Posts Tagged ‘la barra

09
Dic
08

“Las hinchadas son xenófobas, racistas y discriminadoras”

“Las hinchadas son xenófobas, racistas y discriminadoras”“Pertenecer a una hinchada es ser parte de un territorio”

En el país ya murieron más de 200 personas por incidentes vinculados con la violencia en el fútbol, “el opio moderno de los pueblos”, según el sociólogo argentino Pablo Alabarces.

“La violencia es previsible y, por lo tanto, es explicable y evitable”, sostiene Alabarces, que se ha dedicado a analizar en profundidad este complejo fenómeno.

Doctorado en filosofía en Inglaterra, secretario de posgrado de la Facultad de Ciencias Sociales de la UBA y profesor titular del seminario “Cultura popular y cultura masiva”, de esa universidad, Alabarces (de 46 años) encara el diálogo con una táctica defensiva: “Dicen que me dedico al fútbol, pero yo simplemente hago sociología”.

En su opinión, “la violencia no es un problema de barras: responde a la cultura del aguante, que tiene su propia ética”. Autor de títulos como Crónicas del aguante y Fútbol, violencia y política, y compilador de Hinchadas, pone la lupa sobre las conductas de hinchas, jugadores, políticos, empresarios y periodistas.

Después de haberse desempeñado como asesor del ex árbitro Javier Castrilli en la Subsecretaría de Seguridad en Espectáculos Futbolísticos, está convencido de que nadie quiere hacer nada para cambiar “este universo homofóbico, xenófobo y violento” en el que anida “el último bastión de resistencia masculino”.

-¿Por qué eligió el fútbol como objeto de investigación?

-Porque es un hecho sociológico fantástico. Incluye a un porcentaje elevadísimo de la población masculina y a uno cada vez mayor de la femenina. El fútbol es hoy por hoy el campo que más participantes atrae en la cultura argentina.

-¿Una cultura violenta?

-Ahí está el asunto: la violencia no es sólo una cuestión de barras bravas. El día que mataron a un hincha de Tigre, meses atrás, un periodista escribió una crónica que incorporaba testimonios de la gente del barrio. Un vecino decía: “Che, qué desastre, esto no puede pasar…”. E inmediatamente añadía: “Pero ¿viste como corrían los de Tigre?”. No se trataba de un barra brava ni de un hincha militante. Sin embargo, participaba del concepto del aguante.En ese contexto, la violencia es motivo de orgullo.

river2

-¿Qué encierra la idea de “tener aguante”?

-No significa ser un hincha militante, fanático, pasional que acompaña a su equipo, que lleva banderas o que canta hasta el agotamiento. La cultura del aguante es una metáfora. Es, fundamentalmente, una ética, una concepción moral del mundo según la cual tener aguante significa ser más macho que otro. Pero los opuestos no son hombre versus mujer, sino hombre versus no hombre. El aguante tiene que ser demostrado continuamente, con la lógica de los hinchas, en el combate. Si no hay combate no hay aguante.

-¿Qué es la “hinchada”?

-La cultura del fútbol es uno de los núcleos más machistas y homofóbicos de la cultura argentina. Las hinchadas son xenófobas, racistas, discriminadoras. Esto ocurre en un contexto en el cual la sociedad se moderniza y la mujer es cada vez más autónoma. El mundo del aguante es el último bastión de resistencia masculino. La hinchada tiene tres componentes: un núcleo muy duro, que es la barra; uno más amplio, al que llamamos la militancia, y un núcleo más periférico: los hinchas comunes. Estos últimos están lejos de ser santos, porque cantan orgullosos que su hinchada tiene más aguante. Las relaciones entre estos tres sectores son complejas. Los hinchas militantes son capaces de participar en hechos de violencia, pero no de volver eso una mercancía. La diferencia con los barrabravas es que ese aguante ellos lo venden y obtienen dinero. La barra participa de un sistema corrupto. Como todos los dirigentes deportivos, e incluso los jugadores, hacen pingües negocios con la televisión, los pases, los contratos; la barra lo que dice es: nosotros ponemos pasión, ponemos color y cuando hace falta también ponemos aguante, a cambio queremos una parte del negocio.

-¿Cuándo comienza la violencia como cultura en el fútbol?

-Mi hipótesis -que es indemostrable, pero no ha sido refutada- es que esto se produjo durante la dictadura. Porque cambió la relación de la sociedad con la violencia. Una barra funciona como una especie de grupo de tareas que ejerce una violencia ilegítima con ciertos mandantes y esos mandantes son la dirigencia deportiva y la política.

-¿Qué significado social cobró el fútbol?

-Cuando desaparecen los mecanismos tradicionales de identificación (la política, el trabajo, la educación, el sindicalismo), el fútbol es generoso y da identidad sin pedir carnet. Pertenecer a un club es ser parte de ese territorio.

-¿Son muy poderosos los intereses sobre los que se construye la cultura del fútbol?

-Eso es lo que ha explotado con la barra de River, donde hay una unidad de negocios ligada a la posesión de aguante. Otro ejemplo: en agosto de 2006, la barra de Godoy Cruz impidió que se jugara el primer partido del campeonato. ¿Por qué? Porque como habían ascendido a primera reclamaban un porcentaje mayor: tenían que ascender también de categoría económica.

-Y son muchas las manos que quieren manejar…

-Ahí aparecen dos complicidades: una, la dirigencia deportiva corrupta y la barra. La otra es la dirigencia política, que en esa transacción recibe poder.

-Usted asesoró a Javier Castrilli. ¿Cómo fue esa experiencia?

-Frustrante. Nos tenían como una especie de justificación científica. Cuando Castrilli asumió, en 2003, lo primero que me dijo fue: “Ahora vamos a hacer lo que siempre dijiste”. Pero inmediatamente ratificó la prohibición de llevar banderas a los estadios. Le dije: “Javier, esto es contradictorio. Hay que producir un shock de reconocimiento de los derechos de los hinchas”. La respuesta fue: “Primero, que me demuestren que se pueden portar bien”. Castrilli me estaba diciendo que se iba a privar a los hinchas de sus derechos hasta que demostraran que eran inocentes.

-¿Qué haría usted?

-Hay que hacer todo de golpe, en 24 horas, y después mantenerlo durante diez años. Intervenir la AFA y la mayor parte de los clubes de fútbol. Y tomar medidas para la seguridad de los estadios. Hoy en el fútbol hay más riesgos por cuestiones estructurales, porque se puede caer un estadio, que por cuestiones de las barras. Además, hay que cambiar de manera radical la percepción del hincha. Mientras se los vea como culpables y violentos no hay política posible. Un cambio de percepción debe decir: los hinchas son organismos de la sociedad civil y hay que darles poder.

-¿No es contradictorio?

-No, porque una cosa es el poder clandestino y otra el poder civil de decir, por ejemplo, que las entradas son muy caras, que los lugares son incómodos o que la policía les pega.

Fuente: La Nación
Anuncios
18
Nov
08

la barra el domingo 16 de noviembre

rojo: 0 – RIVER: 1

Más de seis mil almas acompañaron al Millonario en Avellaneda. Al compás de bombos y redoblantes, y con el colorido de siempre, la gente riverplatense alentó durante todo el partido, entonó diversos hits y se fue de la cancha de Racing con una felicidad enorme por el triunfo de River, después de una docena de partidos sin victorias.

El frío, el horario y la crisis no fueron impedimentos suficientes para que los hinchas de River vuelvan a dejar en claro que el apoyo hacia los colores y la camiseta va más allá de una racha negativa o cualquier posición en la tabla. Es que en la cancha de Racing, hubo otra función de los más de cinco mil simpatizantes que coparon la popular visitante y los plateistas que se ubicaron arriba.

barra-16-11

Más allá del ida y vuelta picante por la rivalidad con Independiente, la gente de River se dedicó a cantar a favor del equipo durante toda la tarde-noche, sin ninguna muestra de enojo generalizado por la crisis. El hit de la tarde fue “esta es la banda de River Plate”, como viene ocurriendo en las últimas presentaciones, y generó adhesión en casi todos los hinchas millonarios, aunque también tuvieron espacio importantes otras melodías.

“Y vamo’, vamo’, vamo’, vamo’ Millonario / Y vamo’, vamo’, vamo’, vamo’ a ganar / Esta es tu hinchada que te sigue siempre a todos lados, esta es tu hinchada la que nunca te va a abandonar / Yo a vos te sigo aunque vos vayas bien, yo a vos te sigo aunque vos vayas mal / Y no me importa en qué cancha juguemos, siempre vengo a alentar”, fue uno de los hits secundarios, junto a “no veo la hora, qué llegue el domingo / Dejo todo lo que tengo que hacer me voy a ver a River Plate”.

Sin embargo, hubo una canción tradicional que resumió de la mejor manera posible el amor hacia los colores: “Porque a River lo quiero lo vengo a alentar, porque a River lo quiero lo vengo a alentar / En las buenas y en las malas mucho más”. Esta vez semejante muestra de apoyo tuvo su recompensa, porque el equipo venció a Independiente, cortó la racha negativa sin triunfos y demostró que se puede revertir la historia. En las tribunas, volvió a ganar la banda de River Plate, como siempre.

17
Sep
08

La barra el miercoles 17 de septiembre

RIVER: 1  velez: 2

La barra entró apenas empezado el partido, con los bombos adelante y portando los dos trapos principales de hoy en día, La Tricolor (2) y La Blanca y Roja (1). Aparte se colgó otra que la tenían los que estaban parados sobre una de las paredes de las bocas de entrada y salida, blanca con la banda roja y un escudo de River en el medio (3). Los tirantes ya estaban dispuestos desde hacía rato para los que se subirían a los paraavalanchas y se escuchó bastante el cántico característico cuando hicieron su ingreso, cosa que hace bastante no pasaba, lo que dejaría ya sepultado aquel cortocircuito entre platea y popular después de La Batalla del Fortín.

Ahora que la interna pareciera aplacada, se nota el flujo de dinero desde la dirigencia hacia la barra, que se evidencia en tres puntos principales:

  • El ingreso de trapos y bombos
  • No hay cánticos en contra del Gordo Papudo
  • No hay cánticos pidiendo a Ortega

Sin duda en River el proselitismo está a full y lamentablemente LBDT no escapa a eso.

05
Sep
08

La quema de los trofeos de guerra

Fue un problema interno de la barra después de un partido que jugamos con platense un viernes a la noche, tuvo que ver con que Matute se habia ido con santilli y la lucha por el poder de la barra derivó en el incendio de todos los trofeos de guerra que se tenían hasta entonces.
Asi y todo algunos trapos se salvaron pero se perdieron algunos hermosos: los dos de chicago, los de flamengo, the strongest, de san lorenzo, niuls, loma negra, chacarita, platense, boca, bombos de la 12 de quique, etc.

No fue en la utileria como se cree habitualmente, era otra dependencia del club donde guardaban antes las cosas.

03
Sep
08

Los de manos grande

Hemán era grandote y tenia unas manos gigantes que si te tocaban te mataban. He-man en la boca vio como le estaban pegando un grupo de bosteros a dos pibes de river cayó y empezó a repartir tortazos, cuando los bosteros desaparecieron estos pibes no sabían como agradecerle a lo que el muchacho en cuestión tomó el reloj de uno de ellos en forma de pago,
No estuvo mucho tiempo parando en la banda, a fines de los 80 se lo dejo de ver, pasa que era reconocible por su aspecto.

Otro rubio de pelo largo que paraba con la en los 80, le decian “Chicha” o “Nena”, tenia una pancheria en la horqueta, tuvo un bardo con la banda chorra de esa época por un afano en pinamar. Un fenomeno el pibe.
Otro que tiene las manos enormes es el Viejo Walter, ya esta arruinado, pero tiene dos manoplas gigantes y un dia en Avellaneda habia 15 o 20 guachos afanandole a gente comun, y el viejo se cruzo, los encaro y dijo “por que no me roban la camiseta a mi, pendejos de mierda“…ninguno se le animo.

20
May
08

Quién gana con todo esto?

La guita en juego es mucha y nadie se quiere perder la tajada. Lo malo es que los barras funcionan como peones de la dirigencia y quedan a mitad de camino de todo, están por el negocio o por la camiseta?, son victimas y victimarios de la violencia, son usados por otros y quedan como delincuentes a la vista de todos, intentan alentar pero después los mandan a pelear, qué ganan? Derecho de admisión, persecución policial y reprobación de su propia gente.

Gonzalo alguna vez pensó que todo iba a terminar así para él?

Lo pensó Adrián? Y Alan?

Quién gana algo con todo esto?

Sin duda nadie, los barras quedan proscriptos y en la mira, los dirigentes son acusados y pierden todo apoyo desde las tribunas, el hincha común pierde la referencia y el color organizado desde la popular. Pero que quede claro que el equipo nunca va a perder el aliento de su gente, por eso desde acá pedimos a los jugadores: “Callense y jueguen! Lo suyo no es hablar, a ustedes se les paga para que jueguen y ganen. Pongan huevo y salgan campeones!”

19
May
08

En el foro

El blog nuevamente nombrado y recomendado en el foro riverplatense, a cuenta de los rumores de un nuevo enfrentamiento entre las facciones en pugna dentro de la barra, que se podía dar en cancha de racing. Cosa que no sucedió.




Pasaron por el blog desde el 23/8/07:

  • 4,312,096 visitas únicas
octubre 2017
L M X J V S D
« Jul    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031