Archivo para 31 marzo 2008

31
Mar
08

Radiografía de la pelea y las bandas involucradas

Puños descontrolados y cuchillos feroces, escalones convertidos en escenario de la barbarie, cinturones utilizados como armas de agresión, paravalanchas esquivados en busca de un escape, codos abarrotados de gente transformados en refugios. Locura, desesperación, violencia y sangre en los asientos celestes del estadio de Vélez. En el medio de niños, padres y abuelos, la zona parece liberada. El pánico se apodera de la tribuna de River y una estampida deja heridos por todos lados. Muchos más de los que se declaran después en los partes oficiales de la policía. Sucesión de imágenes de batallas en las que un bando quiere descargar su furia contra otro por conquistar el poder de Los Borrachos del Tablón, la barra brava millonaria. El fútbol, la excusa.

805849.jpg

Horas antes de ver como la tribuna ocupada por los hinchas de River se transformó en un campo de batalla donde hubo heridos de arma blanca y por golpes se escuchó el relato de una persona que congeló la sangre: “Vienen los “Pibes de Gonzalo” a copar la popular. Son los que antes respondían a Adrián y se enteraron que están los del Oeste. Dicen que los van a matar” . Poco después de un mediodía soleado, las ganas de disfrutar de un domingo se vieron amenazadas por las advertencias que llegaban desde los alrededores del Monumental. El terror se mudaba de cancha. La policía parecía no enterarse de lo que muchos sabían de antemano y aplicaba el derecho de admisión sobre algunos barrabravas, entre ellos Marcelo Martínez, alias Franky , y Martín Stambuli, alias el Turco , supuestos líderes de la Banda del Oeste .

Por enésima vez, dos facciones antagónicas se trenzaron en plena tribuna local de Vélez, donde River jugó de local por estar ocupado el Monumental con el Quilmes Rock. La Banda del Oeste , que últimamente no iba al estadio de Núñez, intentó adueñarse del control de la popular en Liniers, a donde llegó temprano y se quedó por unos minutos en la parte central de la tribuna. Pero al llegar la Banda de Gonzalo , que se adueñó del liderazgo en Los Borrachos del Tablón, tras el supuesto paso al costado que dio Adrián Rousseau tras el homicidio de Gonzalo Acro, los minutos se hicieron interminables. Sin su cúpula, los del Oeste quedaron atrapados en la zona superior rodeados por los que responden a los líderes actuales de la barra brava. Un joven de remera negra sufrió golpes y cayó escalón por escalón, casi sin poder sostenerse. Se transformó en el protagonista de una postal que los presentes no podrán olvidar por mucho tiempo.

3032008191242.jpg

En los minutos siguientes al enfrentamiento, con demasiada convicción y las ganas de cerrar todos los caminos posibles, un grupo de fornidos hinchas millonarios se ponía de espaldas al partido y comenzaba a dar indicaciones por teléfono a su gente, todos vestidos por recomendación de vaya a saber quién con las camisetas alternativas de River o con la casaca de los Pumas. Eran los nuevos lugartenientes de la barra y a los que poco les importaba los insultos de los plateístas (ver aparte). Caverna , Martín de Ramos y Joe eran los hombres fuerte de la feroz conquista. Un prolongamiento de la barbarie. Una particularidad: no había banderas grandes, de las que suele mostrar los violentos. ¿El motivo? Ninguno de los bandos quiso llevarlas para que no sean apropiadas como trofeos de guerra. A esa altura, cuando la exaltación era menor, fue muy difícil comprender cómo pudieron mantener una sangrienta pelea ante la pasividad policial, que se hizo presente con unos diez efectivos de infantería, pero que se marcharon enseguida como si nada hubiese pasado.
No fue el primer enfrentamiento, y seguramente tampoco será el último. La puja por el control de la barra brava de River, sin un liderazgo definido desde las ausencias de Adrián Rousseau y los hermanos Alan y William Schlenker, los antiguos jefes, sumó ayer un nuevo capítulo en la cancha de Vélez. La lucha por el poder y el botín que se reparten los violentos ahora la disputan las denominadas Banda de Gonzalo y Banda del Oeste, que tienen el beneplácito de diferentes sectores de la política del club para acceder a las entradas.

Los nuevos protagonistas de la feroz interna son viejos conocidos de la tribuna popular de River. La Banda de Gonzalo es un desprendimiento de la facción que antiguamente comandaba Adrián Rousseau y que tenía a Gonzalo Acro -murió el 9 de agosto de 2007, tras 24 horas de agonía, luego de recibir tres disparos- como lugarteniente. La aplicación del derecho de admisión que pesa sobre Rousseau determinó que el ex líder no sólo fuera perdiendo presencia, sino también predicamento sobre el resto de sus soldados . El barrabrava ya no merodea el Monumental y tampoco acompaña hasta las adyacencias de los estadios a quienes hace unos meses respondían a sus directivas. Modificó sus hábitos: dejó las canchas y se acercó a los autódromos. En San Rafael, Mendoza, participó el 2 de este mes en el Campeonato Argentino de Motociclismo.

La ausencia de Rousseau provocó que Caverna , Martín de Ramos y Joe , segundos en la línea de mando en los últimos tiempos, se constituyeran en los jefes visibles de la organización. Una particularidad distinguió durante el torneo Clausura a esta facción: sólo se hizo presente en el Monumental. Ahí, desplegaba todo su poderío. Llegaba con los tradicionales bombos, redoblantes y banderas, y manejaban la tribuna Sívori.

La fisonomía física de los componentes del grupo se asemeja a aquellos que integraban a Los Borrachos del Tablón en los tiempos en que Rousseau y los hermanos Schlenker eran los líderes. Cuerpos musculosos, trabajados en gimnasios y fortalecidos por complejos vitamínicos y anabólicos.

nenes-en-la-trifulca.jpg


La reaparición en escena de la Banda del Oeste se produjo tras el vacío de poder que se desató luego del enfrentamiento entre los grupos de Rousseau y los hermanos Schlenker. Esta facción tuvo cierto poder algunos años atrás, aunque fueron relegados y maltratados cuando quienes respondía a Rousseau empezaron a manejar la tribuna. El descontento por los pocos tickets que recibían y la supuesta afinidad con los hermanos Schlenker hizo que la tirantez de la relación fuera en aumento.

La Banda del Oeste es liderada por Martín Stambuli, conocido como el Turco del Oeste , que tiene como laderos a Marcelo Franky Martínez y Sebastián Líder Barraza. También cuenta con el apoyo de elementos violentos de la zona norte del Gran Buenos Aires. Este grupo intentó apoderarse del liderazgo de la barra brava el 10 de febrero último, cuando River se midió con Gimnasia y Esgrima, de Jujuy, en el Monumental. Pero se produjo una pelea en los descansos de las escaleras de la tribuna Sívori y la tentativa por tomar el control fracasó. El saldo de la refriega fue de dos heridos de arma blanca. Sin embargo, no claudicaron y siete días más tarde se hicieron presentes en Rosario, cuando los millonarios jugaron ante Newell s, en el Parque de la Independencia. Se movilizaron en tres micros, comieron en un parador de San Nicolás y, para evitar un choque con la policía santafecina, que los esperaba apostada con siete camionetas, aceptaron las requisas en el peaje de General Lagos.

La imposibilidad de acceder a un número importante de entradas para cuando el equipo juega en el Monumental hizo que desistieran de presenciar los partidos en Núñez. Ayer, y como River hizo de local en el estadio de Vélez, se adelantaron a sus rivales y se adueñaron del corazón de la tribuna. Pero la irrupción de la Banda de Gonzalo provocó la feroz pelea y reavivó la frenética y sangrienta lucha por el poder. Una contienda que también tiene un costado político, porque aunque faltan casi 21 meses para las próximas elecciones, los posibles candidatos, tanto del oficialismo como de la oposición, en lugar de seducir con propuestas a los verdaderos hinchas buscan el apoyo de los violentos. Y no dudan en colaborar.

Fuente: La Nación
Anuncios
31
Mar
08

La pelea según la prensa del mundo

El violento episodio fue reflejado por varios medios internacionales, que hicieron hincapié en la repetición de los hechos de violencia en el fútbol argentino.

“Otro domingo sangriento en Buenos Aires”, aseguró el diario El País, de España, que en su nota destacó que “el de ayer fue otro domingo en el que, además del balón, en Argentina corrió la sangre”.

“La policía manejaba desde hacía semanas informaciones de lo que iba a ocurrir, esta vez dentro de las filas del River Plate, y sus peores previsiones se cumplieron cuando las gradas del estadio del Vélez Sarsfield, en Buenos Aires, fueron el escenario de un salvaje enfrentamiento entre las dos facciones que disputan el control del grupo ultra del club”, precisó el periódico español.

805837.jpg

“En el guerracivilismo en que se hayan sumidas varias aficiones, el conflicto que se vive en el interior de la barra brava del River tiene unos tintes especialmente preocupantes para las autoridades, dado que se trata de una lucha sistemática en la que la presencia policial ya no sirve de intimidación. En el último año se han producido varios choques armados entre los dos grupos que luchan por controlarla”, agregó ’El País’, que le dedicó un amplio informe a la violencia de la barra ‘millonaria’.

“Con un estilo digno del hampa, el lugarteniente de uno de los cabecillas ha sido asesinado. En juego está el control sobre un presupuesto que, según informaciones, asciende tan sólo por venta de entradas gratuitas a 60.000 pesos mensuales (12.000 euros)”, indicó.

En tanto, el diario El Mundo tituló: “Otra noche violenta en el fútbol argentino”, en tanto que en su copete relató que “Los Borrachos del Tablón’ y ’La Banda del Oeste’ se enfrentaron antes de River-Arsenal”.

Además, recordó el triste presente de violencia que afecta al fútbol nacional: “En la pasada jornada, el partido entre Racing Club y San Lorenzo fue suspendido por lanzamiento de objetos al campo, mientras que hace dos semanas, el San Lorenzo-Vélez Sarsfield fue cancelado minutos antes del saque inicial por la muerte camino del estadio de un aficionado del equipo visitante”, precisó.

El diario deportivo ‘Marca’ también se hizo eco de la violencia dentro de la barra de River y le dedicó un espacio en la tapa de su edición de este lunes: “Un aficionado en coma y un herido por arma blanca en Argentina”.

En Uruguay, el periódico ‘El Observador’ repitió la información: “Otro incidente de los barras de River Plate”, tituló y relató que “los violentos se enfrentaron a golpes de puño, palos y cadenas, para disputarse el liderazgo de la tribuna, poco antes de iniciarse el encuentro entre Arsenal de Sarandí y River Plate, por la octava fecha del torneo Clausura 2008 de la primera división de fútbol”.

Por su parte, el diario ‘ABC Color’, de Paraguay, reflejó un cable de la agencia internacional ‘Reuters’, que resumió la octava fecha de la siguiente manera: “Ríver Plate pasó a liderar las posiciones del torneo Clausura al vencer ayer 1-0 a Arsenal, en una nueva jornada de violencia en el fútbol argentino, ensombrecido por un sangriento enfrentamiento entre grupos antagónicos de ’barras bravas’ del equipo local”.

Finalmente, ‘El Mercurio’, de Chile comentó que “la violenta interna en la barrabrava de River ya lleva más de un año, con diferentes episodios, siendo el más cruento el asesinato de Gonzalo Acro, uno de los referentes de ‘Los Borrachos del Tablón’”.

Fuente: La Nación
31
Mar
08

El blog en los foros en un día caliente

El blog de losborrachos citado en el Foro Ultra, comentado en la entrada “La situación argentina”:

el-blog-en-foroultra.jpg
 Paradójicamente en el foro de los bosteros pero posteado por un riverplatense:
foro-la-mitad1.jpg
Y en el Foro Monumental de La Página Millonaria:
 foro-monuemtnal.jpg
31
Mar
08

Será un hecho ligado al fútbol?

¿Quién se hace cargo de la batalla de Liniers? Porque semejante brutalidad, pocos minutos antes del partido y en las propios escalones de la tribuna local (ocupada ayer por los de River), obliga a que todos los “justificadores” se abstengan.

choques2.jpg

Nadie puede decir que es un hecho que no tiene nada que ver con el fútbol. El argumento derribado salvajemente por los barras de River, apenas 24 horas antes tuvo otro argumento derribado por esos portadores de un arma de fuego (¿se les puede decir delincuentes o tendrán permiso del Renar?). “Otro” hombre bajó de otro Duna blanco (como dicen que fue el que apareció por Perito Moreno y cruzó a los micros de Vélez hacia el Nuevo Gasómetro, hace dos semanas) y sacó un arma, pero tiró al aire. Esta vez, todos los que estaban cerca tuvieron la suerte o el destino que no tuvo el pibe Emanuel Alvarez.

Seguramente algunos, en este caso de La Plata (y quizás algún analista de la violencia de fútbol desde los escritorios y la retórica oportunista y vacía, analizando el hecho de Vélez) puedan mirar para otro lado y decir que no son casos “sociales” y no tienen que ver con el fútbol.

Los únicos que se hacen cargo de los temas que tienen que ver con el fútbol son los barrabravas, los únicos dueños del escenario, quienes controlan qué va a pasar y cuándo va a pasar. Y si ocurre que un fin de semana, como el anterior, nada pasa, es porque ellos decidieron que no se produzcan incidentes. Pero en el fondo, bien desde las sombras, observan y deciden qué hacer.

3032008191322.jpg

Ellos siguen estando ahí, urdiendo sus planes, sabiendo quiénes los defenderán si “caen” y quiénes los curarán si no pueden ir a un hospital público.

Ellos tienen recursos económicos y cercanías con el poder para salir o entrar en escena de acuerdo a sus necesidades o a las de los poderosos que los protegen.

Ellos son quienes controlan y alimentan o moderan la violencia. No están solos, obvio, porque todos aquellos con poder para combatirlos, que eligen los eufemismos que permiten cierto juego de palabras, también desarrollan una especie de violencia. No es explícitamente sangrienta como la de los facinerosos. Pero es, implícitamente, más brutal…

Fuente: Julio Marini para Clarín
31
Mar
08

Los descontrolados del tablón

Guerra sin fin. A las 15.20, llegaron seis micros por la Avenida Juan B. Justo con La Banda de Gonzalo, la nueva dueña de la barra de River, que tiene a la cabeza a los ex laderos de Adrián Rousseau, hoy apartado de la interna. Ya venían cantando contra los del Oeste porque sabían que los hombres del Turco Stambuli (quien no ingresó a la tribuna y se quedó en los alrededores del estadio) habían ocupado el sector central de la tribuna. Se agruparon y veinte minutos más tarde ingresaron a la popular sin pasar por ningún tipo de cacheo previo. Ahí desataron una guerra con navajas, facas y manoplas, mientras hinchas comunes corrían desesperados para no quedar en medio de la gresca. Los del Oeste, menos en cantidad, los esperaron sólo con cinturones como sus armas de defensa. Las imágenes fueron tremendas y de ellas se agarró la Federal para tratar de corregir sus errores, pidiéndoselas a los canales y a los fotógrafos para intentar detener a los responsables.

Quienes provocaron el ataque son hombres de la segunda línea de la barra. Los jefes —Joe, Caverna y Martín de Ramos— estaban por Floresta. Cerca de la estación de ese barrio porteño, la Policía logró detener a 15 barras que iban a su encuentro luego del partido y los derivó a la 44ª. “Tenemos confirmado que participaron de la pelea”, aseguró una fuente de la comisaría. También hubo otras detenciones a la salida, donde la Policía organizó cordones en las puertas de egreso para atrapar a quienes habían sido identificados por las imágenes de TV. En total lograron detener a 19 barras más, que fueron llevados a la 44ª. En ese operativo hubo incidentes, con corridas y forcejeos en los que también hubo dos policías heridos.

El quiebre

El cantito siempre fue sinónimo de fiesta, de bienvenida, de celebración. El “llegan Los Borrachos del Tablón, llegó la hinchada” se transformó en una marca registrada cada vez que aparecían los bombos, las banderas y el grueso de la hinchada, que festejaban y acompañaban todos los hinchas de River. Pero este nuevo capítulo en la interna de la barra marcó un quiebre entre la popular y la platea. Hartos de las peleas que perjudican al club y que, como pasó en Liniers, dejan en el medio a hinchas comunes (muchos acompañados por sus hijos), los plateístas reaccionaron en masa apenas comenzaron los ataques en la popular al grito de “hijos de puta, hijos de puta…”.

Esa manifestación espontánea desde ambos costados del estadio no terminó ahí. Siguió con un “soy de River, yo soy”, que contrastó con el “no son de River, la puta que lo parió”. Como si el Amalfitani fuera una especie de Plaza de Mayo, sólo faltaba que se hicieran escuchar las cacerolas para acompañar el “váyanse todos” que los plateístas les dedicaron a los dos bandos de la barrabrava que se peleaban a la vista de todo el estadio, mientras, por ejemplo, Juan Pablo Carrizo hacía la entrada en calor a un costado del arco que da a la popular local y sonaba Yesterday, de The Beatles.

La división entre los hinchas se prolongó durante el partido, ya que La Banda de Gonzalo copó el centro de la tribuna general, pero pocas veces encabezó los cantitos a favor del equipo. Sin bombos ni banderas, los barras –muchos con sus remeras manchadas con sangre– sólo cuidaron el lugar. Los hinchas que estaban a ambos costados de ese grupo sí motivaron las gritos, las canciones y el revoleo de camisetas al que se sumaron los plateístas, los mismos que trasladaron a los barras el pedido que alguna vez le hicieron a los políticos…

Resultados de la pelea

Treinta y ocho personas continuaban detenidas esta mañana, acusadas de haber participado participar en un nuevo capítulo en el choque por la supremacía en la barra brava de River Plate, que ayer dejó además siete heridos, dos de ellos policías. Entre los heridos, uno de ellos, Juan José Paz, de 39 años, se encontraba en grave estado en el Hospital Fernández, con politraumatismo de cráneo, asistido en terapia intensiva.

Fuentes policiales señalaron que en la comisaría 44º había 35 personas demoradas -28 mayores y siete menores-, cinco de ellas acusadas por el delito de “lesiones en riña”, una por tenencia de drogas y 29 por “atentado y resistencia a la autoridad”. Otros tres arrestados se encontraban en jurisdicción de la comisaría 43º, dos de los cuales estaban internados en el hospital Vélez Sarsfield: uno de nacionalidad paraguaya, de 35 años, y otro argentino, de 32.

Asimismo, se indicó que se dio de alta a los dos policías heridos que habían sido atendidos en el Hospital Churruca. La pelea entre barras de River dejó además a un hincha en estado “desesperante” con “traumatismo encefalocraneano grave y con posible fractura”.

Poncio Pilatos

La dirigencia de River aseguró hoy no ser responsable por los serios incidentes protagonizados por la barrabrava millonaria y le endilgó a la Policía Federal el no haber frenado la batalla en las tribunas. “Hemos hecho todo lo que nos pidió el Comité de Seguridad, la policía y Derechos de Admisión, pero en la tribuna no vi ni a uno de los ochocientos y pico de uniformados que pagó el club para la seguridad”, acusó hoy Domingo Díaz, vicepresidente tercero de la entidad de Núñez, en diálogo con Radio Global Station.

“La dirigencia repudia estos episodios pero la verdad es que no sabemos qué más se puede hacer para que no vuelvan a suceder”, sostuvo. Y agregó: “Además de contratar seguridad, colaboramos en todo lo que pudimos con derechos de admisión y, en estos momentos, cincuenta personas de la barra tienen prohibida la entrada, pero evidentemente detrás de esos cincuenta hay muchos más. Esto le da lugar a que Javier Castrilli para que diga lo que dice”.

Díaz admitió que la dirigencia no sabe qué medidas tomar pese a los reiterados hechos violentos con Los Borrachos del Tablón. “Todavía no me animo a hablar de medidas, pero algo tenemos que hacer para terminar con esta locura que perjudica al verdadero hincha de fútbol”, reconoció. Díaz dijo desconocer si algún dirigente del club se comunicó con la familia del herido grave. “Corre una versión de que un dirigente de River habló con la familia de uno de los hinchas heridos, que no sería barra, pero no puedo confirmarla”, concluyó.

portadaclarin.jpg portada1.jpg

Fuente: Clarín-Olé
31
Mar
08

Información encontrada

Había informaciones encontradas entre la policía, que se mantenía en informar sobre tres heridos y dos policías lesionados, y las fuentes de la sanidad. Pero también la diferencia radicaba sobre quién era el herido grave.

El director de Operaciones de la Policía Federal, comisario Roberto Palavecino, aseguró que el herido grave “no llegó a estar en la tribuna”.

Estaba en el pre cacheo, varios metros antes del último cacheo, sobre la avenida Juan B Justo, sufrió convulsiones, cayó y se golpeó la cabeza contra el asfalto y fue trasladado por una ambulancia de la empresa Vital”, aseguró Palavecino, luego ratificado por el jefe de prensa Walter Filomeno.

Crescenti aseguró, en tanto, que el herido grave al que se refería es el hombre que “muestran las cámaras de televisión en la tribuna, con remera negra y que tiene dificultades para respirar”.

“Ese hombre tenía otorragia, respiraba con músculos auxiliares, se lo trasladó al hospital Vélez Sarsfield, fue intubado y luego fue llevado al Fernández para someterlo a una tomografía computada para determinar si tiene fractura de cráneo”, había relatado Crescenti.

sin-titulo-1.jpg59869_original.jpg

31
Mar
08

Detalles de la pelea

Primero aguantó y se plantó:

30320081915161.jpg

Después cobró:

30320081913571.jpg

Así quedó:

choques1.jpg

Epa!!!!:

choques3b.jpg

Justo antes de rodar escalones abajo:

dscn6458-copiab.jpg




Pasaron por el blog desde el 23/8/07:

  • 4,325,724 visitas únicas
marzo 2008
L M X J V S D
« Feb   Abr »
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31