Posts Tagged ‘los del Oeste

24
Sep
14

Pasados de copas

La facción disidente en la Centenario. La mayoría entró con el partido ya comenzado.

La nueva barra disidente juntó a todos los que quedaron fuera de la oficial, que aún conserva la banca policial y de CD. Acá, la historia.

River le hace vivir un calvario a sus rivales en la cancha pero el infierno también se trasladó a la tribuna: la guerra de Los Borrachos está en su punto más álgido y si no la paran, promete caminos tan luctuosos como los que vivió en el pasado reciente.

Contra Independiente hizo su aparición una nueva barra disidente. En realidad, es la unión de todos los grupos que fueron quedando fuera de la oficial de 2007 a esta parte. Y eso sorprendió a la Federal, que no sabía del pacto formalizado un mes atrás en una reunión en Capital.

Los referentes son peso pesados en la historia Borracha: Hernán Taboada, clave en la época de Schlenker y Rousseau que se había bajado tras la guerra de los quinchos en 2007, fue el nexo que reunió a los de Hurlingham de Cuqui Alvarez con los del Oeste de Sebastián Líder Barraza, enfrentados desde que se agarraron en 2008 en cancha de Vélez antes de un partido con Arsenal. A ellos se les sumó la gente de Zona Norte de Damián Paz y Chatruc, los del Sur de Don Orione de Bin Laden más históricos de Caraza como Pacha y Julio Gamboa. También de Capital con Richard Gerino de Flores y Burter Cané al frente, los de Moreno que maneja Alexis Saviolita Cárdenas y el último envión lo dieron quienes estaban en la oficial hasta ayer nomás: los de Saavedra del Santiagueño, el grupo de Constitución del Zapatero Flores y los que mueve Ariel Pato Calvici, quien era el elegido de la dirigencia para esta nueva etapa pero que tras pelearse con Martín Araujo y Héctor Godoy, jefes de la oficial, cambió de bando.

El domingo hicieron una demostración de fuerza. Eran 450 que se convocaron en Monroe y O’ Higgins. Fueron en autos y combis particulares, en tren y colectivo de línea. Ninguno en micro alquilado, para no despertar sospechas. La idea primaria de ir a ganar la barra a Ciudad Universitaria, donde se junta la oficial, fue desechada rápido. La zona estaba militarizada por la Policía, que mantiene diálogo fluido con quienes manejan la Sívori, y lo último que quiere es una guerra en campo propio. Además la oficial sigue recibiendo los beneficios de la CD, en forma de carnets y eso le mantiene un poder que, en cantidad de gente, está menguando día a día (el grupo más numeroso de esa facción, hoy es el de Budge, al mando del Gordo Ale). Fue entonces que decidieron ir desde Belgrano hasta el estadio caminando. Muchos con tickets comprados por la web de Somos River. Otros, a entrar como sea. El primer oficial que vio el malón era de la comisaría 33 que moduló rápido a sus superiores. Pero la respuesta lógica, que hubiese sido encapsularlos lejos del estadio e identificarlos, nunca llegó. Así, la disidente siguió avanzando y pasó como si nada dos cacheos hasta llegar al playón de ingreso a la Centenario. Ahí, la Seguridad decidió que todos pusieran sus huellas en las valijitas para ver quién tenía admisión o antecedentes. El trámite iba lento y varios empezaron a rebotar. En ese momento se tensó la cuerda, hubo empujones y dos efectivos tiraron los primeros palazos. Y todo se desmadró. La gente de seguridad privada cerró el portón para que los barras que habían ingresado no pudieran volver en ayuda de los que estaban fuera, pero fue inútil: lo rompieron a patadas. Entonces, la calle se transformó en una batalla campal que duró diez minutos, hasta que la barra desbordó el operativo y entró en masa. Y desafió todo el tiempo a la oficial.

Con este panorama y el súper a la vuelta de la esquina, nadie sabe qué esperar. El Comité de Seguridad está analizando los videos para poner derecho de admisión a los que intervinieron en los incidentes. Pero también hay que cortar el lazo con la oficial. El hincha común ya repudió a ambas. Es hora de que la política, la policía y la dirigencia haga lo mismo.

 fuente: olé
13
Feb
11

La barra el domingo 13 de febrero

Torneo Clausura 2011

tigre: 0 – MILLO: 0

Corridas, piedrazos, balas de goma… Un escenario previo poco feliz para la visita de River a Tigre. Alrededor de las 18.30, varios hinchas quisieron comenzar a entrar a la popular destinada para River en el estadio del Matador, pero se terminaron produciendo forcejeos con la policía, que derivaron en corridas y disparos de balas de goma al aire. El resultado dejó varios heridos, que no revestirían gravedad. No se informó sobre detenciones.

Hubo hinchas que intentaron ingresar sin entrada, pensando que, al ser más temprano, tendrían mayores chances de burlar la seguridad -recordemos que solamente hubo 2500 entradas puestas a la venta-. También hubo gente que, por temor a que la división de la barra brava de Hurlingham, con varios adeptos en Victoria, pudiera urdir una emboscada o algún desmán, quiso acelerar su entrada a la cancha.

Hinchas comunes y de la barra terminaron a las corridas, piedrazos y tiros con balas de goma por Libertador al 2900. Juan Manuel, hincha de River, le brindó su testimonio: “Se cagaron a tiros, estaba con mis sobrinos y me tuve que ir. Una vergüenza. No volví a la cancha y así no vuelvo más, River de noche no puede jugar de visitante. Hay que pedirle explicaciones al COPROSEDE”. Otros hinchas comunicaron  que incluso hubo tiros de armas de fuego por la Panamericana.

Las cosas después se tranquilizaron, por lo que algunos de los hinchas que llegaron más tarde ni se enteraron de los alborotos previos. Cerca de las 20.20, la barra brava oficial comenzó a llegar en seis micros, custodiados por la policía, ya con los inconvenientes extinguidos y el clima envuelto en tranquilidad.

Lo que pasó fue lo siguiente:

La interna de la barra de River dejó otro triste capítulo: la facción oficial se cruzó con la disidente. Hubo dos heridos de bala y otro de arma blanca que está grave.

La avenida donde se dirimió otro capítulo de la interna de Los Borrachos del Tablón se llama Del Libertador. Parece un chiste teniendo en cuenta que estamos todos presos de la violencia. Y lo que se venía anunciando en los torneos de verano, ocurrió a tres cuadras del estadio del Matador: la facción oficial de la barra se topó con la del Oeste y Hurlingham y se produjo una batalla que dejó dos heridos de bala y uno de arma blanca.

Ambos grupos sabían que se iban a encontrar. El del Oeste y Los Patovicas habían ganado la tribuna en Lanús, en el último partido del Apertura, y como la fracción oficial tiene la banca de la dirigencia y de la Federal, su única chance de ingresar es cuando River juega de visitante. Por eso, dos semanas atrás, tres referentes del grupo (Pacha, Chatruc y El Chino) hablaron con barras del Matador para que se mantuvieran neutrales y les hicieran una línea con la Policía de la zona. Con ese acuerdo, reunieron a 140 violentos y pactaron llegar temprano e ingresar. Sin línea real con la dirigencia, pretendían obtener tickets de las peñas más afines a la vieja conducción de la barra. Pero los de la fracción oficial planearon la contra: arreglaron con Seguridad Deportiva de la Provincia un gran acompañamiento desde Capital y gracias al hermano de un importantísimo dirigente, obtuvieron 500 tickets. El sábado era vox populi lo que pasaría pero la Policía dejó que sucediera. ¿Por qué? Para aplicarle también en Provincia el derecho de admisión al bando disidente.

Así, a las seis, 140 barras del Oeste y Hurlingham, liderados por Cuky, Rocky, el Turco y Toti se ubicaron antes del primer control. La Bonaerense los retuvo diciendo que había 20 que tenían antecedentes. Diez minutos después, la barra oficial llegó en cuatro micros y varios autos. El choque fue inevitable y la Policía intervino con balas de goma dispersando a los Patovicas y los del Oeste hacia la Panamericana. Cuando Libertador estuvo liberada, un barra de la primera línea del bando oficial, Martín de Soldati, estaba en el piso con una gran herida de arma blanca en el abdomen. Ahí, el grupo de Boulogne al mando del Pollo y el de Ale de Budge, sacaron armas de fuego y empezaron a disparar. Hubo al menos seis detonaciones hasta que la Policía lograra que los del Oeste se fueran. La batalla dejó dos heridos de bala, uno en la rodilla y otro en el fémur. Que el día de mañana serán más si nadie para esta locura.

  1. SOMOS ARGENTINA
  2. ESCUDO 14 DAMAJUANA
  3. GONZALO PRESENTE
02
Jul
08

El único procesado

No debe haber pelea de barras con imágenes más nítidas que las tomadas el 30 de marzo de este año en Vélez, cuando en medio de la guerra de Los Borrachos del Tablón, la fracción “oficial” atacó a La Banda del Oeste, previo al partido con Arsenal, generando una gresca infernal en la que participaron más de 100 barras. Pero los auxiliares de la Justicia andan remolones a la hora de identificar gente y recién ahora la Justicia tiene a su primer procesado firme: se trata de Alexis Rodrigo Cárdenas, un histórico de la barra, al que la Cámara le confirmó el proceso por lesiones leves y graves. En cambio, el otro imputado que quedaba, el Tano Beto Scarinci, fue beneficiado con una falta de mérito porque si bien está en el medio de la refriega, no se lo ve pegando.

Alexis estaba en guerra hace tiempo con los del Oeste. Fue uno de los agredidos en Moreno el 24/9/07, tras Tigre–River, y cuando antes del inicio del Clausura las fracciones intentaron la unidad, los del Oeste pidieron su cabeza y la de Saviolita. Y ante la negativa de la gente de Joe, Caverna y Martín de Ramos, la interna recrudeció.

Ahora para la Justicia es el único culpable de lo ocurrido en el Amalfitani, porque se lo ve pegándole a Amadeo Bellino, el barra que terminó con politraumatismos varios. Mientras, el resto de los violentos se ríe. Si con tantas imágenes no los sacaron, piensan, nunca los van a sacar. Razón, claro, no les falta.

Fuente: Olé
09
May
08

Más divisiones

Hubo derecho de admisión sobre 127 hinchas de River, con la particularidad que identificados con fotos y todos sus datos, hay 79. Del resto, algunos están sólo con seudónimos y otros con fotos pero sin nombre. La Banda del Oeste tuvo entradas para el partido de ida y para el súper, pero las revendieron. ¿Por qué? Ante la falta de financiamiento externo, la táctica es generar una masa de dinero para copar la tribuna con un grupo grande. Según la Federal, esto no ocurrirá hoy sino en diez días, cuando River juegue contra Independiente en Avellaneda. Igual, no descartan que algunos de la segunda línea vayan a reconocer terreno, lo que podría generar incidentes. Porque si bien los capos de La Banda de Gonzalo no irán, el resto sí dirá presente. Y un tercer dato recorre el Monumental: el grupo de Hurlingham que responde al Tano Beto, habría hecho contacto con un grupo disidente del Oeste y formarían otra línea dentro de la barra.

05
May
08

253 detenidos

La policía detuvo a 253 hinchas, gran cantidad de ellos integrantes de la barra brava de River, en el marco del operativo de seguridad dispuesto para el Superclásico ante Boca, en La Bombonera. El comisario Roberto Palavecino, jefe de la Dirección de Operaciones Federales, admitió que “muchos son integrantes de la banda del Oeste”, la facción opositora a la Banda de Palermo, que por ahora manda en la tribuna del conjunto de Núñez. (QUEE!!!!! 1- los del Oeste no eran necesariamente opositores de los de Palermo, es más, hasta se habían aliado para enfrentar a Adrián. y 2- los de Palermo no mandan en la tribuna: varios estuvieron presos y siguen pegados al crimen de acro, otros están prófugos y todos con derechos de admisión, a dónde vieron que “mandan”!)

Asimismo, la mayoría de los detenidos es por “averiguación de antecedentes”, mientras que hubo algunos por robo y lesiones, y entradas truchas. Los que viajaban en tres micros fueron detenidos cuando ingresaban a las inmediaciones de la Bombonera, en tanto que otro colectivo, con los del Oeste fueron detenidos al llegar al Puente Pueyrredón.

Según dijo Palavecino en la comisaría 24 quedaron detenidos 58 personas por atentado y resistencia, tres menores, un mayor por defraudación (se le encontró una entrada apócrifa), cuatro por robo y lesiones y tres por infracción a la ley de drogas. En la comisaría 26, señaló el oficial, hubo 108 detenidos para establecer identidad, mientras que en la seccional 30 fueron demorados 68 para identificarlos y ver antecedentes y uno por atentado y resistencia a la autoridad. En la comisaría 22 quedaron cinco personas también por resistencia a la autoridad y otras dos recalaron en la sede de Operaciones Metropolitanas por infracción a la ley de drogas.

Fuente: Olé
29
Abr
08

Ningún epiléptico

Elena mira la foto una vez más, se restriega los ojos ya rojos y repite, para que no queden dudas, que sí, que ése es su hijo, Juan José Paz, 38 años, DNI 21.052.456, que salió de terapia intensiva el sábado pasado y que contra todos los pronósticos se está recuperando favorablemente. Y se enoja cuando el periodista insiste: “¿Está segura que es su hijo? Porque la Policía dijo que se golpeó antes del partido, fuera de la cancha, por un ataque de epilepsia”.

Paz, en el Amalfitani, sentado arriba de Amadeo Bellino, otro de los heridos. Le habrían pegado en la boca de salida de la popu.

-Soy la madre, ¿no? Es mi Juan. Mirá, tiene la gorrita azul, la remera… y acá entró todo desnudo, lo mandaron desnudo desde el Vélez Sarsfield (el primer hospital donde recaló). A mí algunos de sus amigos ya me habían dicho de que lo habían golpeado adentro. Y una vecina, en la feria, me dijo que la Policía mentía, que lo habían visto dentro de la cancha. Pero como él todavía no puede contar nada, yo no sabía. Pero este es mi Juan. Así que no se golpeó afuera como decían, porque yo lo veo sentadito ahí adentro.
Las palabras de Elena suenan fuertes en el pasillo del tercer piso del hospital Fernández donde Juan José Paz se sobrepone a dos cirugías cerebrales practicadas para salvarle la vida. Paz, miembro de La Banda del Oeste, fue el herido más grave de la batalla que ocurrió en la popular local previa al partido entre River y Arsenal en el estadio de Vélez. La Policía, ante el escepticismo de todos, determinó que no había siquiera ingresado a la cancha. El parte oficial de la Federal afirma: “Paz tuvo un traumatismo de cráneo producto de que 15 metros antes de llegar al precacheo de la platea local cayó pesadamente al suelo habiendo sufrido convulsiones, labrándose actuaciones por accidente simple“. Pero Elena mira la foto y dice: “Mi Juan no es epiléptico. Lo único que tiene es diabetes. Nunca tuvo convulsiones. Y mírelo, si acá está sentadito en la tribuna”.

Paz está ahora acostado en su camilla. Lo cuidan sus padres y sus dos hermanas menores. Los médicos cuentan que aún tiene amnesia por conmoción y que a veces reconoce a ciertas personas que lo visitan, y otras no. Pero que se está recuperando bien. La familia aún no accionó judicialmente para que se descubra lo que verdaderamente ocurrió. “Nosotros lo único que queremos es que se ponga bien. Una vez que suceda eso, si él quiere ir a la Justicia, irá. Adónde estoy segura de que volverá es a la cancha: es su enfermedad”, dice Elena, mientras aprieta la foto una vez más.

La madre de Paz mira la foto y no duda: “Ese es mi hijo”. Si bien la gorrita le tapa parte del rostro, Elena lo reconoce a él y a la ropa que vestía el día del lío en Vélez.

Se sabía

Las imágenes de aquel 30 de marzo fueron elocuentes. Y como la prensa venía avisando que ello podría ocurrir desde dos horas antes de que sucediera, siempre se habló de zona liberada. La Policía lo negó, pero dos nuevos elementos a los que accedió Olé parecen contradecirla: un informe previo de una brigada de la Federal daba cuenta de lo que podría ocurrir. “Los del Oeste irán a la cancha y no se descarta la posibilidad de que en el interior del estadio o en la misma tribuna pudieran generarse enfrentamientos entre ambos bandos para ostentar la titularidad de la barra”, se lee. Y Beto, capo de la popu riverplatense, en su indagatoria declaró expresamente: “Cuando supe que estaban los del Oeste, les avisé a los policías que hicieran algo para que no hubiera problemas, pero ellos dijeron que no podían hacer nada y en ese mismo momento liberaron dos molinetes y toda la gente ingresó corriendo, incluso los que no tenían entradas”. Lo que implica que no hubo cacheo para esta fracción y eso explica las imágenes de barras munidos con facas. Con todo esto, la Federal parece haber cambiado de opinión: Asuntos Internos abrió un sumario y ya separó a un oficial de inteligencia ligado a la barra de River.

Tomá Rodriguez, arreglate

El viernes la jueza Pombo le envió la causa por la batalla de Liniers al juez Rodríguez, que entiende en todos los procesos de Los Borrachos. Y ayer el magistrado la aceptó y la sumó a la de quinchos, playón y el caso Acro, entre otras. Para hacerlo sostuvo que había un imputado en común (Alexis Carabajal) y que todo era por la interna de la barra.

Fuente: Olé
14
Abr
08

Un Monumental incompleto

“Se cumplió totalmente con la sanción”, informó Roberto Palavecino, director de operaciones de la Federal. El mismo que hace dos semanas no supo cómo explicar por qué no hubo uniformados en Vélez.

Como si fuera una cárcel de máxima seguridad, hubo que sortear muchísimos controles para poder ingresar a la cancha. Con la sanción dispuesta por el ministerio de Justicia y Seguridad, la popular local estuvo cerrada y sólo se les permitió el ingreso a los socios a las plateas del Monumental. También se le pidió identificación al periodismo. “Para que no digan que la barra fue al palco de prensa”, explicó una fuente del club.
El operativo contó con 800 policías, más la gente de seguridad de River, con detectores de metales en todos los ingresos. Algo que también falló en el Amalfitani. Ni la barra de Gonzalo Acro ni la del Oeste aparecieron por Núñez y todo transcurrió en perfecta armonía y paz.
Por disposición de River, a todos se les pidió el DNI (foto 1) y hubo muchos policías de civil tratando de evitar que pasaran algunos de los 69 barras a los que River les aplica el derecho de admisión. Además, pegaron fotos de los barras en todos los ingresos, con imágenes de los que habían estado en la tribuna de Vélez (foto 2). Tampoco se permitió el ingreso con banderas y sólo se les dio el visto bueno a los socios que habitualmente cuelgan sus trapos en los anillos de las plateas bajas. En la entrada de la Sívori media y baja incluso hubo detector de metales (foto 3).
Antes del partido se dijo que hubo un enfrentamiento entre hinchas de River y Tigre, en la estación Victoria. Y que un simpatizante del Matador debió ser atendido por un corte en la cabeza. “Nosotros hicimos seguimiento de la gente de Tigre hasta el ingreso a Capital y no detectamos ninguna pelea y mucho menos con heridos”, aclaró Rubén Pérez, director del Coprosede.

En la platea Sívori hubo banderas colgadas y sólo un canto referido a la sanción: “Hay que cantar, hay que cantar, que nos devuelvan la popular”.
Hubo 4 detenidos, uno de Tigre que tenía un cortaplumas, dos de River por pelearse y uno por droga.

Foto 1

Foto 2

Foto 3

Fuente: OLé



Pasaron por el blog desde el 23/8/07:

  • 4,270,671 visitas únicas
abril 2017
L M X J V S D
« Feb    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930