Author Archive for

10
Jul
17

Schlenker: “La barra de River hoy es un desastre”

Exclusivo. Desde prisión, Alan Schlenker, ex capo de Los Borrachos del Tablón condenado a perpetua por el crimen de Gonzalo Acro, cuenta cómo son sus días en el encierro, denuncia irregularidades en la causa y asegura: “La mafia de Aguilar me arruinó la vida”.

Fabricio Abatte

abattef@lmneuquen.com.ar

No es un nene de pecho. Más allá de su título universitario y de la imagen de chico bien, que difiere del prototipo del barra que se adueñó de las tribunas en las últimas décadas a fuerza de violencia, aclara que le gustan las piñas (“somos peleadores”) y un video que promociona desde la cárcel lo muestra agitando a su gente camino a La Boca y peleándose salvajemente con policías en una tribuna de otro país.

Se muestra como una víctima de “la mafia de Aguilar”, el controvertido ex presidente del club, y denuncia irregularidades en la causa por la que está preso. Alan Schlenker, ex líder de Los Borrachos del Tablón, cumple una condena a prisión perpetua por el crimen de Gonzalo Acro, el hincha del Millo asesinado el 9 de agosto de 2007, y aceptó charlar mano a mano con LM Neuquén. Fue él quien llamó desde el Servicio Penitenciario de Azul a la redacción para contar su versión.

Quedó aún más complicado luego de que se lo ligara al crimen de un dealer.

-¿Cómo es tu vida en prisión?

Estar preso es algo terrible que no se lo deseo a nadie y que no te deja nada. Yo siempre fui hiperactivo, trabajé, estudié… Estar acá es algo completamente inútil. Más siendo inocente y habiendo sido condenado sin pruebas, ahí está como me pisotearon la cabeza estos mafiosos que manejan la justicia. Me arruinaron la vida.

-¿Cómo te tratan los presos hinchas de Boca?

No me hacen nada. Yo no cargo, así que tampoco me cargan.

-¿Del mundo River fue a verte alguien importante?

No, sólo vinieron familiares y amigos. Tengo un hijo de cuatro años. Viene cada dos o tres meses porque está en Córdoba, la mamá es médica, cuesta organizar, son muchos kilómetros. Todos los días hablo una o dos veces con él.

Es fundamental que miren el documental ‘¿Hincha o barrabrava?’

-¿Te arrepentís de algo?

Sólo me arrepiento de haberme enfrentado con José María Aguilar. Hay que aclararle a la gente del sur que no estoy preso por subirme a un paravalanchas, por haber sido de una barra, estoy preso por haber enfrentado al poder y a una mafia que lideraba él. Está todo muy claro, es todo muy lineal.

-¿Cómo ves a la actual barra de River?

Lo único que recibo son comentarios de la gente de River, que están todos muy disconformes con esta barra, son un desastre. No han aprendido nada de nosotros, que éramos barras a la antigua, que de locales no generábamos incidentes; si nos teníamos que pelear de visitante para defender a la gente, lo hacíamos. Yo siempre aclaré que éramos peleadores, de locales no íbamos a buscar a nadie, ahora si de visitante nos venían a moler a palos la Policía con la barra local, nos defendíamos. Hay que diferenciar las cosas.

Tras las rejas. Alan cumple su pena en el Servicio Penitenciario de Azul. Desde allí se comunicó con LMN como estaba pactado.

-Se te considera instigador del crimen de Acro y te involucran en la muerte de un dealer. ¿Cómo convencés a la Justicia para no pasar el resto de tu vida encerrado?

Es que las dos causas son impulsadas por la barra oficial de Aguilar, en aquel entonces con el mismo abogado querellante, y los denunciantes son el papá de Acro, que dio falso testimonio, y Adrián Rousseau (otro líder barra famoso), el brazo armado de Aguilar.

-¿Cuál sería la maniobra que denunciás?

El tema es así. Aguilar estaba imputado por asociación ilícita y administración fraudulenta en perjuicio de River, junto con un grupo de la barra. La Cámara de Apelaciones, como yo lo estaba enfrentando, le confirmó el procesamiento a él, a Mario Israel y a varios dirigentes en febrero de 2011, pero en cambio a mí me sobreseyó.

Sólo me arrepiento de haberme enfrentado con Aguilar.

Me presenté en el juzgado que llevaba las causas a declarar en calidad de testigo en contra de esta organización mafiosa. No sólo que el juzgado no me tomó declaración, siendo que tenía un montón de pruebas con las que los arruinaba… El 14 de abril de ese año se presentó en los Tribunales de San Isidro, dominio del abogado que operaba con ellos, el papá de Gonzalo Acro a decir que yo había matado a un dealer en el 2001, ¡diez años atrás! Con ese crimen se mueven todos los hilos de la mafia y me meten preso el día que yo había pedido declarar en el juicio de Acro. Me ensucian doblemente.

-¿Y cómo siguió todo?

Con el tiempo, Aguilar y la barra brava oficial de River consiguieron la impunidad y por prescripción fueron sobreseídos y esas dos causas se fueron retroalimentando. Los jueces del Tribunal Oral 15 vieron cómo me llevaban detenido por un crimen de 2011 en cadena nacional. Declaré ante el juez de Instrucción y me excarcelaron. Denuncié por falso testimonio al papá de Acro y a una testigo, prima del abogado de Aguilar, que la plantaron ahí para incriminarme. Cometió 30 contradicciones groseras que están probadas. La Cámara de San Isidro me dio la razón, me dijo ‘hay elementos para investigarlos por falso testimonio agravado’, porque yo terminé preso, son penas de hasta 10 años de prisión. Pero esa causa cayó en manos de un narco fiscal que es el número dos del narco fiscal de San Isidro, socios del narco abogado que responde a Aguilar. ¿Qué hicieron ? Cajonearon la denuncia. Con toda esa mafia estoy luchando. Todo está probado y documentado. Es terrible.

No sabría decir qué relación tienen los barras con el gobierno actual. Con el gobierno anterior, la barra se metió con Aníbal, con Cristina, han puesto banderas a favor, han actuado para el kirchnerismo a cambio de dinero e impunidad.

 

fuente: lmneuquen.com

 

17
Feb
17

Desde la cárcel, el acusado de matar a Gonzalo Acro disparó contra Aguilar, Pasarella y Aníbal Fernández

En diálogo con el Súper Mitre Deportivo, Ariel “Colo” Luna aseguró ser inocente del crimen de Gonzalo Acro quien murió al recibir tres disparos en 2007.

Mientras cumple una condena de cadena perpetua en la cárcel de Devoto, Ariel “Colo” Luna rompió el silencio en el Súper Mitre Deportivo y dijo ser inocente del crimen de Gonzalo Acro, reconocido hincha de River que murió al recibir tres disparos en 2007 cuando salía de un gimnasio en Villa Urquiza.

Luna aseguró que cuando le tocó hablar con la Justicia: “me di cuenta que la cosa estaba armada, que armaron la causa. Le dije lo del kirchnerismo, le hablé de Aníbal Fernández, Grondona, Aguilar, de todo el mundo. El juez Luis Rodríguez no sabía dónde estaba el Senado de la Nación”.

“Yo no maté a Gonzalo Acro, eso fue una mentira, un engaño” resaltó el condenado, y aunque reconoció estar presente en el lugar del hecho describió que “fue una pelea y la persona que disparó fue otra. A Gonzalo lo mató Luciano ‘Wity’ Cabrera”.

“Caí porque Adrián Rousseau me tiene miedo, porque yo tengo calle, soy delincuente de chiquito. Adrián decía ‘hasta el 2009 tengo contrato con Aguilar’” aportó para además decir: “¿Querés saber quién fue el jefe de esta mierda, el instigador? Mario Israel y José María Aguilar, ellos fueron los instigadores”.

En relación al enfrentamiento que provocó la muerte de Acro, explicó que fue “por $70.000 que Alan le prestó para comprar la casa. Rousseau es mano derecha de Aníbal Fernández, laburaba para él”. “Yo lo vi, le manejaba la mesa de dinero que tenía en la Avenida Córdoba. Él y Gonzalo Acro, por eso Aníbal Fernández se mete en la causa” añadió.

“Passarella, al lado de la confitería de River, tenía una imprenta donde hacía los tickets con el señor Borrelli, el jefe de personal. En 2015 lo echó D’Onofrio” denunció. Sobre el ‘Kaiser’ aportó que “es el que más le llenó los bolsillos a la barra. Se robó 261.000.000 de dólares de River, y el déficit que dejó Aguilar fue 56.000.000; el resto se lo robó Passarella, es una asociación ilícita”.

fuente: radio Mitre

15
Feb
17

“A Passarella lo quiero en la celda de al lado”

49bae1c7eab45Ariel Luna es un ex barrabrava de River condenado a prisión perpetua por el crimen de Gonzalo Acro por ser el autor material del hecho. Mientras cumple su pena en el penal del Ezeiza, Luna decidió hacer declaraciones públicas sobre el caso que lo involucra, además de expresar fuertes acusaciones hacia las comisiones directivas que encabezaron José María Aguilar y Daniel Pasarella. “Passarella le llenó los bolsillos a los barras. Lo quiero ver en la celda de al lado. Sí, el club se funde, pero los 15 que están ahí son millonarios. ¿Entonces qué falló? Yo cuando me vea con el Juez, no voy a hablar de mi causa. Voy a hablar de Passarella. Quiero que la gente se sienta feliz al saber que hay igualdad de leyes para todos”, contó en diálogo con SuperMitre Deportivo.

“Yo no maté a Gonzalo Acro. Estuve ahí, fue una pelea y la persona que disparó fue Luciano Cabrera, alias Wity. Lo mataron el 11 ó 7 de septiembre. Si vos vas y averiguas dónde está ese Luciano Cabrera, te van a decir que lo mataron en la puerta de la casa de once disparos: un grandote todo encapuchado lo mató. Y nunca me creyeron cuando lo conté en el juicio”, expresó Luna, pese a haberse declarado culpable a través de video cuando estaba exiliado en Barcelona y el cual fue tapa de Olé. Al respecto, opinó: “Aquel fue un video armado y Aguilar me dio 20.000 euros para que no volviera a la Argentina. ¿Sabés lo que me dijo? Que si no volvía, llevaba a mi familia a Barcelona. Y me la trajo: les hizo el pasaporte a todos. Salí con varios nombres truchos. Yo tenía causas pendientes y sabía que me iban a agarrar a mí. Adrian Rousseau me decía: ‘el día que toques a uno de los míos, por más que no seas vos, vas a ser vos'”.

“Caí porque Adrián Rousseau me tiene miedo. El decía que tenía un contrato con Aguilar, entonces ellos con Israel arreglaron la causa. ¿Sabés quiénes fueron los instigadores de la muerte de Acro? Aguilar e Israel. El un día se bajó de un auto cerca del Monumental, habló con Rousseau y le dijo: ‘para las dos barras no hay plata. Arréglense entre ustedes, que quede uno solo”, cerró.

 

fuente: olé

01
Oct
16

Interna en la barra de River: hubo banderas intimidadoras

En la previa al partido entre River y San Martín, que se disputó este domingo en el estadio Monumental, la interna de la barra millonaria abrió un nuevo capítulo.

El sector disidente, que desde hace algunos años quiere tomar el control de la tribuna, colgó en la General Paz varios pasacalles intimidatorios para la facción “oficial” amenazando con volver. En uno de ellos recordaron a Gonzalo Acro, barra asesinado en 2009.

En dichas banderas se anuncia el regreso de “Los Borrachos” y habla de que “los verdaderos pibes vuelven” en medio de amenazas a los “ortivas” que hoy manejan el negocio de la barra riverplatense.

En uno de los pasacalles, colgado de un puente, los disidentes piden que “dejen de lucrar con Gonzalo”, recordando al ex barra asesinado.

Más tarde mandaron a efectivos de la policía a sacar todos los mensajes contra la barra de River para intentar tapar una interna latente de “Los Borrachos del Tablón”.

 

fuente : diariouno

01
Oct
16

NUEVO TEMA 2016

27
Jul
16

Acá los espera la guerra

27
Jul
16

Unidos triunfaremos

De un lado, los barras de River con sus camperas. Los de Boca, en la misma tribuna con los bombos.

Para el transeúnte desprevenido, la postal podría animar cualquier campaña oficial contra la violencia en el fútbol. Sábado 23 de julio, 16 horas, plazoleta de Cervantes y Beiró en Villa Devoto, un grupo de 200 personas se mezclan y charlan vestidos con buzos de Boca y de River. Pero lejos de la imagen cándida que nos encantaría tener de nuestro deporte nacional, la reunión tenía otro objetivo: inaugurar oficialmente una nueva barra nacida de la unión de las facciones disidentes de La Doce y Los Borrachos del Tablón. Así como lo lee: el grupo xeneize que responde a Martín de Excursionistas y que hasta 2015 paraba bajo el ala de Rafael Di Zeo, y el bando de Ariel Pato Calvici, quien dejó la prisión hace 50 días tras cumplir condena por el ataque a la oficial en la confitería del club de Núñez, hicieron un pacto apoyados por un sector del Justicialismo para convertirse en la barra oficial de La Ñata Sporting Club, equipo de futsal del ex gobernador Daniel Scioli, y al mismo tiempo ayudarse con hombres y vituallas para ganar las tribunas de La Bombonera y el Monumental respectivamente. Por lo que el futuro, bajo la alianza más impensada, amenaza con una tempestad.

Como siempre, la política fue el hilo para unir y darle impunidad a los delincuentes del tablón. En este caso la movida vino desde la agrupación Acción Popular, que quiere hacerse fuerte en el peronismo de Capital Federal y tiene apoyo de La Gran Argentina, el espacio político que tiene a Scioli como líder. Acción Popular es un desprendimiento de otra organización sciolista, Acción y Pensamiento, que tuvo como figuras a Cristina Fioramonti, esposa del ultrakirchnerista diputado Carlos Kunkel y a Luis Filardi y Daniel Gurzi, hombres de estrecha relación con el ex jefe de Gabinete, Aníbal Fernández. Para ellos y para la campaña de Scioli trabajaron varias barras en 2015 y tras la derrota a manos de Mauricio Macri, hubo una dispersión. Hasta que el comando de campaña de Acción Popular instalado en Villa Devoto y referenciado en un misterioso Aldo, decidió mostrar las garras y para eso convocó a las facciones disidentes de La Doce y Los Borrachos. Había un negocio en común y los colores quedaron de lado. El pacto se selló 20 días atrás, tras una reunión entre los capos. Ambos tenían necesidades para arreglar. Martín de Excursionistas (conocido por este apodo por tener peso también en el Bajo Belgrano), había quedado fuera de juego en agosto de 2015 cuando el círculo íntimo de Mauro Martín lo mejicaneó con un botín y cuando fue a reclamar al club Leopardi, de la familia Martín, lo recibieron con una lluvia de balas. Los Di Zeo privilegiaron el equilibrio con Mauro, y Excursio también conocido como Dientón, quedó fuera. Pero de a poco fue forjando un grupo para volver, con gente de Haedo, Ramos Mejía, Luzuriaga, Morón, más los de San Martín que responden a Fido Debaux y gente de Los Pinos. Y ya se siente fuerte para dar la pelea.

Del otro lado, Calvici pasó un año y medio preso tras comandar el salvaje ataque a la facción oficial en la confitería del club el 25/11/14, dos días antes del súper de vuelta por la Copa Sudamericana. Y salió de la cárcel el 31/5/16. Y volvió a juntar a sus seguidores que habían quedado desperdigados tras su partida. Muchos integrantes de la vieja guardia de Los Patovicas y otros de La banda del Oeste. Y todos se juramentaron volver al Monumental. Así, lo único que les faltaba a ambos era que alguien les diera una base de lanzamiento. Ahí apareció la política. Hubo tres reuniones hasta llegar al acuerdo para formar un grupo de choque homogéneo que trabaje para esa vertiente del peronismo en Capital y Provincia, teniendo a cambio fondos y cobertura para ir por las respectivas tribunas.

El sábado viajaron todos juntos hasta Villa La Ñata. Llevaron una bandera naranja gigante de la agrupación sciolista La Gran Argentina y otra de Acción Popular, con el logo del Justicialismo en una punta y el contorno de las Islas Malvinas en la otra. El debut no fue muy positivo: por más que hasta llevaron una banda de percusión acercada por Esteban de Ramos, hombre de La Doce disidente, el equipo de Scioli perdió 7-5 con Barracas. El tema es que en 25 días empieza el fútbol oficial en la Argentina. Y ahí entre oficiales y disidentes, podemos perder todos.

 

fuente: olé




Pasaron por el blog desde el 23/8/07:

  • 4,293,234 visitas únicas
julio 2017
L M X J V S D
« Feb    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31