Archive for the 'La Batalla de los Quinchos' Category

13
Sep
13

Acá no pasó nada: prescribió la causa por “La batalla de los quinchos”

schlenkerLa Corte Suprema rechazó la última apelación contra el fallo que declaró prescripto por el paso del tiempo el enfrentamiento entre grupos antagónicos de la barra brava de River conocido como “La batalla de los quinchos”. Ese episodio, que ocurrió en febrero de 2007, fue el primero de la escalada de violencia que terminó poco después con el asesinato de Gonzalo Acro, referente del grupo liderado por Adrián Rousseau, enemistado con el sector que encabezaban los hermanos Alan y William Schlenker.

El 11 de febrero del 2007, en el contexto de un partido entre River Plate y Lanús en el estadio Monumental, los grupos antagónicos protagonizaron una batalla campalen la zona de quinchos del club, con balazos y heridos. Si bien los integrantes de la barra -de ambos sectores- fueron llamados a indatagoria tres meses después de los hechos, la causa fue elevada a juicio oral en 2009 pero por delitos menores tales como “lesiones leves en riña agravadas por haberse cometido en un espectáculo deportivo”.

Los abogados de ambas facciones plantearon entonces que por el paso del tiempo, la causa debía ser declarada prescripta, y habían obtenido fallos favorables en todas las instancias anteriores, hasta que el fiscal general ante la Cámara de Casación Javier De Luca decidió sostener la apelación ante la Corte Suprema.

En uno de sus últimos acuerdos, el máximo tribunal, con las firmas de los jueces Ricardo Lorenzetti, Enrique Petracchi, Juan Carlos Maqueda y Carmen Argibay, consideró “inadmisible” el planteo del fiscal y con ello dejó firme la declaración de “prescripción” de la causa. El fallo no afecta en nada a la situación de los hermanos Schlenker, quienes están condenados en primera instancia a prisión perpetua por otra causa, el crimen de Acro, pero permanecen en libertad a la espera del juicio oral.

 

fuente: toda pasion
19
Ago
10

El principio de todos los males

En este sector Los Borrachos se agarraron a los tiros.

En este sector Los Borrachos se agarraron a los tiros.

El domingo 11 de febrero del 2007 fue uno de los días más nefastos de la historia riverplatense. Y no por el resultado del partido contra Lanús, de hecho le ganó 1 a 0, sino por lo que ocurrió horas antes de que rodara la pelota. En el corazón del club, ahí adonde se reúnen las familias millonarias para disfrutar de un asado en un domingo de sol, explotó la interna de Los Borrachos del Tablón, la Batalla de los Quinchos, apenas una esquirla de todo lo que vendría de ahí en adelante…

Fue en la previa al debut del equipo de Passarella en el Clausura cuando lo que hasta entonces era un grupo se partió en dos. De un lado quedaron Alan Schlenker, su hermano William y los de Palermo. Del otro, Adrián Rousseau, Gonzalo Acro y el resto de los barras que eran empleados del club. Aquella tarde lo que comenzó como una discusión terminó a los tiros en los quinchos externos, rodeados de socios y chicos que disfrutaban de la pileta. Después vendría otra batalla en el playón, a la salida de los hinchas tras un clásico con Independiente, el asesinato de Acro y una seguidilla de internas que, entre otras cosas, llevó a River a tener que jugar de local en Vélez (donde también hubo lío) o a no poder habilitar la popular local en Núñez.

La gente de River en el Monumental.

Hay una buena noticia para los socios: a pesar de las amenazas de guerra interna que hay en el seno de los Borrachos del Tablón, desde el club anunciaron que no cerrarán las instalaciones el domingo, pero con la salvedad de que los socios deberán ingresar por la calle Saenz Valiente para evitar cruzarse con los que ingresarán al estadio.
fuente: olé
16
Mar
10

Chau quinchos chau

Ya está, se acabó.

La batalla de los quinchos no existió para la Justicia. Los tiros y los heridos en lo que fue el primer hecho en la interna de Los Borrachos del Tablón se van al arcón de los recuerdos: la Cámara de Apelaciones confirmó la primicia de Olé sobre el fallo de primera instancia del juez Cilleruello, por el cual declaró prescripta la acción penal sobre los imputados Adrián Rousseau, Alexis Neurona Decoste y Christian Ghisletti. Y no se pronunció sobre los hermanos Schlenker solamente porque éstos no pidieron en tiempo el beneficio. En cuanto lo hagan, deberían correr la misma suerte.

La historia es simple: el 11/2/07 ocurrió la batalla y el 16/5/07 los barras fueron indagados y procesados por lesiones leves en riña. Para delitos como éste, con penas menores a los tres años, si la causa no va a juicio 24 meses después del llamado a indagatoria, queda prescripta. El Código también marca que la prescripción se interrumpe si el acusado comete un nuevo delito. A Rousseau se le abrieron, luego de lo de los quinchos, tres causas más: batalla del playón (6/5/07), enfrentamiento en la avenida Lugones (13/8/07) y asociación ilícita (9/9/07). En la primera está procesado por lesiones graves; en la segunda, requerido a juicio por daños y resistencia; y en la tercera, sólo imputado. Pero al no tener sentencia, el juez y la Cámara consideraron que no hay delito y por eso no interrumpieron la prescripción. ¿Qué pasa con los quinchos si Adrián mañana es encontrado culpable por lo del playón, por caso? Nada, ya fue sobreseído y nadie puede ser juzgado dos veces por el mismo delito. Lo mismo se aplicaría para los Schlenker.

El fallo, que se ajusta a derecho, nada dice de las maniobras dilatorias de las defensas y de cómo una causa con procesamientos firmes desde el 21/12/07, haya estado un año y medio parada con chicanas hasta que se cumpliera el plazo de prescripción. Por entonces, el juez de la misma era Luis Rodríguez. Si fue un descuido o una simple cadena de casualidades, ya no importa a esta altura. Lo único que queda es que un caso emblemático y con innumerables pruebas, termina sin culpables. Como para que la lucha contra la violencia sea considerada, una vez más, una tarea inútil.

Fuente: Olé
22
Ene
10

Zafando, siguen zafando

Hubo tiros, pero no pasó nada. Hubo heridos de bala y arma blanca, y socios encerrados en el vestuario temiendo por su vida, pero no pasó nada. Hubo, en pleno club, un domingo en la previa de un partido, una gresca que dejó al desnudo todas las complicidades entre los barras, la dirigencia, los políticos y la Policía. ¿Pero sabe qué? No pasó ni pasará nada. En medio de la feria judicial, el juez Alejandro Cilleruelo sobreseyó a Adrián Rousseau, Alexis Neurona Decoste y Christian Ghisletti por la gresca de los quinchos, el enfrentamiento de Los Borrachos del Tablón del 11/2/07, primer choque de una guerra que después se cobraría la vida de Gonzalo Acro. El juez entendió que la causa estaba prescripta porque pasaron más de dos años sin que fuera elevada a juicio, aunque en su fallo nada dice de las maniobras dilatorias que la defensa llevó adelante y que la Justicia, de una u otra manera, convalidó. Así, si un caso emblemático con procesamientos confirmados por Cámara e innumerables pruebas, termina sin culpables, la lucha contra la violencia está perdida.

La historia es simple: el 11/2/07 ocurrió la batalla y el 16/5/07 los barras fueron indagados y al tiempo procesados por lesiones leves en riña. Según el Código Procesal, para delitos como éste, con penas menores a los tres años, si la causa no va a juicio 24 meses tras el llamado a indagatoria, queda prescripta. El Código también marca que la prescripción se interrumpe si el acusado comete un nuevo delito. A Rousseau se le abrieron, tras quinchos, tres causas más: batalla del playón (6/5/07), enfrentamiento en la Lugones (13/8/07) y asociación ilícita (9/9/07). En la primera está procesado por lesiones graves, en la segunda requerido a juicio por daños y resistencia y en la tercera sólo imputado. Pero al no tener sentencia, el juez considera que no hay delito y por eso no interrumpen la prescripción. ¿Qué pasa en quinchos si Adrián mañana es encontrado culpable en playón, por caso? Nada, ya fue sobreseído y nadie puede ser juzgado dos veces por el mismo delito.

El fiscal Campagnoli tiene ahora hasta el 3/2/10 para apelar la decisión de Cilleruello. Más allá de esto, sorprende que una causa con procesamientos firmes desde el 21/12/07, haya estado un año y medio parada con chicanas hasta que se cumpliera el plazo de prescripción. Por entonces, el juez de la misma era Luis Rodríguez. Si fue un descuido o una cadena de casualidades, ya no importa.

La decisión de Cilleruello trae otra sorpresa más. No alcanza por ahora a los hermanos Schlenker, también procesados por lesiones leves y esperando juicio por el crimen de Acro. Pero como en éste tampoco tienen sentencia, deberían correr la misma suerte que Rousseau y compañía. Eso pedirá su abogado en las próximas horas. Para que quinchos sea ya completo, un hecho que, para la Justicia, jamás existió.

Fuente: Olé
19
Ago
09

Dirigentes y barrabravas, en la mira

dirigentesbarrasLa Justicia ordenó que se vuelva a investigar a un grupo de más de veinte dirigentes de River acusados de integrar una supuesta asociación ilícita que funcionaba dentro del club. Según consta en el fallo al que tuvo acceso LA NACION, la Sala IV de la Cámara del Crimen revocó el sobreseimiento de los integrantes de la comisión directiva que, en primera instancia, habían sido imputados por el fiscal José María Campagnoli por supuesta administración fraudulenta. Empero, la última acusación surgió a partir de una serie de irregularidades encontradas con el pase de Maximiliano López a Barcelona, de España.

La resolución firmada por los jueces Alberto Seijas, Carlos Alberto González y Julio Marcelo Lucini también ordenó que se vuelva a investigar a los supuestos integrantes de la barrabrava de River, que formarían parte de la asociación ilícita junto con los dirigentes. Los magistrados aceptaron el pedido de revocatoria presentado por el fiscal Fabián Celiz, quien sostuvo el recurso de Campagnoli contra la resolución del juez de Instrucción Luis Rodríguez. En primera instancia, el magistrado sobreseyó a los dirigentes y a los barrabravas.

Según informaron fuentes judiciales, la investigación comenzó en febrero de 2007, después de la denominada Batalla de los Quinchos, donde se enfrentaron dos grupos antagónicos de Los Borrachos del Tablón -como se denomina a la barrabrava de River- liderados por Adrián Rousseau y los hermanos Alan y William Schlenker, respectivamente. Aquel combate se desencadenó por un remanente de 70.000 pesos del viaje de los violentos al Mundial de Alemania, en 2006. Uno de los encargados de manejar el dinero era Gonzalo Martín Acro, quien fue asesinado en agosto de 2007, luego de que eligió apoyar a Rousseau en la feroz pelea con los hermanos Schlenker por el liderazgo de la barra.

Luego del allanamiento a la casa de Acro, por la Batalla de los Quinchos, llamó la atención a los investigadores el hallazgo de tres credenciales de River a nombre del mismo, dos talonarios de rifas con la inscripción Los borrachos Alemania 2006 y varios recibos de sueldo del club a su nombre. Además, en otros operativos realizados en los domicilios de los miembros de la barra brava, los investigadores de la Dirección de Prevención de Violencia en el Fútbol de la Policía Federal encontraron agendas y teléfonos celulares. Toda la información hallada en las agendas y en los teléfonos fue cruzada y analizada por los investigadores, lo que determinó que varios de los imputados entre los miembros de la barra brava eran empleados del club. Entre los que tenían esa doble función figuraban Alexis Gordo Neurona Dacoste, Matías Goñi, Héctor Guillermo Caverna Godoy, Juan Carlos Leguizamón y Christian Ghisletti. En el caso de Goñi, integraba, con Rousseau y Alan Schlenker, la empresa Del Tablón S.R.L, que comercializaba merchandising de la hinchada de River.

Si bien los dirigentes de River fueron sobreseidos en la investigación por los incidentes ocurridos en la Batalla de los Quinchos, con la resolución dictada ayer, la Justicia ordenó que se investiguen algunas decisiones de la comisión directiva de River que habrían permitido el financiamiento de la barra brava.

Durísima derrota del mediocre, incapaz y sospechado de corrupto juez de Instrucción Luis Rodríguez, quien deberia enfrentar en breve una destitución en el Consejo de la Magistratura de la Nación: la Sala IV de la Cámara del Crimen (jueces Alberto Seijas, Carlos Alberto González y Julio Marcelo Lucini) revocó el sobreseimiento de los integrantes de la comisión directiva que, en primera instancia, habían sido imputados por el fiscal José María Campagnoli por supuesta administración fraudulenta.

La causa fue promovida por el abogado Marcelo Parrilli -en su condición de socio de River- y ya declararon, entre otros, el ex entrenador del club Ramón Ángel Díaz y el futbolista Oscar Ahumada.

La Cámara que la investigación que había derivado en el sobreseimiento de todos los directivos fue incompleta.

Al ordenarse ampliar la investigación se incluyó a los presidenciables del club de Nuñez, conocidos por el dineral invertido en campañas publicitarias, Antonio Caselli (embajador de la Orden de Malta en la Argentina) y Rodolfo D’Onofrio (presidente de la aseguradora La Caja, representando a los accionistas Werthein).

La lista completa de los investigados es la siguiente:

(por integrar la Comisión Directiva)
José María Aguilar,
Julio Macchi,
Domingo Díaz,
Mario Israel,
Hernán Córdoba,
Darío Santilli,
Héctor Grinberg,
Héctor Cavallero,
Antonio Caselli,
Hugo Slipak,
Hernán Díaz,
Jorge Carullo,
Carlos Ferreyra,
Norberto Álvarez,
Raúl Valverde,
Rodolfo Cuiña,
Jorge Francisco,
Pablo Singerman,
Diego Quintas,
José Basteiro,
Santiago Poblet Videla,
Rodolfo D’Onofrio,
Juan Lanas,
Andrés Ballota,

(por barrabravas)
Alan Schlenker,
Adrián Rousseau,
Martín Araujo,
Javier Ávila,
Gustavo Larrain,
Juan Carlos Leguizamón,
Juan Martín Vallejos,
Christian Ghisletti,
Héctor Godoy,
Matías Goñi y
Alexis Decoste.

Fuente: La Nación y Urgente24
21
Jul
09

A los juicios, juicios!!

La barra brava de River tiene varias causas en danza. En dos de ellas, el fiscal José María Campagnoli acaba de dar un paso grande para tratar de cerrarlas: pidió al juez Luis Rodríguez que eleve a juicio los casos de La batalla de los quinchos, ocurrida en el Monumental previo al debut de River frente a Lanús en el Clausura 07, y la Guerra en Liniers, que se vivió en la popular minutos antes de un partido contra Arsenal, en Vélez, por el Clausura 08.

En el primer caso, los barras apuntados son cinco, entre ellos los hermanos Alan y William Schlenker y Adrián Rousseau. Claro que esta causa está más enmarañada porque los abogados defensores recusaron al fiscal y también dijeron que la causa está prescripta. Así, el juez debe resolver estas dos cuestiones antes de aprobar, o no, el pedido del fiscal de elevarla a juicio. En el caso de la guerra de Liniers, Rodríguez le daría curso rápido y habría juicio en 2010.

Fuente: Olé
18
Jun
09

A juicio

Ya sin ruidos mediáticos, la causa por el crimen de Gonzalo Acro sigue avanzando. Ahora, el juez Rodríguez terminó la instrucción sobre Ariel Luna y lo envió a juicio oral, para ser juzgado por el Tribunal 15 junto a los hermanos Alan y William Schlenker, Pablo Girón (todos detenidos), Sergio Piñeiro y Pluto Lococo (estos dos están excarcelados). En principio se creía que esto aceleraría los tiempos, pero el Tribunal aún no comenzó los trámites suplementarios y de no hacerlo rápido, no podrá llegar a octubre, fecha de juicio que se barajó en un principio. Y si no empieza ese mes, se pasa para el 2010, porque se estima que el proceso durará 60 días y no quieren largar y tener que cortarlo en época de feria. Por otro lado, las defensas de Schlenker y Rousseau en la causa por la gresca de los quinchos, recusaron al fiscal Campagnoli por enemistad manifiesta, jugada para seguir dilatando la elevación a juicio y así esperar que prescriba. Hoy se hará la audiencia aunque todos dan por hecho que Campagnoli seguirá al frente de todas las causas de Los Borrachos del Tablón.

Fuente: Olé



Pasaron por el blog desde el 23/8/07:

  • 4,279,732 visitas únicas
mayo 2017
L M X J V S D
« Feb    
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031