Posts Tagged ‘adrian riousseau

22
Jul
15

La segunda muerte de Gonzalo Acro…

Testigos que se desdicen, capobarras que no recuerdan nada y pruebas que el Tribunal no toma, marcan el nuevo juicio por el crimen del hincha que de esta forma camina hacia la impunidad.

gonza14La Justicia está muy cuestionada por estos días. Y no hace falta analizar qué ocurre con las grandes denuncias por corrupción para ver el deterioro de uno de los pilares de la democracia. Con sólo espiar las causas contra los barras, basta y sobra. El segundo juicio por el crimen de Gonzalo Acro es una prueba de lo que se está viviendo. ¿Por qué hay otro proceso sobre este caso que conmovió a la sociedad? Porque en su momento, uno de los acusados, Sergio el Pelado Piñeiro, tuvo una crisis nerviosa y zafó a mitad del juicio, y el otro, Matías Kevin Kraft, estaba prófugo. En el primer pleito terminaron en 2011 condenados a prisión perpetua los hermanos Alan y William Schlenker, como instigadores, y Ariel Colo Luna, Ruben Oveja Pintos y Pablo Cuca Girón como co-autores. Y diez años se llevó Maximiliano Pluto Lococo por partícipr secundario. Pero insólitamente, ese fallo sigue pendiente de resolución por la Cámara de Casación, por lo que el Tribunal que está al frente del caso Acro 2, decidió que la sentencia no se podía usar como prueba. Hasta ahí, todo bien, salvo por un detalle: también consideraron que los testimonios producidos en el primer juicio no tenían validez, por lo que todos debían declarar de nuevo.

En ese marco, la de ayer era la jornada clave ya que iba a declarar toda la cúpula actual de la barra y la gente más cercana a Acro. Pero a contramano de lo que se esperaba, varios de ellos terminaron favoreciendo a los imputados. El que más alivió su situación fue Kevin Kraft, ya que salvo por una declaración de Rousseau que lo sindicó como nexo entre los Schlenker y Palermo en el marco de una declaración donde hasta tuvo el tupé de decir que no era barra ni conocía a ninguno, el resto lo desligó del caso con el punto más alto de Matías Goñi, quien afirmó “todo River sabe que es inocente”, contradiciendo por completo lo dicho en el juicio anterior que, se repite, ahora no vale.

En el caso de Piñeiro, si bien Godoy y Araujo mantuvieron que Toddy Videla lo había involucrado en el crimen, éste, rarísimo, se presentó espontáneamente (no estaba citado) y lo negó, por lo que también le dejó una sonrisa al final de la jornada. Las lágrimas, claro, quedaron para el lado de la verdad y la justicia.

Anuncios
12
Abr
11

Declaró Adrián

Adrián Rousseau, sindicado líder de la facción de la de a la que pertenecía Gonzalo Acro cuando fue asesinado en 2007, en Villa Urquiza, declaró este martes en el juicio por el caso y apuntó contra Alan Schlenker, de los siete imputados.

“Gonzalo le dijo a Matías: ´si me pasa algo fue Alan´”, aseguró el testigo ante el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 15 porteño respecto de lo que le contó antes del crimen Matías Goñi, quien, a su vez, era como un “hermano” de la víctima.

Rousseau, con una remera roja de mangas cortas y un pantalón de jean negro, se retiró cerca de las 17.45 de los tribunales acompañado de su abogado Ignacio Irurzún y sin hacer declaraciones a la prensa.

El testigo relató que se enteró de la muerte de Acro por un llamado del actual jefe de la barra, Guillermo “Caverna” Godoy, y que al llegar al Hospital Pirovano quiso comunicarse con Alan. “Quería insultarlo porque tenía una sospecha de que lo que le había pasado a Gonzalo tenía que ver con todo ese grupo, Pintos, Luna, Girón, Lococo. Alan era el que llevaba a ese grupo, era el jefe según el comentario de todo el mundo”, expresó.

La referencia fue a Pablo “Cucaracha” Girón, Rubén “Oveja” Pintos y Ariel “El Colo” Luna, quien junto a Sergio “Pelado” Piñeyro fueron acusados de estar en el lugar de los hechos y Luna de el autor material del asesinato. En tanto, Martín “Pluto” Lococo y Alan y William Schlenker están sospechados de ser los autores intelectuales del crimen.

Rousseau comenzó su declaración con mucha reticencia y contestando “no sé” ante preguntas de respuestas obvias vinculadas a su en la barra de River. “Hasta que hubo problemas no me enteré de la existencia de ‘Los Borrachos del Tablón'”, dijo en referencia a la muerte de Acro.

Luego dijo que era “la de River” pero por lo que se sabe “de público conocimiento”. “Un grupo sectorizado de la popular”, definió a la barra, y dijo “yo estaba ahí”. Pero cuando se le preguntó si él era un referente de la barra contestó: “Yo no me considero nada”.

La postura de Rousseau llegó al que el presidente del Tribunal, Héctor Grieben, le dijo “no conteste algo que no es la verdad”, a lo que el testigo le respondió “no tengo por qué mentir”.

Acro fue asesinado la noche del 6 de agosto de 2007 cuando salía de un de Villa Urquiza con Osvaldo Matera, también barra de River, quien señaló a Luna como el autor de los disparos.

Adrián Rousseau, indicado como líder de la facción de la barra brava de River a la que pertenecía Gonzalo Acro, declaró como testigo en el juicio que se les sigue a siete miembros de la otra hinchada millonaria por el asesinato del joven en 2007.

Trascendió que durante su alegato, afirmó: “no conozco a los borrachos del tablón”, y al retirarse de Tribunales no realizó declaraciones.

Antes de ingresar, su abogado, Mariano Irurzun, explicó que se le solicitó al tribual que se limite al interrogatorio por este caso, para que su defendido no corra el riesgo de incriminarse en otras causas en las que sí está imputado.

Se espera un día clave en el juicio que se sigue para esclarecer el asesinato de Martín Gonzalo Acro, ocurrido en agosto de 2007, a la salida de un gimnasio de Villa Urquiza.

Hoy comparecieron ante el Tribunal Oral en lo Criminal Nº15 nueve testigos más entre los que resalta el ex jefe de Los Borrachos del Tablón, Adrián Rosseau. Antes de la interna que partió la barra en dos, Adrián, junto a Alan y William Schlenker eran los tres líderes de la barra Millonaria.

Luego del Mundial 2006, en Alemania, todo se rompió, dicen que por un “vuelto” que habría quedado de lo recaudado para ir a la cita mundialista, producto de, entre otras cosas reventa de los recitales de U2 (2006) y Rolling Stones (2005) , antes del Mundial.

La cuestión es que al regreso de Alemania todo se quebró y los hermanos Schlenker fueron por su lado y Adrián por el suyo. A este último grupo pertenecía Gonzalo Acro. Incluso, algunos conocedores de la interna Millonaria aseguran que a Acro se lo quiso asustar para enviarle un mensaje a Adrián, pero Acro terminó asesinado y todo empeoró.

Se espera que sus dichos certifiquen la relación entre los hermanos Schlenker y el Colo Luna, principal imputado –y cada vez más complicado- por el crimen, ya que él habría sido el autor material de los disparos.

Además de Rosseau (cuyo nombre sigue vinculado a negocios turbios en Núñez) declararán ocho testigos más, entre los que se destaca la palabra de Laura Viñas, ex pareja de Acro, quien podrá confirmar la relación de su pareja con la barra.

“Alan era la cabeza, el que llevaba a ese grupo a la cancha, según comentarios de la gente”, agregó en la reducida sala de los Tribunales de Lavalle y Libertad.

Rousseau relató que antes lo sentía a Alan Schlenker como “un hermano, un amigo íntimo”, y que tras la “Batalla de los quinchos”, donde las facciones se enfrentaron en las inmediaciones de la cancha el 11 de febrero de 2007, la amistad entre ellos se terminó y se convirtió en una “enemistad”.

Si bien Rousseau no abundó en detalles de por qué se quebró la amistado con Alan Schlenker, dijo que fue cuando éste lo fue a buscar para pegarle en aquel incidente de febrero de 2007 por motivos que aseguró desconocer.

Sobre Acro dijo que tenían “una relación de amistad” y que tras ser asesinado él intentó comunicarse con Alan “para insultarlo porque pienso que lo que le pasó a Gonzalo tenía que ver con todo ese grupo”, en referencia a los demás imputados: Wiliam Schlenker, Pablo “Cucaracha” Girón, Sergio “Pelado” Piñeyro, Ariel “Colo” Luna, Martín “Pluto” Lococo y Rubén “Oveja”Pintos.

“Era obvio que ellos estaban armados, hay que ver el prontuario que tiene cada uno”, dijo sobre ese grupo, quienes según la investigación integraban la denominada “Banda de Palermo” en la hinchada.

Antes del asesinato de Acro, el 6 de agosto de 2007 en Villa Urquiza, Rousseau recordó que le balearon su domicilio unos desconocidos y que incluso fue víctima del robo de unos 10 mil dólares.

“Yo estaba en un gimnasio a unas diez cuadras cuando pasó lo de Gonzalo”, recordó Rousseau, quien mencionó que ese día a las ocho había hablado con la víctima y acordaron ir a cenar horas más tarde, cuando ocurrió el crimen.

El ex líder de “Los Borrachos del Tablón” dijo que un amigo de Acro le avisó de la balacera, un tal Guillermo Godoy, quien ahora es sindicado como líder de la barra brava de River Plate.

Ante varias preguntas de las partes sobre si él era un “referente” de la hinchada, Rousseau dijo: “no me considero nada”, y dijo que desde el incidente de los quinchos, en febrero de 2007, nunca más fue a la cancha de River.

En el juicio, caracterizado por la presencia de una fuerte custodia, todos los imputados mantuvieron la mirada atenta a Rousseau, pero más aún los hermanos William y Alan Schlenker, quienes permanentemente le sugerían preguntas a sus respectivos abogados para que ellos se la formularan al testigo.

fuente: minutouno.com, diarioshow, 26noticias
07
Oct
10

Anularon el procesamiento contra Adrián

La sala cuarta de la Cámara del Crimen anuló el procesamiento del barrabrava de River Plate Adrián Rousseau en la causa que se lo investiga por la denominada “Batalla del Playón”, ocurrida en 2007 como parte de la disputa por el liderazgo de “Los Borrachos del Tablón”.

Fuentes judiciales confirmaron que los camaristas resolvieron anular su procesamiento porque, al ser indagado, no se le detallaron puntualmente los hechos que se le imputaban. Rousseau está acusado por la “instigación, promoción o facilitación de la formación de grupos destinados a cometer delitos”. En primera instancia el juez de instrucción Alejandro Cilleruello había procesado a Rousseau pero los camaristas Alberto Seijas, Carlos González y Marcelo Lucini, anularon esa medida al entender que se había afectado el derecho de defensa del “barrabrava”. En ese sentido los magistrados explicaron que al tomarse declaración indagatoria en la instancia anterior, se debió efectuar una “descripción detallada del hecho con el fin de preservar el derecho de defensa”, lo que, a criterio de los camaristas, no habría ocurrido. “No cubre tal exigencia la frase ‘sostener grupos que infringen el régimen penal y contravencional para la prevención y represión de la violencia en los espectáculos deportivos, reflejándose su intervención a través del ejercicio de la instigación, promoción o facilitación de la formación de esos grupos’”, indicaron los camaristas. Explicaron que la imputación debe contener “la descripción precisa de la conducta que constituye el objeto de reproche” motivo por el cual, indicaron las fuentes, el juez Cilleruello deberá volver a indagar a Rousseau.

 

fuente: télam
16
Sep
09

Es un jardín de Infantería

Un video con imágenes borrosas del inicio de una pelea y posterior retirada de la barra, pero que no contiene el desarrollo de la misma y por ende, las instantáneas que podrían condenarlo. Un subcomisario que estuvo años en la 51, con jurisdicción en River, que declara no conocer al jefe de Los Borrachos del Tablón porque a él “siempre le daban a custodiar la tribuna visitante”. Un oficial de Infantería que afirma no saber por qué acusó al imputado en primera instancia, ya que ahora no recuerda nada. Así de insólitos fueron algunos de los momentos vividos en el inicio del juicio a Adrián Rousseau por daño, resistencia a la autoridad, lesiones leves e instigación a cometer delito. Al finalizar la jornada, la sensación que quedó es que la Justicia poco puede hacer si las fuerzas de seguridad no colaboran. Y aunque el fiscal Gustavo Gerlero encontró algunas hendijas para acusarlo por la instigación (que contempla pena de hasta seis años de prisión), salvo que tenga un as en la manga, la carga probatoria no parece tener la robustez suficiente.
roussea4002578
El hecho que llevó a juicio al ex jefe de Los Borrachos sucedió el 26/1/06 tras el partido contra Oriente Petrolero por la Libertadores, cuando la barra se peleó con Infantería que se metió a proteger a dos hinchas a quienes les estaban pegando “porque supuestamente eran infiltrados de Boca”, según el subinspector Matías López Bohigas, quién dijo que el líder de la trifulca se parecía algo a Rousseau, pero no podía certificarlo porque era de noche y estaba oscuro.

En este tono fueron la mayoría de las declaraciones de un caso que tuvo primero como imputado a Alan Schlenker y después viró hacia Rousseau cuando los oficiales declararon que se habían confundido el nombre del agresor, aunque no su apariencia, que era de pelo negro y tez trigueña. Claro que en el juicio, la mayoría empezó a flaquear. Como el oficial Fabián Fernández, que en la instrucción había declarado que Adrián manejaba al grupo y en el juicio se contradijo punto por punto hasta vaciar de contenido su acusación.

Eso sí, todos coincidían que quien parecía el jefe de los violentos tenía un arma metálica, situación de poder sobre el resto, vestía remera amarilla y sus rasgos físicos se podrían asemejar a los de Rousseau. Ahí, entonces, apareció el bendito video pero era de tan mala calidad que fue imposible apreciarle el rostro al barra de amarillo. A esa altura, Adrián ya había decidido no declarar. Para qué, si su defensa ya la habían ejercido tantos otros.

Fuente: Olé
16
Sep
09

Juicio a Adrián: día 1

704270El ex jefe de la barra de River Plate Adrián Rousseau se negó a declarar ayer, en el primer día del juicio oral y público en el que está acusado por su presunta participación en un enfrentamiento con la Policía Federal tras un partido entre el equipo de Núñez y Oriente Petrolero, de Bolivia, en enero de 2006 por la Copa Libertadores de América.

“Por el momento, no”, respondió Rousseau cuando el Tribunal Oral número 15, integrado por los jueces Elena Do Pico Farrell, Héctor Grieben y Ricardo Galli, le preguntó si iba a prestar declaración indagatoria.

Hoy se completó el primer día de juicio, en el que declararon los testigos previstos y el Tribunal dispuso que el próximo jueves 24 a las 10.30 el fiscal Gustavo Gerlero y el abogado de Rousseau, Ignacio Irurzun, hagan sus alegatos, para luego dar a conocer el veredicto.

Vestido con camisa de jean celeste, pantalón y zapatos negros, y gruesas pulseras y anillos plateados, Rousseau permaneció toda la audiencia sentado junto a su defensor, en el octavo piso del edificio judicial de Lavalle 1171, donde se lleva a cabo el juicio oral.

El ex barra brava de River sólo cambió su posición para observar un corto video de la noche de los hechos, el 26 de enero de 2006, cuando presuntamente el grupo conocido como “Los Borrachos del Tablón” se enfrentó con la Guardia de Infantería que había intervenido para proteger a dos personas que estaban siendo agredidas.

Esos dos agredidos fueron identificados por “unos 50 hinchas de River” como “dos infiltrados de la barra brava de Boca”, según relató un testigo policía, el subinspector Matías López Bohigas, quien resultó herido en aquella “trifulca”, tal cual la definió.

La primera audiencia del juicio arrojó más confusión que claridad: Rousseau está acusado por “instigación a formar grupos destinados acometer delitos”, “resistencia o desobediencia a funcionario público en cargado de la tutela del orden” y “destruyere o de cualquier modo dañare una cosa mueble o inmueble”, siempre en el marco de espectáculos deportivos.

Pero de la declaración del comisario Rogelio Pizzi y de López Bohigas poco pudo avanzarse sobre esas figuras, ya que recordaban parcialmente los hechos y las filmaciones que fueron exhibidas no captaron el momento de la reyerta.

López Bohigas, incluso, recordó haber visto a Rousseau -a quien identificó con un relato por momentos errático- como quien “hacía ademanes para que se acercaran o alejaran”. Pero preguntado concretamente sobre si tuvo participación activa en la pelea, respondió: “No puedo decir que lo haya visto decirle a alguien que agrediera a otro”.

Lo mismo sostuvieron los oficiales del Grupo de Infantería Javier Fernández y Luis Cuervo, también heridos en el hecho, quienes afirmaron que había una persona que lideraba el grupo y daba órdenes. Uno de ellos sostuvo que esa persona les decía al resto: “Vamos a hacer el aguante”.

Los policías identificaron a esa persona como “musculoso”, de “pelo corto” y que vestía una remera amarrilla pero no pudieron confirmar si era Rousseau. “Fue todo muy rápido”, declaró Cuervo y Fernández señaló que “no se veía bien porque había poca luz”.

En rigor, toda la estrategia defensista se basó en objetar el reconocimiento del acusado, de igual contextura que Schlenker pero de tez morena y no rubia, como aquellos.

“No puedo hablar de la cara, porque era de noche, pero sí que era un morocho de contextura fornida que hacía ademanes alentando, parando y guiando a la gente que tenía detrás”, declaró el subinspector López, quien resultó herido en el cuello con un valla metálica arrojada por las barras.

“Uno de los que los guiaba tenía remera amarilla, de contextura grande y llevaba un resorte extensible y después me dijeron que era Rousseau”, dijo Marcelo Galarza, otro de los efectivos de infantería que declaró ante el Tribunal Oral Criminal 15 (TOC15.) En cambio, el comisario Rogelio Prizzi, que se desempeñaba en la comisaría 51 y esa noche comanda el servicio de seguridad, sólo admitió que “a Rousseau se lo mencionaba como jefe pero yo no lo vi”.

Por otra parte, Marcelo Ayala, técnico en imagen, declaró que a través del video no se puede identificar la identidad de ninguno de los barras que allí aparece porque al acercar la imagen se pierde nitidez para reconocerlos a través de sus rostros.

El hecho, conocido como “La batalla de Oriente Petrolero”, ocurrió el 26 de enero de 2006 tras el partido de Copa Libertadores en el que River goleó 6 a 0 al equipo boliviano cuando un grupo de la barra brava se enfrentó con la Guardia de Infantería.

El tribunal que llevará a cabo el juicio es el mismo que tiene previsto juzgar al grupo de la barra brava antagónico al de Rousseau, el de los hermanos Alan y William Schlenker (sobreseido en esta causa), por el asesinato de Gonzalo Acro.

Fuente: DyN, Télam
03
Abr
09

River es como un espejo

Muchos ven que la pelea que hoy vive la barrabrava de Boca se parece a una remake de la que sufrió la de River hace casi dos años y que derivó en la muerte de Martín Gonzalo Acro y el posterior cambio de mando ante la salida de los por entonces líderes, Alan Schlenker y Adrián Rousseau.

Los que conocen ambas barras aseguran que en realidad el botín es más grande en Boca que en River. Desde bien adentro de la Policía Federal  explicaron: “En Boca estuvieron siempre más organizados. Estaba en su momento la Fundación número 12 y Rafa Di Zeo dijo varias veces que él tenía el teléfono de los que manejan el poder“. Lo seguro es que en Boca, además de las entradas, el estacionamiento, y los viajes, el manejo de los turistas deseosos de visitar La Bombonera fue siempre gran parte del negocio.

645780

Alan Schlenker y Rousseau manejaron la barrabrava de River desde 2002 y durante casi 5 años. La pelea entre ellos empezó a darse a la hora de repartir los lugares para ir el Mundial 2006. Esos lugares llegaron con la venía –dinero y forma de solventar el viaje mediante entrega de entradas y merchandising de la Selección para llevar a Alemania–, de altos poderes políticos y del club. Y hoy ese tema ya quedó de lado y no se investiga, porque el crimen de Martín Gonzalo Acro desvió la atención.

El 11 de febrero de 2007 la unión se terminó de romper y William Schlenker, hermano de Alan, y Gonzalo Acro, mano derecha de Adrián, se trompearon en la denominada Batalla de Los Quinchos que desató la guerra en la que no faltaron armas blancas y de fuego. Todo siguió en La Batalla del Playón, en La del Supermercado, y en varios hechos aislados, como la balacera que se dio en casa de Rousseau. Y su punto más fuerte fue el 7 de agosto cuando en Villa Urquiza emboscaron a Acro a la salida de un gimnasio y lo asesinaron a sangre fría.

Después de ese episodio todo cambió en la barra de River. Alan y William terminaron presos, hoy siguen en esa condición a la espera del juicio oral. Y varios barras de La Banda de Palermo, siempre vinculada a los hermanos Schlenker, liderada por Ariel El Colo Luna y Pablo Cucaracha Girón, principales sospechosos del crimen de Acro, siguieron el mismo camino. Hubo acusaciones, un video en el que Luna se proclamaba autor de los disparos contra Acro y que ahora, tras ser extraditado desde Italia, desmintió. Por estas horas, el Colo –dijo que hizo el video porque le prometieron dinero– seguirá declarando ante el juez Rodríguez.

El liderazgo actual es de Martín de Ezeiza y Joe. Los dos respondían antes a Rousseau, que está libre, pero no tiene espacio porque perdió poder. Hoy esta barra aparece más tranquila y no hay internas. Al menos por ahora, claro.

Fuente: Clarín
04
Nov
08

Careo el jueves

Ya pasaron casi 12 años. Y cuando parecía que la Justicia iba a dejar en el olvido el crimen del hincha de Independiente, Cristian Rossoulis, la acción de la familia y del abogado Juan Manuel Lugones logró reavivar el caso. También ayudó la interna que atravesó desde el 2007 a Los Borrachos del Tablón. Porque abrió fisuras y desde distintos sectores de la barra acusaron a sus rivales de haber estado en la primera línea de fuego aquel 22/12/96, cuando al término de un partido entre el Rojo y el Millonario en Avellaneda, Cristian fue asesinado por la barra de River.

cuca2madre
En los Tribunales de Lomas de Zamora fueron desfilando Luis Pereyra, que conducía a Los Borrachos por entonces, Charly de Angelis, Adrián Rousseau y Alan Schlenker. Los cuatro se sacaron el tema de encima, sabiendo que no había pruebas contundentes para incriminarlos. Hasta que apareció Pablo Girón. Cuca declaró hace dos meses ante la jueza Sara González y fue terminante: “Schlenker y Rousseau deben saber quién lo mató porque fueron al frente ese día. Es más, yo lo vi a Adrián con un destornillador en la mano en medio de los incidentes”. Vale recordar que Rousoulis murió a consecuencia de dos puntazos de arma blanca en la espalda.

“Alan y Adrián, negaron ser de la barra y haber ido ese día a la cancha. Pero Girón dijo todo lo contrario y pidió el careo con ambos, que se hará el jueves. Además, confirmó la relación que la barra tuvo y tiene con la dirigencia del club. Ahora se sabrá la verdad”, le dijo Juan Manuel Lugones, abogado de la familia Rousoulis. Eso sí, no habrá un cruce entre Alan y Adrián sino que los careos serán entre Cuca y el resto, de uno a la vez.

El próximo jueves ante el Juzgado Criminal y Correccional N° 11 del Departamento Judicial de Lomas de Zamora, en el marco de la causa que investiga el asesinato de Christian Rousoulis, tendrá lugar el careo entre los barras Alan Schenkler, Adrián Rousseau, Pablo “Cucaracha” Giron, Luis “Luisito” Pereyra y Carlos “Charlie” De Angelis.

Son muchas las contradicciones entre los barras que desfilaron ante el Juzgado como testigos. El último testigo, Pablo Giron, rompió el pacto de silencio e involucró a la primera línea de la barra que avanzaba cuando fue asesinado el joven Rousoulis de dos puntazos. Aún no se comprobó el arma que asesinó a la víctima, pero Girón dijo ver a Rousseau con un destornillador en la mano.

El orden de los careos será:
A las 9:00, Rousseau-De Angelis. A las 10:00, Rousseau-Giron. A las 11:00, Pereyra-Giron. A las 12:00, Schenkler-Giron. A las 13:00, Schenkler-De Angelis.

Alan Schenkler y Pablo Girón se encuentran detenidos en el Penal de Marcos Paz, imputados en el asesinato del barra Gonzalo Acro.

Fuente: Olé, Infobae.com



Pasaron por el blog desde el 23/8/07:

  • 4,312,096 visitas únicas
octubre 2017
L M X J V S D
« Jul    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031