Posts Tagged ‘barrabravas

08
Dic
09

El juicio por el crimen de Acro, sin un juez

El Poder Ejecutivo aceptó hoy la renuncia presentada por uno de los tres integrantes del tribunal, Ricardo José Galli.

Según el decreto 1.891, publicado hoy en el Boletín Oficial, la dimisión se hará efectiva el 1º de enero próximo.

Galli integra el Tribunal Oral Nº 15 junto con sus colegas Elena Do Pico Farell y Héctor Grieten, y ya tuvo experiencia en juicios con barras bravas de River.

El 6 de octubre pasado absolvió al líder de uno de los grupos, Adrián Rousseau, en una causa por disturbios en enero de 2006 tras un partido por Copa Libertadores disputado en el Estadio Monumental.

El juicio oral por el crimen de Acro aún no tiene fecha fijada pero fuentes judiciales estimaron que podría realizarse en el segundo semestre de 2010.

La Cámara de Casación deberá designar interinamente a un juez de otro tribunal para reemplazar a Galli en los juicios orales que deba llevar a cabo, incluido -probablemente- el del crimen de Acro, ocurrido en la noche del 6 de agosto de 2007 en el barrio porteño de Villa Urquiza en el marco de una presunta interna entre barras de River.

En ese expediente hay cinco imputados, entre ellos los hermanos Alan y William Schlenker, y un prófugo.

El decreto de aceptación de la renuncia del juez Galli fue firmado por la presidente, Cristina Kirchner, y el ministro de Justicia, Julio Alak.

Fuente: infobae.com
Anuncios
19
Dic
08

La violencia en los estadios

Por: Felipe Guerra García

Vándalos, pandilleros desalmados, contaminados por el odio y el desprecio, infiltrados entre las barras y grupos de animación, están dominando los estadios a fuerza de violencia desplazando y alejando de los escenarios a los auténticos aficionados al fútbol.

El balompié es el deporte de más influencia que atrae a las grandes masas, pero desgraciadamente, al seguidor, simpatizante o aficionado, este deporte no lo invita al autocontrol.

Por como está concebido, no es el deporte en sí, ni quienes lo practican, lo que induce al fanático a la violencia.

violencia-futbol

El fútbol, inexplicablemente, es el deporte en el que el público resulta ser más susceptible al cambio radical de su estado de ánimo en función al desarrollo del partido y al resultado.

En segundos el “aficionado”, deformado en fanático, cambia drásticamente su estado de ánimo y su carácter: alegría, tristeza, impotencia, frustración, coraje, se va tornando agresivo y el cúmulo de reacciones adversas e inclusive positivas, provocan la histeria estallando la violencia.

Desdichadamente estas reacciones del individuo no son casos aislados, tampoco en lo individual. Se registran en grupos, entre la multitud que asiste a espectáculos deportivos y las pasiones se desbordan con más facilidad en el fútbol soccer.

La violencia es más común en muchos de los estadios de fútbol soccer en el mundo, donde imperan las barras bravas, donde los fanáticos generalmente con sus arengas, le dan el toque de la agresividad verbal hacia el equipo rival, hacia los fans contrarios desatándose el duelo de la palabra al hecho, suscitándose batallas campales con resultados en muchos casos trágicos.

El más reciente fue el 11 de mayo del 2008 en el Estadio El Campin, durante el juego de liga del fútbol colombiano entre el Independiente Santa Fe y América de Cali en Bogotá.

Un seguidor del Independiente, Edixon Andrés Garzón de 20 años, murió apuñalado a manos de fanáticos del América; otro hincha del mismo equipo, Jasón Ruiz, fue agredido y lanzado desde las gradas al siguiente nivel por sus propios compañeros de la barra, siendo hospitalizado en estado grave.

En el mismo evento las barras provocaron una batalla campal, se enfrentaron a la policía; otros del Independiente invadieron la cancha para agredir al árbitro Fernando Paneso quien, durante el juego, había decretado un penal y expulsó a dos jugadores del Santa Fe, por lo cual lo culparon de que ganara el América de Cali 5 a 2.

Saldo: un muerto, 24 heridos, dos de gravedad, decenas de detenidos y para el colmo de todos los males, hay que agregar las absurdas “medidas drásticas” que tomaron las autoridades.

En los medios de comunicación colombiana informaron que el alcalde de Bogotá, Luis Eduardo Garzón quien, tras “condenar” los trágicos acontecimientos, advirtió que “si las barras bravas no se hacen una auto depuración, si no dan plena confianza, les prohibiremos la entrada al estadio.

Otro absurdo. Sabas Pretelt, Ministro de Interior y Justicia, “sentenció”: “O cambian su comportamiento o los vamos a sacar de los estadios”.

Ante tanta blandura seguramente las barras se han de haber reído de las autoridades con el “uuuy que miedo, mira como tiemblo”.

¿Qué esperan? ¿Otra desgracia mayor? ¿No bastó la muerte de un hincha y los heridos para tomar acción directa, drástica y castigar a las barras por los crímenes cometidos?

¿No ha sido suficiente con lo acontecido en mayo del 2004, con la muerte de un fanático del Júnior al enfrentar a la policía, las cinco personas seguidoras del América de Cali, asesinadas en el estadio El Campin, también el año pasado?

barra_tapa

Hay motivos de sobra para prohibir el ingreso de las barras por largo tiempo. Les faltó valor a la autoridad, ha sido mucha la tolerancia y ante la impunidad, sigue la violencia.

A lo largo de la historia del fútbol, en todo el mundo se han registrado hechos sangrientos en los estadios en sus alrededores, iniciado primero por los hooligans en Inglaterra cundiendo el mal ejemplo en Europa, Asia, Medio Oriente, África y América Latina.

En México también se han registrado hechos sangrientos como el del trágico Túnel 29 del Estadio Olímpico México 68, donde murieron aplastados 7 aficionados y más de 70 resultaron heridos durante el encuentro por el título del fútbol mexicano entre Pumas –América en mayo 27 de 1985, consecuencia de sobre cupo.

Se han registrado choques, en algunos casos con saldo de heridos y detenidos, entre las diferentes barras del América, de las Chivas, de los Pumas, de Tigres, Rayados, Santos, del Pachuca entre otros seguidores de varios equipos y siguen sin disciplinarse.

De los muchos casos trágicos en el mundo a lo largo de los años citamos algunos.

El de la Copa Inglesa en 1946, recién terminada la II Guerra Mundial, se registró el primer hecho sangriento más notorio por tratarse en un evento deportivo, fue durante el juego entre el Wanderers y el Bolton, con saldo de 33 muertos y más de 400 heridos.

En América del Sur, en Lima, Perú causó conmoción mundial la tragedia por la muerte de más 300 aficionados a raíz de los tumultos registrados durante el partido entre las selecciones de Argentina y Perú el 24 de mayo de 1964.

En Grecia, el ocho de febrero de 1981, durante el cotejo entre el AEK Atenas y Olympiacos, 21 personas murieron y 50 resultaron heridos al provocarse el pánico entre los aficionados que trataban de escapar de un incidente por un acceso cuyas puertas estaban cerradas.

Una tribuna de madera del estadio Bradford en Inglaterra se incendió provocando la muerte de 52 aficionados y alrededor de 75 aficionados resultaron con graves quemaduras.

Durante la final de la Eurocopa en Bruselas, el 29 de mayo de 1985, 39 aficionados murieron y más de 400 resultaron heridos en el Estadio Heysel ante la avalancha de aficionados que se arremolinaron sobre los barandales del segundo nivel derribando parte de las gradas.

Por disturbios en las gradas que causó pánico, el 12 de marzo de 1988, murieron 70 aficionados en el estadio Katmandú en Nepal; en otro hecho, 40 aficionados murieron y 50 resultaron heridos en Suráfrica como consecuencia de una batalla campal entre hinchas de Orlando Pirates y Káiser Chiefs el 13 de enero de 1991.

La policía de Harare, durante el juego entre Zimbabwe y Sudáfrica por la clasificación para el Mundial de Francia, lanzó gases lacrimógenos para disolver una reyerta entre aficionados en las gradas con saldo de 12 muertos y cientos de heridos por el pánico provocado.

La historia de actos vandálicos, disturbios dentro y fuera de los estadios alrededor del mundo es interminable y en estos se han visto involucrados directamente los fanáticos y las autoridades, indirectamente los futbolistas, árbitros, federativos y medios de comunicación, quienes en conjunto han sido incapaces de prevenir y controlar la violencia en los estadios.

Fuente: http://www.noticias.com (Colombia)

24
Jul
08

Pidió disculpas a tiempo

El ministro de Justicia, Aníbal Fernández, aceptó el pedido de disculpas del abogado Juan Manuel Lugones, vinculado con entidades que combaten la violencia en el fútbol, quien estuvo a punto de ir a juicio por haber dicho que en el Ministerio del Interior estaban contratados barras bravas de River.Según revelaron a DyN fuentes judiciales, poco antes del inicio previsto del juicio, el 23 de junio pasado, Lugones presentó un pedido de disculpas a Fernández, en el marco del proceso por “injurias” que estaba en ciernes.

En 2004, Lugones había denunciado ante la Justicia que en el Registro Nacional de las Personas trabajaban barras bravas de River, en una causa que quedó radicada ante el juzgado de instrucción número cuatro, por entonces a cargo del juez Mariano Bergés.

El abogado había aportado los nombres de ocho supuestos barras bravas de River, entre ellos Martín Stambuli, quien según información que se desprende de la investigación de otros episodios vinculados con la barra brava de River, podría tener algún tipo de relación con “La banda del Oeste”, una de las facciones de Los borrachos del tablón”.

Lugones dijo, en una entrevista periodística, que los supuestos barras bravas “en ocasiones actuaron como grupo de choque, por ejemplo en la visita de Carlos Menem a la Feria del Libro en 1998, o fueron usados para dirimir la interna del PJ de la Capital o como disciplinadores de otros trabajadores en el Registro”.

Aníbal Fernández consideró que esas expresiones fueron injuriosas e inició la querella, que finalmente no llegó a juicio oral por el pedido de disculpas del querellado.

Fuente: Dyn
09
Jul
08

Sentados y sin paraavalanchas?

El tres de septiembre del 2003, tres días después de los incidentes producidos en la Bombonera en el Boca–Chacarita que dio origen a una megacausa judicial, la Subsecretaría de Seguridad en Espectáculos Futbolísticos al mando de Javier Castrilli estableció una serie de puntos que debía cumplir la AFA para ordenar la actividad. Entre ellas estaba instalar butacas en forma progresiva en los estadios de Capital con capacidad mayor a 15.000 espectadores (único ámbito donde Castrilli tiene injerencia) para que al 31/12/07 todos estuvieran sentados. A fin del año ante la falta de concreción, la medida se prorrogó por seis meses pero ahora el Sheriff dijo basta: sentate o andate. Aunque con una particularidad: fuentes de la Subsef admitieron que si los clubes meten asientos en la mitad de los lugares que aún faltan, le dejarán completar lo que resta a fin de año. Y como el promedio de butacas en los estadios es de 80%, se estima que quedará un 10% sin ellas. Y quién irá ahí La barra, claro, el último bastión al que los dirigentes le quieren sacar poder.


“El ideal es 100% sentados, porque está comprobado que la gente reacciona distinto estando parada o sentada. No es sólo por confort, sino también por seguridad. Y es mentira que la gente quiere estar de a pie: en la tercer bandeja local de Boca, al principio hubo resistencia y hoy están todos sentados”,
dice Castrilli.

En los clubes la medida no cayó bien, pero admiten que no tienen salida. Aunque el Sheriff apunta: Sólo vinieron a hablar por el tema Savino y Babington, de San Lorenzo y Huracán. Después no digan que no les avisamos .

Quizá lo más polémico sea permitir un 10% sin butacas donde va la barra. Los clubes aún quieren darles ese territorio. Pero los vamos cercando. El próximo paso será sacar los paraavalanchas.
Yo no vine a administrar una crisis, si no a cambiar conductas. Y para eso modificar la infraestructura es clave. Y es mentira que la reducción de la capacidad sea un impedimento para hacerlo: en Primera, en promedio y salvo en partidos clave, el nivel de ocupación está en 50% (18.660 espectadores). Así que no hay excusas: o ponen las butacas o no les habilito la cancha . Palabra de Sheriff.

Fuente: Olé
08
Jul
08

Repercusiones del Congreso Barra

Indignación

La reunión de más de 100 barras de 27 clubes que se reunieron en el buffet de Platense para acordar un plan antiviolencia en los estadios, ya generó asombros y rechazos. La presidenta de la organización no gubernamental Familiares de Víctimas de la Violencia en el Fútbol (FAVIFA), Liliana García, le dijo ayer a Clarín: “Se trata de un bochorno que las mismas personas que generan violencia, que dañan, sean las mismas que de repente son quienes tienen la solución a mano”. Y agregó: “No se puede negociar con la vida de las personas. El único acuerdo que hacen los barras es de silencio”. El hijo de Liliana, Daniel García, fue asesinado tras el partido entre Argentina y Chile, en Paysandú, Uruguay, por la Copa América de 1995.

Mientras tanto, el abogado de FAVIFA, Juan Manuel Lugones, denunció un “pacto de impunidad y de garantía del manejo de la caja de cada club” por parte de los barras bravas.

El encuentro entre los barras fue organizado por la Asociación Civil Nuevo Horizonte para el Mundo, la misma que solventó el viaje de la barra de Independiente a la Copa América de Venezuela. En la reunión, sucedida el miércoles, los barras (entre los que no estuvieron los líderes de Boca y River) sugirieron un acuerdo para evitar la violencia en las canchas y a cambio plantean algunos requerimientos: que se amplíe el cupo también para los visitantes en la máxima categoría y el regreso del público visitante en los partidos del Ascenso. No sólo eso, van por mucho más: pretenden ser quienes prevengan, una suerte de seguridad privada en el medio de la tribuna (ver recuadro). También ofrecen hacer una lista con cada barra identificado y prometen ser intolerantes con quienes comentan un delito.

Según le comentó Lugones a la agencia DyN, la reunión de barras es para “dividir las áreas de saqueo en cada club, con la lógica de entender que si hay violencia, la trascendencia y el repudio público pone en peligro el negocio de todos”. Y añadió: “Manejar la barra de cada club implica manejar el botín. Nada dicen sobre si dejarán de revender entradas, de manejar los estacionamientos, de vender cosas debajo de la bandera y de apretar a sus propios jugadores y técnicos”.

Además, Lugones se pronunció a favor de la aplicación del derecho de admisión en lugar de, como pretenden, otorgarles el control de la seguridad interna durante los partidos. “Solamente aplicando el derecho de admisión y con decisión política de los dirigentes y las autoridades se los puede eliminar”, sentenció.

Mónica Nizzardo, responsable de la ONG Salvemos al Fútbol, indicó ante Clarín: “Ellos (los barras) se pueden reunir y hacer lo que quieran, pero el estado no se puede convertir en cómplice. Quieren actuar como preventores civiles y se agarran de esas dos palabras. Está claro que no lo hacen por la pasión de los colores sino por el dinero”.

“Es una barbaridad desde cualquier lugar que se lo analice”, señaló al respecto Liliana García, sin que le falte razón.

Se viene el segundo congreso barra

Los cabecillas de unas 30 barrabravas volverán a reunirse bajo un mismo techo el mes próximo y en un lugar a confirmar. Pese a que la primera reunión, ocurrida el último martes en el buffet del club Platense, despertó rechazos de todo tipo, la ONG Nuevo Horizonte para el Mundo, promotora de la movida, tiene planeado un nuevo encuentro para dentro de no más de 30 días. “La fecha todavía no está confirmada, pero vamos a seguir haciendo estas reuniones para establecer pautas de convivencia que tienen que ver con ajustar las conductas a derecho y respetar las normas que rigen los espectáculos deportivos”, dijo Fabiana Rubeo, titular de la ONG, a Clarín.

-El tema es que están transando con los violentos.

-Nada que ver. Nosotros queremos que se transformen en líderes positivos. Vamos a seguir adelante porque no estamos haciendo ninguna actividad ilícita.

¿Cuál es el objetivo de las reuniones? Acordar un plan antiviolencia en las canchas y, a consecuencia de ello, conseguir otros objetivos: que los hinchas visitantes puedan volver al Ascenso, que en Primera se amplíe el cupo del 50 por ciento para los visitantes y que a los barras se les permita una curiosa metamorfosis: pasar de violentos a preventores de la seguridad remunerados, auxiliando a la policía en los ingresos y egresos, retirando las banderas de los lugares prohibidos y controlando que no haya robos, entre otras acciones.

Para ello, la ONG propone blanquear a los barras para que estén identificados y que sean ellos mismos los encargados de entregar a la policía a quienes cometan desmanes. En un país organizado, esa tarea sería competencia del Estado. Por eso, no son pocos los que aseguran que, al margen de sus supuestas buenas intenciones, la ONG resulta funcional a grupos que viven del fútbol a través de distintas fuentes de financiación (entradas, estacionamientos, pases de jugadores) y que suelen contar con el aval de no pocos políticos.

Un mal necesario

Quienes creen que los barrabravas no sólo viven sino que también hacen alarde del halo de impunidad que los rodea tienen un nuevo motivo para reafirmar su teoría.

Somos un mal necesario“, sentenció Fabián Giannota, el líder de la barra de Estudiantes. La frase de Giannota no hace más que blanquear una vez más lo que los violentos creen de sí mismos. ¿Qué pensarán las autoridades del CoProSeDe, el organismo encargado de la seguridad en las canchas bonaerenses? ¿Y el Gobierno nacional, cuyo proyecto contra la violencia en el fútbol duerme desde hace dos años y tres meses en el Senado?

Giannota es uno de los más de 100 barras de 30 clubes que el 17 de junio se reunieron en el buffet de Platense para firmar la paz en las canchas. “Fue un pacto. El folclore no es cagarse a trompadas afuera sino divertirse adentro de la cancha, donde ahí sí nos podemos putear. Esa fue la idea, y si se logra eso le va a molestar mucho a mucha gente, y a la Policía le va a molestar mucho porque viven gracias a las barras“, aseveró el barra en diálogo con la FM Cielo, de La Plata.

Fernando Torugo Núñez, uno de los jefes de la barra de Gimnasia y Esgrima La Plata, también habló por la misma radio con el tono de quien se siente poco menos que intocable. “La reunión fue por una cuestión de buena onda, y a muchos no les conviene que querramos hacer las cosas bien.”

A Núñez no le gusta que se lo defina como uno de los jefes de la barra, condición que ostenta junto a Cristian El Volador Camilieri. “Soy uno de los referentes porque hace 25 años que voy a la cancha. Para mí, la palabra barrabrava no va. Somos hinchas fanáticos, gente humilde que no tiene plata para pagar.”

Según publicó Olé en noviembre de 2006, Núñez y Camilieri llegaron a viajar en el mismo avión que el plantel cuando Gimnasia visitó a Fluminense por la Copa Sudamericana de ese año. Por esa y muchas otras razones, los barras hacen un culto de la impunidad que los cobija.

Chocolate por la noticia

La frase pronunciada por el jefe de la barra de Estudiantes, Fabián Giannota, pegó fuerte entre quienes luchan contra la violencia en el fútbol. “Somos un mal necesario”, sentenció Giannota por FM Cielo de La Plata. A consecuencia de los dichos del barra, reproducidos ayer por Clarín, la Justicia decidió actuar de oficio para investigar “la posible comisión de delitos de acción pública”.

¿Qué sospecha la Justicia? Que podría haber una suerte de connivencia entre la Policía y los barras, lo que se conoce como “seguridad negra”. Es que la ONG Nuevo Horizonte para el Mundo impulsa un programa para que los barras se conviertan en preventores de la seguridad remunerados y colaboren con la Policía.

El fiscal que decidió llevar adelante la investigación es Marcelo Romero, quien está a cargo de la Unidad Fiscal de Investigaciones Nº 6 de La Plata. Romero es el mismo que no logró encontrar pruebas contundentes para incriminar a los barras de Gimnasia cuando amenazaron a sus jugadores con armas de fuego para que se dejaran ganar con Boca, en 2006, con el objetivo de no favorecer a Estudiantes, que igual obtuvo el Apertura de ese año.

Para investigar el caso, Romero también se basará en declaraciones realizadas por Fernando Torugo Núñez, uno de los cabecillas de la barra de Gimnasia.

Fuente: Clarín
26
Jun
08

Según aguilar no hay más barras

En cuanto a los barrabravas, Aguilar dijo: “Ahora en River no hay barras en el club, es público y notorio que no quedan más”. Además, comentó: “En los quinchos hubo una refriega muy dura, en el corazón de nuestra casa. Un lugar donde van 5 mil personas por día, pero por suerte no hubo heridos graves”.

Fuente: Télam
04
Jun
08

Encuesta de Olé del 11/8/2007




Pasaron por el blog desde el 23/8/07:

  • 4,325,724 visitas únicas
diciembre 2017
L M X J V S D
« Jul    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031