes de Villa Urquiza, fueron atacados a tiros.

Un jefe policial dijo que las dos víctimas fueron baleadas a muy corta distancia. “Creemos que se utilizó sólo un arma, una pistola calibre 6.35”, agregó el investigador. El mismo jefe policial explicó que la pistola calibre 6.35 “es un arma más que nada de defensa, que prácticamente no se usa y que no tiene tanto poder de fuego. Por eso, por las heridas producidas, los disparos fueron hechos a muy poca distancia”.

Después de acribrillar a Acro y Matera, los agresores se escaparon. Los investigadores no descartan que un segundo automóvil haya participado en el hecho.

Al ser alertados por los vecinos del barrio, policías de la seccional local y médicos del SAME arribaron al lugar y asistieron a los dos heridos, que fueron traslados al Hospital Pirovano, donde varios integrantes de “Los Borrachos del Tablón” se acercaron ayer por la mañana para conocer el estado la salud de los simpatizantes baleados.

Según informó Télam, el jefe de Terapia Intensiva de ese hospital, Mario Bisiglia, informó que Acro ingresó con dos balas en el cráneo, otra en el muslo y en estado de coma a raíz de la pérdida de masa encefálica. Al cierre de esta edición, Acro se encontraba “en coma, con muerte cerebral”.

Ayer, en los pasillos del Hospital Pirovano hubo alrededor de 70 barrabravas, que acompañaban a los familiares de Acro.

“Está en terapia intensiva, entubado y tiene un mal estado general y un mal pronóstico. Su estado es tan delicado que corre riesgo su vida”, sostuvo Bisiglia. “Tenía dos balas, una en el cuero cabelludo que se le retiró y la otra persiste adentro”, explicó el médico, que aseguró que “la lesión cerebral es muy importante”.

Bisiglia señaló que el otro paciente “ingresó con una herida de bala en la zona dorso lumbar” y que se le realizaron “las curaciones y radiografías correspondientes”, por lo que la víctima se retiró luego del hospital “por sus propios medios”.

Los investigadores policiales y judiciales sospechan que los agresores pertenecían al otro bando de la barra brava, el sector liderado por los hermanos Alan y William Schlenker.

Fuentes policiales informaron que en 2001 Matera había sido procesado por una pelea entre hinchas de River. Los acusaron de robo con armas y resistencia y atentado a la autoridad.

Las mismos voceros policiales afirmaron que Acro fue procesado por los incidentes en los quinchos y en el estacionamiento del club River. En los videos que registraron la pelea, los investigadores suponen que una de las imágenes muestra a Acro pegándole a William Schlenker.

28
Feb
08

A la sombra hasta el juicio

Hubo un plan. Y hubo un cerebro de ese diabólico plan. Y ese cerebro, según la Justicia, tiene nombre y apellido: Alan Schlenker. La Sala IV de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal le bajó el martillo a la coartada del barra y a sus esperanzas de quedar libre: en un fallo de 14 hojas, determinó que considera fundada la hipótesis de que Alan instigó el crimen de Gonzalo Acro en el marco de la lucha por mantener el poder en Los Borrachos del Tablón. Y la misma actitud tomó para con William Schlenker y Maximiliano Pluto Lococo. Por lo tanto, confirmó que los tres seguirán presos en el penal de Marcos Paz hasta que se realice el juicio oral, algo que recién ocurriría el próximo año, y que en esa instancia enfrentarán un cargo que incluye la chance de ser condenados a reclusión perpetua, la máxima sanción que prevé el Código Penal.

0227_schlenker2_468_687088226.jpg

Así, la Cámara ratificó lo realizado por el juez Rodríguez con respecto a los tres, aunque les cambió la calificación: de coautores pasaron a ser instigadores, una figura relacionada con la autoría intelectual. Y se basó para ello en las comunicaciones telefónicas, pero mucho más en la reunión que tuvieron los Schlenker y Pluto con Kevin, Cuca y el Pelado Piñeiro, tres horas antes del crimen. Ese cónclave que se produjo en una pizzería de Vuelta de Obligado y Monroe es la prueba clave, para la Justicia, de que hubo un plan y se ejecutó acabadamente. También, la Cámara avaló los dichos del barra Rubencito que dijo que esa noche, los Schlenker y Pluto lo convocaron para poder tener una coartada. Y con estos elementos, les pintó a medida el traje a raya a los barras.

¿Por qué los llamados telefónicos que no sirvieron para imputar a otros barras (Balá, el Gato Spinelli, Raba Torres, Rocky Raposo, Urko Berón, Monzón Del Valle) sí lo fueron para ellos? Porque la de los Schlenker y Pluto son analizadas a la luz de la reunión en la pizzería de horas antes del crimen. “Las llamadas en forma aislada nada parecerían aportar. Pero analizadas dentro del contexto adquieren otro cariz, especialmente analizando el encuentro entre los ejecutores y los imputados. Esas llamadas tenían por fin convocar y después asegurarse la concurrencia de los autores materiales del crimen, para su posterior desarrollo. Lo que también fue seguido por la misma vía. Un dato relevante fue la mendacidad de los imputados, que negaron usar equipos Nextel, cuando se probó lo contrario”, se lee en el fallo.

Las llamadas a las que hacen referencia son en su mayoría de Pluto y William con Cuca y Oveja. Y las hay en horarios clave (hay cuatro entre las 22,15 y las 23,38, y el crimen se materializó a las 23,10). Y Alan, para la Cámara, los usó a ellos para seguir la marcha de un plan minuciosamente armado. En su indagatoria, el mayor de los Schlenker aseguró que los de Palermo actuaban con independencia absoluta. Ese será su argumento para intentar, en el juicio oral, no ser condenado. Pero hasta esa instancia, su destino es Marcos Paz porque como escribieron los jueces, “no es preciso en esta instancia arribar a un juicio de certeza, sino que resulta suficiente con que se encuentre conformado el juicio de probabilidad que ya existe para que el proceso avance hacia el juicio oral”.

La Cámara, además, subió el monto de los embargos de 250.000 a 500.000 pesos. Otro indicio de que tienen más que sospechas sobre que todo, lo planearon los Schlenker.

Y tres zafaron

El juez Rodríguez había, en su momento, dictado la falta de mérito contra Emanuel Raposo, Christian Spinelli y Gastón Matera, porque no encontró pruebas que los vincularan al asesinato de Gonzalo Acro. Pero para la familia Acro, éstos tres sí tenían que ver: ellos sostienen que Matera fue el entregador y Rocky y el Gato participaron del plan criminal. Por eso, habían apelado la decisión del juez. Pero ayer, la Cámara confirmó todo lo actuado en primera instancia y así, el trío seguirá gozando de la libertad aunque siguen vinculados al proceso, por si en algún momento surge alguna prueba que pueda volver a comprometerlos. A Rocky el fin de semana le mandaron tres coronas como mensaje. Esto, claro, aún no terminó.

Fuente: Olé
20
Ene
08

Pueden zafar?

Cuando Gastón Matera habló por primera vez ante el juez Rodríguez, la situación de Roque Raposo pasó a ser muy comprometida. Porque el barra herido en el mismo hecho en que fue acribillado Gonzalo Acro, dijo que fueron cinco los atacantes, y uno por su contextura física se parecía a Rocky. El juez Luis Rodríguez empezó a atar cabos: Rocky había sido herido en la gresca del playón, tras el partido con Independiente del 6/5/07, con lo que podría tener un móvil de venganza, había participado de la reunión del día del amigo, que entiende el magistrado dio comienzo a la conjura, y encima un handy que le adjudicaba tenía llamadas comprometedoras con los Schlenker y la banda de Palermo entre el 4 y el 8 de agosto. Sí, parecía estar al horno y de hecho, no se presentó a la Justicia sino se mantuvo prófugo hasta el 5 de enero.

Pero desde ese día, Rocky empezó a despegarse del tema. Primero presentó comprobantes de
Migraciones que, para la fecha del hecho, lo ubicaban en Chile. Después, hubo testigos que ratificaron esta versión. Pero nada era muy concluyente, porque estaban los dichos de Matera y aquel handy. Bueno, ayer la defensa de Raposo pegó un golpe importante: presentó un testigo que dijo ser el dueño de ese teléfono, reconoció que también estaba ligado a la barra de River y que fue él quién estuvo en contacto con Palermo y Schlenker. Con lo cual, quedó él mismo en una situación indefinida pero alivió sustancialmente la de Rocky, ya que al menos que el juez encuentre una prueba concluyente en los próximos días, será difícil que pueda rebatir su versión de que estuvo fuera del país desde el 23 de julio hasta el 13 de agosto.

Rodríguez también amplió ayer las indagatorias de Matera y de Víctor Toddy Videla, para precisarles su supuesta participación en el hecho, tal como le había exigido la Cámara. Ambos ratificaron sus declaraciones anteriores y aportaron poco más, y el juez entonces les confirmó su libertad, en un indicio de que les dictará la falta de mérito una vez más.

Matera, quien fue herido la misma noche del crimen, y Videla, acusado de haber atacado al dirigente Gustavo Lavezzari en el Superclásico del torneo Clausura 2007, fueron dejados en libertad en noviembre por “falta de méritos”. Y se pensaba que ayer, en el día después de que el juez Luis Rodríguez rechazara los pedidos de excarcelación de 5 de los 9 detenidos, los dos podían llegar a cambiar sus dichos, como hicieron esta semana algunos sospechosos que intentaron así mejorar su situación judicial.

Por otra parte, Andrés Rabinovich, abogado de Eduardo “Monzón” Del Valle, uno de los seis barras que aún sigue prófugo, pidió a la Cámara del Crimen la “exención de prisión” de su defendido. ¿El motivo? Argumentó que la Justicia argentina no es “castrista” ni “chavista”.Ahora, todo pasa por saber qué hará la próxima semana con los barras detenidos. Y lo más probable, según se estima en Tribunales, es que vuelva a procesarlos a todos.

Reconstrucción del hecho

La familia de Gonzalo Acro, con el patrocinio del abogado Aníbal Mathis, presentó un pedido para que se realice la reconstrucción del hecho. Creen que a partir de ello podrían evacuarse ciertas contradicciones que notan entre los dichos de Matera y de dos testigos presenciales.

Fuente: Olé, Clarín
18
Ene
08

Sigue con su postura

El juez Rodríguez tras la dura reprimenda que le hizo la Sala de Feria de la Cámara de Apelaciones por su investigación en el caso Acro, redobló la apuesta: ayer rechazó las excarcelaciones pedidas por los barras (quienes apelaron la resolución a la Cámara) y pasó todo el día precisando las pruebas que ya tiene y juntando nueva evidencia para, la próxima semana, volver a procesar a Alan Schlenker y compañía por el crimen de Gonzalo Acro. Porque sabe que la Cámara le avaló lo actuado con el Pelado Piñeyro y eso lo envalentonó para no dar marcha atrás.

En ese marco, ayer le tomó indagatoria a Urko Berón, quién se remitió a lo que ya había dicho en su primera declaración y le fundamentó a Rocky Raposo su participación en el hecho: para el juez, sabía del plan por estar en la reunión del 20 de julio y hay un handy que lo complica, que Rocky dice que no es suyo y hoy habrá una testimonial clave para corroborar esta versión.
También hoy será una jornada importante para Gastón Matera y Víctor Videla, a quien hoy les ampliará la indagatoria y se verá qué hace a posteriori, aunque se supone que les mantendrá la libertad.

Además, como para ratificar que Rodríguez seguirá adelante, se confirmó que sumó nuevas causas de Los Borrachos del Tablón en su juzgado: la de los balazos a la casa de Adrián después del día del playón, la de la tenencia de armas de fuego de Alan y Adrián y una causa por amenazas contra Rousseau que inició el dirigente opositor Osvaldo Di Carlo.

Escapó Cucaracha

Al juzgado llegó el dato de que uno de los prófugos (sería Cuca) estaba en una casa de Hurlingham. Se hizo el allanamiento pero dio resultado negativo. Según una fuente de la investigación, había pruebas de que el barra estaba escondido ahí, pero alguien le anticipó que la Policía tenía esa información y logró escaparse a tiempo.

Fuente: Olé
17
Ene
08

Siguen adentro

El juez Luis Rodríguez rechazó todos los pedidos de excarcelaciones presentados por los defensores de los imputados en la causa por el crimen de Gonzalo Acro.Según dijeron fuentes judiciales, Rodríguez rechazó los pedidos que realizaron las defensas para que Alan Schlenker, Carlos “Urko” Berón, Alejandro “Balá” Echeverry, Martín Lococo, y Andrés “Raba” Torres.

Las defensas de William Schlenker y Cristian Spinelli aguardaban que sea la Cámara del Crimen la que defina las excarcelaciones.

En menos de 24 horas, el magistrado cumplió con convocar a siete de los imputados por la reprimenda que le hizo la Cámara y rechazó las excarcelaciones ante las presentaciones de las defensas de los cinco barras.

En las nuevas indagatorias, Rodríguez cumplió con el requerimiento de los camaristas de la Sala de Feria, de exponerle a los imputados puntualmente de qué se los acusaba. El que siguió declarando el jueves fue Berón, quien el miércoles cortó la indagatoria, ya que el juez accedió a que pueda volver al penal de Marcos Paz porque ya tenía pactada una visita de su hija, que cumplía 15 años.

A raiz de ello, el magistrado volvió a recibir en su despacho a Urko para una ampliación de la indagatoria.

No obstante, el magistrado ya le rechazó el pedido de excarcelación que hizo su defensa.

Por lo pronto, las defensas de los cinco imputados a los que el magistrado les rechazó la vuelta a la libertad presentaron las apelaciones ante la Cámara.

Ese tribunal de alzada tiene que decidir en cuestión de horas también los pedidos en el mismo sentido que hicieron los defensores de William Schlenker y Spinelli, quienes prefirieron mantener la apelación que habían hecho antes de que los camaristas barrieran con los procesamientos.

Se aguarda para mediados de la semana próxima que Rodríguez defina la situación procesal de los siete que fueron indagados.

Esta tarde ampliaba la declaración indagatoria otro de los imputados, Emanuel “Rocky” Raposo, cuyo caso no fue afectado por la resolución de Cámara habida cuenta que aún no fue procesado por el magistrado.

Fuente: ESPNdeportes

En otros medios:

La Nación

Infoabae

26noticias 

06
Ene
08

La situación de Matera y Raposo

Osvaldo Matera 

La familia de Gonzalo Acro está convencida de que Osvaldo Gastón Matera fue el entregador de su hijo. Por eso, apeló la falta de mérito y libertad que le concedió el juez Rodríguez y le pidió a la Cámara de Apelaciones que revoque esa decisión y le dicte el procesamiento con prisión preventiva como partícipe necesario del homicidio.

Olé accedió a las fundamentaciones del escrito que tienen como elementos novedosos las declaraciones del primer policía que intervino en el caso, segundos después de producirse el ataque, y de la enfermera que atendió a Matera en el hospital Pirovano, adónde llegó herido por el balazo en la espalda. Y ambos son coincidentes en que no mostraba síntomas de estar compungido por la situación.

“Estaba a una cuadra y me crucé con él. Venía corriendo y me dijo que me apurara, que a su amigo le habían pegado unos tiros en la cabeza. Fui e inicié las actuaciones. Matera no estaba nervioso, pero sí ausente. Mínimamente aportó sus datos y no demostró interés por la víctima. No lo vi llorando ni ofuscado. Por eso traté de no perderlo de vista, actuaba raro”, declaró el agente. Y la enfermera afirmó:”Estaba callado y tranquilo, pero no compungido”.

Vale recordar que el juez valoró que la forma de reaccionar de cualquiera ante una situación de shock es distinta y también amparó el silencio inicial de Matera por una cuestión de miedo. Pero el abogado de los Acro, Aníbal Mathis, insiste: “¿Cómo sabía él que a Gonzalo le habían dado unos tiros en la cabeza, si declaró que Acro lo empujó para que corriera y así se salvara? La respuesta, la dará la Cámara.

Rocky Raposo 

Un día después de que la Justicia filtrara la data de que William Schlenker sabía que iban por él antes de que le allanaran la casa, horas después que en Tribunales se manifestara el malestar porque la Policía no daba con ningún prófugo del crimen de Gonzalo Acro, Emanuel Raposo, alias Rocky, sobre quien pesa la sospecha de que participó directamente del homicidio, cayó. Una brigada de la División Conductas Delictivas que conduce el comisario Mario Morales, lo atrapó cuando caminaba sólo por la intersección de Lope de Vega y Alvarez Jonte, en el barrio de Monte Castro. Rocky no se resistió y quedó alojado en la comisaría 44 de donde será trasladado a la Alcaidía de Tribunales, para que el juez Luis Rodríguez le tome declaración indagatoria, tras lo cual será enviado al penal de Marcos Paz junto al resto de los barras presos.

Rocky es un integrante conspicuo del grupo de Palermo, cuyos integrantes son los más complicados en el caso. Las pruebas en su contra, para el juez, son diversas. Por un lado, tiene la declaración de Gastón Matera, el barra que acompañaba a Gonzalo la noche fatal y que fue herido con un balazo en su espalda, quien declaró que quien disparó fue el Colorado Luna pero que vio por lo menos a otros tres atacantes y que uno era parecido físicamente a Rocky. Por otro lado el juez valoró la presencia de Raposo en la reunión que el 20 de julio hizo la fracción de Palermo y la de Alan en unas canchitas de San Cristobal. Y por último, tiene un dato clave: el cruce de llamadas entre Raposo y Schlenker. Según el juez, hay entre ambos al menos 31 comunicaciones entre alertas y llamados producidos entre el 4 y el 8 de agosto.

Pero Rodrigo González, abogado de Raposo, dijo que nada de esto es como lo plantea el magistrado. “Rocky estuvo en Chile por trabajo desde el 23 de julio y hasta el 13 de agosto. Ya presentamos el certificado de Migraciones que marca su salida y regreso al país en esas fechas. ¿Si no pudo haber entrado clandestinamente en otra fecha? Si fuera así, quizá hubiese concurrido a algunas de las tres reuniones de la barra que hubo en las fechas clave, y eso no ocurrió. Y el teléfono que le adjudica el juez, no es suyo. Eso quedará demostrado mañana, en la indagatoria”, afirmó.

Rocky según el juez podría tener como móvil la venganza. Fue uno de los heridos más graves en la gresca del playón, del 6/5/07, tras el partido con Independiente. Allí sufrió heridas de arma blanca, una a dos centímetros del corazón, que de haber sido algo más certera, le habría provocado la muerte.

Fuente: Olé
27
Dic
07

Los dos complicados

Los líderes de las facciones en que se divide la barra brava de River, Alan Schlenker y Adrián Rousseau, fueron procesados en distintas causas por episodios violentos vinculados al club, el primero de ellos por el crimen del hincha Gonzalo Acro. Fuentes judiciales informaron que Schlenker fue hallado autor mediato del homicidio calificado de Acro, por ser cometido por dos o más personas, y también se le endilgó la tentativa de homicidio de otro hincha, Osvaldo Matera. Con esta decisión, adoptada por el juez de instrucción Luis Rodríguez, Schlenker continuará detenido por ahora en la cárcel de Marcos Paz, aunque su abogado, Roberto Ribas, apelará hoy el fallo ante la Cámara del Crimen.

“La resolución no es convincente, hay errores y los vamos a remarcar. El juez valoró especialmente la declaración de Rubén Rodríguez, un testigo que ya demostramos que mintió”, dijo el letrado. Según declaró el barra conocido como “Rubencito”, la noche del asesinato salió con Alan y su hermano William y ambos estuvieron hablando por handy, presuntamente coordinando los detalles del crimen con otros miembros de la barra. Esa y otras pruebas reunidas en el expediente fueron decisivas para procesar a Schlenker, quien cuando declaró durante más de 30 horas ante el magistrado se declaró inocente.

Además del procesamiento con prisión preventiva contra Schlenker, el juez Rodríguez tomó la misma medida con respecto a Christian “El Gato” Spinelli y Sergio “El Pelado” Piñeyro, a quienes, como en el caso de Schlenker, les trabó embargo sobre sus bienes por 250.000 pesos.

Alan Schlenker, el autor intelectual
Para el juez, estuvo la noche previa al crimen en el lugar del hecho. Y el día fatal tiene cruce de handy con Oveja. Además, lideró tres reuniones esa semana con la banda de Palermo.

Sergio Piñeyro, el hombre del auto
Está probado que estuvo hasta poco tiempo antes del crimen junto a Cuca, Kevin, William y Pluto. Y hay testigos que dicen que trasladó a los de Palermo en su auto hasta el lugar del crimen.

Christian Spinelli, malas compañías
El juez creía que su auto estuvo en el crimen, pero eso se cayó. Entonces, le endilga la participación por su presencia en una reunión previa y otra posterior al homicidio.

Los tres continuarán alojados en el penal de Marcos Paz, donde se encuentran los anteriormente procesados William Schlenker, Alejandro “Balá” Etcheverry, Carlos “Urko” Berón, Martín “Pluto” Lococo y Andrés “Raba” Torres. Aún siguen prófugos en esa causa Eduardo “Monzón” del Valle, Emanuel “Rocky” Raposo, Matías “Kevin” Kraft, Pablo “Bebote” Alvarez, Ariel “Colo” Luna, Pablo “Cuca” Girón y Rubén “Dogor” Pintos.

Rousseau, por su parte, fue procesado, aunque sin prisión preventiva, por el juez de instrucción Mauricio Zamudio por su participación en la denominada “batalla del playón”, en la que su grupo se enfrentó con el de los hermanos Schlenker en el estacionamiento del estadio Monumental, tras un partido con Independiente.

En esa causa, se le imputaron los delitos de “lesiones graves en ocasión de agresión e instigación a la formación de grupos destinados a cometer delitos”, estipulados en ley sobre violencia en los espectáculos deportivos. Junto a él, fueron procesados Matías Goñi, Carlos Alberto López y Cristian Pineda, también supuestos miembros de la barra brava.

Matías Goñi. Por lesiones y arma de guerra
Mano derecha de Adrián y Alan (era responsable de Borrachos SRL) e íntimo de Acro.

Carlos López. Por lesiones graves
Trabajaba en el Registro Nacional de las Personas y usó un auto oficial en el ataque.

Carlos Pineda. Por lesiones y arma de fuego
Es el eslabón Hurlingham del grupo armado de Adrián. Es testigo en el caso Acro.

Todos ellos fueron embargados en sus bienes hasta cubrir la suma de 10.000 pesos y, si bien no irán a prisión, están obligados a presentarse ante el juez cada 30 días.

Además, Rousseau fue procesado en otro expediente, originado en una pelea con un grupo adversario de la barra brava riverplatense, el 26 de enero de 2006, cuando el conjunto de Núñez jugó con el equipo boliviano de Oriente Petrolero por la Copa Libertadores. En esa causa, se le imputó “resistencia a la autoridad en concurso ideal con daño y lesiones leves en dos hechos”, también por la Ley De la Rúa, y se le aplicó un embargo de 5000 pesos.

Debido a que quien investiga la causa por el delito más grave –el crimen de Acro– es el juez Rodríguez, su colega Zamudio resolvió declararse incompetente y remitirle por conexión todas sus causas. Se trata de los dos expedientes en los que falló ayer y una tercera causa, por la llamada “batalla de los quinchos”, en la que la Cámara del Crimen aún debe expedirse sobre el procesamiento sin prisión preventiva de Rousseau. Es que Zamudio considera que todos los hechos de violencia forman parte de la interna que mantiene la barrabrava de River y deben investigarse en forma conjunta, explicaron las fuentes.

f015ah02.jpg

La mueca de felicidad por el procesamiento de Alan Schlenker en el crimen de Gonzalo Acro, a Adrián Rousseau le duró apenas una hora. Ese fue el tiempo en que la Justicia también le cayó a él y de una forma que augura un destino parecido al de su enemigo número uno. Primero, el juez Mauricio Zamudio le bajó la caña en dos causas: lo procesó por resistencia a la autoridad, daños y lesiones leves por la agresión a policías durante el repechaje contra Oriente Petrolero del 24/1/06 (La causa por la pelea con Policía e Infantería tras el repechaje contra Oriente Petrolero marcó la división de la barra. Porque los testigos primero señalaron a Schlenker como el autor de la agresión, cuando se decía que había sido Adrián. Este año, Alan fue sobreseído y los efectivos reconocieron que el agresor fue Rousseau. Así, la causa revivió.) y también lo procesó por la gresca del playón tras el partido contra Independiente del 6/5/07, en este caso por lesiones graves en ocasión de un espectáculo deportivo. Y en ambos casos le agregó el delito de instigación a la formación de grupos violentos para cometer delitos en el ámbito futbolístico. Lo que se dice, le llenó el álbum. Pero ésto no fue todo: al toque, la Cámara de Apelaciones confirmó su procesamiento por la batalla de los quinchos del 11 de febrero, previa al partido con Lanús, y que fue el primer eslabón de toda la saga Borrachos. En este caso, por instigación a cometer delitos y lesiones leves. Sumadas las penas máximas de las tres causas en que irá a juicio, podría pasar 17 años de prisión. Aunque como por separado los delitos tienen penas mínimas excarcelables, esperará el juicio en libertad. Pero una vez que se haga el mismo y aunque los jueces siempre unifican y dan una pena única que no es la suma matemática de cada caso, si es encontrado culpable tendría una condena no excarcelable. Y ésto sucedería a más tardar en el segundo semestre del 2008.

En el caso de quinchos, la Cámara también confirmó los procesamientos de Alan y Willliam Schlenker, por el mismo delito de Rousseau, cuya pena trepa hasta los seis años y medio de prisión. Y confirmó los procesos contra Gordo Neurona Decoste y Christian Ghisletti, aunque sólo por lesiones leves en riña, cuya pena no supera el año.

La suma de las causas de Adrián:

Tres años por la Copa Libertadores
Agredió a policías en el repechaje con O. Petrolero del 06. Le pueden dar hasta tres años.

Seis y medio por los quinchos
Fue procesado por instigar a cometer delitos y lesiones leves, al igual que los Schlenker.

Por playón hay ocho en danza
El juez le puso lesiones graves en un espectáculo deportivo. Está hasta las manos.

Fuentes: Página/12, Olé

Notas relacionadas:

Derecho de autor

Ahora, bajo proceso

A pagar por sus errores




Pasaron por el blog desde el 23/8/07:

  • 4,259,896 visitas únicas
marzo 2017
L M X J V S D
« Feb    
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031