21
May
16

Tras la prisión perpetua a los Schlenker, quiénes son todos los condenados por el crimen de Gonzalo Acro

 
Los hermanos Alan y William Schlenker.  Foto: Archivo 

La sala uno de la Cámara de Casación Penal confirmó ayer un fallo por un crimen que ocurrió en el año 2007. Fue la muerte de Gonzalo Acro, quien la noche del siete de agosto de aquel año fue asesinado de tres tiros al salir de un gimnasio en Villa Urquiza. La condena quedó firme ayer y seis barrabravas quedaron con prisión perpetua. Los más conocidos, los hermanos William y Alan Schlenker.

Según probó la Sala I de Casación, los barrabravas se reunieron previamente para planear el delito, monitoreado por los Schlenker, quienes en aquel entonces dirigían a lo Borrachos del Tablón.

Quiénes son los seis condenados y cuál es su situación:

William Schlenker: había estado preso dos años en el penal de Marcos Paz durante la investigación, pero al juicio llegó en libertad. Ayer confirmaron que quedará tras las rejas.

Alan Schlenker: el mayor de los hermanos está cumpliendo, desde marzo del año pasado, 12 años de condena por otro crimen, el asesinato de un dealer en Munro. Ayer fue condenado a perpetua por matar a Acro.

Ariel Luna, “Colo”: la Justicia consideró a Luna como el autor material del delito. Está tras las rejas desde 2008, cuando se entregó.

Rubén Pintos, “Oveja”: junto a Luna, Pintos fue considerado autor material del delito. Al igual que su ex compañero en la barra, estuvo prófugo un año y medio y, desde 2009 está en el penal de Ezeiza.

Pablo Girón, “Cuca”: otro involucrado la noche del delito. Desde junio de 2008 está preso.

Maximiliano Lococo, “Pluto”: de los seis condenados, fue el que menos años recibió. Serán 10 los que deberá vivir tras las rejas.

Sergio Piñeiro, “Pelado”: fue condenado a prisión perpetua el año pasado, pero la Cámara todavía lo está revisando. Luego de las condenas de ayer, todo indica que transitará el mismo camino que los otros barrabravas.

Se abre otro camino en la investigación

Los camaristas Ana María Figueroa, Mariano Borinsky y Gustavo Hornos (quienes fallaron 2-1 en las prisiones perpetuas a los ex barrabravas) decidieron que, por los testimonios en las audiencias, se investigue a la dirigencia de River durante la presidencia de José María Aguilar por asociación ilícita y administración fraudulenta.

El ex presidente fue sobreseído en mayo de 2010 por una causa similar. La Cámara solicitó reabrir la investigación, pero sin éxito. Ahora que una instancia superior lo hace, se espera que se acelere el proceso.

 

fuente: canchallena

17
May
16

William Schlenker a prisión

William-Schenkler-detenido_OLEIMA20160517_0208_28El barra William Schlenker fue detenido este martes tras quedar firme la condena a prisión perpetua, por la Cámara Federal de Casación Penal, por el homicidio de Gonzalo Acro, otro barra de River, en 2007.

La decisión dejó firme la condena contra los hermanos Schlenker y por eso la División Homicidios de la Policía Federal detuvo a William, ya que Alan estaba preso por otra causa, el crimen de un vendedor de drogas. Los dos hermanos estaban acusados de instigadores en el asesinato.

También estaban presos, como autores materiales, el Colo Luna, Cuca Girón y Oveja Pintos. En tanto, Pluto Lococo, condenado a diez años como partícipe necesario, sería detenido en las próximas horas.

fuente: olé

17
May
16

LOS PRESOS DEL TABLON

Martin-Ramos-Araujo-jefe-Borrachos_OLEIMA20160412_0063_28En el mundo barra, la palabra impunidad es moneda corriente. Más si hablamos de Los Borrachos del Tablón en la era de Martín de Ramos Araujo, Guillermo Caverna Godoy y Matías el Diarierito Goñi. Han tenido innumerables causas judiciales de las cuales salieron indemnes. Por sus contactos con el poder político (trabajaron para el kirchnerismo bajo el ámbito del ex secretario de Comercio, Guillermo Moreno) y por impericia de los jueces que prefirieron absolver o darles probation aún cuando tienen múltiples causas abiertas. Pero quien los investiga desde 2007, el fiscal José María Campagnoli, no se da por vencido y pidió la detención y declaración indagatoria de Araujo, Goñi y un policía llamado Alejandro Rivaud en una nueva causa, esta vez por coacción agravada, que tiene penas de hasta diez años de prisión, nacida al calor de las escuchas telefónicas de otra causa, la del negocio de la reventa de entradas en los partidos de River.

Si bien este último proceso data de 2011, el juez Fernando Caunedo, lo dejó stand by y casualmente la volvió a reactivar tras la asunción de Mauricio Macri como presidente. Allí se volvieron a escuchar todas las intervenciones telefónicas y en ellas quedó al descubierto la relación entre Araujo y Goñi con el hombre que la Federal había puesto para investigarlos, y en vez de eso trabajaba en tándem con ellos.

En este caso, lo que el fiscal probó con las escuchas es cómo la facción dominante utilizaba a la Federal para amedrentar a la disidente. Cuando Ariel Pato Calvisi, jefe de esta última ya parecía abrirse de la oficial, Araujo y Goñi le mandaron según Campagnoli al policía Rivaud a amenazarlo. Todo sucedió en el gimnasio del club. Hasta allí llegó el oficial y le dijo que sino se alineaba con Araujo y Guillermo Caverna Godoy (quien no aparece en las escuchas), le iba a armar una causa colocándole en el auto “dos kilos de merca y un fierro”.

Olé en innumerables ocasiones denunció cómo los jefes de todas las barras usan esta práctica para sacarse de encima a quienes les pelean el poder. De hecho, en las escuchas Rivaud hace gala que el mismo trabajo hizo en Boca para Di Zeo.

La primera escucha es del 31/3/13 cuando Goñi le cuenta el problemita con Calvisi a Rivaud. Cuatro días más tarde, el policía habla con Araujo dando cuenta de que el “trabajito” ya estaba hecho. “Cuando me acerqué el Pato me miró con cara de Rocky Balboa y terminó con la de Nazarena Vélez”. Y Araujo le agradece los servicios prestados.

El caso quedó ahora en manos de la jueza Palmaghini, que obró rápido para meter presos a los de la disidente por el ataque a la confitería del 23/11/14, pero no hizo lo mismo con la oficial en la causa por los negocios ilegales en la Libertadores, nacida el año pasado tras una investigación de Olé . Ahora tiene un pedido de detención concreto. Y como en otros ámbitos de la Justicia, da la sensación de que la impunidad, se está acabando.

 

fuente: olé

17
May
16

BARRA DE PIBES

En una parte sustanciosa de su declaración, le preguntaron a Eduardo Rabuffetti, presidente del fútbol amateur de River bajo la gestión Passarella, qué conocimiento tenía de Martín Araujo, Guillermo Godoy y Matías Goñi, trípode de poder de Los Borrachos del Tablón. Y el ex dirigente aceptó que los conocía y el motivo que dio fue por demás llamativo.

“Yo debía atenderlos porque venían a pedirme que se les haga pruebas a jugadores por los que ellos estaban interesados. Sabía por comentarios del club y la prensa que integraban la barra brava, pero eran socios, por lo que no podía excluirlos, mi obligación era atenderlos”, afirmó. Si tienen pases, no se dijo.

 

FUENTE: OLÉ

17
May
16

ANTI POPULARES

A seis meses de su última aparición, la facción disidente de la barra de River volvió al Monumental e hizo de las suyas: durante el primer tiempo, en la tribuna Centenario corrieron a la gente a empujones para armar un hueco y poner la clásica bandera “94-06 Nosotros somos la historia”. No eran más de 50, pero los suficientes para arruinarles la Oeste-genero-hueco-popular-visitante_OLEIMA20140302_0222_5fiesta a los miles que poblaban esa popular. A la salida, la Policía hizo un operativo para dar con quienes consideraban los tres cabecillas del grupo: Mauro David Santillán, cabeza de la banda del Oeste, la Bruja Careri, líder del grupo de Flores y Martín Gallardo, de Hurlingham. Sólo lograron detener al primero, quien seguía preso al cierre de esta edición por violar el derecho de admisión y portar un documento falso.

 

fuente: olé

18
Dic
15

Cárcel para Rousseau

Adrian-Rousseau-acusado-atacar-blancas_OLEIMA20150618_0076_14El juicio por la Batalla del playón finalmente terminó y, como había anticipado Olé, la Justicia falló en contra de uno de los ex líderes de Los Borrachos del Tablón, Adrián Rousseau: el Tribunal Oral conformado por los jueces Hugo Decaría, Enrique Gamboa y Cristina Bértola lo condenó a tres años y ocho meses de prisión efectiva por liderar la facción por entonces disidente de la barra e infringir lesiones graves a dos miembros de la facción contraria, Carlos Urko Berón y Emanuel Rocky Raposo, en aquella tremenda emboscada del 6/5/07 en el playón del club luego de que River empatara 1-1 con Independiente por el Apertura 07. El fallo además incluye una pena deportiva: la prohibición para ir a la cancha de por vida y la imposibilidad de ser dirigente durante siete años y cuatro meses.

A fines de octubre la fiscal Dafne Palópoli había pedido el cambio de carátula: su intención era que mutara de lesiones graves en riña en espectáculo deportivo a tentativa de homicidio con dolo eventual, con pena de hasta 15 años de prisión. Sin embargo, por entonces los jueces entendieron que no correspondía y decidieron negárselo. En cambio esta vez sí le hicieron caso: hace una semana Palópoli pidió cuatro años de prisión; y le dieron tres y ocho meses.

La fiscal había fundamentado su acusación contra Rousseau en las declaraciones de los dos barras heridos, quienes lo sindicaron como el autor de sus lesiones. Raposo y Berón también habían identificado a Matías Goñi, otro de los implicados, pero un policía y un empleado del club lo situaron en otro lugar del estadio al momento del hecho. Y entre ambas disyuntivas no encontró una prueba acusatoria definitiva y por eso pidió su absolución, beneficio que también obtuvo Carlos el Camillero Pineda, a quien nadie identificó.

 

fuente: olé

14
Dic
15

Passa para el cuarto

Suena indignante, pero así funcionan las cosas. Hace dos años, Olé publicaba en exclusiva una investigación judicial sobre una red millonaria de reventa de entradas que involucraba a las máximas autoridades de River (entre ellos su presidente de entonces, Daniel Passarella), policías, empresarios y la cúpula de Los Borrachos del Tablón, muy cercana al Gobierno K. Hasta que aparecieron dos nombres que provocaron un tembladeral: el de Diego Rodríguez, hermano de la ministra de Seguridad, María Cecilia, y el de Lázaro Báez, poderosísimo empresario K. La SIDE se metió, el Gobierno también y entre todos empezaron a presionar. Así el juez Caunedo decidió apartar del caso al fiscal que venía investigando, José María Campagnoli, y asumir él los trámites. En ese instante, ordenó cesar las intervenciones telefónicas y las medidas de prueba clave del mayor escándalo de connivencia entre un club y sus violentos.

Pero el miércoles a la medianoche, el poder K se convirtió en calabaza, tal la metáfora que la ex presidenta Cristina Fernández pronunció en su último discurso. Y el juez Caunedo lo tomó tan literal que al otro día justo cuando Mauricio Macri juraba como nuevo presidente, impulsó otra vez la causa y citó a indagatoria entre febrero y marzo de 2016 a las 21 personas involucradas por tener suficientes sospechas sobre ellos. ¿Qué cambió en materia probatoria en estos 24 meses? Poco y nada. Lo que cambió es el poder. Bienvenidos a la Argentina.

La causa que puede llevar por primera vez a prisión al ex presidente de un club, arrancó el 23/6/12 cuando River se jugaba el Ascenso contra Almirante Brown en el Monumental. Un socio, Guillermo F., abonado a la San Martín, no pudo sentarse en su butaca porque había otra persona con un ticket de protocolo en su lugar. Fue a la Justicia y denunció al club por defraudación. Allí largó una pesquisa que terminó descubriendo una red tremenda de reventa que demostraba cómo River defraudaba a su propia gente en un negocio que se repartían barras y dirigentes. La maniobra consistía en entregarle a la barra y a la empresa Top Show, encargada del canje de entradas, un pen drive con datos de 10.000 socios que habitualmente no iban al estadio pero estaban habilitados para hacerlo. Entonces, muchísimos de esos tickets (cerca de 4.500 por partido) en vez de ir a la web iban a manos de la barra, que los comercializaba por Mercado Libre, por una oficina en Carlos Pellegrini 27 y en los alrededores del Monumental. Para eso tenían un ejército de 57 revendedores y la venia de dos altísimos oficiales de la Federal. Después, para lavar la plata e ingresarla en el mercado legal, la red compraba propiedades en mal estado, las refaccionaba y las vendía recicladas, sobrefacturando los trabajos para justificar el dinero. Una ingeniería tremenda.

Para tener dimensión del negocio, hay escuchas en las que los barras admiten haber ganado 60 mil pesos cada uno en partidos importantes. La movida también incluía reventa en recitales, molinetes liberados, expendio de alcohol en shows y el manejo de dos palcos para llevar turistas. En aquel momento en una de las escuchas cuando saltó el escándalo, uno de los barras, Matías Goñi, decía a su interlocutor: “Mientras esté Cristina Kirchner, me lo aseguraron hoy, no nos pasa nada“.Pero Cristina ya no está. Y por eso ahora, más vale tarde que nunca, el juez Caunedo parece decidido a que pase de todo.

 

fuente: olé




Pasaron por el blog desde el 23/8/07:

  • 4,153,278 visitas únicas
mayo 2016
L M X J V S D
« Dic    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.