Archivo para 28 diciembre 2013

28
Dic
13

Rousseau, el líder que nunca se fue de los Borrachos del Tablón

El ex capo de la barra de River sigue conectado con la actual cúpula y está involucrado en la causa de la reventa de entradas, según informa el diario Olé.

De terror. Rousseau (camiseta de Los Pumas), William Schlenker (atrás, chaleco nike) y Acro (arriba, de musculosa) juntos, combatiendo en Paraguay, en 2006. Terminaron peleados y con Acro muerto. El símbolo de las internas entre barras.

Adrián Rousseau y Alan Schlenker lucharon mucho tiempo por el manejo de Los Borrachos del Tablón, hasta que diversas causas judiciales -el primero fue condenado a cadena perpetua por el crimen de Gonzalo Acro- los alejaron de la barra de River. Sin embargo, ese distanciamiento no fue tan así: según la nota que el periodista Gustavo Grabia escribió este viernes en Olé, Rousseau sigue conectado a la hinchada

¿Cuál es el origen de la información? A raíz de la reventa de entradas, un policía de la Metropolitana se infiltró en la barra y detalló cómo “el ex capo y actual corredor de motociclismo se reúne con quienes manejan a Los Borrachos monitoreando el tema de los tickets que salen por vía ilegal”. A eso se llegó por “pistas que surgían en las conversaciones de Martín Araujo, Matías Goñi y Guillermo Godoy, el trípode donde se asienta el poder de la tribuna Sívori”, donde se indicaba que las reuniones serían en una estación de servicio de Honduras y Juan B. Justo y en un lavadero de autos de La Pampa y Figueroa Alcorta. En este último lugar se reunirían antes del Superclásico en el Monumental.

Entonces, hasta allí fue un policía de civil “que hizo guardia y cerca de las 22 horas vio que ingresaba Adrián Rousseau en una Toyota Hilux”. Cuando salió fue a la confitería que está frente a River y retiró cosas que le acercaban dos personas que habían salido del club. Entonces, según el relato de Olé, regresó al lavadero para encontrarse con cuatro barras, que le rendían sobres mientras anotaba en un cuaderno números y nombres.

Como si hiciera falta mayor claridad, en la foja 287 del proceso judicial hay un informe del Comisionado Carlos Antonio Garaventa, del Area de Investigaciones de la Comuna 12 de la Metropolitana que dice: “El usuario Matías (por Goñi) y el usuario Martín (por Araujo) reciben y se comunican en reiteradas oportunidades con Hugo Adrián Rousseau, con quien mantienen conversaciones referentes a la reventa de entradas y manejo de las filiales del club River Plate, manifestando que se encontrarían personalmente en los locales denominados El Aguila y Manotas”.

Conocido por haber apoyado a Daniel Passarella en la anterior campaña para presidente, Rousseau apostó por un candidato que en la última elección salió perdedor. Las preguntas ahora apuntan a cómo hará Rodolfo D’Onofrío para cumplir con su eslogan de campaña de no pactar con los delincuentes. El panorama juega a su favor: los Borrachos tienen que afrontar el próximo año las causas por la apretada a Pezzotta en el partido de la Promoción con Belgrano de 2011 y un ataque con armas blancas a un representante de jugadores de Inferiores, a las que se suma esta investigación por la reventa.

24
Dic
13

Tribuna…l Sívori

ImagenLa Justicia les rechazó la probation al grupo de Rousseau y al de Hurlingham y así todas las facciones de Los Borrachos quedaron acorraladas en Tribunales.

Si hay una situación ideal para pelear contra la violencia en el fútbol, River la tiene al alcance de su mano. Sin haber hecho nada para conseguirlo, el club de Núñez puede tener descabezada a su barra. Y todo por obra de la Justicia. Ayer, en fallo dividido, el Tribunal Oral 15 rechazó la probation a Adrián Rousseau, Matías Goñi, Cristian Pineda y Carlos López, y decidió mandarlos a juicio por la batalla del playón, del 6/5/07, cuando tras un partido contra Independiente entraron al Monumental encapuchados y atacaron con armas blancas al grupo rival, dejando heridos gravísimos. Es más, mientras la causa llegó al Tribunal como lesiones graves, el fiscal Gustavo Gerlero estudia acusar por “tentativa de homicidio”, lo que pone en la picota a los cuatro acusados, ya que las penas por lesiones arrancan en un año de prisión, por lo que podrían ser de cumplimiento condicional, mientras que la tentativa tiene un piso de cuatro años, por lo que en caso de condena, van todos presos.

La idea del Tribunal es fijar el juicio para fin de año, lo que deja fuera de juego las apetencias de Rousseau de volver a tallar en la institución: el ex capo de la barra estaba moviendo sus fichas con dos candidatos de la oposición para armarles la fuerza de choque para las elecciones de diciembre. Pero con el juicio sobre su cabeza, el retorno parece casi imposible.

Al mismo tiempo, el Tribunal también les rechazó la probation por lesiones a los Patovicas de Hurlingham y a los del grupo del Oeste que se enfrentaron el 30/3/08 en Vélez. Por lo que estos también están fuera de carrera.

Y otro Tribunal, el 22, realizará en breve el juicio a la barra oficial, liderada por Martín Araujo. El capo actual de Los Borrachos, junto a Juan Carlos Leguizamón, Flavio Raguzzi, Hernán el Melli García y Sergio “Ale de Budge” Medina, irán al banquillo por las amenazas al árbitro Sergio Pezzotta, en el entretiempo del partido contra Belgrano, que mandó a River al descenso. El delito que se les imputa, amenazas coactivas en un evento deportivo, tiene pena de hasta dos años y ocho meses de prisión, por lo que las condenas no son de cumplimiento efectivo, pero sí contemplan la accesoria de prohibición de concurrencia a los estadios. Así, la cúpula de la barra quedaría fuera del Monumental. En ese juicio también está acusada gente muy vinculada al club ( ver Esto te pasa…) El cuarto bando que talla por el control de la Sívori también está en problemas judiciales. La banda de Palermo tiene a su cúpula presa por el crimen de Gonzalo Acro y sus integrantes residuales saben que cualquier movida los pondrá a ellos en la mira. Lo mismo ocurre con los hermanos Schlenker, que esperan la decisión de Cámara sobre sus condenas, y los barras de Zona Norte que los seguían. Así las cosas, si River quiere, este es el momento para sacarse a todos los violentos de encima. Pero, ¿quiere?

24
Dic
13

“Mi viejo los quiere conocer así ya arreglamos todo”

El textual de Emiliano Díaz en diálogo con Martín Araujo, capo de los Borrachos, revela la relación del cuerpo técnico, jugadores y dirigentes con la barra. Más escuchas explosivas…

Emiliano: Hola Martín, habla Emiliano.

-Martín: ¿Qué hacés, loco?

-Emiliano: Bien, ¿vos?

-Martín: acá, saliendo del banco. ¿Ya entrenaron?

-Emiliano: Sí, sí, tenemos que recuperar la onda. Escuchá, ¿vas a andar por Ezeiza mañana?

-Martín: Si está tranqui por la prensa, me mando.

-Emiliano: Mañana prensa no hay, así que venite y charlan un poco. Cortamos a las 12, ahí estamos libres.

-Martín: Listo, así hablamos con tu viejo, como te dije la otra vuelta, para conocerlo.

-Emiliano: Sí, mi viejo los quiere conocer, también, porque viste, así ya arreglamos todo.

-Martín: Olvidate, quedate tranquilo que mañana a las 12 estoy allá.

-Emiliano: Dale bestia. Abrazo.

-Martín: Abrazo.

Emiliano es Emiliano Díaz, el hijo del Pelado. Martín es Martín Araujo, el líder de Los Borrachos del Tablón. El diálogo que grabó la Secretaría de Inteligencia y escuchó el área de investigaciones de la Policía Metropolitana dura apenas 1,45 minutos. Parece nada. Es el tiempo que uno usa en lavarse los dientes. O, a veces, en dejar en claro la trama de relaciones que une a los barras con los cuerpos técnicos en la Argentina. De qué hablaron aquel día, sólo lo saben ellos. Qué tenían que arreglar, según palabras del propio Emiliano, algunos podrán suponerlo. Más si se tiene en cuenta que cuando el Pelado estaba fuera de River, la barra puso una bandera con su rostro y el de Angel Labruna para presionar por la vuelta. Más si se tiene en cuenta que apenas asumió, hay una escucha de diciembre de 2012 entre el ex dirigente Eduardo Rabuffetti y Araujo en la que el directivo le dice: “Vamos a llamarlo a Emiliano y decirle ‘los pibes de la barra se quieren juntar con vos, con tu viejo, para charlar un par de temas’. Y ahí nomás lo vamos a encarar, yo voy a tener los números de cuánto firmó el contrato”. A confesión de partes… Aunque también es cierto que en las últimas fechas de este flojísimo Inicial 2013, las voces de la Sívori alta no bramaron su apoyo al DT.

Como si fuera poco, hay otra escucha inserta en el CD número 12 de la causa, en la que queda claro que la barra se alojó en el hotel del plantel cuando River jugó en la Sudamericana contra Liga de Loja y allá Araujo se vio con Marcelo Escudero, el otro ayudante de campo de Ramón. De estas relaciones peligrosas está compuesto el fútbol argentino.

Pero el vínculo no es únicamente con el cuerpo técnico. En la causa también hay evidencias de un trato frecuente con el plantel. Y hasta de presionar a algunos players porque suponen que le están errando al arco para perjudicar al DT. Uno que lo sufrió fue Rodrigo Mora. En una de las intervenciones telefónicas queda claro que los seis referentes máximos de Los Borrachos se dieron una vueltita por Ezeiza después de que un jugador les avisara que algunos no se aguantaban más al DT. Y como River venía de sequía goleadora, apuntaron a los delanteros. La situación con el uruguayo, según cuentan, se puso tensa y Mora, demostrando garra charrúa, los terminó frenando. “¿Qué decís? Yo estoy siempre concentrado y si mañana hago un gol, no es porque vinieron ustedes, que les quede claro”. Lamentablemente, Mora no hizo goles y Ramón lo separó del plantel.

También hubo un toco y me voy con Teo Gutiérrez, aunque según se desprende de la causa, al diamante negro lo trataron con mayor delicadeza y el colombiano los hizo pasar de largo con una finta como si fueran defensores rivales. Claro que tras la apretada al plantel, después habrían pasado a ver a Ramón. Así, en una escucha del 31/10/13 entre el ex vocal de Aguilar, Diego Rodríguez, que seguía vinculado a la barra, y un tercero no identificado, Rodríguez le cuenta sobre la visita y después afirma: “Los dos que manejan se fueron a hablar con el técnico. Le dijeron ‘nos prometiste esto, arreglamos esto con tu hijo y aún no cumpliste’. Y el Negro les pidió la escupidera y que lo aguanten hasta diciembre”.

Otro caso que queda al descubierto es el de Trezeguet, quien ya había hecho público que tenía buena onda con la barra. En este caso, cuando le ponen el trapo de traidor el 2/12/12 frente a Lanús, el punta llama a Araujo para pedirle explicaciones y éste le dice que la barra no fue, que es un tema político y que si quiere, le averigua de dónde viene. Todo en un trato francamente demasiado cordial, el mismo que entre los barras aseguraban tener con el Pelado Almeyda.

Otro dato tremendamente explosivo salta también en ese partido y tiene que ver con la incentivación en el fútbol. Se definía el torneo inicial 2012 y en la fecha 18ª, River recibía a Lanús. El Granate peleaba el título con Vélez, que a la sazón terminaría campeón. Llegaba al Monumental dos puntos abajo del Fortín. El partido se jugó el 2/12/12 y River ganó 1-0, con gol de Mora. Al día siguiente, Matías Goñi llama a Araujo y se produce el siguiente diálogo.

-Goñi: ¿Sabés por qué ganaron ayer, boludo? Porque les bajaron 500 lucas, Martín.

-Araujo: Sí, sabía, me enteré ayer que les habían puesto una buena torta.

-Goñi: Bueno, loco, andá y pedile 200 lucas o que se pudra todo.

-Araujo: Hay que averiguar bien quién hizo la movida, ¿entendés? Eso es tema jugadores, ningún dirigente. Dejame ver.

¿Qué validez tiene este diálogo para ir contra el plantel, dado que la incentivación está penada en los reglamentos de la AFA? Ninguna, ya que es entre dos barras. Aun cuando en el rubro, este tema parece moneda corriente.

Lo que sí tiene validez judicial es el último tema que se desnuda en la causa sobre la relación barras, dirigentes, jugadores y representantes y que supera toda capacidad de asombro. Y tiene que ver con pibes de Inferiores que mete la barra en el semillero de Núñez. Cosas que siempre se suponen y que esta vez quedan constatadas en el proceso. Si usted es hincha de River, tome aire, mucho, siéntese, y lea lo que sigue entre el ex directivo Rabufetti, quien era el presidente del fútbol amateur, y el jefe de la barra.

Rabufetti: Ahí hablé con el que anota en AFA y le dije que tiene que volver a anotar al pibe que mandó el Ciruja ( NdR: es otro barra de primera línea). Le aclaré que a ese pibe lo habían pedido ustedes y le dije “fíchalo en AFA o vas a tener problemas”.

-Araujo: ¿Está todo bien entonces? -Rabufetti: Sí, le dije “sacá a cualquier otro pero a éste lo pidieron los pibes de arriba. Si ustedes quieren hacer alguna tramoya, meter algún jugador que es de ustedes es otro tema, pero a éste me lo pidieron los pibes y no me lo tocás”.

-Araujo: Perfecto, se la tiene que comer.

Este diálogo es sólo la punta de un iceberg, y de uno bastante grande. Porque también hablan de dos representantes de Inferiores que supuestamente les deben plata. A uno lo nombran como Pedrozo y podría ser Gustavo Pedrozo, que supo tener chicos de su representación en las Juveniles del Millo. Y en la escucha Rabuffeti le dice a Araujo: “Tengo todo el detalle, se llevó 164 lucas por los jugadores y ahí hay 60 lucas nuestras y se hace el otario. Tenía los cheques rechazados y yo hablé con Cuca y se los liberé. Y cobró y desapareció hace un mes. Un hijo de puta, si le dimos resarcimientos económicos de jugadores que ni representa, cobró 8.000 dólares por Casquete que no es de él. Y ya se había llevado otras cincuenta antes. Se hizo 250 lucas, nos tiene que traer 60. Ah, y con Sabbag ( NdR: por Pablo, el representante) algo vamos a tener que hacer, ganó millones con Ocampos y todavía no nos trajo nada. Esa rata… algo le vamos a tener que hacer”. La respuesta de Araujo es corta, pero contundente: “Está bien”. ¿Qué le irían a hacer? Eso, lector, imagíneselo usted.

 

fuente: olé
23
Dic
13

“Mientras esté Cristina, no nos pasa nada”

la resaka del tablonMatías Goñi, uno de los capos de la barra brava de River, desnuda su fuente de impunidad para manejar el negocio de la reventa con el club, la Policía y gente del poder. Siguen las revelaciones de una causa con muchas derivaciones.

Hay llamados. Risas nerviosas. Promesas de que acá no pasa nada y tensa espera. La causa por la reventa de entradas en River que engloba a dirigentes, barrabravas, policías y hombres del poder, tiene su día D: estalla o se plancha definitivamente a las 13.30 de este lunes 23 de diciembre. Hasta entonces, la Fiscalía de Saavedra, que pidió los allanamientos y las detenciones de, entre otros, Daniel Passarella y Diego Turnes, tiene tiempo para apelar el rechazo que el juez Fernando Caunedo impuso a la medida. Y la mayoría se come las uñas con el nerviosismo de no saber qué ocurrirá.

Extrañamente, quienes más tranquilos están son los capos de Los Borrachos del Tablón. Martín Araujo (Martín de Ramos), Guillermo Caverna Godoy, Matías Goñi y José Uequín preparan la mesa navideña como sabiendo de antemano que el partido ya está decidido y lo ganan por goleada. Tienen sus fundamentos: desde 2006 arrastran problemas con la Justicia que, insólitamente, caen o se postergan. Y ellos tienen su explicación. En medio de las escuchas que dieron origen a la causa más explosiva del año, en un diálogo entre Uequín y Goñi en el que el primero se muestra preocupado porque algunos policías quieren una parte mayor del negocio o caso contrario lo deschavarían, Goñi se ufana: “Yo no hablo con nadie de ellos. A mí me chupan la pija Conductas Delictivas, Eventos Deportivos (por las dependencias supuestamente antibarras de la Federal). Estuve una hora y media en Balcarce 50 (sede, sí, de la Casa Rosada) y vos me venís a hablar de estos pelotudos. Mientras esté Cristina Kirchner, me lo aseguraron hoy, no me pasa nada, ni a mí, ni a Guillermo, ni a Martín, ¿entendés?”. La charla podría ser un intento de Goñi de darse ínfulas de poder, pero que su celular rebote ese día en el horario indicado en la antena de Plaza de Mayo da que pensar. Más si se recuerda que Goñi presta servicios al kirchnerismo desde hace tiempo. En 2007 fue contratado para la Secretaría de Industria por orden de Guillermo Moreno, cuando ya estaba procesado por la Justicia por la gresca del playón (batalla de la barra el 6/5/07). De hecho, cuando fue a declarar al Tribunal Oral 15 y empezó el interrogatorio, paró en seco a los jueces con una frase impactante. “¿Qué hago? Yo respondo a Guillermo Moreno”, y con una mueca irónica pareció decir “¿tienen algo más que preguntarme?”.

Cierto es que hasta ahora no le ha ido mal con esas relaciones. La barra de River hizo muchos trabajos para el Gobierno, algunos que Olé ya contó en su momento, como meter gente en los actos, ganar la calle en momentos complicados o la movida contra el Grupo Clarín para sacarle el fútbol). Pero otras surgieron en más escuchas. Así, por ejemplo, el 22/3/13 Argentina recibía a Venezuela por las Eliminatorias. Mientras Sabella planificaba el partido, Goñi hablaba con alguien identificado como Miguel Calvete (¿el capo de la federación de supermercados chinos?) y se daba este diálogo: Calvete: -¿Podés hablar o estás enquilombado? -Goñi: Estoy en la secretaría haciendo algo para la jefa.

-Calvete: No me nombres, después pegame un toquecito y nos tomamos un cafecito.

-Goñi: Hoy imposible, porque viste…

-Calvete: Ah, sí, el partido.

-Goñi: Sí, tengo que meter dos banderas que me manda… –

Calvete: ¿El jefe (por Moreno)?

-Goñi: No, Cristina, más arriba por suerte.

-Calvete: ¡Mejor!

-Goñi: Tengo que ir a Olivos a buscar las cosas y de ahí a la cancha. Llamame el lunes.

En Olivos está la residencia presidencial. Dos horas después de este diálogo, la antena de Goñi impacta en esa zona del conurbano. Durante el partido, en las tribunas se vieron dos banderas. Una decía “Fuerza, Cristina”. La otra, “Hasta la victoria siempre Comandante Chávez”. Y según reportó al día siguiente el Sistema Bolivariano de Comunicación e Información en su página web y en la TV venezolana las banderas habían sido elaboradas por La Cámpora. Y mostradas, claro, por Los Borrachos del Tablón, cuya impunidad para hacer negocios ilegales a costa del club y los hinchas, que dejan un reguero de sangre y muerte, parece provenir del máximo poder del país.

22
Dic
13

Primeros interrogantes sobre D’Onofrio y Los Borrachos del Tablón

4ka2

Fernando Guarini es el 1er. vocal titular en la flamante Comisión Directiva del Club Atlético River Plate. Su diálogo tan distendido con el jefe de la barrabrava de la entidad de Nuñez, ‘Martín de Ramos’, nombre de guerra de Martín Araujo; y su estrecho colaborador, Matías Goñi, obliga a preguntarse si Rodolfo D’Onofrio ha comenzado a abandonar sus promesas de campaña.

La ‘barrabrava’ de River Plate es conocida como Los Borrachos del Tablón, malvivientes que han gozado de excepcionales beneficios en medio de la decadencia de José María Aguilar, ya decididamente apodado ‘JW’, y el lastimoso mandato de Daniel Passarella -encumbrado por la mayoría de los socios de River, no hay que olvidarlo-.
Los Borrachos del Tablón han tenido integrantes famosos en el club por sus capacidades para la riña: desde ‘He-Man’ (a fines de los ’80) hasta ‘el Viejo Walter’, desde ‘el Gallego Chofitol’ y ‘Balá’ (en los ’90), a ‘Luisito’Pereyra, ‘el Diariero’ (Edgar Butassi) y Ramón Barrios. Les sucedieron ‘el Monito’ Saldivia, ‘el Zapatero’ ‘el Turco del Oeste’.
Más tarde llegaron los tiempos de Alan Schenkler y Adrián Rousseau, el preferido tanto de Aguilar como de Passarella, dicen.
En aquellos días de Aguilar, su enlace con los ‘barrabravas’eran o Luis Gasulla (más tarde aliado de Antonio Caselli) oDiego Rodríguez (más tarde aliado de Rodolfo D’Onofrio, hermano de la actual ministra de Seguridad de la Nación,María Cecilia Rodríguez, novia de juventud del ex directivo de River, Daniel Bravo).
Hoy día es el tiempo de ‘Martín de Ramos’, ‘Joe’, ‘Caverna’ y el personaje que se exhibe en el paraavalanchas, ‘el Tano Beto’.
Precisamente es interesante una definición del ‘Tano Beto’: “Jefe es quien tiene relación con la dirigencia, la Policía.”
¿Por eso Alberto Martín Araujo -o sea ‘Martín de Ramos’– yMatías Goñi mantienen tan buena relación con el 1er. vocal titular de la nueva Comisión Directiva de River Plate, Fernando Guarini, de quien se dice que conoce muy bien al proveedor de material pirotécnico a los simpatizantes del club?
En la 2da. parte de los años ’90, en River Plate comenzó una importante protección de los‘barrabravas’ por los dirigentes del club, más tarde una extensa y sangrienta guerra entre‘barrabravas’ (que incluyó el asesinato entre ellos de Martín Gonzalo Acro), y en el capítulo siguiente una convivencia, casi una co-administración de las instalaciones de Nuñez.
Esto fue así porque tanto Aguilar como Passarella aceptaron como socios del club a numerosos‘barrabravas’, ignorando las listas de no admisión, y así legitimaron su presencia cotidiana, permanente (y rentada, obviamente) en River Plate.
Durante la reciente campaña proselitista, Rodolfo D’Onofrio hizo eje en que el amigo de Passarella era su rival, Antonio Caselli, y que éste también era el amigo de los ‘barrabravas’.
En días recientes se ha corroborado que así como Daniel Bravo avalaba a Caselli, el vicepresidente Diego Turnes mantenía una relación estrecha con D’Onofrio, y éste le agradeció públicamente su comportamiento al frente de la Junta Electoral, básicamente para que cesaran los silbidos a su amigo Turnes.
¿Y con la ‘barrabrava’ qué pasa? El diálogo estrecho dentro de las instalaciones del club obliga a preguntarse acerca del alcance de las promesas de campaña de D’Onofrio.
La relación entre los dirigentes y los ‘barrabras’, quienes se creen dueños del club, en parte porque ya son socios, es un enorme problema de la Asociación del Fútbol Argentino.
La dramática cruzada de Javier Cantero en el Club Atlético Independiente, y la ausencia de acciones solidarias con Cantero de parte de la mayoría de los directivos de entidades colegas, desnudó una situación enfermiza en el deporte multitudinario subsidiado por el Estado.
Luego comenzó el descalabro en Boca Juniors, donde la investigación, que roza a su directivo a cargo de la seguridad deportiva, el fiscal federal Carlos Stornelli, aún no ha terminado.
Ese es un buen punto: ¿cómo el Estado aceptó subsidiar al fútbol profesional argentino sin imponerle condiciones muy estrictas, por ejemplo en lo que se refiere a los ‘barrabravas’? Es cierto que la respuesta es fácil: porque el Estado K había promovido una sociedad civil sin fines de lucro con los ‘barrabravas’ para así obtener apoyo político en los estadios, y hasta los había premiado facilitándoles a muchos de ellos el traslado al Mundial Sudáfrica 2010.
Los dirigentes del fútbol argentino se quejan de que no consiguen ingresos suficientes de un negocio que debería resultar un entretenimiento familiar. No hay entretenimiento familiar posible con ‘barrabravas’ dentro de los estadios y frecuentando los clubes.
Ya que D’Onofrio tiene tantos proyectos ambiciosos para River Plate, debería comenzar por precisar cuál es el vínculo que tendrá con los ‘barrabravas’ del club.
fuente: urgente24
22
Dic
13

Escuchas que queman

Olé accedió a los contactos que dejan pegados a dirigentes, barras, epleados y gente de Top Show. Así se manejó la reventa del canje de entradas, los recitales y las cámaras de seguridad durante la gestión de Passarella.

ESCUCHA 1

Semana del superclásico

Eduardo Rabufetti (ex vocal) – Daniel Passarella (ex presidente)

ER: -¿Viste Dani la fiesta que hice? Metí siete micros, 10.000 afiches. Los de Caselli me querían correr porque arregló con Rousseau. Tienen un quilombo conmigo, yo tengo 100 pibes en los quinchos ahora. Si vienen la van a pasar mal.

DP: -Espectacular.

ER: -Además hice una bandera que dice “Distacio coimero”, y donde está la S dice el signo pesos.

DP: -(Risas…) ¡Qué bueno! Qué bueno la verdad.

ER: -Si ganamos, se acabaron las elecciones, nos vemos en la cancha.

DP: -Dale, abrazo.

ESCUCHA 2

Recital de Madonna

Martín Araujo (barra) – Matías Goñi (barra)

MA: -Che, ¿cómo fue al final la altura del coso del último día?

MG: -Tenemos 19 de Fran, 3.000 del Pelado son 22, el Bolsa me dio seis son 28, tres lucas más del uruguayo son 31.000 pesos, 1.200 de Nacho y sacamos 21.000 del acceso vip. Son 53 lucas.

MA: Ibamos a sacar 50 para cada uno pero viste, la otra vez que vino hizo cinco estadios y ahora estaba difícil.

MG: -Sí, sí, pero tranqui porque el partido de Mar del Plata con Boca es de Ticketek y ahí nos salen 1500 populares. Igual, por ahora acordate, son 26.500 para cada uno. Te veo en la semana y liquidamos el tema.

MA: -Dale.

ESCUCHA 3

Canje River-Boca

Rabufetti (ex vocal) – Passarella (ex presidente)

ER: -Dani, necesito que me habilites rápido las mías, toda esa gente que te bancó que fue al acto.

DP: -A ver el listado. Tenés 510, tranquilo, ya está habilitado.

ER: -Necesito algo más.

DP: -Te puedo dar 10 más de San Martín, con estacionamiento.

ER: -Genial. ¿Bravo te pidió 1.400?

DP: -Sí, pero le habilité 800. Porque me dice que es leal, aunque hay que cuidarse porque se dice que se va con Caselli. Si hace eso, nunca más.

ESCUCHA 4

Mensaje de texto

M. Araujo (barra) – Diego Turnes (ex vice presidente)

MA: -Diego, ¿estás en el club?

DT: -Sí.

MA: -Te lo mando a Mati a buscar, acordate que ya es jueves.

ESCUCHA 5

Canje River y palcos

A. Montinero (Top Show) – M. Goñi (barra)

AM: -Mati, tuvimos un problema con la lista: muchos de los que pillamos entraban en el sistema y les salía que ya tenían asignado ticket y están haciendo quilombo en Twitter, Facebook…

MG: -Qué boludos, yo les pedí que me den bien.

AM: -Controlá la lista, boludo, que va a explotar la bomba.

MG: -Olvidate, ahora voy al club y cambiamos a todos por los de las provincias, saco el pen drive nuevo y listo.

ESCUCHA 6

Canje River y palcos (parte II)

NN (empleado del club) – M. Goñi (barra)

NN: -Tenemos un quilombo con 450 que también son de ustedes.

MG: -Los de Top Show se mandaron un moco porque no las pisaron.

NN: Nos tenemos que sentar y armar un nuevo listado más consistente para no tener este quilombo todos los domingos.

MG: -70.000 socios pusieron el usuario. Dejá 35.000 libres y de los otros 35.000 hacé la lista pilla y pisame 1.500.

NN: -Listo, dale. Hoy te doy 500: 100 San Martín, 100 Belgrano y 300 popus, y mañana pasá a buscar el resto. No levantes la perdiz que lo hacemos de camuza. Lo sabe Diego, lo saben ustedes, García, Poggi y yo, nadie más.

MG: -Olvidate.

NN: -Lo mismo con los palcos. No saben que las dos empresas de turismo son ustedes. Lo que saben son Poggi, Diego, Mancusi y yo. Passarella y el bobo creen que son empresas de turismo.

ESCUCHA 7

Facturas truchas

E. Rabufetti (ex vocal) – NN (¿?)

ER: -Vos si te preguntan por la guita para la fiesta, la movida, los afiches y eso decí que yo conseguí sponsors. Porque si ven la caja…

NN: -Sí, tranquilo.

ER: -Después yo consigo unas facturas y se compensa, ¿ok?

ESCUCHA 8

Cámaras de seguridad

M. Araujo (barra) – R. Canatelli (empleado)

MA: -Che, tenemos que meter todo eso y estamos al tanto de que hay revuelo.

RC: -Vení boludo, trae todo lo que necesitan para mañana que yo hago correr las cámaras. Pero hacelo lo más rápido posible.

MA: -Dale, nos vemos en la puerta Maratón.

ESCUCHA 9

Cerveza para los recitales

M. Araujo (barra) – Oscar (empleado)

MA: -Che, Oscar, necesito un lugar para meter las latas que tenga acceso directo al campo.

O: -No hay problema, yo tengo las llaves de la ofi que está debajo de la tribuna.

MA: -Mirá que lo que necesito seguro, que es mucho alcohol y mucha guita después.

O: -Las llaves las tengo yo, traelo cuando quieras y lo laburan con los pibes tranquilos.

22
Dic
13

Se acabó la joda

Passarella, Turnes, otros ex dirigentes, cuatro barras, dos policías y el hermano de la Ministra de Justicia tienen hasta pedido de detención por la reventa de entradas a partir del canje. Es una causa que el fiscal Campagnoli investiga desde hace un año y medio.

El 23/6/12, River se jugaba el ascenso a Primera contra Almirante Brown en el Monumental. Guillermo F., socio y abonado de la San Martín media, fue soñando con dar la vuelta junto a su hijo y su pareja, también abonados. Pero se encontró con que uno de los asientos que le pertenecía, estaba ocupado. Cuando reclamó, el hincha que estaba en dicha butaca sacó su entrada de protocolo, comprada en la reventa. Tenía misma fila, mismo asiento. Todo podría haber quedado en una simple anécdota, pero cuando Guillermo F. reclamó a las autoridades, lo ningunearon y lo patotearon. Entonces, dos días después decidió hacer la denuncia judicial por estafa. Quizás él no lo sabía pero estaba dando comienzo a la mayor causa por defraudaciones y estafas por reventa de entradas que engloba a barrabravas, dirigentes, policías y hombres ligados al Gobierno. Una bomba mucho mayor que la que explotó en Boca a mediados de año y que llevó ahora al fiscal José María Campagnoli a pedir el allanamiento del club, de los domicilios particulares y las detenciones de Daniel Passarella, Diego Turnes, Gustavo Poggi, ex responsable del área de socios, Eduardo Rabufetti, ex vocal ligado al Kaiser, Andrés Montinero, gerente de Top Show (empresa encargada de hacer el canje de entradas de socios), los oficiales Alejandro Rivaud, ex capo de la división barras de la Federal, y Alejandro Hayet, hijo del ex jefe de Asuntos Internos de la Federal, y los capos barras Martín Araujo, Guillermo Godoy, Matías Goñi y José Uequín. Sí, tremendo. Pero pidió algo más que, al parecer, selló su suerte: la detención de un ex hombre de Aguilar que según el fiscal continuó ligado a la maniobra y se llama Diego Rodríguez. ¿Quién es? El hermano de la actual Ministra de Seguridad de la Nación. Desde ese momento, la SIDE le retaceó información, el Gobierno impulsó su suspensión como fiscal y el juez de la causa, Fernando Caunedo, pisó el freno y paró los allanamientos y detenciones. Mañana se cumple el plazo para apelar esa decisión y también mañana se decide si reincorporan o no a Campagnoli a su rol. La ex dirigencia de River sabe que su futuro depende de este movimiento clave.

Las constancias de la causa, que cuenta con tres cuerpos y 494 fojas, tiene pruebas espeluznantes sobre la movida de la reventa y cómo River defraudaba a sus propios asociados en beneficio de un negocio que se repartían barras y dirigentes. Según se pudo establecer por escuchas telefónicas, seguimientos personalizados y oficiales de la Metropolitana infiltrados en la barra, la maniobra consistiría en que el registro de socios que estaba a cargo de Gustavo Poggi entregaba un pen drive con datos de más de 10.000 socios que habitualmente no concurren al estadio y los tickets que les corresponden: en vez de entrar al circuito de canje vía web, iban directamente a manos de la barra. Para esto, el empleado de Top Show hacía un registro ficticio como si el canje efectivamente se hubiese concretado. Y entre martes y jueves, Goñi, Araujo o Godoy pasaban a buscarlos por una oficina del club: cuando allí la cuestión se ponía complicada, se reunían en un lavadero de autos de la avenida Libertador llamado Manotas o en una estación de servicio de Juan B. Justo y Nicaragua.

Una vez que los capos de Los Borrachos tenían las entradas, las comercializaban por dos vías: Mercado Libre, por Internet, cuyo manejo quedaba al mando de José Uequín, alias Bolsa de Papas, y por una oficina vip ubicada en un edificio de la calle Carlos Pellegrini 27, pleno microcentro; y los días de partido en las cercanías del Monumental, donde contaban con un ejército de 57 revendedores, todos ya identificados, que recibían los tickets en los quinchos del club y el estacionamiento y tenían también una oficina sui generis en la calle Ricchieri, a tres cuadras del Monumental, pegada a la iglesia del lugar. Como para lavar sus pecados.

Para darse una idea del negocio, en una escucha Matías Goñi, número tres de la barra y hombre del ex secretario de Comercio, Guillermo Moreno, admite haber ganado sólo para él 66.000 pesos en el último superclásico y otros 53.000 en el recital de Madonna. Por algo, aun cuando sólo tiene como trabajo ser empleado de rango bajo en la Secretaría de Industria, maneja una camioneta Dodge valuada en medio millón de pesos. Y así el resto de la barra. Araujo, el capo, posee un Chevrolet Cruze.

Según se determinó tras un año y medio de investigación, refrendado por Campagnoli y su secretario, Guido Sassoli, los barras manejaban entradas para las tribunas San Martín, Centenario, Sívori y Belgrano alta. Y aunque parezca insólito, también tienen (¿seguirán teniéndolos?) dos palcos bajo la fachada de una empresa trucha de turismo. Así queda al descubierto en la siguiente escucha entre Goñi y un alto dirigente aún no identificado, donde éste le dice: “Ojo con los palcos, que los armamos por esa empresa de turismo. Passarella y el bobo creen eso, la verdad la sabemos ustedes, Diego (¿será Turnes?), Poggi, Mancusi (ex protesorero) y yo. Vení al club a buscar eso y también 100 de San Martín, 100 de Belgrano, 300 popus y mañana te doy el saldo”. ¿A quienes metían en los palcos? Según se deduce de otras intervenciones telefónicas, a extranjeros que pagaban 300 dólares per cápita y también a gente del poder. Así, en otra escucha, del 22/3/13, los barras hablan de meter a un juez federal fanático de River ahí “porque después cuando hay algún problema, si te puede dar una mano, te la da”, y le dice a su interlocutor que le diga al magistrado “que te dé foto 4×4 y fotocopia de la primera y segunda hoja del documento y los hacemos socios a los pendejos” (en alusión a los dos hijos del juez).

La intervención de la dirigencia y de la empresa Top Show (contratada para manejar el canje) queda más en evidencia cuando por un error, meten como canjeadas para la barra entradas para socios que habitualmente iban a la cancha: estos explotaban ya que al entrar al sistema de canje, les aparecía que ya habían hecho el trámite. El estallido se producía vía redes sociales. Así, Molinero, de Top Show, le avisa a Goñi: “Muchos de los que pillamos entran al sistema y están generando un ruido tremendo. Controlá eso, boludo, porque va a explotar la bomba, ¿entendés?”. Ahí Goñi habla con alguien de River que le dice: “Venite al club y nos sentamos y armamos un listado más consistente con los socios de provincias, así no tenemos quilombo todos los domingos”. Dos días después, Goñi se ufana de tener “el nuevo pen drive”.

La plata que se mueve es tal (se habla de medio millón como si nada) que para blanquearla después en el circuito legal, los barras compran propiedades a refaccionar por medio de una sociedad anónima de testaferros para venderlas después ya recicladas. En el medio, se sobrefacturan los trabajos para justificar el dinero. Increíble.

Tanto Araujo como Godoy, Goñi y Uequín, capos de la barra, tienen cientos de escuchas comprometedoras. ¿Usted se pregunta por los dirigentes? Turnes, por ejemplo, tiene mensajes de texto arreglando reuniones con los barras para “pasar a buscar eso, acordate que ya es jueves”; lo mismo Rabuffetti, quien además acepta que usa dinero de la caja del club que luego justificaría con facturas apócrifas. ¿Y Passarella? Tiene escuchas donde justifica el uso de dinero del club para su campaña política: él mismo habilita para el superclásico con Boca 1.310 entradas para que no vayan al canje y sí a manos del ex secretario Daniel Bravo y el ex vocal Rabuffetti, y, en lo que termina siendo el escándalo mayor, está filmado por la Policía reuniéndose en el restaurante Happening el 14/11/13 con Marcelo Fígoli, el dueño de Top Show, y… sí, Matías Goñi, el hombre de la barra que negocia las entradas, que tiene los contactos políticos de alto nivel y cuyo estándar de vida demuestra que armar una sociedad con directivos y policías para revender entradas en perjuicio de los socios y verdaderos hinchas de River es un negocio fenomenal que alguien, algún día, debe parar.

fuente: olé



Pasaron por el blog desde el 23/8/07:

  • 4,298,560 visitas únicas
diciembre 2013
L M X J V S D
« Nov   Feb »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031